Gobierno estatal acuerda periodo extraordinario con el Congreso local.

El día de ayer jueves 03 de Junio, el Gobierno estatal aseguró que ya llego a un acuerdo con el Congreso local para realizar un periodo extraordinario el 16 de Agosto próximo para atender las peticiones de endeudamiento de la REA, Metrorrey y diversas modificaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública estatal. 

El Secretario General de Gobierno, Manuel González, afirmó que acordaron con el Poder Legislativo la celebración de un periodo extraordinario y ya enviaron la petición por escrito.

“Les expresamos solicitud de periodo extraordinario, mismo que fue presentado en los días pasados y al parecer tendrá el visto bueno de ellos para el día 16 de Agosto”, expresó González.

“Particularmente se van a discutir las leyes que se convocan por parte del Ejecutivo, que son la Ley de la REA, la Ley que tiene ver con el financiamiento del Metro.

Para la REA se está buscando el aval para controlar un crédito bancario  hasta por 3 mil 800 millones para construir la tercera etapa del Periférico.

En el caso de Metrorrey, se busca controlar un crédito directo  con Banobras por mil 600 millones de pesos para adquirir los vagones para la Línea 3 del Metro. 

Reestructura de la deuda del Estado y bursatilización de la REA

Ya son dos importantes organizaciones nacionales de la Iniciativa Privada que no solo apoyan, sino que peticionan expresamente a los Diputados del Congreso de Nuevo León la aprobación de las solicitudes del Ejecutivo sobre la reestructuración de la deuda de la parte centralizada del Gobierno Independiente, así como la de bursatilizar ingresos futuros de la Red Estatal de Autopistas (REA): La Coparmex y la CMIC (Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción), ambos por medio de sus respectivos Presidentes, César Montemayor y Marco Córdova.

Y es que tras el lamentable suceso ocurrido la semana pasada en nuestro recinto parlamentario local (protagonizado por el Partido Acción Nacional, causando la interrupción abrupta de la sesión y consecuente clausura del periodo extraordinario), que impidió la discusión en el Pleno sobre estas temáticas fundamentales en la revitalización de las finanzas del estado tras el desastre financiero orquestado por administraciones anteriores, el Ejecutivo se vio en la necesidad de volver a solicitarle a la Diputación Permanente del Congreso la apertura de un período extraordinario versando sobre estas temáticas.

Es importante hacer del conocimiento de la opinión pública, aunque sea sucintamente, los beneficios que conllevaría la aprobación de ambas solicitudes.

…el Ejecutivo se vio en la necesidad de volver a solicitarle a la Diputación Permanente del Congreso la apertura de un período extraordinario versando sobre estas temáticas. Es importante hacer del conocimiento de la opinión pública, aunque sea sucintamente, los beneficios que conllevaría la aprobación de ambas solicitudes.

Sobre la reestructura de la deuda, la Coparmex considera que realizarla sería benéfico en el saneamiento de las finanzas estatales. Tomando como punto de referencia la opacidad en el destino de la deuda en los sexenios de 2003 hasta 2015, afirman que es imperativo que ahora sí se transparenten de manera total los detalles de la misma, lo cual coincide cabalmente con lo anunciado por parte del Gobierno Independiente al respecto. La idea toral sobre este tema es que puede conseguirse una tasa de interés más favorable que la actual, ahorrando alrededor de 600 millones de pesos, que en vez de pagársele a un banco, se invertirían en los ciudadanos de Nuevo León.

Sobre la bursatilización de la REA, es menester señalar el problema principal a resolverse con su aprobación: La saturación vehicular de la Carretera Nacional al sur de la ciudad (tráfico que todos hemos padecido en horarios pico), así como de otras avenidas principales que están saturadas por camiones de carga y vehículos de otra procedencia que no tienen otra ruta qué tomar. El dinero que se obtendría a través de este mecanismo se utilizaría exclusivamente para la tercera etapa del periférico, construyendo una autopista que abarcaría los municipios de Juárez, Cadereyta, Allende y Montemorelos. Este mecanismo permite que el financiamiento obtenido prácticamente “se pague solo”, pues se pagaría con las cuotas de peaje que se obtengan de las personas que transiten por dicha autopista.

Sobre la bursatilización de la REA, es menester señalar el problema principal a resolverse con su aprobación: La saturación vehicular de la Carretera Nacional al sur de la ciudad (tráfico que todos hemos padecido en horarios pico), así como de otras avenidas principales que están saturadas por camiones de carga y vehículos de otra procedencia…

Además de desahogar el tortuoso tráfico de la carretera nacional, la CMIC puntualiza los beneficios de la derrama económica que conllevaría, así como la creación de 6.5 mil empleos directos e indirectos durante el siguiente año.

¿Les gusta el proyecto? Invitemos a los Diputados a no sujetarse a intereses partidistas en este tema ni utilizar (como lo ha hecho Acción Nacional) la aprobación de las cuentas públicas como “moneda de cambio” sobre un tema ajeno, cuyo único beneficiado será el ciudadano.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Ahora sí quieren endeudarse?

Uno de los principales pilares de la campaña de Jaime Rodríguez fue el atacar el endeudamiento del Gobierno del Estado y de sus organismos autónomos en las últimas administraciones. De manera infundada y sin conocimiento del tema, el ahora Gobernador satanizó la deuda pública y al mismo tiempo difundió sus estrategias para no requerir financiamiento ni endeudar a Nuevo León durante su mandato.

La ironía se presenta cuando esta semana el Secretario de Finanzas y Tesorero General del Estado compareció ante congreso para solicitar autorización para emitir $9,000 millones de pesos (mdp) en el mercado de valores para refinanciar certificados bursátiles de la Red Estatal de Autopistas (REA) y concretar proyectos de inversión. En palabras mundanas, que la REA pida prestados $9,000 mdp para pagar $6,000 mdp de deuda anterior e invertir $3,000 mdp en obra pública.

De manera infundada y sin conocimiento del tema, el ahora Gobernador satanizó la deuda pública y al mismo tiempo difundió sus estrategias para no requerir financiamiento ni endeudar a Nuevo León durante su mandato.

Y no sólo lo anterior. El Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Finanzas, a finales del 2015 solicitó al H. Congreso aprobación para contraer endeudamiento por hasta el 5% de la Ley de Ingresos del ejercicio fiscal 2016 más las amortizaciones hechas en el periodo. Es decir, que Nuevo León podrá pedir prestado a bancos poco más de $4,000 mdp este año, elevando así la actual deuda del Estado. Dato curioso, durante los últimos años de la administración de Rodrigo Medina sólo se solicitó el 2% de la Ley de Ingresos como una de las medidas para dar sostenibilidad a las finanzas estatales.

Entonces, ¿el gobierno de Jaime Rodríguez sí seguirá endeudando al Estado?, ¿No se supone que con sus cuantiosos ahorros ya no necesitaría pedir prestado?

La deuda (apalancamiento) es una medida financiera prudente. Yo apoyo profundamente el crédito a entidades públicas y sostengo que las finanzas públicas requieren de métodos alternativos de financiamiento para poder invertir en proyectos públicos. Un Estado como Nuevo León requiere mantener su crecimiento y seguir apuntalando su desarrollo económico promovido en gran parte por su industria pero también por su gobierno, y dada la coyuntura financiera del país, una forma adecuada es mediante deuda.

No obstante, el tema es la forma en cómo Jaime Rodríguez está haciendo las cosas. Lo que antes condenaba ahora lo está promoviendo. La campaña fue un sinfín de críticas y ataques y ahora que está gobernando no vemos ninguna acción concreta pero sí una enorme cantidad de incongruencias y retracciones. Es como si Donald Trump ya que fuera presidente se casara con una inmigrante que llegó de forma ilegal a Estados Unidos.

Un Estado como Nuevo León requiere mantener su crecimiento y seguir apuntalando su desarrollo económico promovido en gran parte por su industria pero también por su gobierno, y dada la coyuntura financiera del país, una forma adecuada es mediante deuda. No obstante, el tema es la forma en cómo Jaime Rodríguez está haciendo las cosas. Lo que antes condenaba ahora lo está promoviendo.

Y otra ironía para concluir, ¿no repitió desmesuradamente Jaime Rodríguez que la deuda de Nuevo León era de $100,000 mdp? Ya que llegó a la silla se dio cuenta de que esa cantidad dista de tener coherencia, cuando el reporte trimestral enero-marzo 2016 de cuenta pública (ya bajo su mandato) ubica la deuda del Estado en $35,221 mdp.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”