Los papeles de los Zetas: La amistad entre Humberto Moreira y Los Zetas

Comparte este artículo:

El ex gobernador de Coahuila Humberto Moreira habría tenido una relación de amistado con Juan Manuel Muñoz Luévano, el Mono Muñoz, presunto integrante del cártel de Los Zetas, de acuerdo con documentos y una llamada telefónica española, a los que tuvo acceso Noticias Telemundo Investiga.

En la segunda entrega de su especial “Papeles Secretos de Los Zetas” la cadena reveló la complicidad que existió entre el ex gobernador y el cártel durante su mandato (2005-2011), en el cual hubo 1,600 desaparecidos y más de 8,000 asesinatos.

De acuerdo con Telemundo una serie de documentos, así como una llamada telefónica intervenida demuestran que Humberto Moreira sostenía una relación de amistad con Juan Manuel Muñoz Luévano alias el Mono Muñoz, quien presuntamente se desempeñaba como el contador de Los Zetas, y que era perseguido por Estados Unidos y España.

Dichos documentos también señalan a otros políticos relacionados con Muños Luévano. Entre estos se encuentran: Gerardo Garza Melo, ex director de gestión urbana de Coahuila, y Vicente Chaires Yáñez, ex secretario de Gobernación. Ambos personajes, cercanos a Moreira.

A pesar de estos supuestos vínculos, resaltan, el ex gobernador Moreira ha sido exonerado por tribunales de varios cargos que se le adjudicaban.

Telemundo achaca a estos presuntos nexos la creciente ola del narcotráfico en aquella región del país, en donde imperan “los sobornos, asesinatos y la impunidad”.

A causa de esto también es que ciudades como Saltillo se convirtieron en lugares dominados por los grupos criminales que amenazan constantemente las vidas de los que ahí habitan.

Incluso en palabras del Obispo de Saltillo, Raúl Vera: “Los Zetas pudieron cometer todo tipo de crímenes porque nadie les detenía”, durante la administración de Moreira.

De la misma formael reporte cuenta que al darse a conocer el primer capítulo de este especial la oficina de prensa de Humberto Moreira se comunicó con el medio para rectificar la información; misma que está apoyada en documentación procedente de España con relación a la investigación sobre el cártel.

“El narcotráfico sigue haciendo estragos porque funciona como una “mega empresa” y su negocio es lavar dinero, según la opinión de los investigadores. Pero mientras esto sucede miles de inocentes han pagado con su vida”, plantea Noticias Telemundo en dicha investigación. A la vez cataloga al Mono Muñoz como el “cerebro financiero de Los Zetas“.

Muñoz Luévano fue detenido en 2016 en España y actualmente está preso en una cárcel de Soto de Real del mismo país, en espera de ser extraditado a Estados Unidos.

En noviembre de 2017, Moreira negó rotundamente el tener una relación con el grupo delictivo de Los Zetas argumentando que durante su carrera política siempre “he abogado por la lucha contra el narcotráfico“.

#ElNidoDelGavilán: “Pasta de Conchos: La vida vale más que el carbón”

Comparte este artículo:

A las dos de la mañana del 19 de febrero de 2006, una explosión en la mina carbonera número 8 de Pasta de Conchos en Nueva Rosita, Coahuila cobró la vida de 65 trabajadores, de los cuales 63 cuerpos siguen sin ser recuperados.

En un tiempo donde las mineras extranjeras son objeto de crítica, en muchos casos, alentada por la xenofobia, este accidente aconteció en una mina de Grupo México de Germán Larrea, una empresa que se ha encargado de sacar el carbón de Coahuila arriesgando la vida de los mineros y apoyada por el corrupto gobierno estatal.

De acuerdo con la Fundación Heinrich Boll México, de los 3,103 mineros que han perecido en explosiones y otros siniestros en las minas de carbón de Coahuila registrados desde 1900, únicamente permanecen sin recuperarse los restos de los trabajadores de las minas operadas por Grupo México en las que ya no era rentable para la empresa continuar extrayendo carbón.

El carbón no solo es contaminante y uno de los principales contribuyentes al cambio climático, deja profundas huellas en el lugar de extracción y Coahuila no es la excepción.

Las asociaciones civiles tienen que seguir presionando al gobierno estatal, federal y a las mineras asesinas que como Grupo México trabajan bajo condiciones riesgosas. Así como impulsar la economía del Estado y reducir la dependencia al mineral, buscando fuentes alternativas de desarrollo.

Asimismo, el Sindicato Minero sigue brillando por su ausencia, el líder Napoleón Gómez Urrutia huyó justo después del accidente, dejando una estela de impunidad.

Activistas como el Obispo de Saltillo, Raúl Vera, repudiado por el clero conservador de Monterrey y afín a los “Millonarios de Cristo”, dedicó en estos días parte de su homilía al tema, siendo él mismo uno de los principales instigadores al gobierno estatal para que se investiguen los hechos.

A hoy, ningún funcionario ni de Grupo México, ni de la mina, ni de la secretaría del Trabajo de Coahuila, ni nadie en lo grande y ancho del estado ha sido encarcelado por los hechos de Pasta de Conchos.

Se muestra como se ha visto en Michoacán, especialmente, que los mineros son mercancía barata, usados, ultrajados y sometidos a los intereses de gobiernos locales corruptos, de narcotraficantes y líderes mineros maiceados bajo un desdén de la sociedad mexicana que le va y le viene lo que pase con estos hombres y sus familias. Y más en un estado de Coahuila donde pasó de todo, aunque mañana caiga una bomba atómica en Saltillo, no pasará absolutamente nada.

Lo dicho, dicho está.

La derrota de la Iglesia

Comparte este artículo:

Estamos en medio de una situación turbulenta respecto al tema del matrimonio igualitario. El viernes pasado la Suprema Corte asestó un golpe contundente con forma de jurisprudencia y al día siguiente el Ángel de la Independencia del Paseo de la Reforma se vio invadido por dos marchas que convergieron en un rechazo abierto a la postura opuesta.

El tema de los lobbies en México se aborda poco y ha permanecido en la oscuridad por mucho tiempo, se sabe que existen grupos de interés que pagan para que sus agendas sean llevadas a cabo por los diputados. No es algo nuevo.

Este golpe de la Suprema Corte que permite tanto el matrimonio como la adopción es una clara señal del desprestigio institucional, moral y político que sufre la Iglesia Católica.

Lo que antes existía como el Cuarto Poder, una Iglesia Política donde sus cardenales y obispos eran actores decisivos desde los tiempos de la Independencia ha dejado de tener ese poder.

Algunos acusarán el liberalismo o al postmodernismo pero lo que es una realidad es que hay lobbies más fuertes.
La crisis del lobby católico tiene que ver con las recientes acusaciones de encubrimiento de abusos sexuales y porque el terrible manejo de la agenda pública de la Iglesia en los últimos años.

La Iglesia dejó de ser popular, gente tan desagradable como Norberto Rivera u Onésimo Cepeda no ayuda a la causa. El único heredero de la Iglesia social de Samuel Ruiz vendría siendo el Padre Solalinde o el siempre polémico obispo de Saltillo, Raúl Vera.

La Iglesia como institución tiene que entender que su agenda debe ser otra, una enfocada a las causas sociales y no legales. Armando Rios Piter, senador por Guerrero ha propuesto limitar la libertad de la Iglesia para hablar de política; sin embargo, tal disparate atenta totalmente contra la libertad de expresión.

La Iglesia en lugar de estar debatiendo términos o palabras, exacerbando a las masas, promoviendo información poco científica y generando discursos de odio y rechazo abierto que no suman a México debería promover un diálogo plural y acorde a sus enseñanzas de misericordia.

Mientras la Iglesia Católica siga siendo un coto de conservadurismo de siglo XIV, enajenador de masas e inquisidora de la sociedad poco abonará al tejido social mexicano.

El que la Iglesia pierda su poder político abona a reducir discursos de extrema pero es necesaria para garantizar que todos los grupos tengan libertad de expresión y participen en el proceso democrático.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”