“Fue un problema mental, no un problema de armas”, Trump sobre ataque en Texas

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy durante una conferencia de prensa en Japón, que la matanza de ayer en el poblado de Sutherland Springs, Texas, se debió a un problema mental y no un tema de armas.

Al ser cuestionado por prensa estadounidense sobre si era necesario legislar a favor del control de armas, Trump contesto que el ataque en Texas, se debió a que el individuo era una persona atormentada, con muchos problemas y no a un tema de armas.

“Tenemos muchos problemas de salud mental en nuestro país, al igual que otros países. Pero esto no es un asunto de armas”, dijo el mandatario estadounidense.

Por otro lado, Trump, celebró que un vecino del templo de la Primera Iglesia Bautista, tenía un arma, con lo cual pudo evitar una tragedia mayor, argumento.

“Por fortuna, alguien más tenía una pistola que estaba disparando en la dirección opuesta”.

El dia de ayer, el ex miembro de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Devin Patrick Kelley, abrió fuego al interior de una Iglesia Bautista en el poblado de Sutherland Springs, Texas, a unos 65 kilómetros al este de San Antonio, dejando 26 muertos y 20 heridos. Este hecho es el mayor ataque terrorista el la historia del estado de Texas.

Y aseguran que ataque se debió a con la suegra

Autoridades estatales y federales, informaron esta mañana que el ataque donde murieron 26 personas, no se debió a motivos raciales, religioso o de grupos extremos, sino a un tema personal.

“Había una serie de problemas domésticos en su familia”, dijo la Policía en una rueda de prensa.

Según autoridades, la suegra del atacante asistía a la iglesia, y fuentes han confirmado que se encuentra entre las víctimas del atentado. También señalaron que desde días antes Patrick Kelley había estado enviando mensajes de texto amenazando a su suegra, esto por una disputa familiar.

Por otro lado, informaron que todo parece indicar que el autor del ataque terrorista termino suicidándose.

Hasta el momento, 10 personas que resultaron lesionadas siguen en estado crítico.

 

Acto terrorista deja 26 muertos en poblado de Texas

La mañana de este domingo 5 de noviembre se registro el peor acto terrorista más sangriento en la historia del estado de Texas, esto después de que un sujeto identificado por autoridades como Devin Patrick Kelly, disparo al interior de una Iglesia Bautista, mientras se llevaba a acabo la misa del domingo, dejando un total, hasta el momento, de 26 muertos.

El acto ocurrió en la pequeña población de Sutherland Springs, a unos 45 kilómetros al sureste de San Antonio. Tras los hechos autoridades de la localidad del Condado de Wilson, Texas Rangers y agentes de la FBI se hicieron presentes en el pequeño templo Bautista.

Por otro lado, el autor del acto terrorista se reporto como muerto, esto tras una breve persecución. Hasta el momento las autoridades, no han podido especificar si Patrick Kelly, quien según reportes sirvió en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, murió por una herida de bala de las autoridades o si se suicidio, aunque trascendió en la prensa estadounidense, que un vecino del templo Bautista disparo en contra del atacante.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dio sus condolencias a través de Twitter y más tarde estuvo presente durante un evento en honor a las víctimas.

Por su parte, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien se encuentra tras en su primer gira por Asia, dio sus condolencias por Twitter y aseguro que se encontraba monitoreando la situación desde Japón.

Finalmente, el presidente Enrique Peña Nieto, lamento los hechos ocurridos en Texas y envío sus condolencias a las familias de las víctimas.

Nota de Editor: Altavoz MX decidió llamar el hecho en Texas como “acto terrorista” ya que consideramos que de eso se trata, la persona causa terror en una población, crea sicosis entre los pobladores de Sutherland Springs y en Texas. Nosotros en Altavoz MX, no consideramos justo que cuando un hombre blanco y ojos claros hace este tipo de ataques, se diga que era alguien “con problemas mentales” y no un ataque terrorista.