Aldo Fasci, nuevo titular de Seguridad en NL

Comparte este artículo:

Aldo Fasci Zuazua, quien fue candidato a la alcaldía en las pasadas elecciones de Monterrey, fue designado hoy secretario de Seguridad Pública del Estado de Nuevo León después de que el titular, Bernardo González Garza fuera designado presidente del concejo municipal de esta capital.

Antes de ser aspirante sin partido en los pasados comicios del 1 de julio, el ahora funcionario había sido asesor externo en materia de seguridad de Jaime Rodríguez Calderón y vocero en la materia en esta administración estatal.

Al ser presentado esta tarde como el encargado de la Secretaría, Fasci Zuazua anunció que dará continuidad al trabajo de González Garza y que se reunirá con los encargados del área en los 51 municipios de la entidad, con el propósito de reducir los índices delictivos en toda la entidad.

No habrá mayores movimientos en la dependencia estatal, pues seguirán como encargados de la subsecretaría de seguridad, Fernando Garza Morales, y de la comisaría General de la Policía Estatal Fuerza Civil, Norma Leticia Platas.

La semana pasada el gobernador Jaime Rodríguez anunció que el Estado pasaba a hacerse cargo de la seguridad pública de Monterrey, después de que la falta de alcalde ocasionara que peligrara el trabajo preventivo en el municipio.

Ahora, como jefe de la Policía regia, Fasci dijo que se coordinará con los comandantes para establecer un mando coordinado entre las dos instancias en la capital del estado.

“El cambio más importante es pasar de la coordinación al trabajo en equipo. Entonces el primer esfuerzo que vamos a hacer es con la Policía de Monterrey, para hacer que el Estado y la Policía de regia se manejen como uno solo”, dijo en conferencia de prensa.

Sobre el tema de seguridad en la entidad, el ahora secretario se dijo preocupado por la proliferación de armas entre los ciudadanos comunes, un tema que deberán atacar, pues ahora no solo los integrantes de las bandas organizadas tienen este recurso delictivo, si no cualquier persona que desea infringir la ley.