Tenedores de bonos del aeropuerto rechazan propuesta de recompra

Comparte este artículo:

Un grupo de tenedores de bonos emitidos por el fideicomiso MexCAT para financiar la terminal aérea en Texcoco rechazó lo que ha sido considerado como un control de daños propuesto por el gobierno de López Obrador tras la cancelación de la obra.

El Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) –entidad mayoritariamente estatal encargada de la construcción– ofreció recomprar 1,800 millones de dólares (mdd) de los 6,000 mdd en bonos colocados en cuatro series a fin de evitar un litigio.

Los instrumentos están respaldados por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) del actual aeropuerto capitalino y la futura TUA de lo que sería la obra en Texcoco.

Los bonistas representados por Hogan Lovells, denominado Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, junto con otros tenedores, supera en la actualidad 50% del monto de capital de al menos una serie de bonos.

El grupo argumentó que no fue consultado por el emisor de los instrumentos antes de la difusión de la oferta pública de recompra y solicitud de consentimiento de MexCAT.

“El grupo la analizó (la propuesta) y alberga algunas inquietudes por las que no puede apoyar la versión actual de la propuesta”, indicó en un comunicado emitido el martes.

Respecto al nuevo aeropuerto, a los tenedores les preocupa la liberación y el retiro de garantías en caso de un incumplimiento de pago.

En relación al aeropuerto actual, les preocupa la posible reducción de la garantía derivado del uso o construcción, a corto o largo plazo, de aeropuertos alternativos o adicionales en el área de la Ciudad de México, así como posibles reducciones adicionales a la garantía respecto a la liberación de pagos restringidos en dos de las cuatro series de bonos.

“(Además) se considera que los tenedores de bonos ofertantes dan su consentimiento para las liberaciones colaterales y el pacto y el evento de cambios por defecto a pesar de que no se pueden comprar todos los bonos ofertados (e incluso si se compran los bonos ofertados, las tarifas iniciales de licitación y consentimiento se incluyen en , y no además del precio mínimo aceptable de la oferta)”, apuntó el grupo.

No obstante, los tenedores dijeron estar dispuestos al diálogo con MexCAT para abordar sus inquietudes.

El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que hay probabilidades de hacer una “decisión temprana” sobre la recompra de bonos antes de presentar el presupuesto el 15 de diciembre, aunque la oferta se abrió para los próximos 20 días hábiles.

“Hay una probabilidad que yo diría no es menor, una probabilidad importante, de que justo un día antes que presentemos el paquete podamos tener para todos los efectos prácticos cerrado el tema del bono y de relación con los bonistas”, declaró a Radio Fórmula.

Las autoridades han informado que la recompra de bonos se realizará con fondos existentes del fideicomiso y que ascienden a 120,000 millones de pesos.

La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco derivó en una caída en los precios de los bonos que financiaban el proyecto.

Pide IP a AMLO diálogo sobre NAIM

Comparte este artículo:

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), llamó a Andrés Manuel López Obrador a dialogar sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y las reformas estructurales.

Reforma publicó hoy que la cancelación del NAIM prendería focos rojos en los mercados financieros porque inversionistas nacionales y extranjeros adquirieron bonos por 6 mil millones de dólares con la promesa de que se realizaría ese proyecto teniendo como garantía la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA).

En ese sentido, el líder empresarial aseveró que suspender los contratos no sería una medida adecuada que le dé prestigio al Estado mexicano.

“Queremos discutirlo a profundidad, técnicamente, pero no desde el punto de vista de Estado de Derecho, porque ese está claro, los contratos se deben de honrar”, indicó.

Consideró que el sector empresarial y López Obrador deben de dialogar sobre el modelo de apertura comercial de México y también sobre las reformas estructurales, como la educativa y la energética, a las que se ha opuesto el candidato de Morena.

El presidente del CCE aseguró que los tres abanderados con partido político y la candidata independiente han mostrado interés del diálogo con el sector empresarial.

“Los tres partidos políticos y la candidata independiente tienen el interés del diálogo con el sector empresarial. Tenemos una agenda de encuentros en las distintas organizaciones empresariales, estaremos en la discusión porque nos interesa participar activamente”, manifestó.

Al salir de una reunión privada con embajadores de los países firmantes del TPP y con legisladores sobre el acuerdo comercial, Castañón informó que el sector empresarial mexicano está preocupado por la desventaja que tienen las industrias textil, del calzado y de confección en México frente a Malasia y Vietnam.

Aseguró que tiene que haber un acuerdo de vigilancia aduanal y de reglas de origen para que estos productos puedan estar en México, donde tanto los salarios como la vigilancia de los insumos los hacen ser no competitivos.

“Los salarios en estos dos países son 50 por ciento abajo del promedio salarial en la industria textil de México y además la triangulación de insumos chinos podría tener riesgos para la industria mexicana“.