Fallecen 6 personas por ingerir alcohol adulterado en Yucatán

Comparte este artículo:

La Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán (SSP) informó que seis personas que vivían al norte de Mérida, murieron por ingerir alcohol adulterado.

Fueron cinco hombres y una mujer, quienes se sumaron a otras siete que fallecieron el pasado 15 de abril por los mismos motivos, pero en el pueblo de Acanceh.

La Fiscalía General de la entidad informó que abrirá una carpeta de investigación, con base a las pruebas químicas que se hagan de los ahora fallecidos, debido también a que existe “Ley Seca” en el estado.

Cabe recordar que el estado de Yucatán decreto “Ley Seca” ante la emergencia sanitaria del COVID-19.

Yucatán: La impunidad y violencia silenciadas

Comparte este artículo:

En tiempos recientes, Yucatán se convertido desde un aspecto narrativo político y  social, como un referente obligado a nivel nacional e internacionales  en  materia de seguridad, paz  y bienestar. Esto lo podemos ver en los múltiples reconocimientos  como el otorgado por los Readers Choice Awards por la editorial de revistas Condé Nast Traveler a la Ciudad de Mérida, Yucatán, como Mejor Ciudad del Mundo en la categoría de Ciudades Pequeñas, superando a lugares como Dresde, Alemania, Québec, Canadá entre otras, el pasado 7  de octubre de este año. Este fenómeno que incluso pareciera mercadológica, se puede ver en paginas inmobiliarias donde supuestamente “Mérida es una de las mejores ciudades para vivir en nuestro país… debido a su calidad de vida, cohesión social, desempeño de autoridades y satisfacción respecto a los servicios públicos”. Esto tiene varios efectos muy importantes dentro del imaginario colectivo yucateco, que si bien, por supuesto que la realidad en Yucatán es distinta a la nacional y existen ciertos privilegios de vivir en esta región, uno de las consecuencias más graves y  en la que me quiero centrar es en la invisibilización de los distintos tipos de violencia, la cual no necesariamente deviene del aparato de gobierno,  sino  está conjugado con la reflexión o como la sociedad se asume sin violencia y  tranquila. La percepción de paz y seguridad que vive Yucatán, se tiene debido a los bajos índices delictivos y los casi inexistentes hechos de violencia relacionados al crimen organizado, sin embargo, la violencia tiene diversas formas de manifestarse, y en ese sentido, vemos que en la entidad existe una alta incidencia en violencia de género; discriminación de diversos grupos en situación de vulnerabilidad como muestra la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2018  del INEGI, que 1 de cada 5  personas en Yucatán se ha sentido discrminado siendo las mas recurrentes el color de piel, manera de hablar, sexo y orientación sexual; la depresión y suicidios;  los cuales son silenciados e invisibilizados debido a esta idea de paz absoluta.

Sobre este fenómeno, podemos remitirnos a un texto escrito por Octavio Paz el 8 de mayo de 1937 para el periódico El Nacional durante su primera visita a Mérida, como parte de una campaña de alfabetización para las comunidades indígenas. Paz describe a una Mérida colorida y llena de vida, pero después de un tiempo se da cuenta de la división por “clases sociales, por la miseria y servidumbre; toda una orgullosa arquitectura de castas” (Paz, 1937, 28-31). Lo que más llamó la atención al autor de “El Laberinto de la Soledad” fue la forma en cómo el color de piel jugaba un papel fundamental en el reparto de ganancias; una sociedad que hablaba con entusiasmo del racismo alemán y su renuncia a “mezclar sangre” con lo indígena, considerado inferior y como todo lo grave sucedía a puerta cerrada para que nadie lo viera. Y podemos ver los temas que más preocupan a la sociedad de la entidad, son: el desempleo, la pobreza y la corrupción, de acuerdo con la organización Massive Caller en su encuesta con fecha de 15 de junio de este año. Como podemos apreciar, a diferencia de otras partes del país, dentro del imaginario colectivo yucateco, la inseguridad no es parte de los temas de mayor preocupación local, y ello también se ve reflejado en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana realizada por el INEGI en junio de 2019, donde Mérida se coloca dentro de las ciudades con menor índice de percepción social sobre la inseguridad. Sin embargo, tenemos que recalcar que la corrupción sí se sitúa dentro de lo urgente (socialmente hablando), y el combate a la corrupción conjugado con la violencia, son síntomas de una degradación del estado de derecho.,  y por lo tanto, un tipo de violencia silenciosa.

Yucatán en ese sentido, no posee síntomas graves de un desgaste institucional  o jurídico, pero sí tenemos señales de alerta dentro de algo sumamente fundamental  y que está estrechamente relacionado a otros tipos de violencia y deficiencia institucional: la procuración e impartición de justicia. Respecto a esto, los yucatecos tenemos una alta confianza en el ministerio público, y somos el segundo estado con mayor índice en este rubro, según datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2018 del INEGI. Esto resulta prometedor, ya que al contar una alta legitimad social con los ministerios públicos, existen buenas oportunidades de generar nuevas prácticas que abonen a un mejor estado de derecho y seguimiento de los delitos cometidos.

Algo importante es no olvidar el escenario nacional, ya que México se encuentra en el lugar 115 de 126 países evaluados en el índice de Estado de Derecho (Rule of Law Index 2019), que investiga “la efectividad de en la investigación, prevención del delito y reinserción social, no discriminación, imparcialidad, ausencia de corrupción, injerencia política y debido proceso, todas del sistema de justicia penal”. Dentro de este  panorama, vemos que nuestro país tiene una agenda pendiente y crítica con la justicia penal y el combate de la impunidad, a pesar de contar un nuevo sistema de justicia penal, que privilegia un mayor respeto a los derechos humanos de los detenidos, indiciados, imputados o sentenciados, así como de las víctimas. Es preocupante que en todas las entidades federativas de la república mexicana, se rebasa el 90% de impunidad de la totalidad de delitos cometidos entre 2010 y 2016. Esta reforma estructural del 2008 del sistema penal mexicano, modificó completamente los principios y procesos, generando un nuevo modelo de justicia, o al menos esa era la intención. Debemos señalar que Yucatán fue de los primeros estados en implementar las reformas necesarias para instaurar este nuevo de procuración e impartición de justicia. Nuestro estado tiene un avance a nivel nacional destacable, ya que es la cuarta entidad federativa con el mayor número de ministerios públicos por cada 100 mil habitantes, generado un mayor acercamiento y atención de los aparatos estatales para y con los ciudadanos. Sin embargo, este dato contrasta con el hecho de que a nivel nacional, el gobierno Yucateco es el sexto con menor presupuesto en procuración de justicia (IMPUNIDAD CERO 2019, 34). Afortunadamente, de acuerdo con datos del Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2018, nos encontramos por debajo de la media nacional en el lugar 9 de 32 de cargas de trabajo promedio por ministerio público, lo  que se traduce que dentro de los ministerios públicos yucatecos no existe una sobrecarga preocupante como en otros estados, pero tenemos que señalar que esto no puede  leerse como que no exista una alta demanda de justicia penal o pocos avances de las institucionales con las investigaciones. Si conjugamos otros factores como la capacitación de los operadores, infraestructura y avance legislativo en la materia, tiene como resultado que Yucatán tenga la mejor puntuación a nivel nacional en el índice Estatal de Desempeño de Procuradurías y Fiscalías 2019 (IEDPF 2019), elaborado por la organización IMPUNIDAD CERO y los investigadores Guillermo Raúl Zepeda Lecuona y Paola Guadalupe Jiménez Rodríguez. En este sentido, el Indice de Procuración de Justicia 2019 muestra que tenemos la segunda mejor procuración de justicia del país. A pesar de los datos alentadores, existen cifras preocupantes sobre que tan efectivos han sido los operadores en el nuevo sistema de justicia penal (acusatorio adversaria), ya que conforme al IEDPF 2019, Yucatán se encuentra por debajo de la media nacional, en el puesto 13 del país, y si una persona es víctima de un delito, solo tiene el 1.5% de probabilidad de que se esclarezcan los hechos, teniendo un porcentaje de impunidad del 90.4%; esto nos reprueba en términos de la efectividad del modelo acusatorio en la procuración de justicia, estando nuevamente por debajo de la media nacional. Por otro lado, un tema pendiente es el desarrollo policial y los encargados de encarar y combatir la delincuencia menor en la entidad. En este tema, la organización Causa en Común desarrolló el índice de Desarrollo Policial (INDEPOL), que evalúa la carrera policial, como es el perfil de los cargos; la profesionalización, entendiéndose como una academia que prepare a los elementos policiacos; el régimen disciplinario, como sus exámenes de control de confianza; la seguridad social, que es una parte de las prestaciones a las que deberían tener acceso; y la certificación, lo cual es la promoción dentro de la institución según el desempeño mostrado. De acuerdo con este INDEPOL 2018, Yucatán tenemos una calificación reprobatoria (-54 puntos conforme a la evaluación del índice) en los puntos antes mencionados, pero existen mejoras y avances en temas de transparencia y acceso a la información pública a cargo de la  Secretaria de Seguridad. Según esta evaluación, dentro de la corporación policial yucateca, es necesario y fundamental consolidar el régimen de seguridad social y ademas prestaciones laborales; generar un mecanismo de profesionalización de los elementos para que se conviertan y consoliden como profesionales de la seguridad ciudadana, así como operativos de control de confianza, ya que en 2016 se detectaron 282  elementos que no aprobaron dicha evaluación, y en 2017 no se reportaron bajas por el tema. En último término, es primordial instrumentar mecanismos disciplinarios como un código de ética, catalogo de faltas y sanciones y acompañamiento a policías por asuntos psicológicos o de otra Indole.

Mientras persista esta idea de un estado donde “no pasa nada “, no podemos visibilizar los distintos fenómenos institucionales que están sucediendo. La crítica y presión ciudadana es fundamental para construir nuevos y mejores escenarios. En Yucatán tenemos una violencia desde el aspecto institucional relacionado a la impunidad. Esto no va a mejorar mientras pensemos que solo la violencia relacionada al crimen organizado cuenta, existen condiciones de desigualdad y fenómenos como la violencia de genero que tienen una presencia importante en la realidad social, el cual Yucatán se encuentra en el puesto número 16 de 32 entidades con mayor violencia contra las mujeres, y un 66.8% de mujeres reportó haber sufrido algún tipo de agresión y la entidad de situar dentro de las primeras a nivel nacional en violencia economía y  patrimonial, según el  Sistema Integrado de Estadística sobre Violencia contra las Mujeres del INEGI. Nos urge cambiar la narrativa y el discurso porque el seguir perpetuando como “la entidad más segura”, invisibilidad de manera permanente las muchas manifestaciones de violencia e impunidad.

“Ojalá a Yalitza la hubiesen abortado”, dice panista

Comparte este artículo:

El presidente del Consejo Nacional de Estudiantes Capítulo Yucatán, instinto legal al Partido Acción Nacional (PAN), Francisco Cano Ail, dijo en sus redes sociales que a la actriz Yalitza Aparicio “la hubiesen abortado”.

El comentario de Cano Ail, se dio luego de que Aparicio se pronunció a favor de la despenalización del aborto durante su participación en la Cumbre de Mujeres Líderes de Latinoamérica, en Mérida.

La actriz de la película Roma señaló que estaba a favor del aborto, comentario que fue retomado en las redes sociales y justamente en una publicación, el panista, señalo que a la oaxaqueña “ojalá la hubiesen abortado”.

El comentario provocó muchas respuestas en las que el panista fue acusado de misógino.

RENUNCIA A SU PUESTO

En un documento fechad el 28 de septiembre, Cano Ail presentó su renuncia como dirigente del Consejo Nacional de Estudiantes en Yucatán.

En la carta, el panista asegura que la decisión de separarse del cargo se tomó con la intención de no dañar a la institución política a la que pertenece y ofreció una disculpa por su falta de madurez.

“La decisión la he tomado con la intención de no dañar a nuestra institución, ofrezco una disculpa por la falta de madurez en un comentario realizado en redes sociales, acepto que no es la forma en la que un dirigente de Acción Juvenil de expresarse”.

 

Yalitza Aparicio se pronuncia a favor de la despenalización del aborto en Oaxaca

Comparte este artículo:

La actriz Yalitza Aparicio se pronunció a favor de la despenalización del aborto en su natal Oaxaca, aseverando que la decisión que tomó el Congreso es “el reconocimiento a los derechos” de las mujeres.

Durante su visita a Mérida, Yucatán, Aparicio respaldo la decisión que permite la interrupción legal del embarazo en Oaxaca, la segunda entidad a nivel nacional en avalarla.

La actriz de la película “Roma”, hizo referencia a aquellos padres ausentes que se pronuncian en contra del reconocimiento del derechos a decidir de las mujeres.

“Luego volteo a ver a las mujeres que son madres solteras, que solas sacan adelante a sus hijos y creo que no es justo que hombres que han dejado sin un apoyo económico a sus hijos que los han abandonado, que han optado por negarlos, digan que no es junto un aborto cuando ellos no apoyan a sus mujeres, siento que es un asunto de doble cara”, dijo Aparicio durante su participación en la Cumbre de Mujeres Líderes Latinoamericanas.

“Lo lamento mucho, no depende de mí”, le responde AMLO a Rosario robles

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador, respondió a la carta que le envió Rosario Robles, donde le pide un juicio justo.

“Lamento mucho todo esto, nosotros no tenemos intención de perjudicar a nadie, lo dije desde mi toma de posesión, no es mi fuerte la venganza, también no podemos detener procesos en curso, proceso iniciados, en este caso eran denuncias que se habían presentado con anterioridad y corresponde resolver estos temas tanto a la Fiscalía General que es autónoma, independiente”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina desde Mérida, Yucatán.

La respuesta del mandatario se da después dd que la exsecretaria de Desarrollo social, le pidió un pocero y u8n juicio justo porque acusó que enfrenta una ofensiva por parte de funcionarios del actual gobierno.

“¿Por qué esa saña? ¿Acaso no tengo el mismo derecho que una ciudadana francesa, sobre todo tratándose de mi país? ¿Tienen más derechos los vinculados al caso Ayotzinapa y la desaparición de 43 jóvenes?”, cuestiona la ex funcionaria en su carta.

El Cuatrimestre más violento del País y el reto de la Seguridad desde lo Local

Comparte este artículo:

En días pasados el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNP) publicó los datos sobre el estado actual que guarda la seguridad pública en nuestro país, los cuales arrojaron datos preocupantes, que obliga al Estado mexicano a reforzar la estrategia de seguridad, pues claramente ésta no ha venido reflejando los resultados esperados. 

Según el semáforo delictivo, los primeros cuatro meses de lo que va del 2019 han sido los más violentos en la historia desde que se mide la violencia en México. Comparándolo únicamente con el año inmediato anterior, en el rubro de los homicidios dolosos, en 2018, de enero a abril se registraron 8,983 casos; este año 2019, de igual forma de enero a abril, se registraron 9,549 casos; es decir, se incrementó la violencia un 6.3%. De seguir esta tendencia 2019 va a ser el año mas violento en la historia de nuestro país. 

Si bien es cierto que se heredó al nuevo gobierno una descomposición fuerte de las instituciones encargadas de impartir justicia, una nueva estrategia tarda en permear, mas aún si se pretende que el centro de esta estrategia sea la Guardia Nacional, pues una institución – y mas si de seguridad pública se trata – le toma mucho tiempo madurar, y la realidad los esta alcanzando, pues en lo que va de este sexenio (Diciembre 2018 a Abril 2019) se han registrado 12,024 homicidios dolosos; lamentable.

Entiendo que un punto importante para este gobierno será – además de la regulación de las drogas – el tema de la inteligencia financiera desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), es decir, seguir la ruta del dinero para desde ese frente descomponer a las células delictivas que operan a lo largo y ancho del país al margen de la ley, pero existen otros problemas estructurales que el gobierno actual no entiende, o no quiere entender, que esto va escalando a la alza; militarizar el país debió ser temporal – llevamos mas de 15 años con ese problema – en lo que se limpian las policías estatales y municipales, lo cual fue muy necesario en su momento, pero nunca permanente, y ciertamente, el Presidente tiene un oído mas atento al diagnóstico que le dan los Generales que al que pudieran darle sus asesores civiles.

Si me preguntan a mí, soy fiel convencido de que la seguridad se ataca de abajo hacia arriba, de lo local hacia lo nacional, empezando por limpiar la corrupción, sustentado en que hay ejemplos locales que en algún momento sus estrategias han funcionado muy bien,  – Mérida, Puebla, San Pedro Garza García, Cd Juárez – las estadísticas hablan por si solas; ejemplos que nos mandan un mensaje muy claro:

La Seguridad Pública señor Presidente, no se debe generalizar, no se ataca de igual forma en Guerrero, Chiapas ó Michoacán, que en Nuevo León, Coahuila ó Tamaulipas, se necesitan estrategias focalizadas, claras, con objetivos contundentes y una estrecha colaboración con los gobiernos subnacionales, pero esto a raíz de un amplio análisis de las condiciones y particularidades sociales, políticas, económicas y criminales de cada estado – ¿cuál es la situación económica de ese estado en particular?, ¿Cuánta gente vive en pobreza?, ¿Qué grupos delictivos operan?, ¿Cuáles son los delitos mas recurrentes?, ¿La ubicación geográfica del estado es tentativa para delinquir?, ¿Quién gobierna y cómo es su relación con la Federación?, ¿Cuánto se le invierte a la Seguridad?, ¿Cuál es la situación actual de las instituciones locales que imparten justicia?, etc -. Ojo aquí, no significa que se debe hacer un análisis por cada uno de los 2500 municipios, si no que se deben identificar regiones – esto lo vienen haciendo bien, el país fue dividido en 270 regiones -, tendencias, mapeo de delitos, etc, que conforme a la marcha la estrategia se vaya moldeando, con eso, podremos evitar los derroches de presupuesto que claramente, no van de acuerdo con los resultados. Un gobernante que se llena de soberbia al decir que conoce perfectamente al país, debería saber esto.

Actualmente no veo algún incentivo que desde el gobierno federal se le este dando a los estados y municipios para el desarrollo de sus policías, no le están apostando a mediano y largo plazo, mientras tanto siguen optando entre lo malo y lo peor.. operativos militares (Guardia Nacional) y/o pactar con grupos delictivos. En fin, al término de su primer año de gobierno podremos evaluar si su estrategia de seguridad va por la dirección correcta, o es una suma de ocurrencias.

AMLO reitera que no quiere el “Plan Mérida”

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió un mensaje a su homologo estadounidense, Donald Trump, “ya no queremos la Iniciativa Mérida”.

“No queremos el Plan Mérida, no queremos helicópteros astillados, queremos que haya inversión porque eso es lo que nos va a ayudar a serenar el país”, dijo López Obrador en su conferencia matutina en Palacio Nacional.

El día de hoy se presento el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica y el Sureste de México, mismo en el cual el mandatario mexicano quiere que los estadounidenses inviertan.

El plan de desarrollo propone medidas como la integración comercial, incentivar la inversión y cambiar el enfoque en temas de seguridad.

¿Percepción de inseguridad? ¡A la baja!

Comparte este artículo:

Este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), presentó la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), en la cual se afirma que en el primer mes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la percepción de inseguridad paso de 74.9% en septiembre, a 73.7% en diciembre.

“Este porcentaje representa un cambio significativo respecto a septiembre de 2018 y con respecto a diciembre de 2017, que fue de 75.9%”, expuso el INEGI en un comunicado de prensa.

Las ciudades con la sensación de inseguridad más alta fueron Reynosa, con 96%; Chilpancingo, con 93.8%; Puebla, con 93.4%; Coatzacoalcos y Ecatepec , con 93.4%  y Villahermosa, con 92.3%.

Mientras que los municipios con menos percepción de inseguridad fueron: San Pedo Garza García, con 23.1%; Mérida, con 28.8%; Saltillo, con 30.5%; Puerto Vallarta, con 38.%; Durango, con 39.5% y Los Cabos, con 42.3%.

Ente hombre y mujeres, la percepción de inseguridad siguió siendo significativamente mayor en el caso de mujeres, en total el 77.99% contestó que se siente insegura al residir en su ciudad, mientras que el 68.55% de los hombres respondieron lo mismo en la encuesta.

De manera trimestral el INEGI mide el porcentaje de la población adulta que siente temor a ser víctima de un delito y considera que vivir en su ciudad es inseguro.

Posiblemente a la hora del cálculo no tuvimos la logística suficiente.- Nahle sobre desabasto de gasolina

Comparte este artículo:

La Secretaría de Energía (Sener) admitió que hubo fallas en la logística para el abasto de gasolina, tras el cierre de ductos que transportaban el combustible.

“Posiblemente a la hora del cálculo no tuvimos la logística suficiente”, reconoció la titular de la depedencia, Rocío Nahle,  en una entrevista radiofónica.

Su declaración aparece después de múltiples desabastos de gasolina en los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro y Tamaulipas.

La encargada de la política energética de México declaró que no hubo afectaciones significativas en ciudades como Monterrey, Mérida o la Ciudad de México, pero reconoció que las quejas vienen de la zona de El Bajío.

“Donde tuvimos estos reclamos por desabasto fue en la zona de El Bajío, donde hemos detectado mayor robo, huachicoleo“, dijo.

La funcionaria aseguró que las seis refinerías ya están intervenidas y reforzadas por el Ejército mexicano, pues desde hace ocho años las fuerzas armadas “prácticamente” salieron de las instalaciones.

“Hace 8-10 años que los militares no estaban adentro de las refinerías ni complejos petroquímicos”, comentó la política zacatecana a RadioFórmula.

Nahle explicó que las Terminales de Almacenamiento y Reparto (TAR) cuentan con el combustible suficiente para abastecer a los estados con desabasto.

La titular Sener agregó que se está normalizando el abasto del combustible en las zonas afectadas, prometió que se seguirán cerrando los ductos cuando se detecten bajas de presión sin importar la hora ni lugar,  y ofreció disculpas a los mexicanos por los problemas derivados.

“Le pedimos disculpas a la gente de antemano. No fue nuestra intención ocasionarle malestar a alguien”, añadió.

San Pedro y San Nicolás los municipios menos inseguros: INEGI

Comparte este artículo:

Los municipios de Nuevo León, San Pedro Garza García y San Nicolás de los Garza se ubicaron en el primero y segundo lugar, respectivamente, en la lista de las ciudades con menos percepción de inseguridad durante el tercer trimestre del año.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que publica este mes el INEGI, corresponde al tercer trimestre del año y da a conocer los resultados del levantamiento de percepción de inseguridad entre personas mayores a los 18 años.

Después de los municipios neoleóneses, aparecen la ciudades de Merida y Saltillo, en tercero y cuarto lugar, respectivamente.

Al contrario, las ciudades de Ecatepec de Morelos, Villahermosa y Reynosa, fueron mencionadas como las de mayor inseguridad.

San Pedro registro un 21.6% de inseguridad, mientras que San Nicolás un 34.2%. Mérida en Yucatan, un 38.1% y Saltillo en Coahuila, 39.1%.

Las ciudades con mayor percepción de inseguridad, Ecatepec se coloco en primerço con 96.3%, Villahermosa, 94.5% y Reynosa con 92.8%.