TENENCIA Y LEY DE COORDINACIÓN

Se armonizan los poderes en Nuevo León. Por más dolorosos que sean los tropiezos, siempre existe una enseñanza: se identifica el error cometido, y se toman acciones para no repetirlo. En el caso de nuestro estado, y siendo conservador con mis afirmaciones, puedo sostener que nunca habíamos experimentado una separación de poderes tan doctrinal.

Acabamos de experimentar una de las primeras curvas de aprendizaje con la aprobación y vetos de la tenencia y la Ley de Coordinación Hacendaria.

Y es que es la primera vez en nuestra historia que quien gobierna no tiene un grupo político de los mismos colores en el Congreso del Estado. Esta ecuación inédita en la política de Nuevo León crea un nuevo paradigma político digno de utopías (y más considerando la cantidad de votos obtenidos por el Gobernador en las urnas), y como tal, acabamos de experimentar una de las primeras curvas de aprendizaje con la aprobación y vetos de la tenencia y la Ley de Coordinación Hacendaria.

El Secretario General de Gobierno, Manuel González, acudió a reunirse con los líderes de las fracciones de los diputados a exponer de manera sucinta, pero concreta, la inviabilidad económica de eliminar este impuesto de tajo el primer año.

Como todos recordamos, el Congreso comenzó por proponer la eliminación total de la tenencia el siguiente año. Ante esto, el Secretario General de Gobierno, Manuel González, acudió a reunirse con los líderes de las fracciones de los diputados a exponer de manera sucinta, pero concreta, la inviabilidad económica de eliminar este impuesto de tajo el primer año, ante la crisis financiera más grande que ha tenido Nuevo León.

Así, muy razonablemente, se acordó una eliminación gradual de la tenencia vehicular: en 2016 se pagaría el 60%, en 2017 el 30% y en 2018 ya habría quedado eliminada completamente. En este orden de ideas, el Ejecutivo con mucho gusto dio a conocer la noticia, pues había sido promesa de campaña.

El impacto financiero se había medido, y en los términos negociados era viable para todos. Sin embargo, después del acuerdo el Congreso aprobó la creación de una nueva Ley de Coordinación Hacendaria.

El impacto financiero se había medido, y en los términos negociados era viable para todos. Sin embargo, después del acuerdo el Congreso aprobó la creación de una nueva Ley de Coordinación Hacendaria. A pesar de que contemplaba elementos positivos como la fijación de plazos, actualizaciones e intereses para evitar el famoso “jineteo de los recursos”, lo cual a todas luces se percibió como positivo por el Ejecutivo, también contemplaba el aumento en las transferencias de las participaciones federales a los municipios, así como la forzosa creación de fondos de apoyo.

El impacto adicional a las finanzas de dicha Ley obligó al Ejecutivo a romper con el acuerdo de la tenencia, pues la suma de ambas propuestas descuidaba irresponsablemente las arcas del estado, orillándolo a vetarlas para poder negociar la promulgación de ambas en términos que si fueran viables después de hacer las corridas necesarias.

Y como dirán: “El resto fue historia”. Se alcanzó una negociación digna de políticos responsables con excelentes resultados: se elimina la tenencia gradualmente, se establecen candados para evitar el “jineteo” de recursos y se crean fondos de apoyo a los municipios. Felicidades, Nuevo León.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Dimes y Diretes”: Congreso vs. Bronco

La cosa esta de color hormiga entre el congreso local y el gobierno estatal en Nuevo León. Mientras Jaime Rodríguez “el Bronco” amenaza y garantiza que no aprobará la nueva Ley de Coordinación Fiscal, que esta semana la mayoría de los diputados aprobaron. Entre esto y la gradual eliminación de la tenencia me queda algo en claro: el congreso local va con todo para tirar el proyecto de candidatos independientes no sólo a nivel local, sino a nivel nacional.

Me queda algo en claro: el congreso local va con todo para tirar el proyecto de candidatos independientes no sólo a nivel local, sino a nivel nacional.

No es secreto que “el Bronco” es el máximo representante a nivel nacional de los futuros candidatos por vía independiente de México. Si Jaime fracasa, entonces hay garantía que los partidos políticos (y sí MORENA y AMLO entran en esta categoría) no tendrán una “piedra en el camino” en el 2018. ¿Qué sacamos de esto? Pues que la indicación de Anaya y de Beltrones a nivel local esta más clara que el agua “háganle como puedan pa’ tirar al Bronco”.

El estado necesita fondos de donde vengan, después de la macro deuda que dejaron, nada más y nada menos, que los gobiernos priístas de Natividad y Medina.

El primer indicio de este compló —como diría el buen Peje— fue la que aprobaron y forzaron los diputados en las gargantas del poder ejecutivo. En un momento en el cual el estado necesita fondos de donde vengan, después de la macro deuda que dejaron, nada más y nada menos, que los gobiernos priístas de Natividad y Medina.

El segundo indicio, y el más tremendo hasta el momento, es este de la Ley de Coordinación Fiscal. Total que ahora los diputados se dieron cuenta que el Estado recibe demasiados fondos y los municipios casi nada. Lo que queda claro es que al PRI se le esta yendo la lana que recibía de “Golden Boy” Medina y ahora la quiere recibir de sus alcaldes priístas. Quieren seguir la rateadera los rojos sangre.

Y el Bronco ahora quiere vetar la ley, y se le echan encima los legisladores. Me pregunto, ¿porqué los diputados de las pasadas legislaturas nunca dijeron nada por los vetos que tanto Natividad y Medina utilizaron constantemente? Al parecer ahora sí les tiembla la mano.

ES HORA de que el gobernador se ponga las pilas y vete esta ley que claramente quiere hundir todos sus planes para el 2016.

ES HORA de que el gobernador se ponga las pilas y vete esta ley que claramente quiere hundir todos sus planes para el 2016. ES HORA que Jaime ponga la casa en orden y no le tiemble la mano en dar su opinión y punto de vista de cara a cara con los diputados el sábado.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Un gobierno de Facebook?

En un hecho sin precedentes, Jaime Rodríguez Calderón consiguió la gubernatura impulsado por una estrategia de comunicación basada en el aprovechamiento de las redes sociales como una herramienta de profunda penetración e impacto para dar a conocer sus propuestas a la ciudadanía neolonesa.

El éxito de su campaña fue citado en importantes medios internacionales como “The Wall Street Journal”, en dónde se mencionaba que “El Bronco” estaba sacudiendo la manera de hacer política en México.

Estas nuevas formas de comunicación y opinión le permitieron al actual mandatario estatal acortar la distancia entre gobernante y ciudadano, permitiendo una mejoría en la confianza de la ciudadanía respecto al cumplimiento de la representación de sus intereses.

Sin duda, estas nuevas formas de comunicación y opinión le permitieron al actual mandatario estatal acortar la distancia entre gobernante y ciudadano, permitiendo una mejoría en la confianza de la ciudadanía respecto al cumplimiento de la representación de sus intereses.

No obstante, debemos entender que la comunicación política vía redes sociales es “terreno nuevo”, por lo cual aún no se tienen claras algunas reglas del juego. Ante esto, considero reflexionar sobre tres aspectos en particular:

1.-La efectividad de mecanismos de participación ciudadana.

El mandatario declaraba: “..díganme que creen que debamos hacer, ¿vetarles la decisión o aceptarla? Lo que la mayoría diga eso haré.”

El veto a la polémica Ley de Coordinación Hacendaria, que aumenta los fondos para los municipios, se puso a consulta el día de ayer, en las redes sociales del gobernador de Nuevo León. El mandatario declaraba: “..díganme que creen que debamos hacer, ¿vetarles la decisión o aceptarla? Lo que la mayoría diga eso haré.”

Anteriormente, Jaime Rodríguez Calderón ya ha realizado ejercicios similares en su cuenta de Facebook. Sin embargo, me parece que el seguimiento a las respuestas emitidas por las y los ciudadanos se vuelve compleja por esta vía. Además, se sigue excluyendo a un porcentaje de la población que no tiene cuenta en Facebook o no se entera del ejercicio.

Me parece que el seguimiento a las respuestas emitidas por las y los ciudadanos se vuelve compleja por esta vía. Además, se sigue excluyendo a un porcentaje de la población que no tiene cuenta en Facebook o no se entera del ejercicio.

Consultar a la ciudadanía a través de Facebook o Twitter puede ser el primer paso, pero no el último. A través de este tipo de ejercicios se ha evidenciado el interés de la población por expresar su opinión, por participar, por proponer. Dicha inquietud ciudadana puede ser sumamente enriquecedora para nuestro gobierno si se sabe aprovechar.

2.-La trasparencia de los recursos asignados.

Sería relevante que se dieran a conocer los recursos destinados a la promoción en redes sociales, los proveedores utilizados y los recursos humanos empleados para esta tarea.

El gobierno actual se ha distinguido por recalcar su compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas. En este sentido, sería relevante que se dieran a conocer los recursos destinados a la promoción en redes sociales, los proveedores utilizados y los recursos humanos empleados para esta tarea.

3.-El uso correcto de las redes sociales.

Organizaciones expertas en la materia como “Redes Quinto Poder” han exhortado al Estado a detener promoción en Facebook y Twitter.

La organización declaró que se violenta el artículo 134 de la Constitución, que prohíbe la promoción personalizada de cualquier servidor público: “la propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social… deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social”.

Dar seguimiento a las actividades que realizan, criticar alguna postura o exponer alguna duda se ha simplificado gracias al uso de perfiles públicos oficiales.

A pesar de esto, en mi opinión personal el uso de redes sociales ha sido una estrategia acertada (hasta ahora) para fortalecer la comunicación vertical entre nuestros representantes y nosotros (quienes los elegimos). Dar seguimiento a las actividades que realizan, criticar alguna postura o exponer alguna duda se ha simplificado gracias al uso de perfiles públicos oficiales.

En fin, ventajas y beneficios múltiples tanto para el ciudadano como para el representante. Lo cierto es que falta aún mucho por discutir y definir al respecto.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”