Mexicanos consideran que gritos en estadios son por diversión

La encuesta más reciente de Parametría indica que la mayoría de los mexicanos considera que los gritos  en los estadios  durante los juegos son para molestar al portero y no con el objetivo de insultar.

A nivel nacional, la encuesta establece que  33% de los mexicanos considera que el grito de “eh puto” tiene la finalidad de molestar al portero, mientras que 25% de los encuestados respondió que es “por diversión” y 22% dijo que es “para distraer al portero”. Aunque, el 10% afirma que la expresión si es un insulto contra los homosexuales.

Parametría agrega que la mayoría de los mexicanos tiene conocimiento de las multas que la FIFA le ha aplicado en varias ocasiones a la Federación Mexicana de Futbol. El 59% de los encuestados a nivel nacional respondieron que si conocen las sanciones.

“Seguro en otras culturas hay peores gritos que generan violencia. Es un tema de interpretación y que se tiene que manejar entre la FMF y FIFA. Algunos lo entienden como un atropello o un insulto. Sin ser mexicano, estoy orgulloso de dirigir a esta Selección, creo entender el propósito y no tiene que ver con eso (con discriminar)”, comentó el Juan Carlos Osorio.

Los aficionados de México fueron advertidos si lanzan gritos discriminatorios los árbitros detendrán los partidos,esto antes de la Copa Confederaciones Rusia 2017.

Mexicanos opinan que el robo de combustible es resultado de la complicidad entre empleados de Pemex

Encuesta revela que 15% de los mexicanos que cuentan con un automóvil propio están dispuestos a comprar gasolina robada, con tal de pagarla más barata, indicó Parametría.

Se establece que 81% de los mexicanos considera que hay complicidad entre empleados de Pemex con los ladrones.El 9 % respondió que no hay vínculos y el 10% restante no supo qué contestar. Agrega que el  13% de los encuestados considera que la responsabilidad de atender el problema debe recaer en los gobiernos  estatales y 9% que los municipales.

Además, la encuesta también detectó que 15% de los entrevistados, que cuentan con automóvil propio, aceptó estar dispuesto a comprar gasolina robada, el costo es más barato.

Parametría informó que “El tema del robo de gasolina es un problema que se debe atender de manera urgente, ya que no sólo representan pérdidas para Pemex, sino que además es un peligro para la ciudadanía y tiene un impacto en las posibles inversiones de capital extranjero. Las pérdidas por esta actividad van mucho más allá que sólo cuestiones económicas”.

Se menciona que en los últimos meses el término “huachicolero” , que se le conoce a la persona dedicada al robo de gasolina por medio de tomas clandestinas, ha cobrado mucha relevancia, puesto que 77% de los mexicanos  ha oído hablar de ellos.

“Este alto conocimiento posiblemente está relacionado con los enfrentamientos que ha habido entre el ejército y los huachicoleros, así como por los accidentes registrados en las tomas clandestinas y en los lugares donde se almacena el hidrocarburo robado, hechos suscitados recientemente en Puebla”, señala Parametría