Tenedores de bonos del aeropuerto rechazan propuesta de recompra

Comparte este artículo:

Un grupo de tenedores de bonos emitidos por el fideicomiso MexCAT para financiar la terminal aérea en Texcoco rechazó lo que ha sido considerado como un control de daños propuesto por el gobierno de López Obrador tras la cancelación de la obra.

El Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) –entidad mayoritariamente estatal encargada de la construcción– ofreció recomprar 1,800 millones de dólares (mdd) de los 6,000 mdd en bonos colocados en cuatro series a fin de evitar un litigio.

Los instrumentos están respaldados por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) del actual aeropuerto capitalino y la futura TUA de lo que sería la obra en Texcoco.

Los bonistas representados por Hogan Lovells, denominado Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, junto con otros tenedores, supera en la actualidad 50% del monto de capital de al menos una serie de bonos.

El grupo argumentó que no fue consultado por el emisor de los instrumentos antes de la difusión de la oferta pública de recompra y solicitud de consentimiento de MexCAT.

“El grupo la analizó (la propuesta) y alberga algunas inquietudes por las que no puede apoyar la versión actual de la propuesta”, indicó en un comunicado emitido el martes.

Respecto al nuevo aeropuerto, a los tenedores les preocupa la liberación y el retiro de garantías en caso de un incumplimiento de pago.

En relación al aeropuerto actual, les preocupa la posible reducción de la garantía derivado del uso o construcción, a corto o largo plazo, de aeropuertos alternativos o adicionales en el área de la Ciudad de México, así como posibles reducciones adicionales a la garantía respecto a la liberación de pagos restringidos en dos de las cuatro series de bonos.

“(Además) se considera que los tenedores de bonos ofertantes dan su consentimiento para las liberaciones colaterales y el pacto y el evento de cambios por defecto a pesar de que no se pueden comprar todos los bonos ofertados (e incluso si se compran los bonos ofertados, las tarifas iniciales de licitación y consentimiento se incluyen en , y no además del precio mínimo aceptable de la oferta)”, apuntó el grupo.

No obstante, los tenedores dijeron estar dispuestos al diálogo con MexCAT para abordar sus inquietudes.

El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que hay probabilidades de hacer una “decisión temprana” sobre la recompra de bonos antes de presentar el presupuesto el 15 de diciembre, aunque la oferta se abrió para los próximos 20 días hábiles.

“Hay una probabilidad que yo diría no es menor, una probabilidad importante, de que justo un día antes que presentemos el paquete podamos tener para todos los efectos prácticos cerrado el tema del bono y de relación con los bonistas”, declaró a Radio Fórmula.

Las autoridades han informado que la recompra de bonos se realizará con fondos existentes del fideicomiso y que ascienden a 120,000 millones de pesos.

La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco derivó en una caída en los precios de los bonos que financiaban el proyecto.

Hacienda confirma compra de parte de deuda de NAIM

Comparte este artículo:

La Secretaría de Hacienda confirmó la compra de una parte de la deuda del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

La dependencia a cargo de Carlos Urzúa precisó que la transacción dirigida a tenedores internacionales es parte de un plan integral para atender los derechos contractuales de todas las partes interesadas en el desarrollo de infraestructura aeroportuaria en el área metropolitana de la Ciudad de México.

Mediante un comunicado señaló: “a la luz de las modificaciones propuestas por el gobierno de MéxicoGrupo Aeroportuario de la Ciudad de México evalúa el plan estratégico del desarrollo del Proyecto del Aeropuerto de Texcoco.

Ante ello, se dijo que MEXCAT realizará una oferta pública de recompra en efectivo por una porción de los bonos y solicitará el consentimiento de los tenedores de los valores para hacer ciertas modificaciones a los convenios de emisión y otros documentos relacionados”.

Además, coomo lo había adelantado el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, el objetivo principal de la oferta de recompra y de la solicitud de consentimiento será proporcionar flexibilidad a MEXCAT en el caso de que se presenten cambios por parte de la nueva administración.

Así, se buscará comprar una parte de la deuda vigente, con lo cual se prevé “reducir el apalancamiento del Fideicomiso de forma significativa, y modificar los convenios de emisión de cada uno de los valores, así como los acuerdos relacionados con éstos para eliminar ciertas obligaciones y eventos de incumplimiento relacionados con el proyecto del aeropuerto de Texcoco, y liberar el gravamen sobre la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) y otros activos relacionados”.

Se aclaró que seguirán siendo garantizados por los derechos al cobro de la TUA y otros activos derivados del Aeropuerto Benito Juárez.

Las ofertas de recompra y las solicitudes de consentimiento forman parte de un plan exhaustivo para atender los acuerdos y compromisos relacionados con el Aeropuerto de Texcoco con diversos inversionistas, contratistas y otros accionistas, incluyendo los tenedores de certificados emitidos por la Fibra E del Aeropuerto de la Ciudad de México.

Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México pretende atender a los derechos contractuales de estas partes interesadas y asegurar un trato justo de acuerdo con las prácticas de mercado para estas situaciones, señaló Hacienda.