Piden renuncia de Ruiz Esparza por socavón

Comparte este artículo:

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), tiene responsabilidad por el socavón que se abrió en el Paso Exprés de Cuernavaca el 12 de julio pasado y en el que fallecieron dos personas, por lo que debería ser sancionado, planteó la organización Impunidad Cero.

Al presentar los resultados de la investigaciónImpunidad y sanciones administrativas en el socavón del Paso Exprés“, que realizó la organización en coordinación con el Instituto de Investigaciones Jurídicas, se encontraron responsabilidades de 13 funcionarios, principalmente de la SCT.

De los funcionarios a nivel nacional, los señalados, además de Ruiz Esparza son: José Antonio Rodarte Leal, coordinador general de centros SCT; Oscar Raúl Callejo Silva, subsecretario de Infraestructura, y Clemente Poon Hung, director general de carreteras.

En el caso de Ruiz Esparza su responsabilidad es media, según la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, pero aun así su sanción podría ser monetaria o de destitución, establece el estudio.

De los funcionarios del centro SCT-Morelos, además de José Luis Alarcón Ezeta, director del centro estatal, quien ya no está a cargo, la organización plantea la destitución o sanción de Héctor Manuel Méndez Murguía, subdirector de obras; Alberto Ortega Aguirre, responsable de la Residencia general de carreteras federales; Erasto Jarillo Avilés, residente general de conservación de carreteras, y de Josué Robles Rodríguezresidente de obra II.

También proponen sanciones administrativas contra las empresas encargadas de la obra.

Cuando compareció ante el Congreso, Ruiz Esparza negó tener alguna responsabilidad.

Auditoria menciona que el Paso Exprés es una obra de mala calidad y con gastos inflados

Comparte este artículo:

El Paso Exprés es una obra de mala calidad pese a su costo millonario, en donde además hubo pagos por obras no realizadas y gastos inflados, entre otras irregularidades, señala revisión de la Cuenta Pública de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La auditoría señala que “la carpeta de concreto hidráulico y las bases estabilizadas eran de mala calidad, y hubo incumplimiento de espesores”.

En julio pasado, solo tres meses después de su inauguración, se abrió un socavón en el Paso Exprés que provocó la muerte de dos personas – padre e hijo – al caer su vehículo.

La ASF comprobó que hubo pagos por obras no realizadas, gastos inflados por 186 millones de pesos y material que supuestamente se compró pero no apareció ni colocado en la obra ni en las bodegas.

Según la Auditoria hay más de 491 millones de pesos que deben ser aclarados; se estima que el gobierno federal debe recuperar 108.6 millones de pesos que fueron pagados de manera indebida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dirigida por Gerardo Ruiz Esparza, a través del Centro SCT Morelos.

En la revisión también se detectó que en marzo de 2014, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) asignó al Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) el contrato para la elaboración del estudio y el proyecto de la ampliación del libramiento de Cuernavaca o Paso Exprés, por un total de 26 millones de pesos.
El INAP, dice la ASF, no sólo carece de experiencia en ese tipo de trabajos sino que además no está en sus atribuciones el elaborar proyectos ejecutivos de infraestructura vial, de hecho el INAP terminó subcontratando a la empresa jalisciense ORVA Ingeniería, SA de CV sin que la SCT se inconformara por la irregularidad.
La Auditoría recomendó a la SCT “en lo subsecuente se cerciore de que los proyectos para las obras públicas ejecutadas a su cargo y que sean realizados por empresas, dependencias, entidades, órganos u organismos, éstos cuenten con las facultades, atribuciones y capacidad técnica”.