Empresa colapsada en sismo retenía pasaporte a extranjeras para obligarlas a trabajar.

La empresa ABC Toys  (ubicada en el edificio de Bolívar 168 que colapsó en el sismo) retenía los pasaportes y documentos de identidad de sus empleadas taiwanesas para evitar que dejaran el trabajo e intentaran salir de México, relató una empleada que sobrevivió al derrumbe.

La importadora de juguetes exigía a sus empleadas cumplir con un plazo de trabajo de dos años o pagar 20 mil pesos para recuperar sus papeles y viajar a Taiwán con sus familias. Las trabajadoras tenían un horario de 09:00 a 20:00 horas de lunes a viernes y los sábados también trabajaban hasta las 15:00 horas.

“Nosotros no podemos regresar porque ellos tienen nuestros papeles, nuestro pasaporte, todo”, reveló una sobreviviente del terremoto, la joven de 23 años Jie Ting Huang, de nombre occidental Janet, a sus profesores de español en México: Paola Lazcano y Damián Meléndez, egresados de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Janet era amiga y compañera de Lai Ying Xia, que se hacía llamar Gina, una joven de 24 años que murió en el sismo. Janet y Gina se conocieron durante la universidad y llegaron incluso a compartir el mismo cuarto, “la misma cama”, dicen sus profesores de español.

Gina falleció en el derrumbe del edificio de Bolívar 168, que alojaba las instalaciones de ABC Toys Company y de otras cuatro empresas.

En la importadora de juguetes, además de Gina murieron las también taiwanesas Amy, de nombre Hsien Yu Huang, sobrina de 23 años de una de las jefas de ABC Toys: Pei Jiu Chin, de 52 años, quien también falleció en el sismo, junto con Wang Chia Yu, conocida como Carolina, según el informe de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México.

Aunque tanto Gina como Janet contaban con visa de trabajo vigente por dos años, ninguna de ellas tenía contrato ni seguridad social. Una vez que llegaron a México y comenzaron a trabajar con ABC Toys, su primer sueldo fue usado para cubrir el costo del boleto de avión con el que entraron al país.

(Con información de Animal Político)

Hombre agradece a soldado que rescató cuerpos de su esposa e hija.

El soldado Moctezuma Luis Hernández se reunió la tarde del día de ayer martes con Marco Gil, esposo y padre de las mujeres que el militar intentó salvar con vida y de las que finalmente recuperó sus cuerpos.

El encuentro fue realizado en la iglesia principal de Jojutla, donde ambos hombres intercambiaron un abrazo.

El fotógrafo y profesor de la UVM volvió a agradecer al militar por haber sacado los cuerpos de su esposa e hija.

Marco Gil llegó al encuentro acompañado por su pequeño hijo.

“Es para que las personas vean que no andamos robando cosas, nuestro trabajo es ayudar al País y para acabar con la mala imagen que tiene el Ejército“, dijo el soldado que será recordado por su calidez humana.

El pasado 22 de septiembre, Marco Gil publicó una carta en la que agradeció al militar por el intento de sacar a su esposa e hija con vida.

Gil agradece al elemento de las Fuerzas Armadas porque “sin saberlo me regalaste la oportunidad de despedirme de mi esposa e hija, gracias por que sin dudarlo arriésgate tu vida bajo los escombros y junto con los demás diste hasta el último esfuerzo para rescatarle”.

El día de ayer El Universal publicó que el 19 de septiembre, en medio de una polvareda surgió un soldado con Sara Sofía en los brazos y la gente aplaudió porque pensó que estaba viva, pero cuando fue cargada por su padre el rostro dibujó la desgracia.

Alumno cuestiona a Aurelio Nuño sobre versión de ‘Frida Sofía’

“¿Qué pasó con la historia de Frida? ¿Quién hizo todo esto? ¿La rescataron?”, preguntó Ángel Emmanuel, alumno de la secundaria al secretario de Educación Aurelio Nuño, a donde acudió a este lunes.

El joven de 13 años lanzó sus preguntas al término de la ceremonia de honores a la bandera que se realizó en la secundaria Deporte para Todos, en la delegación Miguel Hidalgo.

 Nuño narró la misma historia que divulgó el día que asistió al colegio Enrique Rébsamen cuando ya habían transcurrido casi 20 horas del derrumbe provocado por el terremoto de 7.1 grados del martes 19 de septiembre.

Respondió a Ángel Emmanuel que fueron los brigadistas quienes dieron la versión de la niña, y que esa información fue verificada por la SEP 24 horas después, cuando supieron que las alumnas de nombre Frida o Sofía estaban con sus familias o recibiendo atención médica.

“Ahí estaban los medios de comunicación que estuvieron siguiendo esto. Las versiones seguían y tenían una gran consistencia y en una emergencia la prioridad es buscar y encontrar a alguien”, dijo Nuño, sin detallar que el único medio al que se le permitió estar cerca de la zona de trabajos de rescate fue a Televisa.

Siguió su relato Nuño:

“Todo estaba alineado a esos esfuerzos. Así nos pasamos muchas horas. Alrededor de las 5:00 de la tarde nos informa el mando de la Marina que aparentemente están muy cerca de la niña y que posiblemente en una hora y media la podrían sacar.

“Para mi extrañeza me informan que no había padres. Les digo que busquen bien. No les hago el cuento largo, hicimos una misión entre Marina y personal de la SEP que fue a perifonear preguntando por familiares de alguna niña o niño desaparecido.

“Ni papás, primos, ni tías, ni nada, ante esa situación que nos parecía muy extraña, yo le pregunté a los padres si la conocían y muchos me respondieron que no recordaban bien, que era de nuevo ingreso, que acaba de entrar a primero de secundaria”, relató el titular de la SEP.

Nuño justificó que ante esas circunstancias “se tiene la esperanza de encontrar a una niña con vida, muchas emociones se mueven y los minutos y las horas pasan muy largos”.

Televisa transmitió en vivo, durante más de 24 horas, los intentos por rescatar a “Frida Sofía“. Incluso se refirió al hecho como el “caso icónico de esta nueva tragedia”.

Para el jueves 21 al lugar llegó el Almirante Ángel Enrique Sarmiento Beltrán, subsecretario de Marina, quien echó abajo la versión de la existencia de “Frida Sofía“. Dijo: “no tenemos conocimiento (de una niña con ese nombre), nunca tuvimos conocimiento de esa versión y creemos, no creemos, estamos seguros, que no fue una realidad”.

 

Eso de “Frida Sofía” fue pantomima desde el principio.- Madre de familia

Una madre de familia del Colegio Enrique Rébsamen, que quedó colapsado tras el terremoto de magnitud 7.1 del martes en el sur de la capital mexicana, deploró este jueves el caso de la inexistente niña Frida y calificó de pantomima toda la historia.

La mujer contó que su esposo, aprovechando el conocimiento que tenía de la escuela, entró al edificio colapsado la madrugada de este jueves junto con otras personas “y ya no se detectó vida”.

Recordó que a las tres de la mañana encontraron el cuerpo de una maestra, “que ya sabían que estaba ahí”, pero “querían sacar gente viva para colgarse una medalla”.

El esposo de Luz prácticamente forzó su acceso a la zona y posteriormente a la escuela y, al ser padre de familia, llegó para orientar a los rescatistas y ofrecer datos del lugar.

La afectada exigió que los elementos del Ejército se retiren de la escuela y presten su ayuda donde más se necesite, además dijo que los dueños de la escuela no han huido y son personas comprometidas con la comunidad.

Además se mostró escéptica sobre la cantidad de edificios, unos 40, que las autoridades dicen que resultaron afectados en la capital mexicana.

El sismo de magnitud 7.1 en la escala de Richter se registró a las 13.14 hora local (18.14 GMT) del martes, poco antes de que concluyera la jornada escolar.

Según el balance más reciente de víctimas, 273 personas perdieron la vida y más de 100 permanecen desaparecidas en la capital mexicana y varios estados aledaños, donde centenares de edificios se desplomaron por el movimiento telúrico.

Maerker y Loret de Mola arremeten contra la Secretaría de Marina por el falso caso de Frida Sofía.

Los conductores de Televisa, Denise Maerker y Carlos Loret de Mola, arremetieron esta tarde en contra de la Secretaría de Marina momentos después de que el subsecretario, almirante Ángel Enrique Sarmiento, confirmó que “no fue una realidad” el caso de la niña Frida Sofía que durante 12 horas continuas de transmisión los reporteros de esta empresa manejaron como un rescate inminente de los escombros del Colegio Enrique Rébsamen.

Maerker responsabilizó a las fuentes de la Semar de lo que resultó una mentira: “Es importante decir que la información que hemos dado a conocer se basó exclusivamente en fuentes oficiales identificables, en las entrevistas que realizamos con el personal gubernamental y los rescatistas que trabajan en la zona del derrumbe”.

La conductora recordó que cuando informaron que era una niña, que quizá eran tres, que “estaban a punto de rescatarla”, el dato fue “obtenido de la Marina o corroborados con fuentes de esta institución”.

Ambos conductores se dijeron “anonadados”, “sorprendidos” y “en la indignación” por las declaraciones del almirante Ángel Enrique Sarmiento, quien terminó por confirmar a TV Azteca lo que ya se daba por un hecho en las redes sociales y en otros medios de comunicación: el nombre y el caso de la niña Frida Sofía fueron inventados.

Al filo de las 15:00, el almirante Sarmiento dio el último reporte de las personas con vida, de quienes fallecieron y de quienes fueron rescatados y están en los hospitales del Colegio Enrique Rébsamen.

Visiblemente molestos, tanto Loret de Mola como Maerker exigieron que la Marina aclarara lo sucedido.

Incluso hicieron un enlace con la reportera Danielle Dithurbide, quien relató hora por hora cómo obtuvo la información, cómo llegó a las diez de la mañana el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, y le dijo que “la prioridad es rescatar a la niña”.

La reportera citó al oficial mayor de la Marina, José Luis Vergara, al mando de las labores de rescate en esa zona, como su fuente principal.

En enlace telefónico con los conductores de Televisa, Vergara, quien también se dijo “sorprendido” por la postura del subsecretario de Marina, afirmó que la información proporcionada sí fue errónea, “no fue por un afán malévolo”, pero reiteró que ellos tenían la versión de que existía una menor atrapada entre los escombros.

El nombre de Frida Sofía ya no volvió a ser mencionado en las transmisiones de Televisa que un día antes estuvieron saturadas, hasta el cansancio, con enlaces en vivo hacia la zona y repeticiones del “inminente” rescate.

Para Loret de Mola fue “lamentable” lo que sucedió y es producto de los “errores informativos” que ocurren en este tipo de situaciones de tragedia.

Solicita vocero de la Marina datos sobre niños y niñas del Colegio Rébsamen

El vocero de la Marina, José Luis Vergara, indicó que las labores continuarán en el Colegio Rébsamen hasta agotar todas las posibilidades, pero es de vital importancia, dijo, hacer contacto con los familiares de los niños presuntamente desaparecidos.

Lo anterior dado que, tras más de 20 horas de labores, ningún familiar se ha acercado a proporcionar información o reclamar algún ser querido, por lo cual es preocupante y urgente, dado que se necesita recabar información sobre vestimenta y características físicas de los niños atrapados en el desplome del Colegio.

Se confirmó la muerte de una maestra de 50 años, cuyo cuerpo fue encontrado y retirado de los escombros, se pidió la ayuda del Ministerio Público móvil que se instaló en las inmediaciones del lugar realizar los trámites para entregar el cadáver a los familiares.

Por su parte, autoridades ministeriales y de la Marina buscan a las tres familias que presuntamente tienen a sus hijos debajo de los escombros, para confirmar que los menores siguen desaparecidos.

Esta madrugada, un ligero derrumbe en uno de los puntos donde se realizaba el rescate en el colegio Enrique Rébsamen obligó a la suspensión momentánea de las labores.

Atzala el municipio en el que el sismo inunda a una familia durante un bautizo.

El sismo le quitó a las familias Torres Escamilla y Villanueva a 11 de sus integrantes cuatro eran niños.

La fuerza del sismo derribó la iglesia de Santiago ubicada en Atzala un pequeño municipio de la Mixteca Poblana de no más de 1,300 habitantes cuando bautizaban Elideth Torres. Sólo tenía dos meses de vida.

El sismo del pasado 19 de septiembre también tiró las torres de la simbólica iglesia de los Remedios en el corazón de Cholula, y derrumbó cúpulas y torre en el ex convento de Huaquechula, el segundo más antiguo de América.

El reporte oficial informa que el sismo dejó 43 muertos entre ellos 11 en Atzala, 7 en la capital poblana, y 4 en Atlixco; 105 heridos en todo el estado y más de 230 personas damnificadas, pero la cifra sigue creciendo.

Pero fuera de los canales oficiales lo que se escucha es que la ayuda no ha fluido igual para todos, en Metepec, una junta auxiliar de Atlixco la queja es que no ha llegado el apoyo de víveres.

Vía redes sociales se organizan grupos para llevar agua, comida y medicina a la Mixteca poblana a alguno de los 18 municipios en donde se registraron daños, un corredor que va de Acatlán a Atlixco, pasando por Atzala, Chiautla e Izúcar de Matamoros.

En la capital poblana el sismo dañó al menos 46 inmuebles ubicados en el Centro Histórico. Dos personas murieron al caerles encima fragmentos de cornisas o de los inmuebles del primer cuadro.

En la preparatoria Lázaro Cárdenas, ubicada en el centro de la ciudad y que forma parte de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla dos personas murieron: Ana Paola de los Santos, alumna de la institución, y Maricela Celia Miranda, trabajadora administrativa.

La Secretaría de Educación del Estado informó que no habrá clases en el sistema educativo público hasta nuevo aviso.

También se anunció que la Junta de Conciliación y Arbitraje, la Procuraduría de Defensa del Trabajo y el Tribunal de Arbitraje suspenderán actividades para revisar los posibles daños estructurales a los inmuebles que ocupan.

Las voces de aquellos que siguen en espera de sus familiares tras sismo en CDMX.

Laurencio Muñoz está desaparecido. Después del sismo de magnitud 7.1, su familia acudió a buscarlo al edificio que se derrumbó en la calle de Coquimbo, esquina Sierravista en la zona de Lindavista de la Ciudad de México.

Es el portero de ese edificio colapsado en donde siguen las labores de rescate. Su esposa, sus hijos, su cuñado están a las afueras del sitio en espera de noticias.

Los familiares han esperado noticias desde las 16:00 horas del martes, en cuanto vieron por televisión que en la zona de Lindavista un edificio se derrumbó.

A la medianoche recorrieron hospitales en busca de Laurencio, pero no hubo noticias. Protección Civil sigue moviendo escombros y la familia espera que haya una señal de Laurencio, de 47 años.

Esta familia que espera a pie de banqueta por cualquier información, reconoce que autoridades “llegaron rapidísimo” y que de inmediato empezaron las tareas de rescate.

Odín Ruiz Lobos, de 43 años, quedó atrapado en el edificio de Álvaro Obregón 286, en la Colonia Roma de la Ciudad de México.

Apenas el lunes 18 de septiembre entró a trabajar en el área de recursos humanos en una oficina que tiene su sede en ese edificio que colapsó.

Un compañero de trabajo confirmó a su esposa, Martha Hernández, que Odín estaba en la oficina en el cuarto piso cuando inició el sismo.

Personas que estaban en el segundo piso alcanzaron a salir y justo cuando llegaron a la calle, el inmueble colapsó.

Mientras anota el nombre de su esposo en la lista de desaparecidos que improvisan los voluntarios, Martha dice que se quedará en el lugar hasta tener noticias de su marido. Está sola. Sus hijos de 6, 7 y 13 años se quedaron en casa.

Desde la tarde del martes militares y cientos de voluntarios sacan escombros de este edificio colapsado.

Los trabajos de rescate no han cesado. Van al menos 25 personas rescatadas, pero no hay un registro que indique cuántas estaban dentro del inmueble cuando colapsó. Se trataba de un edifico de oficinas.

Doña Clementina Orozco dice que todo pasó en segundos. En un instante una fábrica de cuatro pisos donde trabajaban 60 personas se convirtió en una nube de polvo. Su hija, que corría a ver cómo estaba su bebé en una guardería, logró salvar su vida apenas por unos metros. Solo el polvo la alcanzó.

Clementina tiene un local de comida en contra esquina de la fábrica de ropa ubicada en la esquina de Bolívar y Chimalpopoca, en la colonia Obrera, que la tarde de ayer, 19 de septiembre, simplemente dejó de existir. Varios de los empleados que ahí trabajan eran sus clientes. De hecho algunos se salvaron porque comenzaba la hora de la comida.

Clementina dice que su angustia fue mayor porque su hija corrió a la guardería por su nieta, pero afortunadamente, cuando escuchó el estruendo y comenzó a salir el polvo, alcanzó a alejarse de la zona.

En esta zona, los rescatistas han logrado rescatar al menos a doce trabajadoras, dicen que son las que estaban más cerca de la salida.

En diversas zonas de la Ciudad de México continúa la remoción de escombros. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, informó que al menos 52 personas han sido rescatadas con vida.

En los rescates han participado militares, elementos de la Marina, Policía Federal, policías de la Ciudad de México, Protección Civil y voluntarios. Se tiene el reporte de 25 personas desaparecidas que tenían posibilidad de estar en el inmueble.

(Con información de Animal Político)

 

Continúan labores de rescate en Colegio Enrique Rébsamen

El sismo de este martes provocó el colapso de una parte de la Escuela Enrique Rebsamen, al sur de la CDMX. Se contabiliza por lo menos 21 menores y 4 adultos fallecidos, esto según datos proporcionados por autoridades federales.

Los rescatistas y Cruz Roja solicitaron la ayuda de la población con la colecta de: toallas, sábanas y cobijas, martillos y gatos hidráulicos, agua y botiquines médicos.

“Solo gasolina, agua y medicamentos”, gritaron voluntarios y autoridades de seguridad pública al resguardar el acceso a Calzada de las Brujas, donde se sigue trabajando intensamente para rescatar a los menores que quedaron atrapados tras el sismo.

Tras el apoyo constante y el aglomerado de ciudadanos colaboradores, un voluntario gritó por el altavoz que “ya no podemos permitir el acceso a más gente. Lo que necesitamos ahora es que nos ayuden con gasolina para las plantas de luz”.

Ante el embotellamiento de vehículos que prevalecía en el lugar, las motocicletas y las bicicletas se convirtieron en el transporte ideal, utilizado por quienes acudieron al lugar, para brindar su ayuda.

Las labores de rescate continúan y las cifras siguen cambiando.