Gobierno de Puebla cancela registro de Cabify ante protestas.

El secretario de Gobierno de Puebla, Diódoro Carrasco, informó el día de ayer lunes sobre la cancelación del registro del sistema de transporte Cabify en la entidad, “por irregularidades en su protocolo de seguridad”, esto tras el caso de la joven Mara Castilla, asesinada al utilizar ese servicio.

Entre las irregularidades, Carrasco mencionó que el presunto responsable del asesinato, Ricardo “N”, ya había sido despedido por la empresa Uber, “por comportamiento indebido”, y aún así Cabify lo contrató, para laborar en Puebla.

Al respecto, Cabify respondió con un comunicado, que inicia con la pregunta: ¿Revocarnos la licencia es la solución al problema de la inseguridad?

“Respetamos a las autoridades y a los diferentes agentes de gobierno pero, en este caso en concreto, manifestamos nuestra inconformidad”, señaló la empresa sobre la decisión de impedirle operar en Puebla.

En conferencia de prensa, el secretario de Gobierno estatal, Carrasco, también habló de que serían reforzadas las medidas de seguridad del sistema de transporte público de Puebla, para evitar las agresiones contra mujeres.

En el caso de servicios como el de Cabify o Uber, las autoridades de Puebla señalaron que será obligatorio que sus conductores tramiten una licencia mercantil, para garantizar que presenten una carta de no antecedentes penales. Deberán presentar pruebas toxicológicas, y tendrán que recibir capacitación contra hostigamiento o acoso sexual.

El fiscal estatal, Víctor Carrancá, dijo a medios este lunes que Ricardo Alexis “N” ya había sido presentado antes ante el Ministerio Público Federal, por transportar tambos de combustible en su automóvil.

En tanto Alejandro Sisniega, director de Cabify en México, aseguró en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula que Alexis “N” les presentó una constancia de no antecedentes penales, emitida por el gobierno del estado de Puebla.

Además, Sisniega confirmó que Alexis “N” ya había trabajado antes para Uber, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Joven estudiante que desapareció tras salir de un bar y tomar un Cabify en Puebla.

Mara Fernanda Castilla Miranda salió el jueves por la noche a divertirse a un bar de Cholula, Puebla.

Cerca de las 5 de la mañana del viernes 8 de septiembre abordó un taxi de la empresa Cabify para dirigirse a su casa, a la que nunca llegó.

Después de salir del bar The Bronx nadie volvió a saber de la joven de 19 años, que vestía leggins negros, blusa de tirantes beige, flats negros y cabello suelto.

Amigos y familiares comenzaron su búsqueda a través de las redes sociales y también cuestionaron a Cabify sobre los datos del chofer del taxi que abordó Mara Fernanda.

Luego de declarar por varias horas ante el Ministerio Público, el chofer del Cabify que vio por última vez a Mara Fernanda Castilla antes de que desapareciera el pasado 8 de septiembre reveló que dejó a la joven en su casa y que durante el trayecto escuchó que la universitaria vería a otra persona.

El conductor identificado como Ricardo Alexis N. se deslindó de la desaparición de la joven y mostró con la aplicación de Cabify que completó el viaje hasta el domicilio de Mara.

La empresa respondió que desde la tarde del viernes 8 de septiembre “el equipo legal de Cabify ha estado en comunicación con la familia de Mara Castillapara esclarecer la situación y colaborar con las autoridades correspondientes”.

Este lunes, Cabify informó que su socio ha dado toda la informacion que ha sido solicitada la Fiscalía, incluyendo el detalle del viaje y datos adicionales que no pueden hacer públicos pues podrían interferir y afectar la investigación.