Cómo detener la corrupción en México

Comparte este artículo:

Será particularmente interesante la presentación de la Dra. Irma Erendira Sandoval, futura Secretaría de la Función Pública, el próximo 11 de septiembre en el Club Industrial para que, en presencia de Tatiana Clouthier, nos explique: “Cómo detener la corrupción en México.” 

Esperamos que sus argumentos vayan más allá de los expuestos hasta ahora por su jefe, el Presidente Electo. Debe servir de lección para ella los eventos recientes relacionados a la exoneración del priista Alejandro Gutiérrez por un juez que consideró que no habían presentado elementos suficientes para justificar la acusación y el encarcelamiento preventivo del funcionario involucrado en el desvío de 250 millones de pesos en Chihuahua. 

Si el futuro gobierno no entiende que la impunidad es  y sigue siendo la principal causa de la corrupción desenfrenada de este sexenio que termina, por más autoridad moral que exhiba AMLO con su austeridad republicana, vamos y corremos hacía un abismo de mayor corrupción, encubierta ahora de una hipocresía fatal. 

La Dra. Sandoval está casada con John Ackerman, brillante portavoz de Morena y de AMLO. La suegra de la Dra. Sandoval,  Susan Rose-Ackerman es autora de un magnifico libro de referencia sobre la corrupción, “Corruption and Government, Causes, Consequences, and Reform” cuya primera edición de 1999 fue recientemente complementada en 2016 por una segunda edición con la colaboración de una profesora del Tec de Monterrey, Bonnie J.  Palifka. Las dos ediciones son referencias obligadas para quienes estudian y quieren entender la corrupción del sector público. 

Ahora, a la referencia moral de AMLO, la doctora Sandoval podrá agregar las referencias académicas de su suegra (que nos visitó en Monterrey en junio pasado), y con todo gusto le proporcionaremos nuestras evidencias sobre la correlación entre corrupción e impunidad. 

La corrupción no se combate con un discurso místico; la corrupción se combate con sanciones y con la fuerza de una disuasión efectiva. Los electores condenaron la corrupción en Nuevo León en 2015, sin efecto práctico, por la fuerza remanente de 12 años de una corrupción que dejó huellas profundas hasta la fecha. A nivel nacional en 1º de julio de este año, se repitió la condena indiscutible. 

Ahora corresponde ajustar la fuerza de la Ley a la decisión de los electores. De no darse, los electores buscarán soluciones más drásticas. Soluciones que podrían rebasar el ámbito electoral.     

AMLO merece el apoyo de todos, el cambio es para mejorar: coordinador del PVEM

Comparte este artículo:

El coordinador de los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jesús Sesma, dijo que el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador “merece no sólo el voto de confianza sino también el apoyo de todos los ciudadanos, incluidos los partidos políticos y las distintas organizaciones de la sociedad civil“.

En un comunicado, Sesma respaldó propuestas de López Obrador y Morena, como la disminución en los salarios de los altos funcionarios del gobierno, del gasto en publicidad gubernamental y la eliminación del fuero para los políticos.

“Este cambio no se trata de izquierda o de derecha, de liberales o de conservadores, sino de darle a la gente mayor seguridad, mejores oportunidades, combate a la corrupción, que les permitan vivir tranquilos y mejorar su calidad de vida”, dijo Sesma.

Otras medidas contempladas por López Obrador, como reubicar a las secretarías de Estado en el interior de la República, “tienen como objetivo llevar a la práctica una verdadera austeridad y lucha contra la corrupción en el gasto del gobierno, así como en el uso de los recursos públicos para destinarlo a cubrir las necesidades básicas de la población”, expresó el coordinador del PVEM, habitual aliado del PRI.

Después de que la mayoría de los mexicanos votó por López Obrador del 1 de julio, Sesma dijo que debe prevalecer la unidad, para solucionar los problemas del país.

“Sé que muchos le temen al cambio o simplemente les molesta, pero debemos ser positivos y ver en ese cambio una oportunidad para mejorar como personas, como familia y como sociedad”, expresó el político.

Para las elecciones presidenciales, el Partido Verde formó parte de la coalición que impulsó al candidato José Antonio Meade, junto al PRI y el Panal. Meade quedó en tercer lugar, con apenas el 16% de los votos.

El enfoque de derechos humanos en la política anticorrupción de Nuevo León

Comparte este artículo:

El Sistema Anticorrupción delineado en la Constitución Política es estructuralmente complejo: Un entramado de órganos que deben estar coordinados entre sí para prevenir, combatir y castigar la corrupción en México. De los tres modelos de instituciones anticorrupción posibles, es decir, a) el de múltiples objetivos pero con facultades para hacer cumplir la ley, b) el exclusivamente con facultades de cumplimiento de la ley y c) el que cuenta con facultades de políticas preventivas y de coordinación, en nuestro país creamos un cuarto modelo: el modelo de la muñeca rusa.

En efecto, el Sistema Anticorrupción contempla la difícil coordinación de órganos y poderes encargados de la investigación y sanción penal y administrativa, de la fiscalización y auditoría, del acceso a la información, y de la creación, implementación y evaluación de políticas públicas de prevención. En Nuevo León contamos ya con algunas de las nuevas piezas de la matruska anticorrupción: la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y la Magistratura de la Sala Especializada en Responsabilidades Administrativas Graves del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado.

En breve, tendremos en operación un muy importante órgano del Sistema: el Comité de Participación Ciudadana (CPC Nuevo León). La designación de las personas que integren el CPC Nuevo León completará la creación del Comité Coordinador del Sistema. Sin embargo, aún faltará un órgano más, me refiero a la Secretaría Ejecutiva del Sistema.

Como puede apreciarse de este breve recuento, por ahora hemos estado centrados en completar la fase estructural del sistema (integración de órganos y nombramiento de servidores públicos), sin embargo, no hemos debatido respecto a algo de vital importancia para la definición de las políticas públicas anticorrupción: Las implicaciones negativas que tiene la corrupción en el disfrute de los derechos humanos.

Este enfoque toma especial importancia en Nuevo León dado que, como mencioné anteriormente, estamos a pocos días de que se integre uno de los órganos más importantes del sistema, el CPC de Nuevo León. Desde mi perspectiva, las personas que integren este órgano, no sólo deberán abordar la política anticorrupción en nuestra entidad desde una perspectiva punitiva, sino, sobre todo, desde una de índole preventiva. Para esto deben incorporar en el núcleo de su actuación el enfoque de derechos humanos.

¿Por qué debe el CPC de Nuevo León adoptar como una de sus dimensiones de análisis este enfoque?

Primero, porque existe suficiente material doctrinal que sustenta las consecuencias negativas de la corrupción en el disfrute los derechos humanos. En efecto, la corrupción tiene las siguientes consecuencias: a) consecuencias negativas individuales, como cuando se da acceso discriminatorio a un servicio público; b) consecuencias negativas colectivas, por ejemplo, cuando se excluye a personas pobres del acceso a bienes y servicios prestados por la administración pública; y c) consecuencias negativas generales, porque la corrupción reduce los recursos disponibles para la progresiva realización de los derechos económicos, sociales y culturales.

En la primera dimensión, consecuencias negativas individuales, es de resaltarse que “en 2010, se identificaron 200 millones de actos de corrupción en el uso de servicios públicos provistos por autoridades federales, estatales, municipales, así como concesiones y servicios administrados por particulares.” Un ejemplo de la segunda dimensión, consecuencias negativas colectivas, y con una afectación al derecho a la salud de personas en situación de vulnerabilidad, es el trágico caso de niños en Veracruz a quienes se les administraba agua destilada en lugar de recibir sus quimioterapias para el cáncer que padecían. La tercera dimensión, consecuencias negativas generales, puede fácilmente apreciarse racionalizando todo lo que podría haberse hecho para el desarrollo del país de no haberse capturado fondos públicos para beneficio privado.

Segundo, porque México es signatario de la Convención Interamericana contra la Corrupción y de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Y, por ende, está obligado a adoptar medidas para prevenir, sancionar y erradicar eficaz y eficientemente la corrupción. 

Desde esta perspectiva, las consecuencias negativas de la corrupción en el disfrute de los derechos humanos y el deber de los Estados antes señalado, ha sido reconocido recientemente por la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.  En este caso, la Corte Interamericana concluyó que la debilidad institucional de los órganos de control y una norma flexible e inadecuada facilitó la formación de redes y estructuras de delincuencia y corrupción que propiciaron ilegales adopciones internacionales de niñas y niños guatemaltecos, con lo cual se violaron los derechos a la vida familiar y a la protección de la familia, derechos del niño, garantías judiciales y protección judicial de las víctimas en ese caso. Esto reafirma las consecuencias negativas que tiene la corrupción sobre el disfrute de los derechos humanos.

Sin duda, las políticas anticorrupción y la protección de los derechos humanos deben ir de la mano, tal como ha sostenido el panel de expertos que convocó el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para discutir este tema.

Sostengo que la política anticorrupción en Nuevo León debe incorporar este enfoque porque, como ha declarado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en 2013: La corrupción mata; la corrupción impide el desarrollo; la corrupción golpea primero y con más fuerza a los pobres; la corrupción fomenta la impunidad y debilita el estado de derecho.

El enfoque de derechos humanos en la política anticorrupción, por ende, debe contemplar al menos los siguientes aspectos: i) la relación entre corrupción y discriminación; ii) la vinculación entre corrupción y pobreza; iii) la inclusión de grupos vulnerables en el monitoreo de servicios y bienes que más les afectan; iv) una metodología de análisis de adquisiciones públicas centrada en los resultados y el contenido, más que en el procedimiento; v) la coordinación con las autoridades competentes para establecer la relación entre corrupción política y vulneración de derechos humanos; vi) el análisis de cómo es que la corrupción afecta tanto la calidad de los servicios como la forma en que se distribuyen, especialmente con las categorías de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad, y adaptabilidad; vi) la incorporación de la perspectiva de género. Para todo lo cual, se debe identificar el marco de las obligaciones internacionales del Estado Mexicano.

En suma, para el diseño de políticas públicas de prevención en el Sistema Anticorrupción de nuestro país y de nuestro estado es imprescindible un enfoque de derechos humanos. Los órganos del Sistema Anticorrupción en Nuevo León, en ese sentido, deben dar ejemplo al colocar en el centro de las políticas anticorrupción a las personas y el disfrute de sus derechos humanos. Solo esperemos que la complejidad de operación de la muñeca rusa no sea un obstáculo para incorporar este enfoque en la prevención, combate y sanción de la corrupción en nuestro estado.

Promete Clouthier ser intolerante ante la corrupción

Comparte este artículo:

La candidata a la alcaldía de San Pedro Garza García por el Partido Acción Nacional (PAN), Rebeca Clouthier, aseguró este lunes ante asesore inmobiliarios que ella será intolerante a los actos de corrupción.

“(Tendré) cero tolerancia a la corrupción y a la impunidad. En los 18 años de experiencia que tengo en la función pública, jamás, jamás en mi vida he dado un moche, jamás en mi vida me han dado un moche, jamás en mi vida he extorsionado a alguien.

“Soy cero tolerante (quiero) decirles que ante eso sí soy intolerante, porque no soporto que se roben lo que no es de ellos”, expresó Clouthier durante su participación.

La aspirante a la presidencia municipal de San Pedro detalló que como alcaldesa denunciaría a los funcionarios públicos que se vean involucrados en actos comprobados de corrupción.

“Tengo 30 años viviendo en la misma casa, tengo carros viejitos, no soy una persona derrochadora, por lo tanto sí me duele la corrupción.

“Yo les ofrezco que a los corruptos los voy a procesar, los voy a correr y los voy a meter a la cárcel y no me va a temblar la mano; yo sí tengo la voluntad de servirlos como se merecen”, aseguró Clouthier.

Durante su intervención de 15 minutos, programada así para cada candidato participante en el foro, Clouthier detalló a los asistentes que se transparentarán los procesos en los permisos municipales para acotar la posibilidad de actos deshonestos.

“Vamos a abrir la denuncia directa con la alcaldesa para que se denuncien los actos de corrupción, también vamos a transparentar el proceso de la expedición de licencias y vamos a hacer la mayoría de los permisos, todos lo que se puedan, en línea, precisamente para eliminar el paso de manos y de la corrupción.

“Vamos a nombrar a un ciudadano profesional como contralor municipal, no a un militante”, expresó Rebeca Clouthier.

Compartió los ejes principales de su plan de gobierno, entre ellos movilidad, seguridad y participación ciudadana.

“Voy a implementar el Cabildo abierto, un día en el que los ciudadanos puedan registrarse a través de una página y acudan personalmente a presentar sus iniciativas e inquietudes al Cabildo, y en el Cabildo en pleno los vamos a escuchar y lo que planteen se va a turnar a la comisión correspondiente y le vamos a dar trámite, nosotros sí escuchamos a los ciudadanos”, ofreció la candidata del PAN a la Alcaldía de San Pedro.