Grupo Riobóo demanda a Ricardo Anaya por daño moral

Comparte este artículo:

Grupo Riobóo demandó por daño moral a Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición ‘Por México al Frente’, después de que en el tercer debate presidencial en Mérida, Yucatán, el presidenciable aseveró que López Obrador le dio a José María Riobóo contratos sin licitación, de manera directa, por 170 millones de pesos.

En un comunicado de prensa, Grupo Rioboó informó este martes que la denuncia fue presentada el lunes ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Durante el tercer encuentro que el Instituto Nacional Electoral (INE) organizó entre los presidenciablesAnaya declaró: “Ahora sí que como dicen en el futbol, salen los de Grupo Higa de Peña Nieto y entran los de Riobóo de López Obrador“.

Grupo Rioboó aseguró que cuenta con un expediente intachable en todos sus procesos y dijeron que contrario a lo que dice el frentista ellos “no hacen construcción alguna”, por lo que negaron haber incurrido en irregularidades en cuestiones de obra pública.

En el documento, se exhorta al panista a usar el tiempo de la veda electoral, que comienza a partir del jueves, para probar o retractarse de sus acusaciones contra el grupo.

Además, indican que cualquier reparación que obtenga por el concepto de daño moral lo destinará a la asistencia social.

Alberto Woolrich, abogado Grupo Riobóo, informó en entrevista radiofónica que ya presentaron una demanda por daño moral, que presentarán una segunda denuncia por difamación de honor y también una queja administrativa ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

“Las declaraciones del debate en Mérida afectan severamente la integridad de una persona de bien con una trayectoria impecable, como es el ingeniero Riobóo. Esto no es una cuestión de política, que quede perfectamente claro, es una situación de justicia“, indicó Woolrich este martes en entrevista con Grupo Fórmula.

Panistas acusan a AMLO de conflicto de interés

Comparte este artículo:

El diputado local del Partido Acción Nacional (PAN), Jorge Triana, aseveró que en el tema de los contratos de adjudicación directa que otorgó en su momento Andrés Manuel López Obrador a la empresa Ribóo hay conflictos de interés.

Al respecto indicó que durante la gestión de López Obrador como jefe de Gobierno de la Ciudad de México se nombró a Yazmín Esquivel, esposa del empresario José María Riobóo, como presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, lo cual demuestra conflicto de interés.

En conferencia de prensa, el legislador panista aseveró que incluso ella dilató una investigación sobre la construcción de la Supervía Poniente en la capital del país, a cargo de la empresa Rioboo.

Acompañado por Fernando Rodríguez Doval y Rubén Aguilar, voceros de la campaña presidencial de Ricardo Anaya, explicó que los contratos a los que aludió el candidato de la coalición Por México al Frente sí existen y serán subidos a la página electrónica donde se ofrecen los detalles de esta acusación.

Señalado que se trata de contratos por 171 millones de pesos que amparan obras de los segundos pisos en la Ciudad de México y que fueron otorgados por adjudicación directa por un monto de 171 millones de pesos.

Agregó que la empresa fue inhabilitada en 2006 a raíz de una revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), si bien para entonces ya se habían concluido las obras y Andrés Manuel López Obrador había solicitado licencia a la Jefatura de Gobierno.

En temas de carácter federal Fernando Rodríguez Doval indicó que hay confianza del equipo de Ricardo Anaya Cortés en obtener la victoria el 1 de julio y adelantó que el candidato realizará cierres de campaña regionales aprovechando la conclusión de las campañas de aspirantes a gobernadores.

Dijo también que hay un amplio margen de indecisos que con denuncias como las realizadas este jueves podrán tomar una determinación y se sumó a lo dicho previamente por el diputado Triana en el sentido de que el único cambio que representa López Obrador “es el cambio de contratista favorito”.

También habló sobre el incidente ocurrido la víspera donde supuestamente José Ramón López Beltrán, hijo de Andrés Manuel López Obrador, habría increpado en un aeropuerto al candidato Ricardo Anaya, y consideró que este ataque podría deberse a la frustración del hijo del candidato tabasqueño, pero no le contestaron “porque no conviene llevar la lucha política al enfrentamiento personal“.