Las conversaciones con EU por TLCAN no dejarán temas pendientes, asegura Guajardo

Comparte este artículo:

Las conversaciones sobre el TLCAN que se realizarán el jueves en Washington entre México y Estados Unidos incluirán todos los temas pendientes para modernizar el acuerdo comercial que también incluye a Canadá, dijo el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo.

Antes de entrar a la oficina del Representante Comercial de Estados Unidos, el funcionario agregó que no habrá un acuerdo sobre controvertidas reglas de origen de autos hasta que todos los temas en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se resuelvan.

“Todo caerá en su sitio o nada caerá en su sitio”, comentó.

Las conversaciones entre México, Estados Unidos y Canadá para modernizar el pacto vigente desde 1994 se han prolongado desde el año pasado, luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijera que quería más beneficios para las empresas y los trabajadores de su país.

Guajardo agregó que mantenía informada a la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, sobre el progreso de las conversaciones con Estados Unidos.

El secretario mexicano tenía programado reunirse el jueves con el Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, sin Freeland, para centrarse en los puntos difíciles sobre los autos y posiblemente aumentos salariales.

Jesus Seade, el nominado a jefe negociador del TLCAN por el futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la reunión del jueves cubriría de la “A a la Z”.

Antes de entrar a la oficina comercial con Guajardo, Seade dijo a periodistas que confiaba en que los negociadores podrían llegar a un acuerdo si se movían rápidamente, pero dijo que las reglas del sector automotor son “parte central” de un acuerdo.

“No habrá ningún acuerdo hasta que haya todo”, dijo.

Postura dura con México en TLCAN es represalia por migración: Trump

Comparte este artículo:

El presidente Donald Trump admitió hoy que su dura postura frente a México en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN) es una represalia por lo que considera es su negativa a ayudar a Estados Unidos a detener los flujos migratorios a través de su territorio.

México está haciendo 100 mil millones de dólares al año a expensas de nosotros por el terrible NAFTA, y estoy siendo duro. Una de las razones por las que estoy siendo duro, es porque ellos no hacen nada por nosotros en la frontera“, dijo.

Hablando ante reporteros en una reunión con su gabinete, Trump indicó que cuando es interrogado sobre la razón detrás de su intransigente postura para renegociar el TLCAN, su respuesta es: “estoy siendo duro, porque es un terrible acuerdo para Estados Unidos“.

El mandatario, que persiste en que la crisis humanitaria provocada por la orden de su gobierno de separar niños de familias inmigrantes en la frontera es culpa de otros, ha sugerido que México tiene responsabilidad, y este jueves buscó afirmar esa narrativa.

“Francamente ellos alientan a la gente para caminar por México hacia Estados Unidos, porque sus narcotraficantes, sus traficantes de personas, sus coyotes, son algunas bellezas”, manifestó sin referirse al mercado consumidor.

Sin ofrecer evidencia para apoyar sus declaraciones, Trump indicó que su vecino, solo busca “tomar nuestro dinero y enviarnos drogas”, en un monólogo que se extendió por más de 20 minutos y donde abordó además temas domésticos y sus conversaciones con Corea del Norte.