Vecinos piden a Miguel Treviño consultar museos

Comparte este artículo:

Representantes de juntas vecinales en San Pedro solicitaron al Alcalde Miguel Treviño y al Cabildo realizar una consulta pública para que la ciudadanía decida si quiere o no los museos, independientemente del rumbo legal que tome el tema.

“Vamos que el tema legal se va a empantanar, porque por un lado está la defensa de Mauricio (Fernández) y por otro esta la defensa de los ciudadanos, y vemos que en largo plazo. como en Monterrey, que esto se quede sin saber”, manifestó Enrique Burguete, de Pro Montaña.

La solicitud la hicieron con el soporte de la Ley de Participación Ciudadana, que abre la opción a consulta con el apoyo de al menos cuatro regidores.

De no recibir el apoyo de los ediles, los vecinos tendrían que reunir unas 3 mil firmas para volver a llevar la petición y que sea aprobada por las dos terceras partes de los integrantes del Ayuntamiento.

“Se va a perder en los tribunales la legalidad o la ilegalidad. Aquí es mas directo que la ciudadanía diga si quiere o no un museo”, manifestó Jorge Dewey, ex presidente de la Colonia Valle de San Ángel.

Los vecinos señalaron que el Cabildo actual debe enjuiciar al Cabildo anterior.

En la solicitud presentada, los representantes vecinales Victor Martínez, Nancy Daniela Alanis, así como Sergio Leal Treviño, José Múzquiz y Javier Villarreal, de Consulta México, recordaron que durante la campaña, Treviño ofreció someter a consulta el tema. y dijeron confiar en que ya como Alcalde cumplirá su promesa.

“La principal molestia es que esta Administración municipal arranque su gestión incumpliendo sus promesas de campaña, como lo es la consulta que aquí se pide y exige.

“Debe realizarse a la brevedad posible para evitar así la continuación de estas obras dictadas por el anterior Alcalde“, expusieron.

#HojaDeRuta: “El que se va y el que llega”

Comparte este artículo:

¿Cómo pasó la administración de EPN de ser una locomotora del reformismo a tener el presidente más repudiado en la historia contemporánea del país? ¿La narrativa de la Cuarta Transformación funcionará como un vehículo inspirador durante todo el gobierno de AMLO?

En el marco de la Cuarta Semana de la Comunicación, llevada a cabo en la Facultad de la disciplina de la UANL, tuve oportunidad de moderar un diálogo sobre la comunicación política de dos gobiernos federales: el que se va, comandado por EPN; y el que está por llegar, encabezado por AMLO.

Participaron Víctor Martínez, Director de Noticieros de Multimedios; Alejandra del Toro, ex candidata a Diputada Local y consultora en comunicación, y Luis Mendoza, también consultor en comunicación y articulista.

A continuación, algunos de los puntos que destaco de la charla:

– El sexenio de EPN tuvo un inicio a todo vapor basado en la narrativa reformista, para después derrumbarse por completo. Inició con el Pacto por México como gran gesto simbólico-político, logrando destrabar dos sexenios de letargo legislativo y buscando un relato de “salvamento” del país desde la prensa internacional. Se tomó la decisión estratégica de sacar la seguridad del centro de la comunicación, después de un sexenio de “guerra” como fue el de Calderón. El encanto duró poco. Los puntos de inflexión fueron la infame “casa blanca” y la masacre de Ayotzinapa, así como la pila de casos de corrupción de gobernadores de extracción priista.

– La narrativa del reformismo no era cautivadora ni emocionante, y la reacción a las crisis fue terrible. Angélica Rivera dando la cara para explicar la “casa blanca”; la “verdad histórica” y el “ya me cansé” de Jesús Murillo Karam en el Caso Ayotzinapa, así como la falta de condena y acción contundente ante la corrupción de los gobernadores, fueron factores que consolidaron la percepción de la administración peñista como corrupta.

– EPN desperdició la mejor oportunidad de recuperación de capital político e imagen: en lugar de enfrentar a Donald Trump, le ayudó. En el marco de la campaña presidencial norteamericana en 2016, el gobierno federal mexicano tomó la aún hoy inexplicable decisión de invitar a Donald Trump al país, dándole tratamiento de Jefe de Estado. Esto fue percibido no solo como una humillación al presidente, sino a las y los mexicanos. Aunque se trató de justificar la medida una vez que triunfó el magnate norteamericano, el repudio popular al acto y la actitud fue generalizado.

– La estrategia de comunicación de EPN en la segunda mitad del sexenio fue un mea culpa que no funcionó. Dos frases ejemplifican lo anterior: la oficial, que fue “lo bueno cuenta, y cuenta mucho”; y una de las que marcó el sexenio, dicha de forma espontánea, casi un pensamiento en voz alta con los dientes apretados: “Ya sé que no aplauden”. Un gobierno que realizó, más que una petición, un ruego a la ciudadanía de no ver solamente los errores, sino reconocerle algunos aciertos. Nunca sucedió.

– AMLO capitalizó haber sido el principal vocero de la lucha contra la corrupción ante una realidad que le dio la razón. La oposición en general cobró caro los errores al peñismo. El repudio ciudadano tuvo su expresión climática en el contundente resultado del primero de julio. Habrá que agregar que uno de los pocos aciertos de EPN en el cierre del sexenio vino de una inacción: se mantuvo al margen de la elección presidencial y reconoció rápidamente el triunfo, dando lugar una transición tersa que contrastó contra los conflictos y polémicas que se vivieron en 2006 y 2012.

– La narrativa de la cuarta transformación encabezada por AMLO cobró sentido en un país molesto y deseoso de cambio. El equiparar la nueva administración federal con los principales momentos de cambio histórico en el país tiene heroísmo y emoción, pero habrá de contrastarse contra la realidad y desgaste de gobernar a partir del próximo diciembre.

También se discutieron temas como la conversión de EPN en un meme, AMLO como una máquina de generación de notas, el papel de las redes y la transformación de los medios en un contexto de desconfianza. Un gran espacio para un enorme tema.

gilberto@altiusconsultores.com

TODOS CONTRA TODOS

Comparte este artículo:

Nuevo León se está polarizando y las tensiones entre poderes se agudizan. El Poder Judicial del Estado, en abierto desafío al Poder Legislativo del Estado, logró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitiera la controversia constitucional que busca tumbar la reducción de magistrados aprobada por el Congreso local sin que los legisladores se dignen siquiera a escuchar los argumentos del Tribunal Superior de Justicia y sin que exista fundamentación y motivación para tal reducción.

Alega el Tribunal un atentado contra su autonomía y su libertad de organizarse. Frases bonitas para acusar una venganza descarada de los diputados contra el Magistrado Carlos Arenas por estar sacudiendo el Consejo de la Judicatura que sigue siendo la expresión del control de la partidocracia sobre el poder judicial. Montesquieu se está revolviendo de indignación en su tumba.

En otro abierto desafío, el poder ejecutivo está logrando que la Justicia abra investigación en contra de Víctor Martínez, ex director del Sistema de Caminos, inaugurando así el primero de una larga lista de procesos en contra de funcionarios de la administración de Rodrigo Medina.

El verano será caliente por tantas citatorias ya lanzadas más las que no faltarán de surgir en el camino. Las cuatro inhabilitaciones del fin de semana marcan una pauta esperanzadora.

El Bronco necesita contar con el apoyo de la Justicia para levantar el vuelo de su candidatura presidencial. Sin peces gordos en las redes, sin el ruido de las rejas, su candidatura no cuenta con la contundencia necesaria para llamar la atención en otros estados de la República. Supongo que ya habrá decidido jugársela contra el sistema. No habrá marcha atrás.

Algo le habrá sugerido su consejero de mercadotecnia electoral. ¿Se acordará de las cobijas?

También van los ciudadanos contra los legisladores. Hartos de las fintas del diputado Montiel para negarse a dictaminar las cuentas escandalosas de Nati (2008 en particular) y de Rodrigo (2013 en particular), luego de reunir a unos 500 ciudadanos que sacrificaron su domingo familiar para ir a protestar frente a Palacio, los líderes empresariales encabezados por CCINLAC y COPARMEX fueron a acorralar al diputado en su oficina del Congreso.

¿Saldrá un Estado más fuerte de esta rebatinga de todos contra todos? Poder judicial contra poder legislativo, poder ciudadano contra poder legislativo, poder ejecutivo contra su predecesor, poder ejecutivo contra poder legislativo? Qué lástima que erradicar la impunidad esté costando tan caro y sea tan tardado.

¿Cuánto tiempo más tardaremos en castigar los abusos y los crímenes pasados? ¿A qué horas construimos el Nuevo León de mañana, si solamente nos dedicamos a saldar cuentas de ayer? ¿Alguien piensa en el futuro? ¿O el futuro no existe mientras no ajustemos cuentas del pasado?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”