Dimes y Diretes: “¿Cuántos más Jaime?”

Vaya fregadazo que le dieron el día de ayer al Procu del estado, Roberto “Bobby” Flores. Esto después de que se diera a conocer que su hijo, su papá y hasta su yerno, cobran de la nómina estatal. La cuestión, es que, en las semanas recientes, no es la primera vez que “Bobby” está metido en una controversia, a lo que me pregunto, ¿cuántos más Jaime?

Que familiares de un funcionario público estén dentro de la nómina, es nepotismo y por supuesto es grave. Lo peor del asunto, es que el Gobernador, y claro el Procurador, se hagan de la vista gorda. Me parece imposible, que Jaime no supiera que tres personas cercanas a su amigo y compadre, Roberto Flores, operaban dentro de la Procuraduría.

Ahora bien, ayer Manuel González ya anunció que hoy, hoy, hoy (muy al estilo Fox), van a dar de baja al yerno y al papá de “Bobby”. Mientras tanto Bobby Jr. Fue dado de baja hace tres meses y que este no cobraba del erario, ¿entonces por que salía en la nómina? ¿quién le pagaba?

También Manuel menciono que el puesto era “meritorio”, ¿neta? ¿meritorio? ¿a los veinte años de edad el chavo ya podía ser analista en la Procuraduría? ¡Chavos y chavas, manden pero ya sus currículums a la Procuraduría del Estado de Nuevo León!




Por otro lado, dicen que iniciaran una “investigación” sobre el asunto. ¿Para qué investigan? ¿Qué piensan investigar? Las pruebas son contundentes, el hijo, el yerno y el papá del Procu cobraban de la nómina estatal, ya con eso se le deberían de solicitar al “Bobby” su renuncia, ¿o acaso el gober le dará “otra chance más” a su compadre?

Claramente Roberto sabía que era difícil que lo descubrieran, dado el caso que los nombres en las nóminas están protegidos por seguridad. A lo que me lleva a mi siguiente punto, ¿esto fue fuego amigo? ¿quién filtro la información? Claramente tuvo que ser alguien dentro o que estuvo en la dependencia.

En verdad todo esto me da mucho asco y hace que pierda las pocas esperanzas que ya tengo en este gobierno independiente. Jaime debe de reaccionar, debe de sacar a su compadre de la Procuraduría y poner a alguien que tenga la competencia para ocupar el cargo, ¿o qué le debes mucho a Bobby, Jaime? No veo otra razón para que lo mantengas en ese puesto, después de todos los desmanes que se ha traído en estos meses.




¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Independientes… ¿Voluntariamente a fuerza?

Hace unos días se dio a conocer que entre los funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León circulaba un documento en el que se solicitaba al subprocurador, directores y coordinadores, su renuncia a la militancia partidista. La circular iba firmada por Lourdes Williams Couttolenc, directora general de Administración de la Procuraduría.

Una nota que, a mi sentir, no causó tanto revuelo.

Y es que… en medio del hartazgo de la ciudadanía en torno a los partidos políticos, exigir una desvinculación a los intereses partidistas pareciera no ser una mala idea, sobre todo si se considera que así exista un mayor respaldo a las decisiones del mandatario estatal.

En el afán de cumplirle a la ciudadanía la promesa de un gobierno ciudadano, a mi parecer, se hicieron las cosas al revés: una cosa es elegir titulares ajenos a la vida política y otra, muy distinta, es exigir la renuncia a quienes ya militan.

Sin embargo, pocos se han detenido a reflexionar lo que implica realmente un comunicado de esta índole. En el afán de cumplirle a la ciudadanía la promesa de un gobierno ciudadano, a mi parecer, se hicieron las cosas al revés: una cosa es elegir titulares ajenos a la vida política y otra, muy distinta, es exigir la renuncia a quienes ya militan.

Para muchos quizá esto parecerá algo benéfico, insisto, tras haber destacado en las urnas el pasado 7 de julio que la opción independiente era la mejor medicina contra la corrupción y la impunidad en nuestro estado. Es así como, en primera instancia, la idea gusta; en segunda, en cambio, inquieta.

Ser independiente, así como ser priísta, panista, petista, perredista, humanista (…) debería de ser una decisión propia que se tome individualmente con plena libertad.

El sustento de lo anterior es sencillo: tanto pertenecer a un partido político como carecer de una afiliación partidaria es un derecho establecido en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, denominado “libertad de asociación”.

De igual manera, así como la libertad de expresión y la libertad de creencia o religión, existe también el derecho a la libertad de reunión: un derecho humano de primera generación establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Al respecto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León anunció que abrirá una queja de oficio contra el Gobierno Estatal por la “presunta violación de los derechos políticos y de asociación y por injerencias arbitrarias y abusivas en la vida privada”. Faltará ver si se logra una conciliación al respecto, o si la Comisión decide emitir una recomendación dirigida hacia la Procuraduría.

La vía independiente ha tenido gran aceptación en nuestro país y, sobre todo, en nuestra entidad. No obstante, considero que esto no significa que es la única manera de liderar, ni mucho menos debería de constituirse como una imposición o la solución mesiánica a nuestros problemas.

La vía independiente ha tenido gran aceptación en nuestro país y, sobre todo, en nuestra entidad. No obstante, considero que esto no significa que es la única manera de liderar, ni mucho menos debería de constituirse como una imposición o la solución mesiánica a nuestros problemas. En cambio, sería óptimo que se considerara como una opción a la cual aspirar como ciudadanos para participar; mientras que para los militantes de partidos políticos, debería ser un llamado a renovarse dentro de sus trincheras adoptando los principios de gobierno abierto (transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana) y abatiendo las malas prácticas (¡CORRUPCIÓN!) que los llevaron a la derrota electoral en las pasadas elecciones en el estado de Nuevo León.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”