Buscan 4 ministros presidencia de SCJN

Comparte este artículo:

Al concluir el plazo para presentar sus “líneas generales” de trabajo en busca de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), cuatro ministros interesados cumplieron con este requisito.

Se trata de Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Alberto Pérez Dayán y Arturo Zaldivar Lelo de Larrea, quienes de esta manera formalizaron su candidatura para presidir tanto la Corte como el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Quien sustituya en la presidencia al ministro Luis María Aguilar Morales será el responsable de la dirección de la Corte y del Consejo de la Judicatura Federal, y fungirá como representante del Poder Judicial ante el Ejecutivo y el Legislativo por un periodo de cuatro años, sin posibilidad de reelección inmediata.

Varios de los aspirantes hicieron ofertas para reducir presupuestos globales o congelar salarios de mandos, aunque ninguno de ellos propuso reducciones salariales a ministros, magistrados o jueces.

“No podemos negar que existe actualmente en la sociedad una percepción generalizada de falta de independencia, corrupción y derroche en el PJF“, dice el plan de Zaldívar, quien ha sido el más crítico y no es juez de carrera.

Zaldívar propuso congelar cuatro años los salarios de los mandos, lo que en términos reales los reduciría en más de 15 %, y en el tema del nepotismo, sugirió que el acceso a todos los puestos judiciales, y no solo el de jueces y magistrados, se sujete a examen.

“La sociedad exige austeridad y estoy convencido de que el PJF puede esforzarse más para reordenar, redistribuir y, si es necesario, recortar el gasto”, sostuvo Pardo Rebolledo en su plan.

También Pérez Dayan propuso generalizar los exámenes para que ingrese a la carrera judicial quien tenga los méritos.

Alfredo Gutiérrez criticó que el presupuesto del PJF se solicite inercialmente con base en el año previo, lo que ha llevado a que siempre se pida dinero de más que no se alcanza a ejercer.

Investigarán nepotismo en el Poder Judicial

Comparte este artículo:

El ministro Luis María Aguilar Morales ordenó una investigación para identificar relaciones o vínculos de índole familiar entre servidores públicos del Poder Judicial e informar sus resultados al Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, que él preside.

El propósito del estudio, según se explicó en un comunicado de prensa del CJF, es contar con información certera, confiable y verificable para tomar las decisiones y fortalecer la carrera judicial y la impartición de justicia federal.

“El espíritu de este ejercicio es identificar las áreas de oportunidad encaminadas a fortalecer los procesos de selección, promoción y designación de los servidores públicos del Consejo de la Judicatura, lo que redundará en una mayor transparencia, certidumbre y confianza en la institución, de cara a la sociedad”, se lee en el comunicado.

Apenas el pasado 4 de octubre, el presidente de la Junta de Coordinación Política en el SenadoRicardo Monreal, anunció una iniciativa de ley que propone imponer la rotación de jueces y magistrados federales al menos cada seis años como medida para evitar actos de corrupción en el Poder Judicial.

Monreal argumentó que actualmente hay una crisis en la distribución de plazas y la independencia de las resoluciones del Poder Judicial.

 

La Constitución no puede ser usada como pretexto para olvidar los derechos humanos: Aguilar Morales

Comparte este artículo:

La Constitución, bajo ningún concepto, puede ser usada como pretexto para olvidar el respeto de los derechos humanos reconocidos en el Nuevo Sistema de Justicia Penal tanto a favor de las víctimas como a los imputados por un delito, dijo el ministro presidente de la Corte Luis María Aguilar Morales.

El ministro presidente de la SCJN presentó este viernes su Tercer Informa Anual de Labores ante los Plenos de la Corte, del Consejo de la Judicatura Federal y del Tribunal Electoral; como invitados asistieron el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y los presidentes de las Mesas Directivas del Senado y la Cámara de Diputados, Ernesto Cordero y Jorge Carlos Ramírez Marín.

También recordó que “tolerar la corrupción es ir en contra de la naturaleza de la impartición de justicia; es propiciar la destrucción de todo el sistema judicial; es perder la credibilidad de nuestra institución que tiene como finalidad inalterable la defensa de los derechos y la protección de los gobernados frente a la arbitrariedad”.

De igual forma expresó su enérgica condena a los funcionarios o empleados que “sin ética alguna, sin respeto a los derechos humanos y con bajeza de humanidad, difunden y propalan determinaciones que sólo son meras suposiciones de responsabilidad que pudieran o no generar un procedimiento de responsabilidad por el que habría de juzgarse a algún servidor público”.

Reiteró que la igualdad de género no es una moda pasajera, sino que es prioritaria para el Poder Judicial de la Federación.

Entre las acciones emprendidas durante el presente ejercicio, detalló, debe destacarse que se aprobó la elaboración de un manual de buenas prácticas para juzgar con perspectiva de género, con el que se busca establecer una base metodológica de inclusión de la perspectiva de género desde un enfoque de derechos humanos en la labor jurisdiccional.