INE multa al PRI y al PAN con 39.5 mdp por irregularidades financieras

Comparte este artículo:

El Instituto Nacional Electoral (INE) multó al Partido Acción Nacional (PAN) y al Partido Revolucionario Institucional (PRI) por diversas irregularidades financieras.

La sanción para el PRI fue de 36.5 millones de pesos (mdp) tras la acreditación de que el comité directivo del PRI en Chihuahua recibió de la Secretaría de Hacienda estatal en 2015, durante el gobierno de César Duarte (hoy prófugo de la justicia por una decena de órdenes de aprehensión) más de 14.5 mdp retenidos a burócratas.

La multa es equivalente a 250% de los recursos irregulares, por lo que asciende a 36 millones 544,702 pesos.

En tanto, la autoridad electoral aprobó la multa para el PAN de 3 mdp por la aportación de una empresa mercantil a la campaña presidencial de Ricardo Anaya.

De acuerdo con una investigación de la Unidad Técnica de Fiscalización del INE, simpatizantes panistas de Huixquilucan, Estado de México, tres transferencias en efectivo, por un monto de 500,000 pesos cada una, a la cuenta concentradora del PAN y de ahí se canalizaron a la contabilidad del entonces precandidato.

Sin embargo, se encontró que estas personas físicas realizaron las transferencias justo después de que una persona moral depositó los mismos montos, es decir, en realidad era una simulación y los recursos eran de una empresa listada como ente prohibido para donar dinero a campañas electorales.

En este caso, la sanción es de 200% de los recursos irregulares, es decir, 3 mdp.

El Consejo General del INE también analiza este miércoles una multa a Morena, por irregularidades con el fideicomiso “Por los demás”, abierto por el partido para ayudar a damnificados del sismo del 19 de septiembre del año pasado.

El PRI quiere repetir lo de Edomex: hundir a Anaya, empatar a AMLO y después el fraude, dice Muñoz Ledo

Comparte este artículo:

Las irregularidades en el proceso electoral de la sucesión presidencial ya iniciaron y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) sigue al pie de la letra la fórmula que aplicó en el Estado de México, dijo el ex Diputado Constituyente Porfirio Muñoz Ledo.

El político acudió hoy en representación de un grupo de 30 académicos y organizaciones al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para solicitar una serie de medidas que permitan blindar la elección del 1 de julio, dijo Muñoz Ledo.

Muñoz Ledo, Javier Quijano, el Embajador Jorge Eduardo Navarrete, José Agustín Pinchetti y Miguel Ángel Velázquez acudieron a una reunión de 40 minutos con Janine Otálora, Magistrada Presidenta del Tribunal para entregarle un documento con una serie de medidas que permitan “garantizar el voto de forma libre, razonada y auténtica” y evitar lo sucedido en el Estado de México y en Coahuila.

Entre la medidas que solicitan investigadores como Sergio Aguayo, Lorenzo Meyer Cossío, ex consejeros electorales como Eduardo Huchim May e íconos de la izquierda mexicana como Ifigenia Martínez y Hernández está el publicar informes pormenorizados de los gastos de partidos y candidatos por parte de la Unidad de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), promover acuerdos de civilidad política entre los partidos y los candidatos, sancionar severamente las campañas negras, sin menoscabo a la libertad de expresión.

Además solicitaron instalar una plataforma digital que permita monitorear en tiempo real los gastos de campaña y que se alimente de forma permanente por datos aportados por la población, es decir un Sistema Integral de Fiscalización preciso.

El documento entregado a la Magistrada pide flexibilizar y transparentar el voto de los mexicanos en el extranjero, verificar de manera permanente a los OPLE e investigar el eventual conflicto de interés por los vínculos de José Antonio Meade Kuribreña, candidato del PRI-Verde-Panal y el titular de la Unidad Técnica de Fiscalización del INE. De comprobarse ese conflicto, destituir al titular.

Los firmantes advierten que si sus peticiones fueran desoídas acudirán ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Vivimos un momento particularmente dramático en la vida del país. Cumplir la ley se convierte en una empresa de grandes proporciones y ese es el llamado que hacemos”, finaliza.