Winnie the Pooh es victima de la censura en China.

Los censores restringieron el acceso a posts sobre el osito por supuestas analogías con el líder chino Xi Jinping. El parecido surgió como broma en las redes sociales durante un encuentro con Obama, pero los funcionarios de la censura china no aceptan excepciones en cuanto al humor de los usuarios.

China volvió a ser protagonista en cuanto a políticas de censura en la red con un caso que, curiosamente, se volvió viral. Los censores restringieron el acceso a posts sobre el osito por supuestas analogías con el líder chino Xi Jinping.  Al parecer, este acceso data de una broma generada por los internautas durante un encuentro con Obama en 2013. Desde entonces son frecuentes las imágenes que comparan a ambas figuras

El diario británico Finacial Times citó a observadores que dijeron que la medida puede estar relacionada con comparaciones pasadas de la apariencia física de Xi con Winnie the Pooh.

Los censores chinos este fin de semana han censurado todos los mensajes publicados en Sina Weibo -una especie de Twitter chino- que incluían alguna imagen o el nombre del famoso personaje infantil de Disney.

También se han eliminado los gifs de Winnie the Pooh de la app de mensajería instantánea WeChat.

Aunque algunos lograron burlar el bloqueo, la mayoría de usuarios que intentaban publicar en Weibo el nombre de Winnie en caracteres chinos se encontraban con el aviso de “contenido ilegal”, según Financial Times.

La cercanía del congreso del partido de gobierno, donde es probable que el mandatario confirme su liderazgo, ha provocado el endurecimiento de la censura. De ahí que el oso amarillo haya sido víctima de los esfuerzos del régimen por proteger de la imagen de Xi.