Anaya habla del aborto y matrimonio homosexual en la Ibero

Comparte este artículo:

El candidato a la presidencia de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, acudió este martes a la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México, fue cuestionado sobre corrupción, aborto y matrimonio entre personas del mismo sexo, y en diferentes momentos fue ovacionado, en un auditorio lleno.

Durante el diálogo con alumnos y el periodista Jorge Ramos, Anaya dijo que no piensa declinar bajo ninguna circunstancia, y que su campaña apuesta por el cambio, no por la continuidad.

Marta Tiana, una alumna de la prepa Ibero, le preguntó a Anaya si investigaría los casos de corrupción del gobierno de Enrique Peña Nieto, si el candidato José Antonio Meade declinara a su favor.

Anaya contestó que no le interesa el apoyo de Meade, porque representa al régimen con el que él quiere romper.

Cuando Jorge Ramos le recordó a Anaya que López Obrador le había dicho “Ricky Riquín Canallín“, durante el segundo debate presidencial, el candidato del Frente dijo sentir “pena ajena” por los recursos utilizados por el político tabasqueño, para atacarlo, y fue ovacionado por los asistentes al diálogo en la Ibero.

En el auditorio José Sánchez Villaseñor de la Universidad, un joven se levantó con una bandera arcoíris, justo en el momento en que el periodista Jorge Ramos cuestionaba al candidato presidencial:

-Si uno de sus hijos fuera gay, ¿iría a su boda?

-Por supuesto que sí-, respondió Anaya.

Sobre el aborto, Anaya dijo que está en contra.

“Ya te dije que estoy a favor de la vida. Quieres que lo frasee al revés, en contra del aborto. Nada más que tengo que aclarar, hay quien está en contra del aborto y quiere criminalizar a las mujeres. Bueno, está bien, siempre y cuando no se criminalice a las mujeres, sí”, respondió ante la insistencia de Ramos, para que se expresara con claridad sobre el tema.

Gloria Ramos, estudiante de Derecho, le preguntó qué iba a hacer con el caso Ayotzinapa y si aceptaría que volviera a venir a investigar el GERI, a lo que el panista respondió que estaba de acuerdo con la ayuda internacional, y que la resolución de un tribunal había dejado claro que el actual gobierno, lejos de ayudar a resolver la verdad, fue un obstáculo en el caso.

Anaya es el primer aspirante presidencial que acude durante este proceso electoral a la Ibero, la universidad que hace seis años marcó un antes y un después en las campañas, con el nacimiento del movimiento YoSoy132 contra el hoy presidente, Enrique Peña Nieto.

Al salir del auditorio, Anaya fue ovacionado y se escucharon gritos de “presidente, presidente”. El Partido Acción Nacional e integrantes de su equipo de campaña presumieron en redes sociales el desempeño del candidato y la reacción que obtuvo ante los alumnos.

Aunque la mayoría de las expresiones fueron a favor, un pequeño grupo de jóvenes gritó a su paso “es un honor estar con Obrador“, y otro alumno con una cartulina lo tildó de “canaya”, “doble cara” y “ambicioso”.

Otro grupo llevó pancartas exigiendo justicia por el caso Ayotzinapa e hizo la cuenta del 1 al 43 para rematar gritando “justicia”, mientras Anaya pasaba de largo hacia la salida, tomándose selfies con quienes sí lo apoyaban.

Y esa es la exigencia en general, al sistema político, que ha decepcionado y que es la causa principal de que este país esté como está. Desde que Felipe Calderón implementó su supuesta guerra contra el narcotráfico. Y Anaya no se deslindó ahorita, eso es muy interesante”, criticó Ekaterina Sicardo, de 23 años, estudiante de historia del arte y que participaba en esa protesta.

Nestora Salgado demandará a Meade por daño moral

Comparte este artículo:

Nestora Salgado, candidata plurinominal al Senado por Morena, dijo que demandará por daño moral y exigirá una disculpa pública al candidato de la coalición Todos Por México, José Antonio Meade, por afectar su imagen al acusarla de ser una secuestradora.

En conferencia de prensa, el abogado de la activista, Sandino Rivero, dijo que Meade demuestra desprecio total y falta de respeto al Poder Judicial y a la Procuraduría de Guerrero, pues ambas instancias dictaron la inocencia de Nestora.

Nestora pidió la renuncia de Meade como candidato de la colación PRIPVEMPanal, y dijo que después de sus declaraciones en el segundo debate presidencial la casa de su hija en Guerrero fue atacada a tiros. “Este señor pone en riesgo la vida de toda mi familia”.

Salgado aseguró que nunca se comprobó que ella hubiese pedido dinero a cambio de liberar a 50 personas como dijo el candidato.

El pasado domingo, durante el segundo debate entre candidatos a la presidencia, José Antonio Meade acusó a Morena de postular a una “secuestradora” como candidata al Senado, en referencia a la ex lideresa de autodefensas en Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado.

La ahora candidata al Senado reprochó a Meade sus dichos y le cuestionó si él ha visitado a los pueblos originarios que viven en la pobreza y que no pueden comer tres veces al día.

“Habla de los migrantes, pero qué sabe de dejar a sus familias, qué sabe lo que es dejar a los niños en casa”, cuestionó Nestora. “Ese señor no tiene idea, porque tiene dinero, porque todos lo protegen”.

Nestora también acusó que Meade no sabe lo que es luchar contra el crimen organizado como lo hizo ella en Guerrero.

“Quiero preguntarle a este señor si él sabe del dolor de las madres de desaparecidos, del secuestro de un hijo. Yo sí sé de ese dolor”.

Recordó que a su regreso a Guerrero fue recibida en un ambiente de fiesta, tras ser declarada inocente.

Este lunes, el candidato presidencial de Todos por México aclaró que las declaraciones que hizo en el segundo debate sobre Nestora Salgado están fundadas en el hecho de que la activista y defensora de derechos humanos estuvo involucrada en el delito de secuestro, y según él se encuentra actualmente en libertad  por deficiencias en el proceso en su contra.

Tras las declaraciones de Meade, Salgado le dijo al candidato presidencial que “la difamación es un delito”, y lo retó públicamente a comprobar sus afirmaciones.

Piden firmar nuevo TLCAN después de la elección

Comparte este artículo:

Representantes de tres candidatos presidenciales se pronunciaron este lunes porque México firme el nuevo Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) después de la elección del 1 de julio.

Vanessa Rubio, representante del priista José Antonio Meade Kuribreña, de la coalición Todos por México, evitó pronunciarse sobre si habrá que esperar al resultado electoral.

En una mesa de análisis del periódico Reforma y Aristegui Noticias sobre el segundo debate presidencial de la anoche del domingo, el periodista René Delgado cuestionó a los participantes si se debía dar la firma antes o después de los comicios.

Agustín Basave, representante de la coalición Por México al Frente, que postula a Ricardo Anaya Cortés, dijo que las negociaciones se pueden precipitar por algún cálculo electoral en detrimento del país.

El representante de Juntos Haremos Historia de Andrés Manuel López Obrador, el ex panista Germán Martínez, se pronunció porque se dé la firma cuando esté definido quién será el próximo Presidente.

Dijo que López Obrador está a favor del libre comercio y que ya ha dicho en otras ocasiones que hay que esperar.

El representante de Jaime Rodríguez Calderón, Rodrigo Ocampo, también dijo que luego del 1 de julio.

Rubio explicó que la firma se debe dar cuando convenga a los intereses de México, y por eso debe seguir la negociación.

“Se dice más fácil cuando uno está afuera que cuando uno está adentro. Llevamos ya ocho rondas y sigue la negociación, porque no han cumplido todos los requisitos de México“, dijo la representante del candidato del PRI, sin precisar postura de qué fecha es más conveniente.

Durante la transmisión, Germán Martínez presionó al representante de Jaime Rodríguez para que dijera si en verdad proponían la expropiación de Banamex, en la negociación del Tratado.

“Vas a expropiar Banamex, si o no?, inquirió a Martínez a Ocampo en varias ocasiones. “¿Si o no, niño?, insistió el representante de Morena, PT y PES.

Ocampo detalló que sí se plantearía la expropiación del banco como una forma de presión en las negociaciones con Estados Unidos, y a fin de destrabarlas.

Luego lamentó la actitud de Martínez por llamarlo “niño”, como una forma de descalificarlo por su edad.

Camino hacía la democracia

Comparte este artículo:

Cada quien sigue con sus obsesiones; cada quien sigue descalificando generosamente a los otros tres; cada quien demuestra un nacionalismo indispensable y deseable; todos acuerdan en la necesidad de unión nacional frente a las agresiones del diablo de la peluca anaranjada. Salvo por el candidato del PRI, el rechazo a la visita de Donald Trump a México es un excelente tema de coincidencia; faltó denunciar con más virulencia el trato denigrante a los migrantes. 

¿Será un sueño y una ilusión? Me pareció algo más aterrizado el debate de anoche, bajo la batuta experta de dos excelentes moderadores, que tuvieron el valor de plantear buenas preguntas, adicionales a las del público (que supongo habían sido cuidadosamente filtradas). No siempre son muy convincentes las propuestas y casi siempre están fuera de contexto los ataques personales. ¿Tendrá sentido acusar a AMLO porque su hijo fue a estudiar a España? ¿Ayuda a entender la política de migración saber que la mamá del candidato no sabe leer ni escribir? 

El debate fue más movido que los anteriores; permitió a cada quien reafirmar sus políticas básicas. ¿Habrá convencido a los electores? Por la tardío del horario (¡México es más futbolero que político!) supongo que la audiencia fue algo limitada. En una primera evaluación, confirmó posturas, no trajo sorpresas  significativas, pero fue menos acartonado que otras prestaciones similares. ¿Habrá modificado el voto de algunos electores? Lo dudo. Sin embargo, es un ejercicio necesario para el acercamiento a la democracia que tanto necesita México.