Protestar contra AMLO

Comparte este artículo:

Manifestación de rechazo al régimen del presidente López Obrador, anteayer domingo 1º de diciembre en la Explanada de los Héroes en Monterrey. No me aventuraré en estimar el número de participantes, pero suficientes para que la voz de reclamo sea tomada en cuenta cómo expresión de una parte de la sociedad, probablemente insuficientes para que al régimen actual le haga cosquillas.

Principalmente porque no deja de ser un reclamo de los “fifís” que el presidente desprecia y desconoce. La voz se dejó oír, que es lo importante. Es una más de las manifestaciones de inconformidad con el rumbo que está imprimiendo el presidente al país. Todavía no es suficiente para hacerlo cambiar de rumbo. En particular, me parece en lo personal, que uno de los gritos de rechazo “fuera AMLO” no es el adecuado. No podemos menospreciar que el presidente fue electo democráticamente  y que su legitimidad no es tema de discusión. Creo que el foco de atención debe ser el rumbo que está imponiendo a la República.

Igual se le debe reclamar a él y a los diputados y senadores que actúan cómo levanta dedos sin aceptar que en muchas de sus decisiones de apoyo al Ejecutivo, están violando la Constitución y haciendo evidencia de un servilismo que a la larga estará afectando la estabilidad y la prosperidad del país.

La democracia implica el respeto a las mayorías. No implica la aceptación de procesos populistas que pretenden justificar decisiones arbitrarias, cómo la consulta popular para validar la cancelación del NAIM, y la que se prepara para justificar un tren maya y una refinería de Dos Bocas que no aportarán beneficios al país. Estos procesos son violatorios del orden establecido, y demuestran una imposición a la fuerza de decisiones injustificables.

Creo que las marchas anti régimen deben señalar de igual manera al presidente que a los diputados y senadores de Morena y de los partidos satélites. A medida que se acerca el nuevo proceso electoral de 2021, el foco de rechazo debe apuntar a los legisladores que deberán conformar el nuevo Congreso 2021-2024. ¿Existirá una fuerza política capaz  de encabezar este rechazo? Parece que el PRIAN está anestesiado. Si no lo está es cómplice del régimen de la cuarta transformación y entonces comparte la responsabilidad de la ruta hacía el desastre que está siguiendo el país.

Sin crecimiento económico, sin apoyo a los desarrollos tecnológicos que marcarán el lugar que ocuparán los países del mundo en el siglo XXI, y con una marcada tendencia a regresar a las condiciones de vida y sociedad del siglo XIX. Esto el sueño de AMLO, cada día que  ve en su espejo el reflejo de Benito Juárez.