Presenta Wikipolítica, #SinVotoNoHayDinero en Nuevo León

La organización Wikipolítica presentó la mañana de este miércoles una iniciativa de reforma a la Constitución local y a la Ley Estatal Electoral, con el fin de implementar #SinVotoNoHayDinero, ley que fue aprobada en junio de este año en Jalisco y que busca reducir y regular el reparto de recursos públicos a los partidos políticos.

Los integrantes de la plataforma en el estado, se presentaron ante la Oficialía de Partes del Congreso de Nuevo León, para presentar la iniciativa de ley, misma que consideran que es muy fácil de legislar, puesto que la semana pasada fue declarada como constitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Los miembros de Wikipolítica esperan contar con el apoyo de los diputados locales, debido a que tanto los coordinadores del PRI y PAN, Marco González y Arturo Salinas, respectivamente, han expresado su apoyó a la iniciativa presentada en Jalisco. Mientras que el diputado Samuel García Sepulveda de la bancada de Movimiento Ciudadano, ya presentó con anterioridad una propuesta para reducir los recursos públicos a los partidos políticos.

Siempre no, SCJN declaraciones constitucional la reforma #SinVotoNoHayDinero

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaro hoy la reforma #SinVotoNoHayDinero como constitucional, esto después de que el ministro Jorge Pardo Rebolledo presentará un proyecto para declararla inconstitucional.

La reforma #SinVotoNoHayDinero que fue aprobada en el Congreso de Jalisco y que busca regular y reducir la cantidad de presupuesto público que se le destina a los partidos políticos, se vio bajo ataque el pasado 20 de junio, cuando el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) presento un recurso para declarar su inconstitucionalidad. Además del PVEM, el Partido Nueva Alianza y Morena, impugnaron la reforma.

Hoy el ministro Pardo Rebolledo, presento a votación un proyecto que buscaba anular la reforma de ley, con el argumento que violaba la constitución federal y la Ley Federal de Partidos.

El proyecto fue rechazado con siete votas a favor y cuatro en contra, por lo que la reforma #SinVotoNoHay dinero fue declarada como constitucional.

El diputado local de Jalisco, Pedro Kumamoto, mismo que propuesto e impulso esta reforma en ese estado, declaró lo siguiente en su cuenta de Twitter:

El ministro Arturo Zaldívar aseguró, “que los Estados gozan de la libertad de configuración para establecer el financiamiento de los partidos nacionales, siempre y cuando sea equitativo y resista un análisis de reglas objetivas y aplicables para todos los partidos”.

Advierte Pedro Kumamoto intento de anular #SinVotoNoHayDinero

El diputado independiente en Jalisco, Pedro Kumamoto, advirtió que esta semana la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), intentará anular la reforma #SinVotoNoHayDinero, con una votación.

El legislador jalisciense público en su cuenta de Twitter un reporte del periódico Reforma, donde habla sobre las intenciones del ministro Jorge Pardo, de proponer una votación con el fin de anular la reforma #SinVotoNoHayDinero, misma que propone reducir la cantidad de recursos públicos que se le asignan a los partidos políticos.

Los argumentos del ministro, serían que la reforma que fue aprobada por el Congreso de Jalisco en julio de este año, viola lo previsto por el Artículo 116 de la Constitución Federal, y el artículo 51 de la Ley General de Partidos Políticos. De igual manera, el proyecto de Pardo, argumenta que la reforma no reduce el gasto público en partidos políticos, sino al contrario, lo incrementa.

Pardo Rebolledo, fue el ministro que admitió el 20 de junio una acción de inconstitucionalidad presentada por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en contra de la ley #SinVotoNoHayDinero. El ministro busca anular la ley con una votación, misma que necesita el voto de 8 ministros de los 11 para que proceda la anulación.

Por otro lado, Kumamoto, advirtió que los partidos políticos “activaron su maquina jurídica para defender lo indefendible”.

“Si los partidos creen que esto nos rendirá, se equivocan. La Red de Alianzas #SinVotoNoHayDinero ha contemplado este escenario. No nos soltamos. Si los partidos quieren nuestro dinero, tendrán que ganarse nuestro voto. Y será así en todo el país muy pronto…”, dijo en Twitter el legislador de Jalisco.

PRI culpable del gasto récord de partidos en el 2018

Los diputados federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Agustín Basave y Guadalupe Acosta Naranjo acusaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI), de ser el culpable, de que en el 2018 los partidos políticos reciban mas de 6 mil 700 millones de pesos.

Los diputados acusaron que la bancada priista en San Lázaro reventó y bloqueo la posibilidad de aprobar el dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales conocido como #SinVotoNoHayDinero, esto en el último día del periodo ordinario en el mes de abril.

La iniciativa de #SinVotoNoHayDinero, presentada por el diputado local de Jalisco, Pedro Kumamoto, considera una nueva formula para calcular los recursos que se asignan a los partidos políticos, como también la figura del voto blanco o nulo, mismo que tiene la intención de generar más participación ciudadana en las elecciones y consecuencias para el financiamiento de los partidos.

Acosta Naranjo manifesto que fue el PRI, el que no quiso que se votara el dictamen, por lo tanto rompió el quórum. También lamento que no se hubiera dado la reforma, ya que esto hubiera representado un recorte de 3 mil millones de pesos.

Por su parte, Agustín Basave, dijo que las propuestas de Kumamoto y la suya seguían vivas, pero que los dictámenes se encontraban vetados.

“El dictamen está vetado, pero está vivo con las propuestas de Pedro Kumamoto y la mía de voto blanco, no se ha votado porque el PRI no quiere”, dijo el legislador federal.

Manuel J. Clouthier culpa a todas las partes

Por su parte el diputado federal sin partido, Manuel J. Clouthier, acuso que no fue solamente el PRI, el que evito que se votará el dictamen para reducir el presupuesto de los partidos políticos, sino también los demás partidos.

Clouthier manifestó que los partidos políticos parecían estar de acuerdo en la Comisión, pero que todo estaba planeado para que se tuviera que votar un dictamen.

“Dejaron correr los tiempos hasta que se agotó el periodo ordinario y ya se hicieron patos, la verdad es que la lucha todavía se tiene que seguir dando”, declaró el diputado federal.

Por último, Clouthier acuso a los partidos de no querer cambiar el modelo, ya que con incremento del número de empadronados, el presupuesto seguirá subiendo, por lo que recibirán cada año más fondos.

(Con información de Grupo Reforma)

Suprema Corte de Justicia de la Nación admite recurso del Verde contra #SinVotoNoHayDinero

Un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió a trámite la acción de inconstitucionalidad que presentó el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en contra de la reforma al financiamiento de partidos políticos que se aprobó en Jalisco, conocida como la ley #SinVotoNoHayDinero.

El Partido Verde Ecologista de México exige la invalidez de la fracción IV, inciso A y B del artículo 13, fracción II del artículo 37 de la Constitución Política del Estado de Jalisco.

Así como el numeral 1 del artículo 5, fracción IV artículo 15, numeral 1 fracciones III y IV, numeral 2 del artículo 19, numeral 1 del artículo 21, numeral 1 del artículo 22, numeral 3 del artículo 24, numeral 2 del artículo 89, numerales 3 y 5 del artículo 237, numeral 2 del artículo 253 del Código Electoral y de Participación Social del Estado de Jalisco, publicado el 2 de junio de 2017 en el Diario Oficial del Estado de Jalisco.

De acuerdo con el consejero del INE, Ciro Murayama, la reducción del financiamiento público para los partidos es un asunto que corresponde al Congreso de la Unión, por lo que no es factible que los Congresos locales lo modifiquen, como sucedió en Jalisco.

Murayama precisó que el financiamiento de las fuerzas políticas está establecido en la Ley General de Partidos Políticos, la cual reproduce una fórmula constitucional, por lo que los cambios en la materia no corresponden al ámbito local, sino al Congreso de la Unión.

Va Verde contra #SinVotoNoHayDinero

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) interpuso un recurso de inconstitucionalidad contra la ley conocida como #SinVotoNoHayDinero, ante la Suprema Corte de Justicia de la Federación. Los verdes aseguran que esta ley que busca reducir el financiamiento público a los partidos políticos, es inconstitucional.

La ley de #SinVotoNoHayDinero fue votada y aprobada en el Congreso Local de Jalisco, por lo cual el coordinador de diputados federales del PVEM, Jesús Sesma, considera que los diputados locales jalisquenses no tienen facultades para hacer leyes sobre financiamiento a los partidos políticos, y por lo tanto es inconstitucional.

El legislador del PVEM también acuso que los miembros del Congreso de Jalisco hicieron una ley que tiene contradicciones constitucionales, incongruencia en el cálculo de los dineros para los partidos nacionales y locales.

El PVEM es uno partido que ha generado mucha controversia a lo largo de su historia. Después de los comicios del 2015 se llamo, a través de una petición en change.org, a que se le quitará el registro.

 

Aprueba Congreso de Jalisco iniciativa #SinVotoNoHayDinero

La madrugada de este jueves, el Congreso de Jalisco aprobó la iniciativa #SinVotoNoHayDinero del diputado independiente, Pedro Kumamoto, que reducirá el financiamiento de los partidos políticos.

Con 31 votos a favor, cinco en contra -por parte de miembros del PRD y PVEM– y dos abstenciones, esta reforma fue autorizada por los diputados locales y de acuerdo a esta, cuando se presenten los años electorales los recursos correspondientes a cada partido se repartirán según los votos obtenidos que obtengan en la última elección, esto por el 65% del valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

La noticia fue dada a conocer en la cuenta de Twitter de Kumamoto, mediante un una fotografía con el proceso de votación del Congreso y la descripción ”El país que queremos es posible: #SinVotoNoHayDinero fue aprobada hoy en Jalisco #LosMurosSíCaen”.

 

Esta misma iniciativa también estipula que en año no electoral se reducirá al 20 por ciento de la UMA, esto para calcular cuánto dinero recibirán los partidos políticos. De igual forma se pactó que el 50 por ciento de las candidaturas para las presidencias municipales sean ocupadas por mujeres, además de que sus suplentes sean del mismo género.

 

#EspacioWiki: El Fin de la infancia

La semana pasada se discutió la iniciativa #SinVotoNoHayDinero en la comisión de puntos constitucionales y terminó por ser condenada a la congeladora por el cinismo del PAN, PRI, Verde y Nueva Alianza.

Sin embargo, que hayan terminado por simplemente no aparecer en la sesión es un acto de congruencia. Le han dado la espalda a la ciudadanía en todos los sentidos y en todos los foros. Se importan ellos y sus intereses y el ciudadano es menos que una cifra, es parte de una masa que se negocia y se traduce en votos.




Frente a ese sistema que borra nuestras narrativas y nos reduce a bípedos que votan, surgieron voces que eligieron defender ese sistema. Hubo quien señaló que la iniciativa de #SinVotoNoHayDinero debilitaría la democracia porque “estaría contraponiendo el ahorro a la consolidación democrática”.

Esta falsa dicotomía es un claro ejemplo de cómo los encargados de orientar un debate constructivo en torno a los dilemas de nuestra democracia, terminan por crear argumentos falaces en aras de hacerse los “listillos”.

La iniciativa no planteaba “votar y garantizarle un ingreso a los partidos, o no votar y ahorrar” como señalaron Greta Ríos y Aline Zunzunegui en Letras Libres; por el contrario, buscaba generar mecanismos para que el ciudadano pudiera fungir como un verdadero actor de incidencia en el sistema de partidos.

Promover la participación por la participación es un despropósito: ¿de qué servirá aumentar el número de sufragios si se da por un aumento de acarreados?, ¿qué sentido tiene seguir protegiendo en aras de “fortalecer la democracia” un sistema claramente desigual si en el entretiempo más y más ciudadanos se convencen de que su voto no cambia nada?

Woldenberg externa que le atemoriza que el abstencionismo pueda usarse como mecanismo de revanchismo político.

“Puede convertirse en un bumerang que desate la más que sencilla y tonta retórica antipolítica: aquella que llamará a no votar, proclamando que con ello, esas figuras “horribles” que son los partidos, recibirán menos dinero.” escribió el exconsejero del IFE para grupo Reforma.




Como si no fuera un hecho tonto y antipolítico seguir solapando un sistema que falla, porque es controlado por partidos sin ideología y sin más programa que el que le dictan los cerrados grupos de poder que los controlan. El riesgo para la democracia hoy por hoy no es que la gente votara teniendo como misión castigar a los partidos, el riesgo real es que la gente deje igual de acudir a las urnas porque no ven ningún sentido en hacerlo.

“¿Qué sigue para #SinVotoNoHayDinero? Muy fácil: Unir causas, caminar al lado de otra persona y ahora, más que nunca, no dejar de construir codo con codo. Sigue ganar el futuro.” escribió Pedro Kumamoto, principal promotor de la iniciativa.

En efecto, sigue ganar el futuro y eso nos obliga a subir el nivel de la discusión. Requiere asumir que proteger lo construido no es necesariamente un acto responsable y que no es verdad que más vale malo conocido que bueno por conocer. Exige pensar en la ciudadanía como una suma de personas que en sus historias son capaces de verse en los otros y actuar en consecuencia.

Urge a abandonar la soberbia y ver a la ciudadanía como lo que es y no como una masa que actúa basada en berrinches esporádicos.

Vendrán más discusiones con el tiempo y seguirán habiendo analistas “listillos” y políticos cínicos que perviertan sus argumentos.

La experiencia de la semana pasada nos debe llevar a todos a repensar el activismo, a abrir espacios de diálogo que eleven el debate y que muestren que como ciudadanos hemos asumido el fin de la infancia y que, aunque le cueste trabajo creerlo al círculo rojo, sabemos qué queremos para el futuro y estamos dispuestos a conseguirlo.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

#EspacioWiki: Volver a creer

La crisis política global que se manifestó en 2016 y que continúa causando estragos ha devuelto las palabras a la arena política. Las estadísticas y demás “datos duros” se muestran incapaces de frenar los discursos incendiarios que la mayor parte de los analistas ha catalogado llanamente como populistas.

Esta clasificación ramplona es peligrosa porque erradica del campo político la labor de construir esperanza. Ignora que el que quizá el incentivo más importante para trabajar por lo público y organizarse es la existencia de un sueño compartido.




No es que se defienda el populismo, tragarse historias de buenos contra malos cercenan a la sociedad y la inmovilizan porque terminan por atacar un principio democrático esencial: la pluralidad. El reto entonces bajo el desencanto imperante es, en primera instancia, volver a alertar a la sociedad para que se vuelque a participar, pero hacerlo no movida por la venganza o el revanchismo, sino por la convicción de que es necesario ver hacia el futuro.

La entrada de las candidaturas independientes trajo consigo una posibilidad de futuro, pero su integración a la ecuación electoral vino acompañado de un discurso al que hay que aproximarse con cautela y es el de partidos vs pueblo.

El problema con esta simplificación del momento que estamos viviendo en nuestra democracia es que pareciera que con sacar a los partidos de la jugada se resuelven todos los problemas públicos, se erradica la corrupción, se vuelve a creer en la política. Es en ese sentido que lo que representó la victoria de Kumamoto en Jalisco, y lo que sigue representando Wikipolítica, es más valioso: es una invitación a la unidad en tiempos de rabia.

El malestar en la democracia es sistémico y resolverlo exige que los ciudadanos rompamos el muro divisorio que tanto políticos y ciudadanos hemos construido entre nosotros. Los primeros para proteger sus intereses personales, los segundos por asco y desilusión hacia las acciones de los primeros.

Por eso es importante ver con detenimiento la campaña de Kumamoto y el discurso que han erigido los nodos de Wikipolítica en la promoción de #SinVotoNoHayDinero.

No se buscó quitarle el poder a los políticos, sino devolver espacios a la ciudadanía que siempre debieron ser de ellos; no se pretende a través de la propuesta de ley castigar a los partidos políticos quitándoles dinero, sino brindar mecanismos para que la desilusión pueda canalizarse a través de la democracia para así volverla más efectiva, más cercana a las personas y más alejadas de los vicios que hoy la lastiman.

Volver a pensar la política desde las personas tiene que ver forzosamente con atrevernos a reconocernos como ciudadanía y organizarnos para crear las nuevas instituciones con las que reemplazaremos las que hoy se encuentran podridas y endebles.

El colapso de un modelo de gobernanza que se basa en los unos–que sólo pagan impuestos– y los otros –que los gastan como se les viene en gana– está agotado. Llegó el momento de hacer una política del “nosotros”, de ofrecer una visión de lo público en la que quepamos todos y, más aún, nadie se quede sin participar.

Nuevamente estamos encarrilándonos frente a unas elecciones presidenciales y la particularidad histórica de éstas no puede limitarse a la aparición de un posible candidato independiente. El reto es más grande y el llamado histórico es más fuerte: debemos recuperar la esperanza y tomarla con nuestras manos, debemos atrevernos a pensar la política como algo que nos pertenece a todos y que por lo mismo no puede seguir siendo responsabilidad de “alguien”, sino de todos y cada uno de nosotros.




Sólo en la suma de esfuerzos, sólo desde lo cotidiano, sólo pensando que el verdadero poder radica en las personas y en su capacidad para encontrarse y actuar en consecuencia hallaremos una salida. Únicamente unidos y sin soltarnos de un sueño común seremos capaces de volver a creer en el futuro.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Espacio Wiki: “Devolver los Partidos a las Personas”

Max Weber decía que “la dirección de un Estado o de un Partido debe ser por personas que, en el sentido económico, viven para la política y no de la política”. Para Weber, los partidos políticos existirían solamente cuando una comunidad ha alcanzado un nivel organizativo o de socialización de alta complejidad. Dada esta condición, se origina un sistema que mantiene el orden social y permite a los partidos tener influencia en el mismo, participando en su conducción.

En México, los partidos políticos tienen su origen en los grupos masónicos que se disputaron el poder político desde los primeros años de vida independiente, hasta la época de la Reforma, en la que empiezan a tomar forma como clubes de debate.  Es con la expedición de la Ley Electoral de 1918 que se empiezan a tomar la forma que conocemos actualmente, hasta que en 1929 nace el Partido Nacional Revolucionario.

Durante los 88 años de existencia que tiene el actual sistema mexicano de partidos, hemos visto cómo la fuerza del ideal se ha ido comprometiendo cada vez más por la presencia de intereses de carácter privado, en su mayoría económicos, desplazando así a la búsqueda del mayor bien para todas y todos.

Fue la reforma político-electoral del año 1996, de cara a las elecciones federales del año siguiente, la que otorgó el financiamiento a los partidos bajo el esquema que actualmente nos rige. Es decir que desde hace veinte años, cada mexicana o mexicano con credencial de elector vigente, otorga a los partidos políticos la cantidad de $47.50 pesos por el simple hecho de aparecer en el padrón electoral, sin importar si acude a votar o no; sumando un monto total de 4 mil millones de pesos que son destinados al financiamiento de sus actividades.

Ante la severa crisis que vive nuestro país, derivada de diversos factores internos y externos en los terrenos de lo político, económico y social; y frente una clase política incapaz de poner un freno a sus excesos y que prefiere revirarnos un “¿Y Ustedes qué hubieran hecho?”, en Wikipolítica hemos decidido cambiar resignación por esperanza.

Pedro Kumamoto, diputado independiente en el Congreso de Jalisco, y miembro de esta red nacional llamada Wikipolítica, es quien ha llevado ante el Congreso de la Unión la iniciativa denominada #SinVotoNoHayDinero, la cual busca cambiar la fórmula con la que se calcula el dinero que se le otorga a los partidos políticos; pues actualmente se calcula con base al número de credenciales para votar existentes y no con el número de personas que votaron válidamente en las últimas elecciones, como sí sucede en varios países.

Lo que nosotras y nosotros planteamos, en voz de Kumamoto, es que ese monto se calcule con base en los votos emitidos válidamente en la elección, lo cual representa un ahorro de más de 2 mil 200 millones de pesos (tomando en cuenta la votación emitida en el año 2015).

Esto es importante, porque los partidos políticos hoy en día ni nos representan ni nos rinden cuentas. Necesitamos devolverles los partidos a las personas y reconstruir el vínculo entre partidos y ciudadanía. #SinVotoNoHayDinero permite a las personas evaluar el desempeño de los partidos y determinar su financiamiento a través del voto en un mecanismo de participación ciudadana directa, más allá de las elecciones como tal. Esto significaría que los partidos deben mejorar, pues el voto duro no basta para que sigan sosteniendo el financiamiento que poseen hoy en día.

Eliminar por completo el financiamiento público dejaría a la política y a la democracia en manos de sólo unas cuantas personas, provocando que los puestos públicos se llenen de Trumps, Macris o Piñeras que puedan comprar cada cargo público.

Aunque hoy el financiamiento público de los partidos político es exagerado y no responde a ninguna rendición de cuentas para la población, ni se maneja con transparencia ni equivale a la representatividad que tienen los partidos; sería muy riesgoso dejar nuestra democracia sin subsidio y en manos del capital.

Los partidos son un gran negocio que en épocas electorales buscan el voto suficiente para que sus candidatos sean elegidos. Es urgente cambiar esto y convertir a los partidos en herramientas de participación ciudadana, de fortalecimiento de la democracia y en espacios públicos y políticos para que las personas sean representadas.

El abstencionismo siempre será el argumento de quienes no apoyen nuestra iniciativa. El miedo al voto nulo o a la no participación electoral es un riesgo que deben de dejar de asumir las y los ciudadanos y que debe preocupar a los partidos.

Hoy por hoy, los partidos no hacen nada para que la gente no abstenga su voto porque ellos recibirán exactamente el mismo dinero votemos por quien votemos. Con #SinVotoNoHayDinero si no se esfuerzan y mejoran, los partidos sólo recibirán el dinero del 40% de las personas, es decir que el abstencionismo y el voto nulo les pegaría directamente en los bolsillos lo que significa que esta iniciativa es un incentivo para que los partidos se ganen los votos de la ciudadanía.

Llegó la hora de estar unidos y no soltarse. #SinVotoNoHayDinero será una realidad en la medida que nos movilicemos y demostremos al Congreso de la Unión que estamos juntos y que tenemos muy claro lo que queremos: si ellos buscan nuestro dinero, que se ganen nuestro voto.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

——————————————————————————————————————————

Acerca del autor: José Antonio Hernández Griego es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es Presidente y fundador de Monterrey Ciudad Olímpica A.C. con la cual ha encabezado las candidaturas de la ciudad de Monterrey por los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2014, 2018 y 2023.

También se ha desempeñado como asesor durante la LXXII Y LXXIII Legislatura Local. Participó como Diputado Juvenil en el 2do. Parlamento de la Juventud organizado por el H. Congreso del Estado en 2008, y ha trabajado como activista en los temas de juventud, deporte, cultura de la legalidad, rescate de espacios, entre otros. 

En 2012 participó como Precandidato a Diputado Local, y en 2015 fue Precandidato a Diputado Federal. Ha coordinado diversas áreas en campañas políticas a la Presidencia de la República, Gubernatura, Alcaldía y Diputación Federal. En 2015 renunció a su militancia en un partido político, y desde entonces hace labor desde las organizaciones de la sociedad civil de forma independiente.

Ha impartido cátedra en la Universidad José Martí de Latinoamérica y tiene estudios en Gestión Urbana, Cultura de la Legalidad, y fomento de Organizaciones No Gubernamentales.

También se ha desempeñado como Conferencista, Articulista, Observador Legislativo y ha realizado diversas publicaciones sobre Política y Deporte Olímpico en algunos medios de comunicación.

En la actualidad se encuentra consolidando la plataforma de participación y confluencia ciudadana denominada “Ganemos Monterrey” y es miembro fundador de Wikipolítica Nuevo León.