¿Sí pueden con Nuevo León?

La aparente naturaleza apartidista del actual gobierno estatal se enfrenta cada vez con más frecuencia y fuerza a un Congreso local que se nota más unido que nunca, que más para bien que para mal está siendo un contrapeso a las ocurrentes propuestas del estado en materia de finanzas públicas que, bajo el estandarte cuasi mesiánico de que todo es culpa de la administración pasada, han rayado en lo incongruente.

Es curioso cómo la administración pasada no dejó de invertir ni un solo año, aún en los momentos presupuestalmente más complicados.

Recapitulando los dos primeros meses de la administración dijeron que se tendrán que realizar Asociaciones Público Privadas (APP´s) el próximo año dado que no hay suficientes recursos para inversión. Semanas más tarde aparece la noticia de que no se contemplarán las APP´s en el presupuesto porque no se quiere “endeudar” más al Estado, aun y cuando las APP´s no son deuda. No obstante, la Tesorería estatal envío un presupuesto deficitario el cual, irónicamente, se cubrirá en parte con deuda. Entonces, recordando las primeras palabras como Gobernador de Jaime Rodríguez cuando dijo que no habrá inversión el próximo año porque no hay ni un quinto (o una expresión similar de su notable vocabulario), el hecho de mandar un presupuesto deficitario no hace mucho sentido, al dejar al Estado sin inversión, con déficit y con impuestos nuevos. Es curioso cómo la administración pasada no dejó de invertir ni un solo año, aún en los momentos presupuestalmente más complicados.

Entonces, ¿cómo seguirán con el ritmo de inversión pública que un estado como Nuevo León requiere? No creo que la gente que votó por el actual gobernador se crea seis años seguidos, (o tres si le entra el delirio presidencial) que no se hizo tal o cual cosa porque dejaron al estado quebrado. Tanta crítica y ataque debería estar fundamento con una solución coherente y sobre todo rápidamente aplicada, sin embargo, el presupuesto enviado hace unas semanas al Congreso dice lo contrario.

Algunos se han pronunciado en contra de los nuevos impuestos disfrazados, otros cuántos han notado la división que existe entre los equipos de Jaime Rodríguez y Fernando Elizondo, unos más condenan la falta de acción contra los actos de aparente corrupción de la administración anterior, y mientras tanto el gobernador realiza consultas en Facebook para tomar decisiones trascendentes dotándolas de una apariencia democrática. Más aparte, cada vez que hay un tema álgido y de importancia para el futuro del Estado Jaime Rodríguez en lugar de actuar como estadista se “avienta” ocurrentes propuestas como, su más reciente, que los partidos políticos destinen su financiamiento para el pago de la verificación vehicular, ¿es en serio?

Nuevo León debe seguir creciendo, y no se vislumbra la forma en cómo la administración actual pueda lograr semejante tarea dejando ir importantes ingresos como la tenencia, queriendo enmendar ese error con nuevos impuestos.

Nuevo León debe seguir creciendo, y no se vislumbra la forma en cómo la administración actual pueda lograr semejante tarea dejando ir importantes ingresos como la tenencia, queriendo enmendar ese error con nuevos impuestos, peleándose con el mayor proyecto de inversión extranjera en el estado y reduciendo el presupuesto para Metrorrey, por nombrar algunas.

Ante un escenario poco alentador, la interrogante es: ¿si podrán con Nuevo León, o les ayudamos contestando sus consultas en Facebook?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”