#HojaDeRuta: “5 lecciones de la elección”

Comparte este artículo:

La elección presidencial donde resultó ganador Andrés Manuel López Obrador fue histórica: obtuvo la votación más amplia en porcentaje desde 1982, ganó todos los estados a excepción de Guanajuato y tendrá mayoría legislativa por primera vez desde 1994, además de que será el debut de una opción de izquierda al frente del país.

La contundente victoria de AMLO, que además provocó un crecimiento exponencial de Morena, sacudió al sistema político mexicano y abre una nueva etapa histórica e institucional en México. Además de haber rebasado el umbral del 50%, un dato ilustra la dimensión del resultado: en las tres elecciones presidenciales anteriores, la diferencia entre ganador y segundo lugar había sido de 6 puntos (2000), 0.5 puntos (2006) y 6 puntos nuevamente en 2012. AMLO superó a Anaya por 30 puntos. 

En la agencia que dirijo hemos realizado un análisis de lo ocurrido el primero de julio, buscando arrojar luz sobre los factores que generaron el resultado y consecuencias de este, mismo que hemos estado compartiendo con clientes, líderes de opinión y grupos de interés.

De ese documento comparto un extracto en la forma de cinco grandes lecciones que deja la elección presidencial de 2018:

  • La victoria de AMLO fue, principalmente, la combinación de dos factores: el enojo hacia las opciones tradicionales por su falta de resultados en seguridad, economía y combate a la corrupción, junto a la tenacidad de López Obrador de sobrevivir y sobreponerse a sus dos derrotas previas, para convertirse en el momento clave en la única opción de cambio. Fue capaz de mantener su base en su totalidad y convencer a votantes molestos e indecisos.
  • Fue una elección de muchos brincos, donde el suelo siempre estuvo parejo. De acuerdo a los ejercicios de poll of polls o agregados de encuestas que hicieron Oraculus y El País, la tendencia siempre fue la misma: un solo puntero que iba creciendo, con dos perseguidores lejanos peleando por el segundo lugar. A pesar del ruido y polémica que rodearon al proceso, en los hechos fue una elección sin sorpresas.
  • AMLO tendrá una fuerza política inusitada proveniente de tres factores: primero, la legitimidad que le brinda su margen de triunfo que se distribuyó por todo el país. Segundo, que ese triunfo fue construido prácticamente por todos los segmentos de la sociedad en términos de edad, estudios e ingresos, resaltando el hecho de que las personas con escolaridad de universidad o más (65%) y de ingresos altos (64%), fueron quienes más le votaron, de acuerdo a la encuesta de salida de Parametría. Tercero, su partido tendrá la mayoría simple en ambas cámaras federales y en 19 de los 32 congresos locales.
  • La gravedad de la derrota sufrida tanto por el PAN como por el PRI obligará a tensiones y reacomodos al interior de ambas fuerzas políticas. Ricardo Anaya obtuvo la votación más baja para un candidato panista desde 1988, mientras que José Antonio Meade no logró ganar ni una sola de las 300 secciones electorales del país. Anaya resquebrajó al blanquiazul en el proceso de adjudicarse la candidatura, lo que ha dejado como resultado que al menos haya cinco grupos en pugna por el control del partido: el del propio Anaya; el calderonismo; el nuevo frente de gobernadores panistas (GOAN); el grupo Puebla de Moreno Valle y los conservadores. El PRI estrenó líder en la figura de Claudia Ruiz Massieu, quien ha dejado entrever que contempla la posibilidad de un cambio de identidad del partido, en un momento donde el PRI requiere, más que una cirugía estética, una ética.
  • El dinero y estructuras no pueden contra un fenómeno sociopolítico. No se puede comprar la realidad: un país sumido en una crisis de violencia (el sexenio de EPN ya superó al de Calderón en homicidios dolosos); que no crece en términos reales desde hace 25 años; donde los casos de corrupción e impunidad se apilan y donde la movilidad social para los más pobres es tan baja, la existencia de un enojo generalizado resulta una obviedad. Por suerte, los agravios se expresaron a través de las urnas, porque las condiciones para un arrebato social hace tiempo que están dadas.

En la próxima entrega compartiremos algunos puntos del análisis desde la perspectiva de Nuevo León.

Aseguran que no existen elementos para anular elección de Monterrey

Comparte este artículo:

Edgar Reyna representante legal del alcalde electo de Monterrey, Felipe de Jesús Cantú, aseguró que no existen elementos para anular la elección de la capital de Nuevo León, esto tras asistir a la audiencia de pruebas y alegatos en el Tribunal Electoral del Estado (TEE).

“Estamos seguros que el proceso se lleva conforme a la ley. Para que una elección se tenga que repetir, se tuvieron que haber presentado nulidades en las casillas por un número de 320 paquetes”, aseguró Reyna.

El representante legal del panista, dijo que los juicios e inconformidad contra la elección de Monterrey han sido contrarrestados con pruebas que ha presentado Felipe de Jesús Cantú.

Dentro del término de cinco días naturales, establecido en el Ley Electoral del Estado, los partidos y/o candidatos PT, Verde, PRD, PRI e independientes, interpusieron juicios de inconformidad ante el Tribunal Electoral del Estado, a fin de solicitar que se anulara la elección y se convocara a una extraordinaria. El PRI pidió que en caso de no conceder la anulación de la elección, se eliminaran casillas a fin de que modificaran el resultado.

“No existe ese número y para dar vuelta a ese resultado, se necesitarían un poco más de esos paquetes electorales para que pudieran modificar 4 mil 800 votos”.

La elección de Monterrey cuenta con al menos 100 impugnaciones por parte de partidos, candidatos y ciudadanos. El TEE comenzó con el desahogó de los recursos legales esta semana.

 

2018: la nueva realidad política

Comparte este artículo:

Después de las elecciones del pasado domingo 1 de julio, Nuevo León y México enfrenta una nueva realidad política a la que no nos habíamos enfrentado. Por décadas en Nuevo León solamente tuvimos representantes de los partidos de siempre PRI y PAN, a nivel estatal y federal. El resultado de estas últimas elecciones arrojó en el Congreso local 12 distritos para el PAN, 11 para la coalición Juntos Haremos Historia, 2 para el PRI y 1 para Movimiento Ciudadano, esto nos pone desde luego, en una nueva dinámica en la vida política del estado. 

Por años la ciudadanía confió y votó a los partidos de siempre, y esa opción perduraba por tiempo, sin importar los candidatos los partidos ganaban las elecciones. Tenemos muchos ejemplos de ello, Apodaca y Escobedo bastiones priistas, San Nicolás y Santa Catarina bastiones panistas, Guadalupe de 1994 al 2003 del PAN, luego del 2003 al 2018 PRI sin alternancias. En San Pedro Garza García el PAN ha gobernado hasta 2018 por más de 30 años. La nueva realidad política nos dice que cada vez menos la ciudadanía confía en los partidos políticos por el hecho de serlo, y ahora el candidato tiene mucha más relevancia para la toma de la decisión. 

Después de estos últimos años donde el abuso, corrupción e impunidad de la clase política ha prevalecido y la mayoría de las veces sin tener consecuencias, la política en general se ha hundido en el descrédito y desconfianza de la ciudadanía, y con mucha razón. Esta elección gran parte de la ciudadanía optó por una opción que ponga fin a los abusos de los políticos corruptos de siempre, y en gran medida, ese hartazgo lo capitalizó la coalición Juntos Haremos Historia. Eso es la democracia, se gana y se pierde, pero lo importante es, donde la ciudadanía decida que estén los políticos que sean una oposición responsable, que no estén en contra de todo solo porque son de otro partido, si no, que señalen lo que esté mal y propongan soluciones, porque Nuevo León es un estado plural, donde es importante considerar todas las voces para asumir esta nueva etapa. Que esta nueva realidad política sirva para mejorar a Nuevo León y a México, porque ser oposición es amar a México. 

Regalando Diputaciones como Enchiladas

Comparte este artículo:

Los Partidos tienen la receta perfecta para que puedan negociar el robo de Diputaciones, sin que nadie se de cuenta. Son dos ingredientes, la complejidad intencional de la Ley Electoral sobre cómo se asignan los Curules de Proporcionalidad, para que pocos entiendan y nadie grite faul. El segundo ingrediente son las lagunas legales, áreas grises que justifique los criterios a modo de la CEE, resultados de negociación partidista.

Es el robo más complejo a nuestra democracia, le echan tanto coco a este crimen electoral debido a que el Congreso es la clave para fortalecer su estructura de poder, así como para aprobar las cuentas públicas del Ejecutivo, lleno de compadres Partidistas. 

El Congreso de Nuevo León está compuesto por 42 diputados. 26 entran directo ganando su distrito y los 16 restantes son elegidos por proporcionalidad, algo que es en principio noble para que la mayor cantidad de Votantes sean representados por un Diputado. Digo en principio porque el PRI y el PAN nos metieron a los mentados Pluris de Lista el año pasado. 

El proceso para asignar estos 16 curules tiene reglas más complicadas que un manual en coreano para armar un avión a escala, si a este le arrancaran unas páginas.

Simplificare de manera muy general, el proceso de cómo se asignan estas 16 diputaciones y los abusos de la CEE para regalarle curules al PAN y al PRI, como si fueran enchiladas.

El primer paso es asignar Diputaciones por “Porcentaje Mínimo”, empezando con los Pluris, que quedan en deuda con su Partido en lugar de con los Electores. Cada Partido que llegue a más del 3% de todos los votos, puede meter al Primero de su Lista de Pluris. Si obtienen más del 6%, meten a sus dos Pluris. 

Aquí empieza la inconsistencia de la CEE. Luis Susarrey, que era Pluri del PAN, gano su distrito. Entonces la CEE determinó que la asignación le tocaba entonces al siguiente de la Lista de Pluris.

Pero para Movimiento Ciudadano, con Luis Donaldo Colosio, que igual gano su distrito y estaba en la lista de Pluris de MC, la CEE determino algo diferente. En lugar de brincarse al siguiente de la Lista de Pluris, metió al Suplente de Colosio.

Ambos criterios son debatibles, pero es una barrabasada que la CEE aplique diferentes criterios en la misma sentada. Es tan incompatible como decir Heil Hitler y Namaste en el mismo respiro. 

Viene el segundo paso, el Coeciente Electoral, donde se calcula solo los votos de los Partidos que pudieron colocar a un Diputado en el paso anterior, restando los votos contenidos en los 3 y 6 porcientos utilizados para hacerlo, lo que se divide entre los Curules que aún no fueran asignados.

Pero la CEE se brinca esto y comienza el cálculo de la sub y sobre representación. Esta figura se usa para ponerle un suelo y un techo a las fórmulas de asignación, para que las matemáticas de la asignación estén alineadas a la realidad de los votos. Así se define el mínimo y máximo de diputados que un Partido puede tener, si con las fórmulas de asignación un Partido está sobre representado le quitan las Diputaciones correspondientes y si esta sub representado se las asignan. 

La CEE cometió dos violaciones, primero tomo como base la votación efectiva, cuando la Constitución y el sentido común, marca que debe ser la emitida.

De esta manera el PAN pudo robarse una Diputación, ya que su tope era 15 Curules, pero le dieron 16.

Pero para que funcionen las cochinadas en la CEE se tienen que repartir pa’ todos, entonces al PRI le regalaron también una diputación. Solo que no se pusieron tan técnicos, sencillamente redondearon el número de Sub Representación de 5.6 a 6, como si estuvieran en el OXXO! Lo cual, además de una idiotez, es un crimen.

Para agrandar el insulto, el curúl que se robó el PRI, fue arrebatado arbitrariamente a MC, el único partido que hizo bien las cosas en esta Legislatura.

Una verdadera vergüenza el trabajo del Presidente de la CEE, Mario Alberto Garza, y pues del PRI PAN ni se diga, son organizaciones criminales por excelencia.

Por falta de espacio no puedo entrar en los siguientes pasos de las asignaciones, pero quería transmitirles lo más alarmante para que juntos actuemos. ¿Cómo?

Difundiendo el mensaje en nuestros círculos y exigiéndole a los Magistrados del Tribunal Electoral en estos correos gastonenriquez@tee-nl.org.mx lealisla@tee-nl.org.mx jbautista@tee-nl.org.mx ya que estamos en sus manos. También es importante entender la importancia del Legislativo, con auténticos diputados, Medina y Natividad ahorita serían roomies en el Topo Chico. Imagínense esa chulada, que los Gobernantes no puedan robar.

#Kleroterion: ¡Comienza la Nueva Representación!

Comparte este artículo:

En estos días tuve la invitación del Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, para ser Titular de la Representación del Gobierno del Estado en la Ciudad de México a partir del 11 de julio de 2018.

Por supuesto, en mi compromiso por el crecimiento de nuestro estado, Nuevo León, honraré dicho cargo y aportare todo lo necesario para colaborar con el Gobierno Estatal, fortaleciendo la relación con los poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), así como apoyando a las misiones extranjeras acreditadas en el país y que se vinculen directamente con el Estado.

La finalidad de esta Representación es que a Nuevo León le vaya bien, porque estoy convencido que si el estado crece, la ciudadanía también, soy un servidor público que entiende muy bien las necesidades del ciudadano neoleonés, ya que comprendo la política y sé utilizarla como una arena para llegar a acuerdos que beneficien a todos, sin partidos, sin pactos, sin nada turbio, sin compromisos irreales e ilegales, siempre anteponiendo la legalidad y transparencia, exclusivamente para beneficio de la sociedad.

Dentro de las instrucciones que recibí por parte del Gobernador Jaime Rodríguez, es la de ser factor clave para que Nuevo León reciba el mejor trato posible con el próximo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, asimismo, trabajar de la mano del Congreso para gestionar recursos Federales dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019 y así lograr un presupuesto digno, fortalecido y útil para las necesidades del Estado, que por supuesto, se verá reflejado en el bienestar de todas y todos sus ciudadanos sin excepción alguna.

Como titular de la Oficina de esta oficina, me encargaré de dar orientación y asistencia a las autoridades de los tres poderes del Estado, cuando por motivos de trabajo tengan que salir de el, así como a cualquier ciudadano de Nuevo León que necesite tratar algún tema o tramite en esa ciudad.

Serviremos como una oficina de enlace, seguimiento y articulación de esquemas de colaboración entre el Gobernador y los Poderes de la Unión en el ámbito federal, seremos vínculo directo con otras entidades federativas y sus respectivas representaciones, así como de otras naciones y organismos internacionales, teniendo, como siempre,  apertura a organizaciones privadas, educativas y de la sociedad civil, con la finalidad de impulsar el desarrollo del estado.

Es de vital importancia fortalecer la presencia del estado a nivel nacional e internacional es todos sus aspectos, culturales, diplomáticos, económicos, turísticos, políticos, por decir algunos, promoviendo que Nuevo León es un semillero para la promoción y enlace para impulsar proyectos de inversión tanto nacionales como internacionales.

Continuaremos siendo un enlace entre las diferentes instituciones y dependencias de la Administración Pública Federal y fomentaremos acciones que ayuden a elevar los niveles de inversión en el estado, a través de la promoción de los diversos sectores productivos, por su parte robusteceremos la presencia, vinculación, imagen y comunicación con el Gobierno del Estado en la Ciudad de México, promoviéndolo en todas sus instancias, así como apoyar en la Gestión Pública que realicen las dependencias fuera del Estado, coordinando todas y cada una de sus relaciones públicas.

Estoy seguro que el comienzo de esta nueva titularidad, reforzará y contribuirá con el crecimiento de Nuevo León, trabajando de la mano con el gobierno estatal, lograremos avances dignos y propios para el neolonés, unificando esfuerzos con todas y cada una de las instancias antes mencionadas, para continuar siendo un estado puntero para que pueda aportar al desarrollo y bienestar de esta gran Nación.

Finalizo diciendo que mi compromiso como servidor público no ha cambiado, sigo defendiendo mis ideales y ética, que con orgullo puedo decir, me han permitido avanzar en este voraz mundo político con la cara en alto y más cuando se trata de aportar para mi estado, Nuevo León, pero siempre con la finalidad de poder contribuir con un granito de arena para nuestro México.

¡A sus órdenes!

Se pudo haber prevenido la tragedia

Comparte este artículo:

El pasado domingo 15 de julio de 2018, Ana Lizbeth Polina de 8 años fue secuestrada en el municipio de Juárez, Nuevo León y 3 días después su cuerpo sin vida fue identificado en un lote baldío de este mismo municipio. 

Más allá del homicidio, hay que fijarnos en el culpable de este acto. Juan Fernando “N” fue policía en Monterrey en el 2000, pero no hay registro de cuándo o porqué fue dado de baja. También ya había estado preso 7 años por la violación de una menor de edad, y en 2014 se le levantaron 2 órdenes de aprehensión por delitos sexuales contra una menor de 12 años y otra joven de 20 años. 

En primer lugar: Juan Fernando ya había cumplido una condena y como quiera reincidió en los mismos delitos. ¿No se supone que precisamente para esto es la prisión? ¿Para corregir actitudes y que la persona no vuelva a quebrar la ley? De acuerdo con la Encuesta Nacional de Población Privada de Libertad de 2016 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 24.7% de la población privada a la libertad ya había estado recluida previamente en un centro penitenciario, es decir, son reincidentes. 

En segundo lugar: Juan Fernando ya tenía 2 órdenes de aprehensión desde hace 4 años, ¿cómo es posible que la misma búsqueda que se realizó durante esta semana para capturarlo no se hizo en su debido momento en el 2014? Además, que la primera condena fue muy corta, ¿sólo le dieron 7 años por violar a una menor de edad?

¿Por qué nos tenemos que esperar a que una mayor tragedia suceda para poder actuar? ¿Por qué hay gente con órdenes de aprehensión que siguen libres? ¿Por qué no podemos invertir y enfocarnos en políticas públicas de prevención de delito y también mejorar los programas dentro de los centros penitenciarios para que haya una efectiva reinserción social del reo? 

Con esto notamos que hay más de un solo responsable en la muerte de la menor de edad. Debe de haber una reforma total dentro de la Fiscalía que tome en cuenta los aspectos ya antes mencionados, porque es un hecho que no solo basta con sancionar este tipo de violencia. Definitivamente el presunto culpable no va a quedar (y no puede quedar) impune, pero hay más personas como Juan Fernando que siguen sueltos y es cuestión de tiempo para que el caso de Anita se repita si no se hacen los cambios necesarios. 

#HojaDeRuta: “Una epidemia de violencia”

Comparte este artículo:

Como chispa sobre la yesca, la furia se propaga: ¿cómo es posible que aquí, en la ciudad desarrollada y orgullosa, sea asesinada sin piedad una niña de ocho años? Hierve la sangre, pero como el agua para café, la ebullición cesa cuando se apaga la llama. El vapor se disipa, el coraje deja de burbujear. Todo volverá a la normalidad cuando el calor se haya ido.

Pero ¿qué es la normalidad hoy? Durante los días negros de 2010-2011, cuando ningún abanico bastaba para domar el calor, dormíamos a ventanas abiertas para robarle al aire nocturno un poco de alivio. A lo lejos, cuando menos un par de veces por semana, se escuchaban los estruendos. A los truenos que anunciaban las lluvias de mayo hubo que sumar los que anunciaban las lluvias de plomo.

En este país son asesinadas siete mujeres diarias. Siete. Entre la rutina del despertador, trabajo, cena y serie de Netflix, cayeron más muertas. “Se me fue rapidísimo la semana”, decimos a veces. En ese tiempo, se nos fueron 49 mexicanas cuya vida fue extinguida por el hecho de ser mujeres.

2017 registró 29 mil asesinatos en el país. Más que cualquier otro año en la historia reciente. Tratando de anclarnos a la sensatez, resulta adecuado decir que México vive una epidemia de violencia. Consideré con cuidado la palabra y sus dos significados oficiales: 1. Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas. 2. Mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada. La definición encaja.

Al enorme riesgo que implica normalizar la violencia, habría que aunar otro: la justificación para ejercer aún más violencia. Si el hombre es el lobo del hombre (y evidentemente, de la mujer), entonces la respuesta está en la ferocidad: el más brutal habrá de ganar la partida. Así se ha justificado pisotear los derechos humanos “en nombre” de la seguridad. Así se escuchan y leen voces que entienden la justicia como un acto de venganza: “Hay que lincharlo”, “es un animal”, “deberíamos matarlo”, “no merece vivir”, “que lo torturen primero”.

¿Y muerto el perro se acabó la rabia? Por más cuerpos que cubren al país, la rabia no hace más que crecer.

Una sociedad pobre, desigual e injusta que genera desesperados y psicópatas, resuelve que la mejor manera de lidiar con el criminal es la vejación, y ultimadamente, su aniquilación, sin cuestionar las circunstancias que le orillaron a la criminalidad, a la alteración patológica de su conducta social.

¿En qué momento nos hemos detenido a pensar no solo qué hacer con la violencia, sino qué ha hecho la violencia con nosotros? ¿Quiénes somos después de niñas y niños asesinados, otros niños disparando a sus compañeros de clase, mujeres quemadas y apuñaladas, estudiantes acribillados, cuerpos colgados de puentes, cuerpos que ardieron vivos? No somos los mismos, no podríamos serlo.

Martin Luther King decía que “la violencia como vía para lograr justicia racial es tanto impráctica como inmoral. No soy ajeno al hecho de que la violencia a menudo produce resultados momentáneos. Frecuentemente, naciones han ganado su independencia en batalla. Pero a pesar de victorias temporales, la violencia nunca trae consigo paz permanente”.

Vista desde el aire, la violencia se puede disfrazarse de orden e involuntario arte abstracto. Jorge Taboada, arquitecto mexicano, comenzó a retratar fraccionamientos de interés social en sobrevuelos. Las imágenes revelaban una simetría impactante, de pronto parecen una composición digna de Escher o Mondrian. Dibujan una estética casi surreal, una belleza involuntaria.

Pero a ras del suelo la realidad estruja: pequeñísimas casas de 30 metros cuadrados donde se aprietan familias enteras. Caldos de cultivo para más violencia: hacinamiento, calor, lejanía. Una de estas cápsulas fue cateada ayer en búsqueda del presunto asesino de Ana Lizbeth. Era mujer, era niña, era pobre. Todas las piedras del mundo sobre su espalda. 

Los estudios de movilidad social del Centro Espinosa Yglesias son contundentes: en este país, si naciste pobre, lo más probable es que así te mueras. El abominable crimen de Ana Lizbeth no puede quedar impune, pero ella no será la última niña a la que se le apaga la vida si esta epidemia continúa, si no se atacan las causas que la generan, desde una economía que funciona para un puñado de privilegiados y no para las mayorías, hasta las violencias machistas que destruyen.

Sartre escribió que la violencia, sin importar la forma en que se manifieste, es un fracaso. Hasta ahora, en este país y en esta ciudad, el fracaso ha sido rotundo.

Impugnaciones y Procesos de Transición

Comparte este artículo:

Como en cualquier democracia moderna las impugnaciones y demás recursos legales son parte fundamental de un proceso electoral, pero en ocasiones estos podrían repercutir en los procesos de transición. Estas elecciones de 2018 no fueron la excepción, la reñida competencia política en muchos estados ocasionó resultados muy parejos que dieron pie a una serie de impugnaciones y peticiones de nulidad, entre otros. También siguieron habiendo casos , lamentablemente, de irregularidades mayores en procesos sobre todo en municipios rurales. 

En esta ocasión las impugnaciones a nivel federal disminuyeron considerablemente en comparación con la elección presidencial del 2012, al bajar de más de 200 recursos presentados contra la elección presidencial a menos de 10. En el resto de los procesos electorales se recibieron 505 impugnaciones, 348 de diputados y 134 de senadores. En la Ciudad de México hubieron 187 impugnaciones, 27 de ellas por el tema de los diputados de representación proporcional, mientras que en Nuevo León el Tribunal Estatal Electoral acumula 227 denuncias, 100 de las cuales son de Monterrey, en su mayoría presentadas por ciudadanos.

La obligación de la autoridad electoral es actuar conforme al derecho, todos los partidos y ciudadanos tienen el derecho a presentar los recursos que la ley les permita, pero también deben considerar cuando la diferencia es amplia o si el ambiente social no es el indicado, que tan viable o conveniente es el hacer la impugnación. Muchas veces la gente se molesta cuando ve que gana un candidato en tribunales pero también es cierto que repetir una elección no es cualquier cosa, además de los costos económicos también implica un costo social al someter a la ciudadanía de cierto estado/ municipio a otra campaña y otra jornada electoral que históricamente presentan menores votaciones en promedio que votaciones emparejadas a procesos electorales o estatales regulares.

Los procesos de transición no deben parar, habla bien de la madurez de los estados y municipios que han iniciado estos procesos de entrega-recepción a otros partidos aún y que se podrían cambiar las cosas, también hace falta ver si hay consecuencias por candidatos que rebasaron su tope de campaña, el tema es que en algunos países e inclusive en casos de ciudades mexicanas hay ejemplos históricos de cómo aunque la diferencia entre el 1er y 2do lugar es mínima no se pierde el clima de estabilidad social, los partidos y candidatos tienen una responsabilidad de asumir su derrota si así fue o de impugnar en tiempo y forma si creen que realmente fue injusto pero la propia autoridad electoral tuvo y tiene una responsabilidad mayor en realizar las jornadas con las menos irregularidades posibles y respetar el espíritu de las leyes, que no dejen de servir a la voluntad popular. 

Capturan a principal sospechoso de matar a Anita

Comparte este artículo:

Esta madrugada la Fiscalía General del Estado de Nuevo León, informó en sus redes sociales la detención del presunto asesino de la menor de 8 años, Ana Lizbeth Polina Ramírez, Juan Fernando “N”.

En sus redes sociales, la Fiscalía General de Justicia informó con fotografías del detenido, que tras un despliegue operativo de elementos de la corporación se logro la captura.

A las 3:20 horas de este jueves, fue cuando la Fiscalía a cargo de Alfredo Guerrero, emitió el comunicado de prensa.

La detención de Juan Fernando “N” se da después de que un juez de control del Estado girará una orden de aprehensión en su contra.

Hasta el momento la Fiscalía no ha explicado de que forma, ni en que lugar, se dio la detención del sujeto.

Vivienda ligada a crimen de Anita es cateada

Comparte este artículo:

Anoche la Policía Ministerial cateó una vivienda que se presumo podría estar relacionada con el crimen de la niña Ana Lizbeth Polina Ramírez.

La casa que esta localizada en la calle Vista del Águila, en la Colonia Vistas del Río, en el municipio de Juárez, se localiza a 13 viviendas de la caseta de la Ruta 527, de donde el domingo pasado fue raptada la menos, además de estar a 8 casas del terreno baldío donde fue encontrado ayer el cuerpo de Ana Lizbeth.

El cateo se realizó después de que varios vecinos identificaron a uno de los hombres que vivían en este lugar como el sospechoso que el domingo rapto a la pequeña.

Los vecinos dijeron que el domingo en la tarde, esta misma persona estuvo regalando bombones y calcomanías a varios niños de la zona.

Hasta el momento las autoridades no han emitido ninguna declaración al respecto sobre qué fue lo que encontraron al interior de la casa.

“Se nos hizo raro que la semana pasada llegaron a vivir dos hombres. Ésta estuvo sola mucho tiempo. Pues sí se parece ,mucho uno de los señores al que dicen que se llevó a la niña”, dijo uno de los vecinos.

El Secretario de Seguridad Pública de Juárez, Teodoro Jaimes Martínez, aseguró que desde que se reporto la desaparición se montaron operativos, e incluso que se había buscado en ese terreno baldío en dos ocasiones y la menor no fue localizada.