La democracia abusada en Nuevo León

Comparte este artículo:

En Nuevo León se dan cosas extrañas. En 2015, el voto popular marcó un rechazo total a la partidocracia del PRIAN, sin embargo, parece que el Gobernador electo en nombre del combate a la corrupción está perpetuando la corrupción, insultando así a los electores, quienes se lo devolvieron tres años después, infligiéndole una derrota electoral de la cual no parece haberse percatado. O es o se hace. 

En 2018, en las elecciones para renovar el Congreso estatal, se le dio una paliza ejemplar al PRI, para castigar el desempeño nacional del partido y de su presidente y la corrupción que para este partido es “el” sistema de gobierno. Sin embargo, lo que sembró este partido, a raíz de las raterías y de los desvíos de Rodrigo Medina, de Javier y César Duarte y de tantos otros, parece perpetuarse a través del diputado paracaidista Paco Cienfuegos, diputado por obra y gracia de una ley electoral a modo, ensuciada por la propia partidocracia. 

Siendo minoría parece tener la fuerza suficiente para manipular todos y cada uno de los partidos y de manejar el Congreso a su antojo, con el respaldo de los milloncitos que su partido tiene acumulado gracias a las maniobras de empresas fantasmas y de los milagros que realizó su jefe y cuate Rodrigo Medina que dejó un Estado endeudado sin nunca justificar en que había utilizado el dinero de la mega deuda que nos heredó y que pagarán todavía nuestros nietos y sus propios nietos. 

Parece que Paco Cienfuegos es quien tiene acceso a parte del tesoro. ¿Será? ¿Cómo será que para los observadores se ve que hasta Morena obedece a las instrucciones de Paco Cienfuegos, a través de operadores ex priistas que oportunamente vistieron la casaca morena? Hasta la coordinadora del partido de AMLO fue desbancada por instrucciones del tal Paco. 

¿Se habrá enterado la dirigencia nacional del partido moreno o asistimos a un juego arreglado con anticipación? Que desaparezca el PRIAN y viva el PRIMOR. La democracia mexicana está viviendo horas revueltas en Nuevo León. 

Pronto sabremos si unos cuantos ingenuos sirvieron de pantalla para que reviva la pesadilla del partido único y de sus consecuencias antidemocráticas o si nos aprestamos a ser testigos de un verdadero intento de reequilibrio de la sociedad y de la implementación de las medidas necesarias para que exista justicia social, a través de una sistema de redistribución fiscal equitativo y que dé esperanza a una nación entera y no solamente a los mas favorecidos. 

Lo cierto es que parece que la democracia electoral en Nuevo León no tiene consecuencias y que los mismos pillos de siempre hacen y deshacen a su antojo. ¿Se habrán percatado los electores? La Sociedad Civil debe pronunciarse para no mostrarse sumisa a unos cuantos políticos manipuladores y deshonestos.