Ofrecerá Estado Mexicano disculpa por asesinato de estudiantes

Comparte este artículo:

El próximo 19 de marzo, se llevará cabo un evento de Disculpa Pública del Estado Mexicano por el homicidio de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, dos estudiantes del Tec de Monterrey que en 2010 fueron confundidos por sicarios durante un enfrentamiento entre militares y narcotraficantes.

El evento será el 19 de marzo a las 11:00 horas en el Auditorio Luis Elizondo del Tecnológico de Monterrey.

El evento es organizado por las familias de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, y será presidido por Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, en representación del Estado Mexicano.

En mayo de 2018 se presentó el documental Hasta los dientes, de Alberto Arnaut, que muestra como los estudiantes Javier Francisco Arredondo Verdugo y Jorge Antonio Mercado Alonso fueron asesinados por un operativo comandado por el general Cuauhtémoc Antúnez, quien en 2015 recibió el cargo de secretario de Seguridad Pública del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”.

La semana pasada se organizó un evento similar en el que el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, pidió disculpas a los familiares de cinco jóvenes víctimas de desaparición forzada en 2016.

Sin embargo, parece que este miércoles se dio un revés en el caso, ya que fueron absueltos 21 personas implicados en el caso.

 

Sanchez Cordero acuerda limpiar los nombres de alumnos del Tec asesinados en 2010

Comparte este artículo:

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se comprometió a limpiar los nombres de los estudiantes del Tecnológico de Monterrey, Javier Francisco Arredondo Verdugo y Jorge Antonio Mercado Alonso, asesinados el 19 de marzo del 2010 en el campus central de la institución.

Alberto Arnaut, director del documental “Hasta los Dientes”, que narra el episodio trágico ocurrido en esta ciudad, señaló que la disculpa pública será efectuada precisamente el próximo 19 de marzo, cuando se cumplan nueve años del homicidio.

El cineasta, quien era amigo personal de Javier Francisco, y ha acompañado a los padres de las víctimas en su demanda de justicia, señaló que desde el año pasada, la ex ministra de la Suprema Corte, que era parte del equipo de transición cuando era presidente electo Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a ofrecer una disculpa pública de parte del Gobierno de México y afirmar que los jóvenes masacrados eran estudiantes y no sicarios como, inicialmente, señalaron autoridades estatales y federales.

Ahora que ya es secretaria de Gobernación, Sánchez Cordero y el subsecretario Alejandro Encinas se reunieron con los padres de Jorge Antonio, Rosy y Joel, para expresarles que los directivos del Tecnológico de Monterrey aceptaron que el campus donde ocurrió la ejecución sea el escenario donde las autoridades cumplan con el acto de reparación.

En la reunión de los padres de la víctima con los funcionarios también estuvo Paulina Suárez, directora del Festival Ambulante, que ha impulsado la laureada película que fue estrenada en el presente año.

Fue en una de estas presentaciones de la cinta, a las que asistió Sánchez Cordero, donde se comprometió, como futura funcionaria federal, a limpiar los nombres de los jóvenes que fueron acribillados por elementos del Ejército, homicidio doble que derivó en un juicio que ha estado marcado por la opacidad y la impunidad.

“Ahí hicimos la solicitud formal a Olga Sánchez Cordero, diciéndole que queríamos una disculpa pública, para que se limpiaran los nombres de Jorge y Javier. Aceptaron desde el primer momento, sólo que entonces ella no era secretaria de Gobernación, por lo que nos esperamos a que tomara el cargo y  apenas ayer se volvieron a reunir y ratificó el compromiso”, señaló en entrevista telefónica el cineasta.

Lo que se espera en ese acto es que acudan representantes de los tres Poderes de la Unión, de la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y, muy probablemente, de la Secretaría de la Defensa Nacional, explicó Arnaut Estrada.

“Básicamente se espera que se diga lo que le pasó a Jorge y Javier: que su muerte fue por una ejecución extrajudicial y que se limpien sus nombres, que se diga que eran estudiantes y no sicarios, como se manejó en un principio”, manifestó.

En los próximos días, los familiares darán a conocer más detalles sobre el acto protocolario, concluyó.