#ElNidoDelGavilán: “Historias del Topo Chico parte 2: Nombres famosos”

Comparte este artículo:

En la entrega anterior, abordamos los dos motines que marcaron para siempre la historia del penal del Topo Chico. En esta, hay que recordar a los internos famosos que dieron mucho de qué hablar en prensa.

El Doctor Ballí

Uno de primeros internos famosos fue el “Doctor Ballí”, Alfredo Ballí Treviño, médico condenado en 1959 por el homicidio de su presunta pareja sentimental, Jesús Castillo, al cual destazó de tal manera que logró meterlo en una pequeña caja, que luego fue encontrada por el rumbo de La Noria.

El doctor fue el último mexicano en ser condenado a la pena de muerte, la cual fue conmutada por una condena de 20 años de prisión. Sin embargo, su fama se extendió por ser la inspiración para Thomas Harris, creador de la novela “El silencio de los inocentes” que luego protagonizó Anthony Hopkins en su versión cinematográfica.

Harris fue a Topo Chico a visitar a un psicópata norteamericano que había asesinado a tres hermanos en Monterrey. Ahí conoció a Ballí, quien, a pesar de estar condenado, actuaba como médico para los internos y estaba atendiendo al recluso extranjero.

Ballí salió libre en 1981 y murió en 2009 haciendo consultas médicas gratuitas en los últimos años de su vida.

Jorge Lankenau

Lankenau, de oficio banquero, era un hombre respetado de la clase alta empresarial de Monterrey. Era dueño de ABA Seguros, Grupo Ábaco, Banco Confía y presidente activo del Club de Futbol Monterrey. En 1997, fue detenido por el delito de fraude en perjuicio de 250 personas por un total de 170 millones de dólares. Después de acusar e involucrar sin éxito en los tribunales a expresidentes, exgobernadores, empresarios y políticos famosos, Lankenau Rocha pasó 8 años tras las rejas hasta el 25 de diciembre de 2005. Alejado de los reflectores y medios de comunicación, murió en su casa en 2012.

Miguel Nazar Haro

Un personaje oscuro de la época de la Guerra Sucia de los años 70s es Miguel Nazar Haro, represor y ex director de la Dirección Federal de Seguridad. Creador de la Brigada Blanca, un grupo paramilitar encargado de la identificación, captura, desaparición, tortura y muerte de militantes de izquierda en esos años. De febrero a abril de 2004 estuvo recluido en Topo Chico acusado de la desaparición de diversos elementos de la Liga Comunista 23 de septiembre, entre ellos Jesús Piedra Ibarra, hijo de doña Rosario Ibarra, renombrada activista y promotora de asociaciones de búsqueda de desaparecidos. Tras pasar a prisión domiciliaria, con juicios pendientes y absuelto de otros cargos murió en 2012.

Rodrigo Medina

El exgobernador acusado de malversación del erario pisó la cárcel solo por 19 horas tras salir bajo el amparo de un juez federal ante el asombro de propios y extraños, especialmente de la Fiscalía Anticorrupción del estado. La gran promesa de campaña de Jaime Rodríguez se vio cumplida por poco tiempo, sin embargo, aunque no logró su cometido, la fotografía de su ficha en Topo Chico se viralizó y es el recuerdo más reciente de Medina de la Cruz, el cual sigue alejado de medios y de la vida partidista.

Estos cuatro internos, entre otros tantos, causaron revuelo en medios y dieron a Topo Chico una proyección nacional e internacional. La prisión se cierra con sus múltiples historias, estas son apenas 4 de los miles de internos e internas que, en más de 70 años, Topo Chico tuvo dentro de sí.

Lo dicho, dicho está.