Las líneas se deseo

El cruce de las calles de Los Soles y Casolar en el municipio de San Pedro Garza García, parece un cruce en donde los peatones son irrelevantes. No lo es.

Lo que parece la última calle de una zona de oficinas enclavada en la montaña,  conduce también a la ruta por la que decenas de personas caminan a diario de sus casas a sus trabajos por la mañana y de regreso por la tarde.

Por unas brechas ya claramente marcadas, se llega a la parte más alta de la Loma Larga en el límite de Monterrey y San Pedro. Desde ahí se puede apreciar la opulencia del municipio de mayor ingreso de la zona metropolitana y las carencias de una de las zonas marginadas más antiguas de la ciudad: La colonia Independencia.

Subimos hasta ahí para entender el uso de esas brechas. Junto a la Iglesia de la Santa Cruz, un grupo de mujeres vende ropa usada mientras un grupo de policías de Fuerza Civil armados y protegidos con chalecos antibalas resguarda la zona. Nos acercamos con la gente a preguntar si utilizaban esos improvisados caminos por los que subimos y la respuesta siempre fue la misma: Todos los días.

Nos explicaron que era la manera de llegar a sus trabajos y aunque se han dado incidentes delictivos incluyendo homicidios, sigue siendo ruta diaria de trayecto a San Pedro.

Del lado de Monterrey un serpenteante Antiguo Camino a San Agustín une la parte más alta de la loma con la parte antigua de la colonia. De este lado, decenas de personas caminan grandes distancias a diario por caminos y escaleras para llegar a calles por las que pasa el transporte público.

Estos caminos se conocen como Líneas de deseo. Son esas rutas que la gente marca como las más eficientes para sus desplazamientos.

Los teleféricos en Medellín y La Paz, tranvías y elevadores en Lisboa, escaleras eléctricas en Hong Kong o muchos proyectos de escaleras artísticas alrededor del mundo, siguieron estas las líneas deseo.

Donde veamos gente caminar siempre habrá oportunidad para mejorar la comunicación, el transporte y la convivencia. Ignorar las líneas de deseo puede llevar a decisiones urbanas erradas que se reflejarán en gastos excesivos en obras de escasa eficiencia.

Esto último lo vemos pasar en Monterrey ya que estas líneas de deseo las marcan los peatones y aquí el auto privado manda. Es más factible buscar desplazar a la gente para hacer nuevas calles, avenidas o pasos a desnivel que buscar alternativas de transporte público, peatonal o no motorizado.

Esta realidad debe cambiar.

Se podrán hacer costosos estudios urbanísticos, pero el mejor estudio urbano es gratuito y se realiza al voltear a ver por dónde va la gente.

In Memoriam: Fernando Maiz

Fernando Maiz deja una doble huella en la vida regiomontana y neoleonesa. La primera que tendrá que crecer y seguir floreciendo en nuestra sociedad, es la de su fe en la participación ciudadana cómo camino de la mejora continua para la vida política y cómo camino de una mejor convivencia entre los mundos ciudadanos y políticos.

Nunca ha dejado de tender puentes entre la sociedad civil y una clase política que no siempre ha entendido su mensaje, a pesar de disfrutar sus esfuerzos de convivencia.

La segunda ha sido determinante en los años más difíciles de la violencia y de la desesperación y ha consistido en mostrar un camino que otros habían recorrido, en circunstancias igualmente complejas y oscuras. Abrió la comunicación entre Nuevo León y Antioquía en Colombia, entre Medellín y Monterrey, facilitó con mucha generosidad los contactos necesarios para que los políticos neoleoneses pudieran aprender de las experiencias de sus colegas colombianos.

Aportó además su visión de una sociedad que puede combinar el respecto a la Naturaleza con un progreso del cual era parte integral. Ojalá muchos de nuestros alcaldes metropolitanos recuerden su mensaje y aprendan de esta visión sin la cual no hay verdadero estadista.

Participación ciudadana y esperanza, respeto y generosidad, forman parte del legado que deja Fernando Maiz. Que descanse en Paz. Enviamos nuestras condolencias a su familia por este conducto.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Karina Barrón la Independiente (Pudiente)”




Aaaahhh para la ventaneada que le metieron a la diputada independiente, Karina “La Pudiente” Barrón, durante el curso en el que se encuentra la actual legisladora en Medellín, Colombia. Pues además que en la fotografía parece que la diputada se está quedando dormida (el viaje no fue de a grapa), también trae unos zapatos marca Valentino con un costo de más de $17,000.00 pesos, ¿no que no era pudiente la diputada?

Hace unos meses cuando la diputada dio a conocer en sus redes sociales sus vacaciones en Cancún y que además se dio una paseada en lancha, Karina se defendió diciendo que todo era invitado por amistades de ella y su marido. Además las vacaciones las había tomado durante un periodo de incapacidad pos maternidad, que ciertamente no tenía absolutamente nada de ilegal.

Pero los cuestionamientos deben de seguir, en verdad ¿de dónde saca el dinero la diputada Karina Barrón? Como para tener zapatos de diecisiete mil pesos y pagarse unas muy buenas vacaciones en Cancún. Pues en total, y según cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la diputada percibe un sueldo de $83,154.00 pesos.




Con ese dinero se supone que pago sus vacaciones a Cancún, sus zapatos de $17,000 mil pesos (de seguro todavía le debe a Coppel) y le paga al chofer de la bancada, que según, ayer dijeron en redes sociales, la transporta en ¡Una camioneta Mercedes Benz de último modelo!

La verdad es que como decía ella en una entrevista hace unos meses, ella no es pudiente, muy apenas le paga al chofer y sale adelante. Pero pues al parecer si se puede dar sus lujitos de traer ropa de muy buena calidad y de marca.

La verdad poco tendría en contra de Kariana, si no anduviera de falsa diciendo que ella es lo más sencillo que existe en la bancada de los diputados independientes… Karina apréndele a tu compañero Jorge Blanco, que tú en serio de sencilla y no pudiente, no tienes nada.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Ciudadanos en lo público

Los cambios se hacen a través de disciplina y convicción.

Son las palabras con las que me quedó de la charla en la que estuve con el que fuera alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia en Colombia: Sergio Fajardo. Toda una referencia en el tema de participación ciudadana.

En días recientes fuimos invitados por la organización Líderes Ciudadanos en Pro de la Cultura de la Legalidad a tener una conversación con él y rápidamente se convirtió en una sesión de preguntas y respuestas.

Era notoria la preocupación de los miembros de organizaciones civiles en temas de corrupción, inseguridad e impunidad y las preguntas se enfocaron en conocer la experiencia vivida en Colombia y poder encontrar fórmulas que se aplicaran a la realidad mexicana y en específico a la realidad en que se vive en el estado de Nuevo León.

Era notoria la preocupación de los miembros de organizaciones civiles en temas de corrupción, inseguridad e impunidad y las preguntas se enfocaron en conocer la experiencia vivida en Colombia y poder encontrar fórmulas que se aplicaran a la realidad mexicana y en específico a la realidad en que se vive en el estado de Nuevo León.

Como miembro del colectivo La banqueta se respeta, siempre busco encontrar en estas conversaciones la conexión de la movilidad peatonal en un contexto más amplio que las condiciones físicas de banquetas que ya es tema con el que trabajamos diariamente. En esta plática encontré una importante conexión entre caminar y el construir políticas públicas.

En la charla, Fajardo nos compartió la experiencia de su campaña en Medellín mediante caminatas en las que mantenía un contacto directo con los ciudadanos. En esas caminatas se pudo vivir de manera muy cercana la realidad de una ciudad. Se escuchaban los problemas, las carencias, pero también las soluciones de viva voz de la ciudadanía. La gente de a pie, fue parte de la construcción de las decisiones políticas de la ciudad.

También nos dijo que llegó a la política entendiendo que los políticos toman las decisiones más importantes para la sociedad y aquí es donde me surge la pregunta.

En la charla, Fajardo nos compartió la experiencia de su campaña en Medellín mediante caminatas en las que mantenía un contacto directo con los ciudadanos. En esas caminatas se pudo vivir de manera muy cercana la realidad de una ciudad.

Podría preguntar qué hacen los gobiernos para lograr el contacto cercano a la ciudadanía, pero prefiero verlo de una manera proactiva ciudadana y preguntar ¿qué estamos haciendo los ciudadanos para contactar, debatir y llegar a consensos que ayuden a que los políticos tomen las decisiones adecuadas para construir en conjunto las ciudades que queremos?

Participar en este tipo de procesos nos ayuda a reducir la desconfianza que se tiene en los políticos. Nos hace sentir parte de importantes decisiones pero también algo a lo que debemos perderle el miedo: nos hace responsables de las decisiones tomadas.

Estamos viviendo importantes cambios en la forma de vivir la política en el estado, la sociedad civil se organiza y participa, lo importante es mantener la disciplina y la convicción y no desesperarnos por no ver resultados inmediatos. Se necesita disfrutar y ser parte de los procesos con el gobierno y dejar descansar un poco nuestros intereses privados para lograr entender la importancia de construir en lo público.

Sobre el Autor: Eduardo Quintanilla, Licenciado en economía con maestría en administración del ITESM campus Monterrey. Con mas de 20 años de experiencia en marketing, forma parte del colectivo ciudadano La Banqueta se respeta, que busca mejorar las condiciones de movilidad peatonal en Monterrey. Participa en acciones de las plataformas Alcalde cómo vamos? y Gober cómo vamos ? que tienen como objetivo establecer una comunicación efectiva entre sociedad civil y funcionarios y la evaluación de las actividades de los gobiernos municipales y estatal.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

#PaseoMetropolitano, disfrutemos de la calle

¿Haz imaginado correr, caminar, andar en bici o pasear a tu perrito en Morones Prieto o Constitución? Si por las mañanas te ha tocado un caos vial en alguna de estas calles seguramente te resultaría impensable, pero gracias a la propuesta de Cómo Vamos, Nuevo León y al esfuerzo conjunto de los alcaldes metropolitanos, este domingo 10 de abril sería una realidad.

Si bien el atractivo es para los corredores y ciclistas deportivos, la intención es que toda la familia salga a disfrutar de la ciudad, por lo que habrá paseos cortos de 10km para ciclistas, clases de yoga, baile, zumba, pintura para niños, paseo de animales de compañía, préstamo de bicicletas y hasta veterinarios en los módulos de atención para dar servicio a los animales de compañía.

En ciudades como la nuestra con el estrés del día a día, es poco probable en pensar en opciones de movilidad sustentable, pero podemos ir haciendo la prueba poco a poco aprovechando los días libres y de baja afluencia vehicular. En diversas ciudades del mundo la tendencia de las Vías Recreativas es una opción para disfrutar las calles de manera diferente, hacer ejercicio y además convivir en familia y con amigos. Los Ángeles, Bogotá, Nueva York, Medellín ; entre otras, son las ciudades que ya se han sumado a esta tendencia que cada semana saca a disfrutar de sus calles a más de 5 millones de personas.

Las primeras vías recreativas aparecieron en los años 60 y 70, Bogotá fue pionera en la implementación de la tendencia en Latinoamérica al arrancar en 1974 su ciclovía. La longitud promedio de estos espacios es de 15.3 kilómetros, aunque las extensiones que se adaptan van desde 1 hasta 121 kilómetros, logrando reunir entre 60 y 1 millón de personas.

En nuestro país, Guadalajara fue la primera ciudad que adoptó el modelo, arrancando en septiembre de 2004 con la denominada “Vía Recreactiva”, misma que tiene una extensión de 28 km y una participación de hasta 160 mil ciudadanos cada domingo. Por su parte el Distrito Federal implementó “Muévete en Bici” en mayo de 2007, con una ruta inicial de 10 kilómetros que hoy se han transformado en 48 kilómetros, reuniendo semanalmente a un promedio de 58 mil visitantes.

En ciudades como la nuestra con el estrés del día a día, es poco probable en pensar en opciones de movilidad sustentable, pero podemos ir haciendo la prueba poco a poco aprovechando los días libres y de baja afluencia vehicular.

En el área metropolitana de Monterrey, San Pedro Garza García marcó pauta con “San Pedro de Pinta” en marzo de 2011, posteriormente sería Alcalde ¿Cómo vamos? y su Acción 7 “Nuestras Calles para nuestras familias” quienes solicitarían una vía recreativa semanal a los municipios participantes. En 2014 se realizó el primer evento que unió el área metropolitana, para este 2016 el trayecto disponible será de 32 kilómetros pasando por los municipios de Guadalupe, Monterrey, San Pedro y Santa Catarina.

Si bien el atractivo es para los corredores y ciclistas deportivos, la intención es que toda la familia salga a disfrutar de la ciudad, por lo que habrá paseos cortos de 10km para ciclistas, clases de yoga, baile, zumba, pintura para niños, paseo de animales de compañía, préstamo de bicicletas y hasta veterinarios en los módulos de atención para dar servicio a los animales de compañía. Disfrutar de nuestras calles de una manera diferente será una gran experiencia, ¡Te esperamos! Éste domingo 10 de abril, en punto de las 7:00 de la mañana. Consulta las actividades y la ruta completa en: http://comovamosnl.org/paseometropolitano/

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La Colombianización de Monterrey

medellin

La semana pasada hablamos de la visita del Dr. Sergio Fajardo a Monterrey. El modelo “Medellín” que transformó la ciudad en términos educativos, culturales, políticos, sociales, urbanísticos y económicos.

Los alcaldes del área metropolitana de Monterrey han ido en varias ocasiones a Medellín a “importar” conceptos que puedan ser aplicados en Monterrey.

Primeramente, el contexto histórico de Medellín es parecido al de Monterrey, ciudades norteñas, con alta relevancia nacional, que tienen un río que divide la ciudad en dos y que llaman Ciudades Industriales cada una en su país.

El narcotráfico, el crecimiento del comercio informal, el crecimiento demográfico explosivo, el desborde institucional y la corrupción política son características que han compartido, dando una imagen de ciudad fracasada y rebasada.

A continuación voy a hacer un análisis en diferentes rubros de lo que sí se puede aplicar y no lo han hecho y lo que no se puede importar.

Lo que se puede importar:

Plan de acción

En 2003, el alcalde Fajardo planteó un gabinete cívico-técnico compuesto por expertos en cada área que buscaba un modelo integral de gestión. En Monterrey, se han planteado planes metropolitanos de desarrollo, esto ha quedado en una bonita idea.

Educación

El gobierno de Medellín puso énfasis total al tema educativo como punta de lanza de cambio. Con el eslogan “Medellín la más educada” inició un proceso de creación de espacios educativos en toda la ciudad, parques, bibliotecas, centros recreativos, centros de innovación y de ciencia- tecnología en todas las zonas incluso en las más marginadas y olvidadas.

En Monterrey, los barrios populares sistemáticamente se le han dado obras de poco gasto y poco calado. Existen siete centros comunitarios tan solo en el municipio de Monterrey. Sin embargo, dichos centros son del gobierno del Estado y no son administrados por personal municipal. Esa es una diferencia grande con el caso colombiano. Es decir, en el caso de Medellín, el gobierno municipal fue el encargado y administrador, no el departamento de Antioquia.

Un dato interesante sería conocer el impacto de estos centros en los índices de violencia y educación porque en el sector de La Alianza, por dar un ejemplo, la marginación se observa a flor de piel. Tan es así que el elevado número de teléfonos públicos en la colonia habla de la carencia de líneas fijas.

Urbanismo social

Medellín decidió transformar el transporte público (camiones, metro, metrobus, metro cable) buscando mayor inclusión, mayor alcance y mejor infraestructura en toda la ciudad. En Monterrey, para variar, el gobierno trae un debate de cambiarle los colores a los taxis… Sigue siendo un transporte caro, pobre infraestructura, déficit de coberturas y que no están integrados metro, camión, ecovía y metrobus de manera suficiente. Si bien existen programas como los de la tarjeta feria donde en un primer transbordo se paga la mitad, hay que recordar que el servicio del metro no se paga con tarjeta Feria y que si alguien aborda desde la Macroplaza, el metro para ir por la Ecovía por avenida Lincoln, el pago del metro ya no incluye algún descuento por abordar una ruta alimentadora como la del Barrio Acero en Solidaridad. O también mencionar que la instauración de la Ecovía afectó enormemente en los tiempos a la gente de Valle Verde o Santa Cecilia que ahora tienen que transbordar dos sistemas para ir al centro cuando antes abordaban un solo camión.

Inclusión y equidad

El gobierno municipal de Medellín buscó integrar, en colaboración con la sociedad, el tejido social por medio de políticas públicas de apoyo a los niños, a las comunidades marginadas y con alta presencia de programas sociales en los territorios donde los narcos reclutaban gente a sus filas. El alcalde Aníbal Gaviria con su programa “Buen Comienzo” atacó la marginación y desnutrición en los jardines de niños.

En el área metropolitana de Monterrey, ningún municipio tiene programas sociales en las zonas que manejan las pandillas o los narcos que hayan trascendido más allá de una administración.

Seguridad

De ser una de las ciudades más peligrosas del mundo, sus índices delictivos bajaron de 381 a 26 muertes por cada 100 mil habitantes.

La principal tarea del gobierno fue impulsar la educación, la integración y la cultura en la ciudad principalmente en los barrios más bajos y subrayo: el enfoque no fue en incrementar la represión.

En el área metropolitana de Monterrey, a pesar de contar con el CISEC (Centro de Información para la Seguridad de Estado, de Evaluación y Control de Confianza), Fuerza Civil, con la Universidad de Ciencias de la Seguridad, el resultado más exitoso ha sido la presencia de la Marina y el Ejército que son instituciones que no deberían deambular en las calles haciendo el trabajo de otros… como la policía. Y vemos que los alcaldes (caso San Nicolás) proponen aumentar el número de elementos u otros que alegan que hay que incrementar el armamento en los policías dado que el que tienen no les sirven para competir.

Como mencioné anteriormente, los gobiernos de Medellín atacaron fundamentalmente las zonas de reclutamiento o de almacenamiento de droga y geográficamente sus áreas de influencia. Es decir, el gobierno por medio de diferentes políticas públicas obstaculizó la llegada del narco a ciertos barrios. En nuestra área metropolitana, la estrategia ha sido clara y llanamente resolver el problema a balazos, a desarticular banda por banda y a ser reactivos a las balaceras cuando el ejemplo se nos ha dado de que es una pérdida de tiempo repetir el proceso, cuando se pudiera ocupar los barrios del narco de manera permanente, no solo con policías, sino con otras instituciones que ayuden a la población a salir de la marginación que viven.

Transparencia

Medellín ha transparentado sus cuentas públicas en las diferentes administraciones desde finales de los 90s hasta finales de los 2010s. Asimismo, la gente participa en las licitaciones de obra pública haciendo propuestas y sugerencias. En el caso de los parques, bibliotecas y centros comunitarios, los vecinos de la zona participaban en la selección del terreno, el nombre del centro y hasta el color de la edificación.

En el área metropolitana de Monterrey, ningún alcalde ha tenido interés en abrir las licitaciones a la opinión pública. Pocos conocen quienes son los proveedores y poco sobre lo que se ofreció a cambio. En cuanto a obra pública, tampoco se consensa con los vecinos y siempre la vialidad es un caos en las zonas de obras porque nunca se difundió con lujo de detalles el impacto de la obra en la zona.

Observaciones

El Modelo Medellín es un programa pragmático, directo, abierto con la población en un sistema que permite dicha participación y que contó con la voluntad política. En el área metropolitana de Monterrey a pesar de la existencia de la Asociación Metropolitana de Alcaldes, pocos resultados hemos visto en conjunto.

Apenas hoy, San Nicolás y Guadalupe sostuvieron un acuerdo de patrullajes bilaterales. Esperemos que la Asociación no quede en una bonita idea como otras en el pasado.

La desigualdad rampante en Monterrey es un claro ejemplo de las fallidas políticas públicas implementadas. En mi análisis, en general la mayoría de las medidas adoptadas en Colombia se pueden implementar, con excepción de algunas medidas de seguridad. El eje de la educación probó ser eficiente en la transformación, ese debería ser también el eje en Nuevo León para su transformación.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Clases intensivas de colombiano: Fajardo en Monterrey

Hace un par de semanas, Monterrey recibió la visita del Dr. Sergio Fajardo, ex alcalde de Medellín y ex gobernador de Antioquia, un influyente matemático-político colombiano que vino a dar una conferencia como parte de su estadía como profesor visitante del Tec de Monterrey.

En su charla que englobaría la frase “del miedo a la esperanza”, lanza una serie de mensajes y enseñanzas prácticas muy profundas de cambio para una sociedad latinoamericana convulsionada por la corrupción, la parálisis legislativa y la ineficacia gubernamental.

Supo transformar una ciudad caótica como Medellín, azotada por el narcotráfico, a una ciudad que supo reconstruir el tejido social por medio de técnicas científicamente innovadoras, poniendo a la educación como área prioritaria.

Fajardo engloba al político independiente que supo transformar una ciudad caótica como Medellín, azotada por el narcotráfico, a una ciudad que supo reconstruir el tejido social por medio de técnicas científicamente innovadoras, poniendo a la educación como área prioritaria.

Mucho se ha hablado del “Modelo Medellín”; se han dado cientos de charlas, visitas de los alcaldes del área metropolitana de Monterrey a Colombia, talleres, foros y seminarios, y los problemas siguen sin atacarse según el modelo planteado.

Mucho se ha hablado del “Modelo Medellín”; se han dado cientos de charlas, visitas de los alcaldes del área metropolitana de Monterrey a Colombia, talleres, foros y seminarios, y los problemas siguen sin atacarse según el modelo planteado.

En alguna entrevista en Multimedios, el Dr. Fajardo justificó la falta de aplicación de sus ideas en Monterrey, debido a que el contexto no es el mismo y no se puede replicar un modelo al pie de la letra enfatizando que no existe una formula específica.

Y aquí es donde el sinsentido de los políticos locales florece, porque Fajardo siempre ha sido muy claro en sus postulados y recomendaciones pragmáticas que nuestros políticos siguen sin entender, porque no entienden ni el contexto colombiano y, peor aún, el contexto local.

La ignorancia e ineptitud rampante en nuestros alcaldes es de tal grado que no han podido copiar ninguna iniciativa colombiana como la total transparencia en los presupuestos, la presentación de cada secretario de un proyecto a seguir con fechas y compromisos, apertura y participación ciudadana en el tema de licitaciones para obra pública, creación de nuevos espacios públicos o la educación como eje central.

El doctor Fajardo ha venido varias veces; Antanas Mockus, otro influyente colombiano, también ha venido; y podrán seguir viniendo pero su mensaje siempre se quedará en el recinto porque ha quedado claro que pocos han podido entender el mensaje.

En la charla de Fajardo en el Auditorio Luis Elizondo, un servidor notó la presencia de al menos cuatro exfuncionarios públicos que pocos resultados dieron en sus gestiones.

Monterrey y en general, el país, está lejos de desarrollar pensadores activos como Fajardo o Mockus que no tengan las ataduras propias de algún partido político, de algún caudillo o de ideologías de siglo 20.

Monterrey y en general, el país, está lejos de desarrollar pensadores activos como Fajardo o Mockus que no tengan las ataduras propias de algún partido político, de algún caudillo o de ideologías de siglo 20.

El “Modelo Medellin” transformó una ciudad en todos los planos: en lo económico, social, intelectual, político, educativo y hasta en lo cívico. Nuestros alcaldes “fueron y vinieron” y siguen haciendo banquetas y pequeños parques de 10 x 10 metros.

Mientras, algunos jóvenes en la charla tomaban notas y otros haciendo preguntas muy interesantes. Algo me quedó muy claro: la clase política ya no necesita clases urgentes de colombiano. ¿Para qué? Las mulas sólo a arrear aprenden…

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”