Consejeros del INE proponen implementación de voto electrónico

Comparte este artículo:

Ciro Murayama, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), exhortó a los integrantes del Consejo General a analizar la posibilidad de implementar un sistema de voto electrónico en el país.

En sesión extraordinaria este viernes, el funcionario electoral declaró que electoralmente la República se encuentra más desarrollada que en el futbol, ya que desde 1994 a la fecha la Selección Mexicana ha tenido la dificultad de llegar a un quinto partido en la Copa del Mundo.

“Si futbolísticamente no pudimos llegar al quinto partido, es hora que electoralmente lleguemos a la urna electrónica y cómputos oficiales la misma noche de la elección, como ocurre en cualquier democracia que se aprecie”, manifestó.

En su intervención, puntualizó que el INE no tiene que retrasarse hasta tres días o someter a miles de ciudadanos en reconteos para obtenerse los resultados finales de los votos emitidos.

Informó que durante el jueves, en el marco de los cómputos distritales, había aproximadamente 50 personas en cada distrito, lo que se traduciría a 15 mil personas en los 300 distritos “sometidos a estrés”.

Por separado, Marco Baños, consejero electoral del INE, indicó que el 21 de julio de 2010 el Consejo General, bajo la denominación de Instituto Federal Electoral (IFE), dio a conocer un estudio para analizar el voto electrónico.

“El informe dice en su página tres que deriva del diagnóstico que acompaña el presente informe el Instituto Federal Electoral es viable la utilización de instrumentos electrónicos“, dijo.

Baños Martínez puntualizó que en el informe se solicita la modificación del Código Electoral y dotar de suficiencia presupuestal al entonces IFE.

En contraste, la consejera Pamela San Martín declaró que es momento de reconocer el trabajo de los funcionarios electorales de los 300 distritos, ya que la ley está para generar certeza donde lo único que cuenta es la expresión de los ciudadanos en las urnas.

México vs. el Mundo

Comparte este artículo:

A raíz del triunfo de la selección mexicana de fútbol contra la selección alemana, vivimos en un impulso desenfrenado de nacionalismo por esto, lo cual reconozco que es algo de admirarse y que los mexicanos cuando nos proponemos algo, podemos lograr cosas grandiosas. Los momios de la selección mexicana para un triunfo en las casas de apuestas marcaban una clara ventaja para la selección alemana en la cual se daba como victorioso a los europeos de 11 a 1, en otras palabras,  de acuerdo a estadísticas era prácticamente nulo el triunfo de nuestros nacionales.

Soy orgullosamente mexicano, tenemos un país impresionante, grandes recursos naturales, una extensa variedad de climas, historia y cultura. 

En esta época electoral también es un hecho que por el orgullo de ser mexicano me involucro más en este tipo de actividades, que al final del día es una cultura cívica que como pueblo debiéramos de lograr y esforzarnos por conseguir todos los días.

Mejor ejemplo no puedo encontrar como la solidaridad de nosotros como mexicanos en los pasados sismos de septiembre del centro y sur del territorio, donde como verdaderos hermanos nos unimos codo a codo para ayudar a aquella persona que sin siquiera conocerla la apoyamos para que no pasará frio, tuviera algo que comer.

Sin embargo es también en esos momentos de vulnerabilidad y riesgo que la comunidad internacional, nos apoya con lo necesario.

Lo que me causa gran indignación es que como mexicanos somos muy orgullosos en la victoria, cuando también debiéramos de ser humildes. Nos quejamos porque Trump nos llama violadores, animales, nos insulta queriendo construir un muro, porque nos denigra llamando “bad hombres”. 

Cuando somos poco críticos con nuestra actitud contra la actitud de algunos (no todos), al menos en redes circularon dos videos de mexicanos insultando al pueblo alemán, el primero en territorio nacional quemando el lábaro patrio alemán y el segundo de un youtuber realizando movimientos obscenos con la bandera mexicana y la bandera alemana, esto para mi representa el mayor de los insultos para un pueblo porque al final del día la Bandera representa historia, población y cultura y un sentido de unidad que se nos inculca para respetar y honrar todos los días.

Otra cuestión que se vió en el juego de Japón vs Colombia fue que al terminar los japoneses tomaron bolsas de basura y se pusieron a recoger vasos de cerveza o bebidas que habían sido dejadas por aficionados al terminar el encuentro, es algo que debemos de realizar cada vez que vayamos a algún evento masivo, tratar de ser lo más limpios (si nos nace recoger la basura de otros, al menos no dejar la nuestra tirada en el suelo)

Pienso que el mundial de fútbol al igual que las Olimpiadas, cada una a su manera, expresa en amplio sentido la unidad y amistad de los países a través del deporte. 

Como mexicanos pedimos que Trump nos respete pero no podemos respetar al rival contrario. 

En contraste el pueblo alemán en un vídeo de alguna comunidad y personas que desconozco (pero por el contenido del vídeo se que es en Alemania y fue por una apuesta) se alzo la bandera mexicana en señal de respeto quitando la bandera alemana. Como mexicanos creo que nos falta mucho para igualarnos con Alemania  (no es malinchismo por el contrario es un esfuerzo a ser superiores y como diría el chicharito “creérnosla e imaginarnos que podemos hacer cosas grandiosas).

Considero que los mexicanos somos un pueblo unido en nuestras tradiciones y algo que nos une es el futbol y la solidaridad para otros en momentos difíciles, sin embargo considero que así como pedimos respeto debemos de darlo y desgraciadamente en este primer juego de México vamos perdiendo.

El Mundial y la Mentalidad del Mexicano

Comparte este artículo:

Como todos sabemos, el fútbol es el deporte más practicado y visto en nuestro país, cada 4 años la copa mundial de la FIFA une a millones de mexicanos que suspenden y modifican la forma de llevar a cabo sus actividades para ver los partidos de la selección. Podemos sentir con nuestros amigos, familia y conocidos como el desempeño de la selección influye en poca o gran medida en el estado de ánimo de los mexicanos. El domingo pasado la selección mexicana hizo historia al vencer 1-0 a Alemania, campeón del mundo, aunque era un partido de la fase de grupos miles salieron a las plazas a celebrar e inclusive durante el gol que anotó el Chuky Lozano, dos sensores de sismos de la Ciudad de México detectaron una aceleración de 37m/s2 lo que podría catalogarse como un sismo artificial, aunque en la práctica es imperceptible para la población y no genera daños pero sí marca un precedente porque no es normal que ocurra.

Por lo regular no pasamos de octavos de final porque siempre quedamos en segundo lugar del grupo y nos toca contra un primer lugar de otro, en esta ocasión México tiene la posibilidad de tener un oponente fácil en octavos si pasa en primer lugar de su grupo por lo que podría llegar al quinto partido y hasta más si sigue jugando como jugó el domingo. 

Hay distintas opiniones respecto a como es la mentalidad del mexicano, pero en general muchos coincidimos que aunque si bien tenemos grandes virtudes como la hospitalidad, nuestras ganas de celebrar por todo, entre otras cosas, también tenemos grandes barreras culturales que limitan nuestro crecimiento en todos los ámbitos. Los mexicanos somos afortunados en vivir en un país rico en cultura y recursos naturales, pero nos sentimos acostumbrados y resignados a vivir con violencia, corrupción y otros problemas que inclusive nosotros mismos ocasionamos. 

Cuando se hizo la rifa de los grupos nadie pensó que México pudiese ganarle a Alemania. Además por ser  el último mes del año electoral las campañas están en su máximo esplendor, el descontento social hacía el establishment tomará un papel importante en las elecciones sobre todo en la presidencial. Hay quienes dicen que un buen desempeño de la selección pudiera afectar en algo en el ánimo de la gente y perjudicar a las opciones antisistema. Mientras que por el otro lado otros argumentan que esa misma algarabía de los buenos resultados le daría ánimo a la gente para votar por una opción diferente y no tener miedo al cambio. 

Puede que el deporte no defina la política pero si influye en el humor social, si de por si el abstencionismo es mucho, con la emoción del fútbol podría ser más y afectar el resultado electoral sobre todo en elecciones locales donde hay contiendas cerradas. 

#ElNidoDelGavilán: “El escándalo del TRI”

Comparte este artículo:

La noticia en la prensa deportiva de las últimas horas es la supuesta fiesta de al menos 8 jugadores de la Selección Mexicana donde se reportaron al menos 30 escorts.

Más allá de que si es cierto o no, esto da dos lecturas que voy a analizar. La primera, la fragilidad institucional de la Selección para proteger a sus jugadores. Se ve la nula presencia de un equipo de seguridad formal y básicamente fue una “fiesta entre amigos”, claro, en Lomas de Chapultepec, un sector exclusivo de la Ciudad de México.

El equipo nacional sigue enfrascado en este tipo de líos de película de ficheras de los 70s. Denota una falta de profesionalismo, de manejo de situaciones, de sensatez y de educación. Cada uno hace de su vida privada lo que desee, pero qué imagen dan a la familia, a empleadores y a las personas que los rodean.

No se trata de que sacar el rosario y criticar desde el púlpito, pero si denota muchas carencias en los jugadores, sobre todo de tipo educativo y familiar.

Si bien salieron Torrado y Te Kloese a decir a que todo fue en un día libre y que no hay problema, este tipo de acciones deben ser cuidadas al máximo por el equipo de la Federación. Está la imagen de la federación de por medio, así como la de los patrocinios que van atrás.

No soy fan de la prensa rosa y menos de revistas amarillistas y falsas como esa que presentó la nota. Sin embargo, las fotos están ahí y tendrán que salir a desmentir.

La otra lectura es, se habla en los medios de chantajes de algunos grupos de la prensa a los jugadores desde semanas atrás. El propio Ramón Raya, ex director de la selección mexicana de futbol playero, ha hablado de esto.

Este escándalo tiene las características del “paparazzi”, calidad en las fotos, ángulos cerrados y a distancia, de origen anónima y claro, publicadas en un periódico de espectáculos que paga por escándalos.

Esperemos este suceso no cause problemas familiares dentro de los jugadores que por supuesto afectarían su rendimiento y concentración. Afortunadamente están en Copenhagen ahora y eso servirá para distraer la atención y dar tiempo a que en el vestidor se resuelvan los conflictos.

En otras noticias, el gran técnico argentino Marcelo Bielsa dirigió una ponencia en la Reunión Anual del Fútbol Mexicano, ahí habló de futbol y de táctica, que son los temas que realmente necesita el futbol mexicano.

Como siempre ilustrando con sus conceptos y sus experiencias a lo largo de los años, Bielsa habló de futbol como él sabe. Si bien la selección no podía asistir por restricciones de tiempo, no les haría nada mal tener charlas de este tipo, con gente de futbol, gente que realmente les hace bien.

Lo dicho, dicho está.

Fallece Don Gober a los 79 años de edad

Comparte este artículo:

El cronista y comentarista deportivo Roberto Hernández Junior, mejor conocido como Don Gober, falleció la tarde de este domingo en Monterrey.

“Don Rober” era originario de Irapuato, Guanajuato, y llegó a la Ciudad de Monterrey, donde desde hace más de treinta años comenzó a laborar con la empresa Multimedios Televisión, donde condujo originalmente el programa musical “Muévanse Todos”. Más adelante en su carrera, el guanajuatense se alejo del espectáculo y comenzó a dedicarse más al tema deportivo, conduciendo el programa vespertino “Futbol Al Día” en el Canal 12 de Monterrey.

Don Rober, quien era habido seguidor y fanático de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, era también el narrador en RG La Deportiva de los juegos de Rayados y el equipo antes mencionado.

A través de su cuenta de Twitter, Roberto Hernández Contreras, informo sobre la muerte de su padre.

La Selección Mexicana y otros personajes del fútbol nacional, entre slo que destacan Luis García y el Presidente de la FMF, Decio de María, enviaron sus condolencias por Twitter:

#ElNidoDelGavilán: “La selección de Osorio”

Comparte este artículo:

Juan Carlos Osorio, técnico de la Selección Mexicana, ha capturado para si el rechazo y la animadversión de prensa y aficionados. Criticado por sus métodos y por los resultados está a un paso del vacío.

La pregunta es ¿Si se va Osorio, a quién traemos? Desafortunadamente, la baraja de técnicos nacionales se ha limitado en demasía y apostar por otro extranjero parece lo más fácil.

Sin embargo, el problema de la selección mexicana es más profundo que perder con Jamaica. Es un problema de sistema.

Por eso, las propuestas para mejorar deben venir de un cambio en el sistema deportivo nacional. La regla 20/11 donde se obligaba a los equipos a alinear jóvenes debe regresar, asimismo una regla que incentive a los equipos de Liga de Ascenso a jugar con nacionales, serviría para generar una mayor cantidad de mexicanos en activo en las ligas profesionales.

La liga 10/8 o 9/9 no debe ser eliminada porque la competencia siempre es benéfica y si un club quiere tener 45 extranjeros en su plantilla es válido. Sin embargo, los naturalizados no deben contar como extranjeros dado que eso contraviene la Ley de Nacionalidad.

Existen reglas en Alemania y algunos otros países europeos que conminan al debut y promoción de jugadores locales incluso del área donde reside el club. En el caso de la Liga de Ascenso y las ligas inferiores, se debe liberalizar la participación de clubes para aumentar el número de clubes a nivel nacional. La regla actual de evitar el ascenso a ciertos equipos en México por cuestiones de aforo es ridículo al ver que el Eibar juega en la Primera División de España con un aforo menos de 10,000 personas.

La clave está en facilitar y liberalizar las reglas para la libre contratación de mexicanos y la existencia de clubes. El esquema de franquicias es un modelo que merma el desarrollo a largo plazo de los equipos. Es preferible tener equipos en ligas inferiores para un estado que apostar todo a un proyecto de Primera División como ya se vio en Chiapas.

Osorio con base a resultados y metas debe renunciar, sin embargo, mañana puede llegar Pep Guardiola y el problema del sistema seguirá vigente tal como los “dueños del balón” han permitido.

Lo dicho, dicho está.

La regla 10-8

Comparte este artículo:

El resultado del fin de semana de la selección mexicana tiene mucho para decirnos, más allá del resultado, nos habla de la mentalidad del futbolista mexicano y en cierta parte de la psique social que se tiene en el país.

Se vio la falta de hambre, de coraje, de espíritu combativo y de lucha… se murieron básicamente de nada. Y esto me recuerda a la recién aprobada regla 10-8 en la Liga MX por la Federación Mexicana de Fútbol.

La regla 10-8 elimina el límite de extranjeros en los clubes mexicanos permitiendo su libre entrada, solamente especificando que en un partido donde se convoquen 18 jugadores, 8 tengan que ser mexicanos por nacimiento.

La regla 10-8 elimina el límite de extranjeros en los clubes mexicanos permitiendo su libre entrada, solamente especificando que en un partido donde se convoquen 18 jugadores, 8 tengan que ser mexicanos por nacimiento.

La regla es polémica en su naturaleza, considera naturalizados como extranjeros violando la misma Constitución Mexicana, y maneja un extraño tratamiento a los “chicanos”.

El punto acá es que gran parte de la comunidad del fútbol se queja alegando la excesiva participación de extranjeros; sin embargo, si los mexicanos que destacan, los mexicanos que sí se ganaron un puesto con o sin extranjeros, dan un performance como el que se vio en California… pues podemos tener una liga sin extranjeros y el país seguirá sin tener elementos del top mundial.

Los jugadores no quieren competencia de extranjeros, se sienten afectados… Más afectados estamos los aficionados cuando en un país de más de 100 millones de aficionados, no salgan 11 jugadores que podamos presumir en el mundo.

Los jugadores no quieren competencia de extranjeros, se sienten afectados… Más afectados estamos los aficionados cuando en un país de más de 100 millones de aficionados, no salgan 11 jugadores que podamos presumir en el mundo.

El SIETE A CERO de ayer es una muestra más de la falta de hambre del jugador mexicano, se siente cómodo en su lugar, la prensa lo cobija… pero cuando se viene el juego clave, dirían en Argentina “viene el peche o”.

El menosprecio de la prensa y de los jugadores al seleccionado chileno fue tremendo. Por eso, los juegos se tienen que ganar en la cancha y no fue así.

VERGÜENZA.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EL GRITO MÁS FAMOSO DEL FÚTBOL

Comparte este artículo:

Para todos aquellos que gustamos del deporte del balompié y que seguimos a la Selección Mexicana de Fútboles o algún club de la Liga MX, nos vemos expuestos a una gran cantidad de actitudes y situaciones cuando vemos un partido, particularmente si acudimos al estadio. Vemos las banderas, vivimos los gritos de gol, cantamos las porras y nos ponemos contentos cuando nuestros equipos ganan; pero desafortunadamente se han hecho costumbre y cada vez más común las actitudes negativas de discriminación, racismo y violencia en los estadios.

Hace algunas semanas, tu servidor comentaba precisamente acerca de este último tema y las graves consecuencias a las que ha llegado el desborde de la pasión por los equipos y que se ha convertido en fanatismo sin límites, pero hoy, el tema central de la discusión no es precisamente la violencia física, sino también la psicológica y que ha probado ser un catalizador importante de sucesos que terminan en desastres. En una palabra, el grito de ‘puto’.

De acuerdo al Diccionario de la Lengua Española, ‘puto’ tiene varios significados; todos ellos oscilantes entre un fenómeno con una connotación negativa y la sodomía y prostitución. En México, la palabra es frecuentemente usada para referirse a una persona homosexual o que tiene tendencias de serlo… y también es el grito que se oye en los estadios cada que el portero del equipo visitante despeja la pelota desde un saque de meta.

Hoy por hoy, muy probablemente el grito de ‘puto’ es el más famoso del fútbol y, desafortunadamente, es de origen mexicano. ¿Por qué no seguir aportando elementos positivos como ‘la ola’ y el ‘cielito lindo’ al deporte??

Si bien el origen de este grito se remonta a poco menos de veinte años en nuestro fútbol, es posible decir que comenzó a popularizarse a nivel mundial desde el Mundial de Sudáfrica 2010, donde además del estruendo de las vuvuzelas, los mexicanos que acudieron al espectáculo deportivo se encargaron de dispersarlo tan rápido como fuera posible, tanto que el grito se escuchó incluso en partidos donde México no estaba jugando ni había aficionados mexicanos. Sin embargo, fue hasta la pasada Copa del Mundo en Brasil donde finalmente la FIFA empezó a prestar más atención al fenómeno y recientemente la FMF ha sido multada por una cantidad que excede los US$20,000.00, esto de acuerdo a información del portal noticioso, El País.

Como respuesta a este fenómeno, el día de ayer se hizo oficial una campaña llamada “Abrazados por el Fútbol” que tiene por objetivo, entre otras cosas, evitar que dentro del fútbol mexicano se pregonen las prácticas distintas al respeto y los buenos valores, a través de resaltar al deporte como un elemento de unidad social y no como algo que genere diferencias entre los aficionados. Esta campaña fue lanzada directamente desde el portal web de la Selección Nacional y le acompaña un video que comparto a continuación: https://www.youtube.com/watch?v=w0bt2SvCpig

Lector, si te parece que esto es un tema de poca importancia, trata de imaginarte que si cada vez que mandaras un correo electrónico desde tu trabajo hubiera una multitud de aproximadamente 40 mil personas te gritara una grosería, ¿Cuál sería la reacción?

Las preguntas: ¿Será este esfuerzo de la Selección Mexicana una ‘buena propuesta’ más? ¿O acaso será esta campaña un éxito rotundo? La respuesta: muy probablemente esto no tendrá ningún impacto. ¿Por qué el negativismo? Porque si nos remitimos al esfuerzo primario que se ha hecho dentro de nuestro fútbol nacional al haber ‘modificado el formato’ de competición de la antigua Primera División, haber creado un ‘himno’ con la intención de unirnos, y estar invitando a niños, mujeres y personas con discapacidad a que nos recuerden que el fútbol es un deporte que se debe de ‘jugar limpio’ y que debemos ‘sentir nuestra liga’; si creemos que esto ha dado algún tipo de rédito a nuestro espectáculo nacional, entonces estamos en un completo error.

A opinión de quien escribe, Decio de María y Justino Compeán lograron, una vez más, marear a la afición e hicieron uso de sus trucos de viejos lobos de mar para simular que hacían una buena administración de la liga, pero lo único que hicieron fue reunir más patrocinadores, lo que no necesariamente significó un progreso para el deporte, sino que fue más una excelente negociación donde, como es costumbre, quien partió y repartió se llevó la mejor parte.

…una propuesta que me agradó escuchar de una presentadora de televisión fue que, en lugar de gritarle al portero rival cuando despeje, coreemos el nombre de nuestro equipo cuando el portero local hace el saque. Seguir esta costumbre cumple aún más con el objetivo de alentar y apoyar que intentar regocijarnos por la desgracia del otro.

Hoy por hoy, muy probablemente el grito de ‘puto’ es el más famoso del fútbol y, desafortunadamente, es de origen mexicano. ¿Por qué no seguir aportando elementos positivos como ‘la ola’ y el ‘cielito lindo’ al deporte? ¿Por qué no, y ya en el terreno de lo deportivo, reinventar las posiciones así como lo hizo Jorge Campos o inventando regates como Cuauhtémoc Blanco? ¿No nos gustaría algún día tener la jerarquía, trascendencia e impacto que tienen los países europeos? Aunque parezca broma, son este tipo de cosas que, de a poco, determinan la calidad de ligas y su prestigio.

El debate no termina en decir si el grito es homofóbico o no, ni tampoco termina en excusarnos y decir que el grito es únicamente para distraer al portero rival o que se hace como parte del folclor que le damos a nuestra liga y nuestra forma de ver el fútbol. Considero que el debate terminará el día en que se presenten soluciones y alternativas para que la afición verdaderamente se alinee a este tipo de pensamiento positivo y dejemos de ser mala influencia para el resto del mundo. Por ejemplo, una propuesta que me agradó escuchar de una presentadora de televisión fue que, en lugar de gritarle al portero rival cuando despeje, coreemos el nombre de nuestro equipo cuando el portero local hace el saque. Seguir esta costumbre cumple aún más con el objetivo de alentar y apoyar que intentar regocijarnos por la desgracia del otro.

Lector, si te parece que esto es un tema de poca importancia, trata de imaginarte que si cada vez que mandaras un correo electrónico desde tu trabajo hubiera una multitud de aproximadamente 40 mil personas te gritara una grosería, ¿Cuál sería la reacción?

…y todo esto por cuatro letras.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

En la política y en la cancha

Comparte este artículo:

En los periódicos abundan las notas con referencias a la política y la economía. Abundan las notas sobre cómo el país (dependiendo el caso) se desploma y sobre cómo las problemáticas globales tienen relevancia en nuestro contexto actual. Sin embargo, y a pesar de que los principales actores en las noticias suelen ser políticos, secretarios, empresarios y activistas, hay otros actores que, aunque no los tomamos en cuenta con frecuencia, tienen una influencia mucho más trascendente en nuestras vidas: los deportistas.

Si nos ponemos a pensar, la vida de un deportista profesional realmente podría tener el mismo impacto en la vida de un individuo, que una decisión política. ¿Y por qué? Porque la industria del entretenimiento deportivo genera más expectativa en la vida de las personas que lo que la vida política de un país puede hacerlo. ¿Por qué? Porque los deportistas despiertan emociones en las personas que, con mucha seriedad puedo decir, el contexto político no puede hacer. Sin embargo, me parece que la combinación de ambas prácticas hace una estupenda combinación.

¿Cómo explicar que México fue el primer país a nivel mundial que albergó la Copa Mundial de la FIFA por dos ocasiones, pero nuestro combinado nacional jamás ha logrado trascender de manera importante en esta competición?

El documental Ilusión Nacional de Olallo Rubio hace este vínculo y presenta la historia de la Selección Mexicana de Fútbol desde su origen y pone en contraste cómo el fútbol ha sido una herramienta de uso político para lograr objetivos y para atraer (o alejar) a la población en torno a una situación de índole nacional. ¿Cómo explicar que México fue el primer país a nivel mundial que albergó la Copa Mundial de la FIFA por dos ocasiones, pero nuestro combinado nacional jamás ha logrado trascender de manera importante en esta competición? Espero que para este punto las preguntas comiencen a surgir en el pensamiento de muchos.

¿Por qué suspendemos nuestras actividades académicas y laborales cada que juega la Selección Mexicana en el mundial?

¿Por qué el Presidente de la República se despide de los jugadores de fútbol en una ceremonia protocolaria que se transmite en los noticieros más importantes del país cada vez que el equipo sale a disputar la justa mundialista? ¿Por qué el Presidente de la República se refiere a los jugadores de la misma manera que probablemente se podría referir a su ejército? ¿Por qué suspendemos nuestras actividades académicas y laborales cada que juega la Selección Mexicana en el mundial?

Seguramente esto sucede porque los federativos —y el gobierno— saben que este pueblo mexicano sigue teniendo la esperanza de trascender en la competición; o saben que los mexicanos queremos triunfar y sobreponernos ante toda situación, o que los mexicanos queremos sentirnos orgullosos de formar parte de una estadística positiva que no hable sobre lo corruptos que somos, lo poco transparente que es nuestro sistema de rendición de cuentas, o que nuevamente estamos en la parte baja de cualquier estadística de la OCDE.

Casos como el de Diego Maradona, Pelé, Zlatan Ibrahimović, Didier Drogba o Samuel Eto’o lo avalan. Sobre los hombros de estos hombres ha descansado, al menos en alguna situación de la historia, todo el peso y la imagen de un país.

¿Qué pasará por la cabeza de los futbolistas? ¿Estarán conscientes sobre todo el poder que tienen en sus botines? ¿Se darán cuenta de que la población entera los ve como héroes y líderes? Lo curioso —por darle algún adjetivo— es que el endiosamiento hacia ellos como figuras públicas se replica en todo el mundo. Casos como el de Diego Maradona, Pelé, Zlatan Ibrahimović, Didier Drogba o Samuel Eto’o lo avalan. Sobre los hombros de estos hombres ha descansado, al menos en alguna situación de la historia, todo el peso y la imagen de un país. Las voces de estos individuos mueven a la población de maneras en que muchos líderes políticos ya quisieran hacer. Sus hazañas deportivas se comparan con las hazañas de los revolucionarios más entrañables de sus países, ganándose toda la autoridad moral de un pueblo que simplemente ama el fútbol, ¿o es que acaso hemos olvidado que el Papa Francisco, en más de una ocasión, ha recibido como regalos las camisetas del uniforme de varios equipos del mundo?

La próxima vez que escuchemos a alguien decir que el fútbol es sólo un deporte, hagamos la corrección: el fútbol, además de ser el deporte más popular del mundo, es pasión, entrega, coraje, ilusión, y una herramienta de uso estratégico a la que los actores políticos de hoy recurren. Aprendamos a distinguir los usos que tiene el deporte en nuestro día a día y hagámonos conscientes de cómo nuestras administraciones buscan influir en nosotros a través de muchos canales. No nos debe de sorprender que esta actitud se haya materializado en la victoria de Cuauhtémoc Blanco como presidente municipal de Cuernavaca o que veamos a Paola Longoria y a Antonio de Valdés fomentando que nos vacunemos contra la influenza. Señoras y señores, como siempre acostumbro a decir, “en política no hay nada que no esté planeado”.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”