Periodo Extraordinario: Qué si, qué no, bueno revisaremos…

El día de hoy el Congreso del Estado decidirá si habrá periodo extraordinario para el 16 de agosto tal como lo solicitó el Gobernador Jaime “El Bronco” Rodríguez. Por tanto, los coordinadores de las bancadas del PRI y PAN aseguraron que es un casi un hecho que no acatarán la solicitud del Gobernador.

Arturo Salinas, líder la bancada del PAN, dijo que no existen acuerdos en cuanto a los temas a incluir en el extraordinario, y no ha existido un cabildeo por parte del Ejecutivo en cuanto a los tópicos a tratar y donde se están poniendo obstáculos para tratar los asuntos del Congreso y el impulso de los mismos.

“Lo más seguro es que no haya extraordinario, no hay realmente un acuerdo, hay una voluntad del Gobierno para efecto de estar poniendo piedras en el camino para efecto de llevar a cabo lo que es importante para los Ciudadanos de Nuevo León“, expresó.

Marco González, coordinador de la bancada del PRI, expresó de igual forma que “la realización del extraordinario está en el aire, ya que no hay un conceso entre el Legislativo y el Ejecutivo”.

Por otro lado, el Gobernador Jaime Rodríguez advirtió a los diputados locales que la solicitud de un Periodo Extraordinario no es un tema de chantaje, dado que los legisladores condicionaran la solicitud si en este estuviera integrado los temas del veto al Fiscal Anticorrupción y la integración del Comité de Selección.

“Este no es un tema de chantajes ni de presiones, yo tengo la facultad legal y constitucional para convocar a los diputados a sesionar para Resolver algunos temas que le interesan al Estado”, expresó.

“El Bronco” aseguró que lo único que quiere su administración es el aval para la bursatilización de más deuda para la Red Estatal de Autopistas y definir los recursos para la Linea 3 del metro.

De igual forma el Gobernador comentó que “si ellos quieren meter otro tema, es decisión de ellos, yo no tengo inconveniente”. Lo anterior ante la constante presión del Legislativo por resolver otros temas en la agenda de la legislación local.

Rodríguez concluyó que la actitud de los diputados locales va enfocada a querer que su administración no avance.

Dimes y Diretes: “Antes mis dientes, que mis parientes”

Con eso de que el dinero que le llegará al estado, será menos de lo esperado, ya los alcaldes comienzan a ser un poco creativos y traen varias propuestas para poder recaudar recursos para sus municipios.

Todo esto, es consecuencia de que el estado, sobre todo varios diputados federales, a excepción de Waldo Fernández, que no se pusieron las pilas y ahora en el 2017 el estado se las verá negrísimas.

 




No habrá lana para la Línea 3 del metro, misma que lleva años de retraso y que hoy en día luce como obra abandonada. Tampoco se podrá comenzar la construcción del nuevo Penal de Mina, pues antes que nada no se tenía programada esta obra, y por otro, tampoco se consiguieron los recursos para el mismo.

En otras palabras, la obra pública se verá limitada el próximo año y no olvidemos que también está el tema de la seguridad, a ver si no nos afecta esta falta de recursos.

A todo esto, los alcaldes ya se están poniendo las pilas, pero claro, en contra de los ciudadanos. El día de ayer el alcalde del municipio más rico de México, Mauricio Fernández, salió con la brillante idea que en su municipio podría ser posible cobrar un “IVA sampetrino”.




Es decir, si usted va a un restaurante o bar en ese municipio, le podrían cobrar más del 16% de IVA que le cobran el día de hoy. Aunque el edil no dio más específicos, podemos esperar que, a partir de esta idea, muchos otros van a querer cobrar cualquier servicio que puedan, por ejemplo, la recolección de basura, el alumbrado público (ya se les ocurrió antes), y quien sabe en una de esas hasta el bacheo.

Este es el problema cuando el gobierno del estado y los legisladores federales no se ponen de acuerdo. Ciertamente los municipios necesitan recursos para obra pública, para mantener programas sociales y otras cosas más, pero la verdad se me hace un descaro que quieran cobrarle ahora todo a los ciudadanos.

¿Qué no hay otras maneras? ¿No hay forma de que financien las obras públicas? Digo, el municipio de Monterrey ya está financiando su deuda, también ya están viendo opciones de financiar sus obras públicas.

En serio, hay algunos alcaldes que necesitan un poquito de creatividad.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”