Confirma el Pato Zambrano que se queda en la contienda electoral

Comparte este artículo:

El candidato a la alcaldía de Monterrey por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Patricio Zambrano de la Garza, confirmo este domingo que no se bajará de la contienda electoral y aseguró que su padre fue forzado para declarar en su contra.

Zambrano dio este anunció en su casa en el fraccionamiento El Uro, acompañado por su madre, esposa y tres hijos.

El candidato a la alcaldía regia, admitió que si pensó en dejar la candidatura, ya que desde las declaraciones de su papá vivió momentos difíciles, pero que recapacitó y decidió no dejarla para no defraudar a los que lo han apoyado.

“Fue un momento de mucha tristeza, debilidad mental, sí pensé en dejar la contienda. Pero tengo que decirles que mi papá no estuvo en la plática no sabe lo que sucedió ahí, nunca imaginé que mi papá se convertiría en un compinche de Felipe de Jesús Cantú”, dijo el Pato Zambrano.

Por otro lado, el candidato de la coalición que forman Morena-PT-PES, dijo que no le fallará a los regiomontanos, ni a la coalición que lo apoya y le dio la confianza, ni a su familia ni a la sociedad.

Zambrano detalló que aunque la reunión en la que estuvieron Cantú y el fue en casa de su papá, Patricio Zambrano Plant, este no estuvo al momento del ofrecimiento de dinero y trabajo.

“Sólo estábamos Felipe y yo, mi papá no supo de lo que hablamos, no puede decir que es mentira”.

Cabe recordar que en el pasado Encuentro Ciudadano organizado por el periódico El Norte, Zambrano acusó al candidato panista a la alcaldía de Monterrey, de haberle ofrecido dinero a cambio de dejar la contienda. También el dos veces candidato a la alcaldía de la capital de Nuevo León, aseguró que los videos y audios estaban en poder de su papá, por lo que sería él, el que decidiera si se publicaban o no.

Ante tales acusaciones, Zambrano Plant, dijo que todo era una mentira de su hijo.

(Con información de Grupo Reforma)

 

La mafia del poder esta dividida; Salinas y Diego apoyan a Anaya: AMLO

Comparte este artículo:

El candidato de MorenaPTPESAndrés Manuel López Obrador, aseguró que está “dividida” la “mafia del poder” y por ello se están amenazando mutuamente con meterse a la cárcel.

En este “pleito entre la misma mafia”, llamó a “evitar que se vean como enemigos a destruir”.

Sobre la amenaza de cárcel que se lanzan priistas y panistas, bromeó: “Si fuese así, no alcanzan las cárceles porque son muchos los que tendrían que ir al tambo, son muy corruptos”.

A su adversario Ricardo Anaya le pidió que expliqué por qué se peleó con Peña Nieto y ahora lo quiere “meter a la cárcel”, además de que le pidió revelar cuántas veces se reunió con él “en lo oscurito”.

Aunque afirmó que está “casi 20 puntos arriba (en las encuestas)” de los otros competidores, no descartó un “fraude” porque en “la historia de México siempre ha habido” y recordó el caso de la elección de gobernador en Edomex, además de cómo el ex presidente Vicente Fox “operó para robarse la presidencia”, en referencia a cuando ganó Felipe Calderón.

Respecto a su advertencia de que “el que suelte el tigre que lo amarre”, comentó que “los que están acostumbrados a hacer fraude ya tomaron nota”.

En cuanto a José Antonio Meade consideró que le cargan toda la culpa, por ejemplo del gasolinazo, cuando también Anaya y el PAN tienen responsabilidad en esas decisiones.

“Me convertí en enemigo” del gobierno de EPN.- Marcelo Ebrard

Comparte este artículo:

El representante territorial de Morena y ex jefe de GobiernoMarcelo Ebrard Casaubón, reconoció haberse convertido en un “enemigo” del gobierno de Enrique Peña Nieto, pues se le hizo responsable -sin fundamento- “de haber enviado información respecto al famoso caso de la Casa Blanca“, por lo que incluso reveló que hubo instrucciones del secretario de Gobernación para que no pudiera ser diputado federal en 2015.

La periodista Carmen Aristegui ratificó que “no hay una mano” de Ebrard en el reportaje que documentó que el presidente Enrique Peña Nieto vivía en la casa de un contratista de gobierno que ganó la licitación para el tren México-Querétaro.

Ebrard afirmó que el abogado Gonzalo Aguilar Zínser (fallecido el jueves) le confirmó que el gobierno de Enrique Peña Nieto creía que hubo una filtración para el reportaje, por lo que prácticamente se volvió “enemigo del régimen”.

Afirmó que notó una “posición política adversa para mi candidatura en el año 2015”, en lo cual “no estuvo ajeno el gobierno de la Ciudad de México“, específicamente Miguel Ángel Mancera.

Tras ser nombrado como uno de los coordinadores territoriales de Morena en la primera circunscripción, para defender el voto a favor de Andrés Manuel López Obrador, señaló que “esta es una elección que puede marcar el fin de un ciclo que lleva más o menos 30 años, en los que han gobernado el PRI y el PAN…”.

Dijo que parte de su labor en Morena es evitar que se fragmente el voto y que el PRI utilice acarreados en zonas rurales, estrategia que marcó los comicios del Estado de México, donde detectaron un “operativo” de acarreo en 7 distritos.

También le preocupa cómo “movilizan el miedo” y “van a tratar de mover esa emoción, de ahí viene todo lo de Venezuela, las bardas que pusieron… la actuación de JJ Rendón, tenemos que trabajar en eso, no darnos porque ya se ganó la elección”.

Actualmente, apuntó, “no hay una clara definición de quién es el segundo lugar” en la contienda por la Presidencia y “en la medida que se está dilatando, tardando esa definición, es una ventaja para nuestro conjunto de fuerzas”.

Respecto al apoyo que tiene AMLO por parte de los aliados de la maestra Elba Esther Gordillo, Ebrard observó que integrantes del SNTE, la CNTE y en general entre el magisterio “tienen mucha simpatía por López Obrador“.

Calculó que “más del 70% de la gente del magisterio” apoyará al precandidato de Morena-PT-PES pues hay una “participación y una simpatía muy grande”.