Niegan licencia a Manuel Velasco en Senado

Comparte este artículo:

El Senado de la República rechazó este martes la solicitud de licencia por tiempo indefinido al senador y gobernador con licencia de Chiapas, Manuel Velasco, para separase del cargo y reasumir la Gubernatura hasta el 8 de diciembre.

En la primera sesión del periodo ordinario, los legisladores negaron la petición de Velasco, quien es coordinador de la bancada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Velasco se encontraba en la instalación de la Junta de Coordinación Política, el Pleno del Senado le negó la salida en votación a mano alzada que tuvo que repetirse ante la poca participación de quienes estaban en el Pleno y las dudas que generó una primera ronda.

Las legisladores Xóchitl Gálvez, del PAN, y Blanca Piña, de Morena, se manifestaron en contra de otorgarle la licencia y criticaron las “maniobras2 legales y políticas con las que Velasco pretendía ir y venir del Senado a la Gubernatura.

De igual diversos legisladores se negaron en otorgarle licencia al senador José Ramón Enríquez, mismo que pretende regresar a concluir su cargo como Presidente Municipal de Durango.

Busca nieto de Gómez Morín la dirigencia del PAN

Comparte este artículo:

Manuel Gómez Morín Martínez del Río, nieto del fundador del Partido Acción Nacional (PAN), anunció este lunes sus intenciones de buscar la dirigencia del partido con una propuesta que pretender ser la de la unidad y de la militancia que exige un cambio radical en el partido.

“Nosotros vamos como una propuesta que pretender ser la de la unidad, ser sobre todo la propuesta de la militancia. A diferencia de los otros candidatos como tú señalas que se vinculan con la cúpula del PAN y otros con los gobernadores, nosotros queremos ser una militancia que está presente, que está activa y que está pidiendo a gritos que haya una transformación de fondo en el partido”, dijo el nieto de Manuel Gómez Morín.

Por otro lado, lamentó que actualmente el blanquiazul sea un partido manejado por cúpulas que se ha convertido “muy pragmático, y ese pragmatismo muchas veces ha pasado por encima de principios y valores”, algo que ha causado consecuencias.

Al ser cuestionado por Azucena Uresti en Radio Fórmula sobre si permitiría el regreso de panistas como Margarita Zavala, Gómez Morín dijo que el partido se volvería uno de puertas abiertas.

“Lo que vamos a hacer será tener un partido de puertas abiertas, hoy por hoy está cerrada la posibilidad de ingresar a Acción Nacional y el primer paso que tendría que dar la próxima dirigencia es abrir el partido”.

El PRI hace de las suyas en Nuevo León

Comparte este artículo:

En las primeras horas de este 1 de septiembre el Congreso de Nuevo León comenzó con sus activadas del nuevo periodo de sesiones, en la cual el Partido Revolucionario Institucional sorprendió y se convirtió en la primera minoría y además presidirá la mesa directiva durante el primer año de sesiones.

Horas antes de la toma de protesta de los 42 diputados locales, los legisladores Alejandra García Ortiz y Melchor Heredía Vázquez, renunciaron a la bancada del Partido Encuentro Social (PES) y se pasaron ala bancada tricolor. Hay que recordar los ambos diputados llegaron a su curul con el triunfo del PES y avalados por Morena y el Partido del Trabajo (PT), pero ya con constancia en mano se pasaron a la bancada priista.

Con estos cambios, el PRI paso de tener 6 diputados a 8, mientras que Morena tiene 7, por lo que los tricolores se convirtieron en la segunda fuerza en el congreso local.

El artículo 52 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo en Nuevo León establece que corresponde a la primera minoría la presidencia de la mesa directiva durante el primer año de ejercicio constitucional, el segundo alto, al partido que haya alcanzado mayoría absoluta o más diputados que cualquier otro grupo legislativo, que por el momento es el PAN, el ser cel año será a propuesta de la Comisión de Coordinación y Régimen Interno.

Se busca oposición

Comparte este artículo:

Con la derrota del 1 de julio a cuestas, PRI y PAN entraron en un coma inducido del que no han despertado.

Se cumplen 2 meses de la elección presidencial y la victoria aplastante de López Obrador. Mientras los reflectores están completamente en las acciones y decisiones que tanto el Presidente Electo como su futuro gabinete están realizando, los otrora grandes partidos en México siguen en la incredulidad y no han comenzado su renovación. 

El PRI dañado gravemente ha optado por regresarle el control a Carlos Salinas de Gortari en la figura de Claudia Ruiz Massieu. La nueva presidenta del PRI no ha perdido tiempo y en un ejercicio de autocrítica retórica insta a sus militantes a que participen en el diagnóstico de la derrota. Incluso ha dedicado ciertas líneas a atacar a los que llevaron a la debacle del partido, pero sin ponerles nombre y apellido. 

Por otro lado, la designación de Miguel Ángel Osorio Chong y de René Juárez como coordinadores, sí muestra que el PRI ya no estará a disposición de Peña Nieto y el círculo Videgaray, pero tampoco significan el cambio profundo que ese partido verdaderamente necesita. Porque pensar que el problema está en las siglas y no en sus dirigentes, es el error en el que está cayendo el priismo para cambiar sin cambiar. 

Pero el caso más grave no sucede en el PRI. Los panistas, quienes serán la segunda fuerza en el Congreso de la Unión además de tener gubernaturas importantes, se mantienen fisurados, divididos, sin un proceso de cicatrización que impida a sus cuadros abandonar el partido. 

La autodesignación de Damián Zepeda como Coordinador en el Senado, aunada a la de Juan Carlos Romero Hicks con los Diputados Federales, fue la gota que derramó el vaso y desató enérgicas críticas de los panistas, por la inconsciencia y desfachatez con la que el Anayismo, principal culpable de la derrota, ha decidido apropiarse de todos los puestos clave haciendo a un lado a los demás grupos. 

El PAN no tiene un futuro alentador, ya que a la salida de cuadros como Margarita Zavala, Francisco Búrquez, Ernesto Cordero, se le estarán acompañando otros más en el futuro cercano, ya sea para pasar al retiro o para ser parte de otras fuerzas políticas e incluso fundar su propio partido. 

Tal parece que tanto el PRI como el PAN no entienden que no entienden, ya que sus acciones más que mostrar un sentido de responsabilidad y renovación, demuestran a unas cúpulas aferradas al poder y a los privilegios. En definitiva, se busca oposición.

Nombran a Martí Batres como presidente del Senado

Comparte este artículo:

El senador por Morena, Martí Batres Guadarrama, fue nombrado esta miércoles como presidente d ella Mesa Directiva de la Cámara Alta para el primer año de ejercicio de la 64 Legislatura.

Por otro lado, los senadores también eligieron a Mónica Fernández Balboa, de Morena, Rafael Moreno Valle, del PAN y Jorge Carlos Ramírez Marín, del PRI, como vicepresidentes de la Mesa Directiva.

También se designaron como secretarios a los senadores Antares Vázquez, de Morena, Verónica Delgadillo García, de Movimiento Ciudadano, Nancy de la Sierra, del PR y Juan Zepeda, del PRD.

#ElNidoDelGavilán: “Felipe en altamar”

Comparte este artículo:

Aunque aún está en el aire la impugnación a las sentencias del Tribunal Estatal Electoral de Nuevo León. Adrián de la Garza y Cristina Díaz ya se perfilan para arrancar labores como alcaldes de Monterrey y Guadalupe, respectivamente. 

En tanto, Felipe de Jesús Cantú sigue en un “plantón” en los bajos municipales buscando generar influencia para cambiar el resultado.

Más allá, si los magistrados actuaron con dolo, si Felipe ganó o no ganó en votos. Lo cierto es que parece que Felipe está solo y sin apoyo. El domingo apareció el neo-caudillo del PAN de la actualidad, Javier Corral, llamando a la solidaridad del partido con Felipe y Pedro Garza.

También ha aparecido Margarita Zavala en este “teatro de la impugnación” apoyando a los afectados. Sin embargo, el efecto es aun débil y sin mucha luz, como Margarita.

El triunfo de Felipe de Jesús Cantú era un resurgimiento de su carrera, carrera que si bien ha sido criticada por el tema de las canchas en el río Santa Catarina y el supuesto incremento de “cabarets/table dances” en Monterrey en su época de alcalde, es un perfil bastante digno dentro del PAN de Nuevo León.

Un perfil que ha sabido librar el desastre que vive el PAN actualmente, después de ser alcalde y no ser candidato a gobernador contra Natividad González parecía que su carrera se iría en vivir de lo plurinominal ya sea diputación federal o una senaduría. Deambuló en algunos puestos menores de la administración federal, pero regresó inusitadamente a la palestra política cuando venció a Margarita Arellanes por la candidatura a la gubernatura de Nuevo León.

A tal grado, el PAN vivía una guerra civil en años anteriores que tuvo que venir un exalcalde de casi 15 años atrás para una candidatura de tal nivel…. 

Llegó el tsunami Bronco y Felipe se fue quedando atrás, logrando un muy relegado tercer lugar… algo histórico para mal para un partido que competía codo a codo con el PRI.

Pasó el tiempo y la vida política le vuelve a dar otra oportunidad ante la persistente pugna entre grupos del PAN, llega así a la candidatura a la alcaldía contra figuras como Maderito, el Pato Zambrano y el alcalde Adrián de la Garza.

Llegó el tsunami Morena que por poco y mata al PRI. Parecía que el PAN se llevaba los municipios más poblados, Monterrey y Guadalupe. El PAN se jactaba de que Nuevo León hizo frente a Morena dado que se llevaron la mayoría de las diputaciones locales y amarraron un senador.

Sin embargo, también era cierto, que perdieron contra un aliado “a medias” (MC) las dos senadurías y que la joya de la corona, San Pedro, la perdieron inesperadamente contra un independiente.

Llegó otra tormenta del TEE y les quitó la sonrisa a Felipe y a Pedro. Por ahí salió Raúl Gracia, la manzanita Salinas y otros a alegar. Ni Bronco, ni MORENA ni nadie del círculo de AMLO ha salido a hablar. Damián Zepeda, líder del PAN se ha sumado, pero de momento, no se ve respuesta.

Las marejadas políticas no parecen llevar a buen puerto el barco del PAN, un barco que suma varios años en problemas en altamar.

Lo dicho, dicho está.

Exigen Adrián y Cristina al PAN: dejen de manipular a la opinión pública

Comparte este artículo:

Adrián de la Garza y Cristina Díaz, alcaldes electos de Monterrey y Guadalupe, exigieron un ” ya basta” contra el PAN para que dejen de intentar manipular a los ciudadanos luego de que el Tribunal Electoral revocara los resultados a favor de los priistas.

En el caso de Monterrey, dijo de la Garza, lo que pasó el primero de julio no había pasado en la historia modera de las elecciones.

“Se perdieron o se robaron más de 90 casillas, paquetes electorales de la elección a Presidente Municipal“, dijo.

“Son casillas que en la historia de las elecciones favorecen al PRI; al concluir la jornada electoral entraron en acción personas que se llevaron esos paquetes, los entregaron tres días después sin la cinta oficial, y con actas alteradas”, agregó.

De la Garza dijo que solamente mostró sus pruebas al Tribunal para que se eliminarán todas las casillas con anomalías, lo que finalmente sucedió.

“He sido respetuoso de los procesos; cuando le dieron la constancia a Felipe, malamente, fui y acudí a los tribunales. Yo mismo paré manifestaciones de ciudadanos que querían marchar, porque esa no es la vía. La vía es el respeto a las instituciones, con pruebas y sin incitar a la violencia o desorden público”.

Por su parte, Cristina Díaz realizó también un recuento de las anomalías denunciadas ante el Tribunal Electoral durante la jornada electoral.

Dijo que hubo paquetes electorales que llegaron días después de la elección.

“Fue sumamente delicado lo que sucedió. El propio presidente de la Comisión Municipal Electoral señala el desorden de la jornada“.

La sentencia que reconfiguró el Congreso del Estado

Comparte este artículo:

Todo sistema electoral busca fundamentalmente “traducir los votos en escaños ganados por partidos y candidatos” (Proyecto ACE). Las familias de sistemas electorales, según Colomer (2001), se clasifican en tres tipos: i) sistemas mayoritarios (reglas de un solo ganador); ii) sistemas proporcionales (reglas de múltiples ganadores), y iii) sistemas mixtos. El sistema electoral para integrar el Congreso del Estado de Nuevo León es mixto: 26 diputaciones electas por mayoría relativa (MR) y 16 diputaciones electas por el principio de representación proporcional (RP).

La aplicación de las reglas jurídicas sirvieron de fundamento para que la Comisión Estatal Electoral (CEE) determinara que para la Legislatura 2018-2021 el Congreso se integraría de la siguiente forma: el PAN con 16 curules (12 de MR y 4 de RP); el PRI, 6  (2 de MR y 4 de RP); el PT, 4 (3 de MR y 1 de RP); el PVEM, 1 (solo RP); MC, 3 (1 de MR y 2 de RP); PNA, 1 (solo RP); MORENA, 8 (5 de MR y 3 de RP); y PES, 3 (solo de MR). (Acuerdo CEE/CG/2017/2018). 

El total de escaños que correspondieron al PRI fue producto de que este partido se encontraba sub representado. En efecto, en el artículo 116, fracción II de la Constitución General se establece que “en la integración de la legislatura, el porcentaje de representación de un partido político no podrá ser menor al porcentaje de votación que hubiere recibido menos ocho puntos porcentuales.” Para la CEE, el PRI estaría sub representado con 5.6850 diputaciones, por ende, el cálculo final para este partido fue de 6 curules: 2 de MR y 4 de RP.

En contra del acuerdo se presentaron 11 juicios de inconformidad ante el Tribunal Electoral del Estado de Nuevo León (TEE), por diversas causas. Una de las que el TEE les dio la razón a los inconformes, fue que la CEE debió estimar a la Coalición Juntos Haremos Historia (JHH) en la entidad como un partido político, para efectos de la asignación de diputados por el principio de representación proporcional, incluidas las fórmulas sobre los límites de la sobre y sub representación política. (JI-257/2018 y acumulados). Para ello, el Tribunal estimó aplicable una tesis relevante de 2007 en la cual se establece que los límites de sobrerrepresentación les aplican a las coaliciones como si se trataran de un partido (Tesis XXIII/2007). Un razonamiento esencialmente igual fue utilizado por el Tribunal Electoral del Estado de México y con ello se le restaron a MORENA 10 escaños del Congreso de ese estado. (JDCL/434/2028 y acumulados). Incluso, el TEE afirmó en la sentencia que la CEE obró de forma incorrecta porque cuando los partidos coaligados (MORENA, PT y PES)  registraron sus listas plurinominales, debió habérseles advertido que debían presentar una sola lista por la coalición para tener derecho al reparto de curules por representación proporcional (p. 15). 

Como consecuencia de este criterio del TEE, la nueva distribución se modificó toda vez que para el Tribunal al PRI le correspondían dos diputaciones más de representación proporcional para compensar la sub representación en la que aún se encontraba y, por ende, dichos escaños se tomaron de la Coalición Juntos Haremos Historia, uno de MORENA y otro más del PT. Los demás partidos quedaron exactamente igual que en el acuerdo original de la CEE.

El criterio utilizado por el TEE en su sentencia del 10 de agosto reconfiguró la integración del Congreso del Estado. No obstante, desde mi perspectiva, se trata de una reconfiguración cuya vida será efímera. Enseguida mis razones.

En primer lugar, considerar a la Coalición Juntos Haremos Historia (JHH) para efectos de la distribución de escaños y la verificación de límites constitucionales,  desatiende el espíritu de la reforma de 2008 conforme a la cual, las candidaturas que compiten en coalición aparecen en las boletas tantas veces como partidos estén coaligados. Desde este sentido, las labores de escrutinio y cómputo en casilla deben contemplar las distintas formas de combinación de las coaliciones, porque a nivel de casilla lo que importa es saber cuántos votos obtuvo cada candidatura (art. 426 del Reglamento de Elecciones), sin embargo, la distribución de los votos entre los partidos coaligados para efectos de los cómputos y la distribución de escaños, debe realizarse “igualitariamente entre los partidos que integran la coalición; de existir fracción, los votos correspondientes se asignarán a los partidos de más alta votación” (arts. 311.1.c] de la LGIPE y 81 BIS 7 de la Ley Electoral del Estado). Estas normas se crearon para que los partidos coaligados no se otorgaran votos entre sí de forma artificial a través del convenio de coalición, y su fuerza electoral fuese solo el producto de los votos emitidos por los electores, en las diversas combinaciones de votación para cada coalición. En efecto, tal fue la intención del legislador en 2008, según puede corroborarse en la exposición de motivos del Decreto por el que se expidió el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales: 

La Iniciativa propone que, en todo caso, cada uno de los partidos coaligados aparezca en la boleta con su propio emblema, y que los votos se sumen a favor del candidato de la coalición y cuenten, por separado, a favor de cada partido. En consecuencia, los partidos coaligados deberán registrar, por sí mismos, listas de candidatos a diputados por el principio de representación proporcional y a senadores por el mismo principio. (DOF del 14 de enero de 2008).

La sentencia del TEE parece olvidar esta razón y por ello, incorrectamente, considera a la Coalición JHH como un solo partido, cuando la distribución y la sobre y sub representación debe observarse para cada partido coaligado.

En esta misma línea argumentativa, la tesis que usa el TEE para fundar su criterio es, primero que nada, solo un criterio orientador, dado que no constituye jurisprudencia; y en segundo término, su creación como tesis relevante es, precisamente, anterior a la reforma de 2008 que antes señalé, por lo que resultaba inaplicable para la reconfiguración del Congreso.

En segundo lugar, si el TEE hubiese investigado, así fuera de forma superficial, el comportamiento del INE en el acuerdo de distribución y asignación de curules de representación proporcional de la elección de 2015, habría corroborado que la distribución de curules y, por ende, la verificación de la sobrerrepresentación, se realiza por cada partido político, y no considerando a cada coalición como un partido político. De hecho, apenas hace un par de días, el Consejo General del INE emitió el acuerdo correspondiente para 2018 y en ningún momento considera a la Coalición JHH como un solo partido político (INE/CG1181/2018); en efecto, en el acuerdo se determina que el PT, no la Coalición JHH, se encontró en sobrerrepresentación (p. 36). Por qué el Tribunal toma un criterio sin sustento en los precedentes del órgano regulador de las elecciones en el país es una incógnita. Lo que me parece claro es que su razonamiento podrá ser revocado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En efecto, y este sería mi tercer argumento, recientemente, la Sala Toluca del TEPJF modificó la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de México a que hice mención líneas arriba. En su sentencia, la Sala Toluca determinó que MORENA, PT y PES tenían razón en sus agravios porque para efectos de representación proporcional no conforman una unidad y, por ende, los límites de sobrerrepresentación están referidos “a los partidos políticos en lo individual, en función del origen de los candidatos y del grupo parlamentario al que pertenecerán de resultar electos y, no así a todos los partidos que conformaron la coalición.” (ST-JRC-135/2018 y acumulados). Muy probablemente este podrá ser un criterio que utilice la Sala Regional Monterrey y, por tanto, la reconfiguración del Congreso ordenada por el TEE tendrá una muy breve duración.

Por último, no logro explicarme cómo es que un juzgador puede dejar de observar la voluntad expresa del legislador. Como se sabe, en 2017 se aprobó una reforma electoral que, entre otras cosas, introdujo al sistema electoral de Nuevo León la figura de las listas plurinominales. Una de las novedades fue que, además de las candidaturas de mayoría relativa, “cada partido político registrará una lista de dos fórmulas de candidatos por la vía plurinominal, compuestas cada una por un propietario y un suplente del mismo género. Cada formula será de un género distinto y ambas fórmulas podrán ser registradas por las dos vías de manera simultánea.”  Esta fue la voluntad expresa del legislador: que cada partido político, no cada coalición, registrara las candidaturas plurinominales. El TEE desconoce con su sentencia la voluntad expresa del legislador y, además, obvia el modelo que para la elección de diputaciones federales plurinominales determina la Legislación General: “La solicitud de cada partido político para el registro de las listas completas de candidaturas a diputados por el principio de representación proporcional…” (art. 238.4 LGIPE). De hecho, no solo desconoce la voluntad del legislador, también deja de ser congruente con sus propias sentencias, como la que dictó el 28 de febrero de este año, en el expediente JI-15/2018, en donde, para resolver el problema planteado por el PAN en el sentido de si los partidos estaban obligados a registrar las dos fórmulas plurinominales, el TEE en ningún momento razona en su sentencia que esta obligación corresponde tanto a partidos como a coaliciones.

En síntesis, la sentencia del TEE que reconfiguró el Congreso del Estado tendrá efectos efímeros, porque para la distribución y asignación de diputaciones de representación proporcional, y para la verificación de límites constitucionales como la sobrerrepresentación, no se debe tomar a las coaliciones como un solo partido político.

Zepeda niega haberse autonombrado líder de bancada del PAN en el Senado

Comparte este artículo:

Damián Zepeda, próximo coordinador del PAN en el Senado, rechazó que su nombramiento sea una “auto imposición” o “madruguete” y aseguró que el ex candidato presidencial, Ricardo Anaya, nada tuvo que ver en esta decisión que por estatutos, toca tomar al presidente del partido, en este caso el presidente en funciones, Marcelo Torres Cofiño.

“No me autonombré, o sea, la decisión la tomó el dirigente nacional que es Marcelo Torres. Esa es una realidad jurídica. Él hizo una consulta, yo no la hice y él les puede dar las referencias de cómo resultó, de uno a uno, y lo que él nos dijo fue que resultamos los que tuvimos mayor afinidad”, dijo.

A pregunta expresa sobre si Ricardo Anaya tuvo que ver en su designación respondió: “no, Ricardo Anaya es un liderazgo muy querido en el partido y por supuesto que es una voz que opina de todos los temas pero él no está en funciones, el presidente nacional en funciones Marcelo Torres y el coordinador hoy es un servidor“.

En conferencia de prensa en el Senado de la República, luego de acudir a su registro y recibir la credencial de senador de la República, Zepeda Vidales afirmó que no comparte las expresiones de autodedazo que algunos panistas expresaron desde el sábado pasado en redes sociales.

“No comparto esas apreciaciones, el mensaje que tenemos que dar es de unidad. Hay dos decisiones que se tomaron: hay un nombramiento en Cámara de Diputados, un ex gobernador, tiene su trabajo, su historia y su trayectoria, creo que nadie puede decir que era parte del equipo cercano de la actual dirigencia que tomó la decisión y en este caso, un servidor“.

Agregó que el presidente en funciones les pidió trabajar por la unidad, “es algo en lo que yo coincido y asumo la responsabilidad”. “Asumo el reto y vamos a trabajar por mantener el grupo unido y vamos a ir tomando decisiones: Yo mismo haré propuestas al grupo parlamentario y va a quedar muy clara la inclusión”, aseveró.

Insistió en que la decisión que se tomó “hubo un mensaje de apertura, de inclusión y hoy estamos ante esta realidad, con los dos coordinadores, pero asumo el reto de trabajar unido en este grupo parlamentario“.

Marchan panistas por elecciones de Monterrey y Guadalupe

Comparte este artículo:
La inconformidad por el robo de las Alcaldías de Monterrey y Guadalupe llegó a las calles del Primer Cuadro de la Ciudad, donde Felipe de Jesús Cantú, Pedro Garza, Senadores, Diputados y ciudadanos marcharon para que se haga justicia.
Al grito de “Fuera el PRI”, el contingente salió de la sede estatal del PAN con rumbo a los bajos del Palacio Municipal de Monterrey.
Con pancartas en mano, el contingente de 3 mil asistentes, que alcanzó unas 10 cuadras, marcharon por Treviño y Zaragoza hasta llegar a Ocampo, donde en la Plaza Zaragoza Cantú y Garza dieron un mensaje.
“De lo que se trata aquí es de defender a nuestra gente”, dijo Felipe.
“Es tiempo de que corramos la voz porque ese Tribunal y el Alcalde han acusado de fraude a aquellos que han hecho su trabajo en las casillas”.
Cantú indicó que continuarán luchando para que se respete la decisión de los ciudadanos.
“Vamos a luchar por la justicia, vamos a luchar por los derechos que tenemos los regiomontanos para tener la autoridad que decidamos, no la que nos quieran imponer. El 70 por ciento de la gente pidió un cambio, esa es la razón fundamental por la que estamos aquí, porque ofrecimos cambiar las cosas, dar seguridad a la gente”.
Garza también puntualizó que seguirá en pie hasta recuperar su Municipio.
“En Guadalupe queremos un cambio y lo vamos a lograr con la presencia y el apoyo de ustedes”, comentó.
“Vamos a gobernar Guadalupe con justicia, con transparencia, no vamos a permitir que se lo lleven”.
Otros que también se unieron a la causa con mensajes de apoyo fueron el dirigente estatal, Mauro Guerra, Víctor Fuentes, Alfonso Robledo, y panistas de Saltillo, Tamaulipas y Nayarit.
Al término de la manifestación, Felipe de Jesús Cantú continuó con el plantón en los bajos del Palacio.