¿Adiós al Efectivo?

Comparte este artículo:

Desde la edad antigua el surgimiento de monedas y billetes ocurrió con el fin de facilitar el intercambio de mercancías y servicios entre pobladores, con más o menos cambios en los sistemas bancarios, financieros y de política monetaria, así de ha manejado a lo largo de la historia de las distintas civilizaciones de la raza humana. Hoy en día vemos un fenómeno en países desarrollados donde se está comenzando a dejar el uso de efectivo por métodos electrónicos de pago y almacenamiento de valor, como lo es el caso de Suecia en donde varias industrias ya están comenzando a ver los estragos de esta nueva tendencia. En aquel país solamente de 2010 a 2014 la proporción de efectivos en ventas minoristas cayó del 40% al 15%, según encuestas dos tercios de los consumidores dicen que viven con menos de 10 euros en la cartera y que todo lo pagan en electrónico, inclusive los baños, las iglesias y la gente que anda pidiendo dinero tienen terminal para hacer pagos con tarjeta o con el teléfono. 

El auge del abandono del efectivo se ha intensificado con el surgimiento de los Smartphone y las aplicaciones de pago, que nos permiten realizar operaciones bancarias y pagar todo tipo de productos y servicios desde la comodidad de nuestro teléfono celular enlazado a nuestra tarjeta del banco de nuestra preferencia. Este fenómeno está ocurriendo en menor o mayor medida en países desarrollados y en desarrollo, hace 30 años con el surgimiento de las tarjetas de crédito el 36% de las compras minoristas en EUA eran hechas con efectivo y ahora ese número ha caído a 14%, en países como Bélgica y Reino Unido los pagos en efectivo no llegan ni al 8%. 

Este fenómeno trae consigo una serie de ventajas y desventajas. Por el lado positivo, de ser bien regulado, puede servir para evitar la evasión de impuestos, el lavado de dinero y detectar fuentes de enriquecimiento ilícito. También le sirve a las empresas para tener una mejor medición de sus ingresos y tipos de clientes y al gobierno para medir las tendencias de consumo real de las personas y tomar decisiones en cuanto a su política fiscal. 

Algunas desventajas son que esta digitalización trae consigo costos de operación que tienen que absorber los clientes y afecta sobre todo a los más necesitados. También se presta a problemas de privacidad con el gobierno o las empresas que pudieran hacer mal uso de la información y que inclusive traería consigo un problema más fuerte de hackers que roban y realizan fraudes con dinero electrónico a empresas e individuos que hace que la clonación de tarjetas parezca un juego de niños. Pocos son los países que regulan los métodos electrónicos de pagos y transferencias, es importante ponernos al corriente porque aunque si bien México es un país que por sus condiciones geográficas y socioeconómicas difícilmente pueda alcanzar estos niveles de penetración, de todos modos nos podemos ahorrar muchos problemas si aprendemos de las dificultades que han tenido otros en la materia. 

#ContextoFinanciero: “La Próxima Herramienta Bancaria”

Comparte este artículo:

En una era de migración digital, donde la interacción humana en empresas de servicios es cada vez menor, la tendencia en el sistema bancario es la utilización de tecnología a través de inteligencia artificial. Hoy en día las empresas Fintech, representan la nueva cara de los servicios financieros, pero más allá del uso de tecnología para intermediar financieramente, hay otra revolución en marcha en el software que utilizan los bancos para administrar su operación.

¿Qué pasaría si una máquina pudiera emitir recomendaciones de inversión con base a tu perfil y a los movimientos que suceden en el mercado en tiempo real? O bien, ¿qué tanto disminuiría el riesgo de impago con un sistema que apruebe o rechace un crédito bancario mediante un análisis preciso de ciertas variables del solicitante? Esto es posible gracias al machine learning, una rama de la inteligencia artificial que utiliza sistemas que actúan de forma autónoma y que “aprenden” a interpretar y encontrar datos sin intervención humana. También puede ser vista como algoritmos creados para identificar y predecir patrones, o bien sistemas que tengan por objeto el encontrar información sin que hayan sido específicamente programados para ello. En otras palabras, el machine learning permite que una computadora pueda tomar decisiones de negocio sin intervención humana.

La inteligencia artificial en el sistema financiero es una tendencia que si bien ya es una realidad aún tiene grandes áreas de oportunidad. En los próximos tres años, la inversión que los bancos harán en el rubro de tecnología será especialmente en soluciones de machine learning y en softwares que les permita automatizar procesos para analizar datos de forma más rápida y precisa; reducir costos; aumentar su productividad general; y obtener una visión integral de su negocio por medio de estos sistemas1.

Estas herramientas constituyen la nueva forma de tomar decisiones de negocio en una economía digitalizada, además de servir para consolidar las plataformas y procesos de IT (tecnologías de la información) de las instituciones financieras.

Después de que hace unos días se suscitó un ciberataque mundial que afectó a múltiples países y empresas, es relevante mencionar que un aspecto importante de esta revolución digital en el sistema financiero es la seguridad de sus transacciones y la privacidad de sus clientes. El reporte de tecnología bancaria de 2017 emitido por Accenture, menciona que actualmente la prioridad para los bancos en materia digital es la ciberseguridad y la privacidad de datos. El utilizar sistemas que puedan procesar las operaciones bancarias con total seguridad y libre de amenazas de ataques cibernéticos permitirá a los bancos obtener un diferenciador que se traducirá en mayor confianza por parte de sus clientes, y a la postre en la retención y creación de nuevos.

La tecnología ha sido el gran motor de crecimiento de los últimos 30 años, donde la mayoría de las industrias utilizan soluciones digitales para operar y ser más eficientes. El sistema financiero, específicamente el bancario, ha tenido que ofrecer a sus clientes servicios que mejoren la interacción de sus servicios con sus usuarios como la banca en línea o el poder hacer una transferencia desde tu celular. El futuro ahora está en la inteligencia artificial, un software superlativo que será la próxima gran herramienta de los bancos y del sistema financiero.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”