#ElNidoDelGavilán: “Meade y la Copa del Mundo”

Comparte este artículo:

La campaña de “Pepe Meade” dio un giro en los últimos días, se fue Ochoa Reza y su aparición en el programa de Tercer Grado. El movimiento se percibe como tardío, pero en aras de revivir en la contienda. El equipo de Meade tiene un reto fundamental que es reposicionarse en los medios y en la opinión pública. Esa moda actual de criticar al PRI no ha podido ser abatida en ningún frente posible. Para hacer ganar a Meade se necesita el apoyo de muchas fuerzas, es como buscar ganar con algún país caribeño la Copa del Mundo. Muy complejo.

La presentación en la emisión de Televisa representó un buen ejercicio de auto promoción y de deslinde de responsabilidades. Aprovechó su tiempo para mostrar sus fortalezas y evadir posibles debilidades, sin embargo, aun le falta para reposicionarse y eso que le falta es imagen y peso político.

Las incorporaciones de Armando Ríos Piter y de Silvano Aureoles son fundamentales y le dan minutos de oxígeno a una campaña que no termina de arrancar.

Malos spots, insuficiente promoción en medios y falta de presencia en Twitter por parte de Meade son errores que se han venido cometiendo. En Tercer Grado se notó lo bien entrenado que está por sus asesores, sin embargo, aun no se quita esa imagen de profesor universitario para convertirse en un líder. Algo que sí tiene Ríos Piter y en eso lo puede ayudar.

En el argot futbolístico, este es el momento de “naturalizar” jugadores extranjeros, de traer mejores preparadores físicos al team Meade y de cambiar el parado táctico. En otras palabras, deben reforzar el apoyo de gobernadores priistas, de gobernadores y políticos no Anayistas del PAN y cambiar el tablero del equipo, esto es, depurar al staff, apelar a reclutar más tecnócratas y perfiles destacados en los estados. Tienen que salir al encuentro de ex ITAMitas, ITESM, CIDE para mejorar los perfiles y romper con las prácticas del “establishment”.

Asimismo, salirse de la estrategia habitual, romper con los lastres del PRI como son sus narcogobernadores y procesados, proponer cambios a las reformas, apelar a medidas drásticas que hagan eco en los electores y apostar por el enfrentamiento contra Anaya y no contra Andrés Manuel. Meade tiene que venderse como esa opción frente al proyecto Morenista.

Cambiar la fachada en los spots, en lugar de llamar al voto, tiene que demostrar por qué él es el más preparado. Tienen los recursos y las capacidades para hacerlo. Enfrente en Morena tienen un equipo que parece Alemania y parece imbatible. Tercer Grado sirvió como un buen escenario para mostrarse, pero el trabajo es de fondo más que de forma.

Lo dicho, dicho está.