Exhiben supuesta red de acaparadores del agua

Comparte este artículo:

Esta mañana, el presidente de la República, tocó el tema de la situación respecto al agua en Chihuahua, donde recientemente se ha suscitado un fuerte problema por este líquido en la presa La Boquilla, debido al surtimiento que debe hacerse a Estados Unidos.

En este duelo de versiones por el tema, este viernes el gobierno federalmostró su postura, al señalar que todo está envuelto a los intereses de algunas personas, por lo que emitió los nombres de algunos de estos presuntos ‘acaparadores de agua:

Ricardo Mejía Berdeja, el subsecretario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, señaló directamente a la familia Urionabarrenechea, a grupos identificados como los “Nogaleros“, los “Cebolleros“, a algunos políticos y a presuntos delincuentes, como los principales personajes de una red de acaparadores de agua.

El funcionario dijo que desde el pasado mes de diciembre, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, así como sus homólogos de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, habían llegado a un acuerdo para el cumplimiento del tratado de 1944, entre México y Estados Unidos Por lo que cuestionó: “¿Qué pudo haber hecho que se cambiara la posición de Javier Corral, más allá de su congruencia o incongruencia política y personal? Pues hay todo un entramado de intereses económico y políticos que han usufructuado para su beneficio el agua, y han puesto en riesgo un tratado internacional.

Finalmente, Mejía Berdeja  dijo que los supuestos ‘acaparadores de agua en Chihuahua, no se trata de un movimiento espontáneo, porque dijo, no ha habido falta del líquido, además que la supuesta embestida contra la Guardia Nacional, es porque dicha red busca seguir sacando provecho.

Con información de UNOTV

“Habrá poderosas nuevas sanciones contra Irán”: Trump en mensaje tras ataques

Comparte este artículo:

En punto de las 11 de la mañana, hora local de Washington, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ofreció un mensaje a la nación tras los ataques recibidos por parte de Irán en las dos bases militares dentro de Irak, las cuales albergan tropas estadounidenses. En su mensaje, el “POTUS“, anunció que habrá nuevas y “poderosas” sanciones contra Irán hasta que “cambie su comportamiento” además de que aseguró que sigue “evaluando las opciones” para responder contra el ataque.

Mientras seguimos evaluando opciones, Estados Unidos inmediatamente impondrá sanciones adicionales contra el régimen iraní. Estas sanciones estarán en vigor hasta que cambie su comportamiento“, comentó.

El mensaje comenzó con la afirmación de que no hubo víctimas estadounidenses en los ataques iraníes contras bases militares que albergan tropas de Washington en Irak, a las afueras de Bagdad, por lo que Teherán parecía estar cediendo.

Ningún estadounidense sufrió daños en el ataque de anoche por parte del régimen iraní. No tuvimos víctimas“, es lo que dijo Trump en su discurso desde la Casa Blanca. “Nuestras grandes fuerzas estadounidenses están preparadas para cualquier cosa. Irán parece estar refrendándose.”

Así mismo, el presidente de Estados Unidos pidió a las potencias mundiales, como Reino Unido, Francia y Rusia, que rompan el acuerdo nuclear del 2015 con Irán para renegociar un nuevo pacto. Siendo que se refirió a que el mismo es “muy malo“.

Debemos de trabajar todos juntos hacia un acuerdo con Irán que haga el mundo un lugar más seguro y pacífico“.

Así mismo, destacó que ISIS es un enemigo natural de Irán. Que la deconstrucción de ISIS es un bien para Irán, y se debería trabajar en conjunto por este y otras prioridades. Por lo que exigió que Irán debe abandonar sus ambiciones nucleares y dejar de apoyar a grupos terroristas.

Finalmente dirigió un mensaje para Irán y sus líderes: “Queremos que tengan un  futuro, un gran futuro – uno que merezcan, uno de prosperidad en casa y armonía con las naciones del mundo. Los Estados Unidos están listos para abrazar la paz con aquellos que la buscan“.

Con información de El Universal

AMLO evita opinar sobre crisis EU-Irán

Comparte este artículo:

Esta mañana, durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador declinó este viernes dar una opinión o postura respecto al conflicto que persiste entre Estados Unidos e Irán, esto después del bombardeo donde murió el general Qasem Soleimani, jefe de  la Fuerza Quds del ejército iraní.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos confirmó ser el autor del ataque que se realzó por órdenes del presidente Trump, bajo el argumento de proteger al personal estadounidense desplegado en Iraq. El departamento aseguró que Soleimani estaba desarrollando planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidense en Iraq y en toda esa región de Medio Oriente.

Al ser cuestionado por su postura al respecto, Obrador comentó que no puede opinar sobre eso, pues, de acuerdo con el artículo 89 de la Constitución, México debe procurar defender los derechos humanos y pugnar por la autodeterminación de los pueblos.

Comentó que: “No me meto en eso, eso tiene que ver con política exterior. Ese es otro asunto“.

El presidente agregó que los principios de la política exterior establecidos en la Constitución se guían por la no intervención en asuntos de otros países, añadiendo que “Ya explique, nosotros no vamos a juzgar en estos casos porque no queremos que nadie interprete lo que corresponde a las decisiones de los mexicanos. Es un principio que siempre hemos aplicado en política exterior“.

Con información de Expansión

Tensión entre EE.UU e Irán por ataque a buques petroleros

Comparte este artículo:

El ataque a los buques petroleros Front Altair y Kokuka Courageous ha vuelto a enardecer las tensiones entre EE.UU e Irán. Durante una entrevista en “Fox & Friends,” el presidente Donald Trump acusó a Irán de haber sido el responsable de los daños a las embarcaciones y además amenazó de represalias si Teherán intentara cerrar el Estrecho de Ormuz, donde el ataque sucedió y hasta un 20% de la producción mundial de petróleo se traslada.

Por su parte,  el Ayatolá Alí Jamenei, Líder Supremo iraní, había dicho antes que no buscarían negociar con los EE.UU ya que “la honestidad y autenticidad son raras entre los [oficiales de gobierno] estadounidenses.”

Esta es sólo otra ocasión más donde miembros de estos gobiernos intercambian altercados diplomáticos agresivos. No obstante, el conflicto ha puesto a temblar tanto a aliados estadounidenses como Japón como al resto del Medio Oriente. Ayer, el Secretario de Estados Unidos Mike Pompeo afirmó, sin presentar evidencia, que “es la evaluación del gobierno estadounidense que la República Islámica de Irán es responsable por los ataques que ocurrieron en el Golfo de Omán [el 13 de julio].” En el mes de mayo, el asesor de Seguridad Nacional John Bolton acusó a Irán, sin presentar evidencia tampoco, de atacar con minas a dos buques petroleros, uno saudí y el otro emiratí, con la intención de subir los precios del crudo y así sobrellevar las sanciones económicas impuestas por Washington.

Hasta el momento, la pieza de evidencia más utilizada por oficiales norteamericanos es un video del Departamento de Defensa. En éste, se puede ver a un pequeño barco quitar un artefacto del casco del buque; según el gobierno estadounidense, este barco pertenecía a la Guardia Revolucionaria Islámica iraní y que el objeto que se removió fue una mina.

No obstante, el presidente de Kokuka Sangyo, la compañía dueña del Kokuka Corageous, incidió en que él no cree que haya sido una mina o bomba la que lastimó el casco de la embarcación. “Nuestra tripulación dijo que el navío fue atacado por un objeto volador,” dijo Yutaka Katada ante la prensa.

(Fuente: The New York Times)