México vs. el Mundo

Comparte este artículo:

A raíz del triunfo de la selección mexicana de fútbol contra la selección alemana, vivimos en un impulso desenfrenado de nacionalismo por esto, lo cual reconozco que es algo de admirarse y que los mexicanos cuando nos proponemos algo, podemos lograr cosas grandiosas. Los momios de la selección mexicana para un triunfo en las casas de apuestas marcaban una clara ventaja para la selección alemana en la cual se daba como victorioso a los europeos de 11 a 1, en otras palabras,  de acuerdo a estadísticas era prácticamente nulo el triunfo de nuestros nacionales.

Soy orgullosamente mexicano, tenemos un país impresionante, grandes recursos naturales, una extensa variedad de climas, historia y cultura. 

En esta época electoral también es un hecho que por el orgullo de ser mexicano me involucro más en este tipo de actividades, que al final del día es una cultura cívica que como pueblo debiéramos de lograr y esforzarnos por conseguir todos los días.

Mejor ejemplo no puedo encontrar como la solidaridad de nosotros como mexicanos en los pasados sismos de septiembre del centro y sur del territorio, donde como verdaderos hermanos nos unimos codo a codo para ayudar a aquella persona que sin siquiera conocerla la apoyamos para que no pasará frio, tuviera algo que comer.

Sin embargo es también en esos momentos de vulnerabilidad y riesgo que la comunidad internacional, nos apoya con lo necesario.

Lo que me causa gran indignación es que como mexicanos somos muy orgullosos en la victoria, cuando también debiéramos de ser humildes. Nos quejamos porque Trump nos llama violadores, animales, nos insulta queriendo construir un muro, porque nos denigra llamando “bad hombres”. 

Cuando somos poco críticos con nuestra actitud contra la actitud de algunos (no todos), al menos en redes circularon dos videos de mexicanos insultando al pueblo alemán, el primero en territorio nacional quemando el lábaro patrio alemán y el segundo de un youtuber realizando movimientos obscenos con la bandera mexicana y la bandera alemana, esto para mi representa el mayor de los insultos para un pueblo porque al final del día la Bandera representa historia, población y cultura y un sentido de unidad que se nos inculca para respetar y honrar todos los días.

Otra cuestión que se vió en el juego de Japón vs Colombia fue que al terminar los japoneses tomaron bolsas de basura y se pusieron a recoger vasos de cerveza o bebidas que habían sido dejadas por aficionados al terminar el encuentro, es algo que debemos de realizar cada vez que vayamos a algún evento masivo, tratar de ser lo más limpios (si nos nace recoger la basura de otros, al menos no dejar la nuestra tirada en el suelo)

Pienso que el mundial de fútbol al igual que las Olimpiadas, cada una a su manera, expresa en amplio sentido la unidad y amistad de los países a través del deporte. 

Como mexicanos pedimos que Trump nos respete pero no podemos respetar al rival contrario. 

En contraste el pueblo alemán en un vídeo de alguna comunidad y personas que desconozco (pero por el contenido del vídeo se que es en Alemania y fue por una apuesta) se alzo la bandera mexicana en señal de respeto quitando la bandera alemana. Como mexicanos creo que nos falta mucho para igualarnos con Alemania  (no es malinchismo por el contrario es un esfuerzo a ser superiores y como diría el chicharito “creérnosla e imaginarnos que podemos hacer cosas grandiosas).

Considero que los mexicanos somos un pueblo unido en nuestras tradiciones y algo que nos une es el futbol y la solidaridad para otros en momentos difíciles, sin embargo considero que así como pedimos respeto debemos de darlo y desgraciadamente en este primer juego de México vamos perdiendo.

El Mundial y la Mentalidad del Mexicano

Comparte este artículo:

Como todos sabemos, el fútbol es el deporte más practicado y visto en nuestro país, cada 4 años la copa mundial de la FIFA une a millones de mexicanos que suspenden y modifican la forma de llevar a cabo sus actividades para ver los partidos de la selección. Podemos sentir con nuestros amigos, familia y conocidos como el desempeño de la selección influye en poca o gran medida en el estado de ánimo de los mexicanos. El domingo pasado la selección mexicana hizo historia al vencer 1-0 a Alemania, campeón del mundo, aunque era un partido de la fase de grupos miles salieron a las plazas a celebrar e inclusive durante el gol que anotó el Chuky Lozano, dos sensores de sismos de la Ciudad de México detectaron una aceleración de 37m/s2 lo que podría catalogarse como un sismo artificial, aunque en la práctica es imperceptible para la población y no genera daños pero sí marca un precedente porque no es normal que ocurra.

Por lo regular no pasamos de octavos de final porque siempre quedamos en segundo lugar del grupo y nos toca contra un primer lugar de otro, en esta ocasión México tiene la posibilidad de tener un oponente fácil en octavos si pasa en primer lugar de su grupo por lo que podría llegar al quinto partido y hasta más si sigue jugando como jugó el domingo. 

Hay distintas opiniones respecto a como es la mentalidad del mexicano, pero en general muchos coincidimos que aunque si bien tenemos grandes virtudes como la hospitalidad, nuestras ganas de celebrar por todo, entre otras cosas, también tenemos grandes barreras culturales que limitan nuestro crecimiento en todos los ámbitos. Los mexicanos somos afortunados en vivir en un país rico en cultura y recursos naturales, pero nos sentimos acostumbrados y resignados a vivir con violencia, corrupción y otros problemas que inclusive nosotros mismos ocasionamos. 

Cuando se hizo la rifa de los grupos nadie pensó que México pudiese ganarle a Alemania. Además por ser  el último mes del año electoral las campañas están en su máximo esplendor, el descontento social hacía el establishment tomará un papel importante en las elecciones sobre todo en la presidencial. Hay quienes dicen que un buen desempeño de la selección pudiera afectar en algo en el ánimo de la gente y perjudicar a las opciones antisistema. Mientras que por el otro lado otros argumentan que esa misma algarabía de los buenos resultados le daría ánimo a la gente para votar por una opción diferente y no tener miedo al cambio. 

Puede que el deporte no defina la política pero si influye en el humor social, si de por si el abstencionismo es mucho, con la emoción del fútbol podría ser más y afectar el resultado electoral sobre todo en elecciones locales donde hay contiendas cerradas. 

Multan con 204 mil pesos a FMF

Comparte este artículo:

Por los gritos de “eeew p…” que realizó la afición mexicana durante el partido mundialista ante Alemania en el Estadio de Luzhniki en Rusia, la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), multo con 204 mil pesos a la Federación Mexicana de Futbol (FMF).

“La decisión fue aprobada después de una evaluación exhaustiva de los informa de partidos relevantes, los precedentes de la FMF y la evidencia provista, que incluía videos de los incidentes, así como ejemplos de ciertas acciones sostenibles tomadas por la FMF para crear conciencia entre sus seguidores. Además, el Comité Disciplinario advirtió a la FMF, que podría enfrentar sanciones adicionales en caso de infracciones repetidas de este tipo”, dice el texto difundido por la FIFA.

En caso de reincidencia, la FIFA podría considerar otras sanciones para combatir el grito, desde retirar a los culpables del estadio a la vez de quitarles su Fan ID, quitarle puntos a la Selección Mexicana dentro del mundial y hasta la descalificación del Tri.

Jugadores de la selección y la FMF han pedido a los aficionados evitar el grito en repetidas ocasiones.

Se acabaron las campañas

Comparte este artículo:

Con el arranque del mundial, el tercer debate representó la conclusión de las campañas para la presidencia.

Las campañas para presidente de la república terminaron. Si bien oficialmente concluyen el 27 de junio, el comienzo del mundial ha desviado toda la atención mediática del país y en consecuencia, han disminuido los reflectores al proselitismo electoral. 

Y no hay que confundirse, no es algo negativo que la gente prefiera ver el mundial a seguir siendo bombardeada por publicidad, declaraciones genéricas, propuestas generales, poco claras y no aterrizadas a la realidad. 

Lo que nos han ofrecido los 4 candidatos presidenciales es un reflejo del camino que falta por recorrer para tener una democracia plena, donde las propuestas sean realistas, atinadas y que partan de un diagnóstico certero. 

En términos de comunicación, hemos visto pasar muchos y variados spots tanto de Ricardo Anaya como de José Antonio Meade, pero ninguno con la suficiente fuerza para impactar en el electorado, o usted querido lector, ¿recuerda con claridad algún mensaje de estas candidaturas? 

En el caso de López Obrador, su acierto quizá sea el haber mantenido una campaña apegada a la esencia del personaje. Sus spots plagados de frases populacheras y propuestas generales, son simples y sin duda no suficientes para dar claridad a sus propuestas, pero han bastado para transmitir una sola idea: hay que acabar con la corrupción y yo AMLO soy el único capaz de hacerlo. 

Bajo esa premisa, todo en su comunicación es acabar con la corrupción. Y ha sido un acierto, porque en campañas el candidato debe comunicar sentimientos y su equipo encargarse de darle claridad y certidumbre a su propuestas. 

Tanto Ricardo Anaya como José Antonio Meade se han enfocado en explicar lo que proponen, pero con tan poco sentimiento que se ven simplemente grises. 

Faltan 13 días para las elecciones, las campañas ya terminaron, la decisión parece ya tomada, ¿veremos alguna sorpresa en estas semanas? No lo creo, si se fijan, tanto los equipos de campaña de Ricardo Anaya y José Antonio Meade se han enfocado en los últimos días a posicionarse en un segundo lugar, ya no para dar alcance a López Obrador, sino para posicionarse como la primera fuerza de oposición al gobierno que AMLO encabece a partir del 1 de diciembre de este año. 

#ElNidoDelGavilán: “El escándalo del TRI”

Comparte este artículo:

La noticia en la prensa deportiva de las últimas horas es la supuesta fiesta de al menos 8 jugadores de la Selección Mexicana donde se reportaron al menos 30 escorts.

Más allá de que si es cierto o no, esto da dos lecturas que voy a analizar. La primera, la fragilidad institucional de la Selección para proteger a sus jugadores. Se ve la nula presencia de un equipo de seguridad formal y básicamente fue una “fiesta entre amigos”, claro, en Lomas de Chapultepec, un sector exclusivo de la Ciudad de México.

El equipo nacional sigue enfrascado en este tipo de líos de película de ficheras de los 70s. Denota una falta de profesionalismo, de manejo de situaciones, de sensatez y de educación. Cada uno hace de su vida privada lo que desee, pero qué imagen dan a la familia, a empleadores y a las personas que los rodean.

No se trata de que sacar el rosario y criticar desde el púlpito, pero si denota muchas carencias en los jugadores, sobre todo de tipo educativo y familiar.

Si bien salieron Torrado y Te Kloese a decir a que todo fue en un día libre y que no hay problema, este tipo de acciones deben ser cuidadas al máximo por el equipo de la Federación. Está la imagen de la federación de por medio, así como la de los patrocinios que van atrás.

No soy fan de la prensa rosa y menos de revistas amarillistas y falsas como esa que presentó la nota. Sin embargo, las fotos están ahí y tendrán que salir a desmentir.

La otra lectura es, se habla en los medios de chantajes de algunos grupos de la prensa a los jugadores desde semanas atrás. El propio Ramón Raya, ex director de la selección mexicana de futbol playero, ha hablado de esto.

Este escándalo tiene las características del “paparazzi”, calidad en las fotos, ángulos cerrados y a distancia, de origen anónima y claro, publicadas en un periódico de espectáculos que paga por escándalos.

Esperemos este suceso no cause problemas familiares dentro de los jugadores que por supuesto afectarían su rendimiento y concentración. Afortunadamente están en Copenhagen ahora y eso servirá para distraer la atención y dar tiempo a que en el vestidor se resuelvan los conflictos.

En otras noticias, el gran técnico argentino Marcelo Bielsa dirigió una ponencia en la Reunión Anual del Fútbol Mexicano, ahí habló de futbol y de táctica, que son los temas que realmente necesita el futbol mexicano.

Como siempre ilustrando con sus conceptos y sus experiencias a lo largo de los años, Bielsa habló de futbol como él sabe. Si bien la selección no podía asistir por restricciones de tiempo, no les haría nada mal tener charlas de este tipo, con gente de futbol, gente que realmente les hace bien.

Lo dicho, dicho está.