La sociedad civil como contrapeso

Comparte este artículo:

Crece el temor que al nuevo gobierno de AMLO le falten contrapesos, ya que además de poder ostentar un 53% del voto expresado, su partido y la coalición que encabeza tendrá mayoría tanto en la Cámara de Diputados cómo en el Senado de la República. Los datos no mienten pero deben ser relativizados. El 53% de los 63% de mexicanos que fueron a votar, representa el 33.33% de la población electoral. Uno de cada tres mexicanos en capacidad de ir a votar apoyó a AMLO. Es mucho, pero ¿quién tomará en cuenta los dos mexicanos (de cada tres) en capacidad de votar que no apoyaron a AMLO? Sea por desacuerdo, sea por indiferencia. Por esto se escuchó razonable el discurso humilde del candidato ganador en la noche electoral. Que no se olvidé que uno de cada tres manifestó abiertamente su apoyó. No es para menospreciar a los dos que no lo hicieron. 

Independientemente de la aritmética electoral fría, y más allá de la composición de las cámaras, más allá de los pleitos internos y externos de una partidocracia que quisiéramos ver hundirse, no podemos olvidar que el único y verdadero contrapeso que existirá siempre es la sociedad civil constituida por los ciudadanos que no se identifican con ideologías partidistas pero que no por esto abdican su derecho a opinar y a ser escuchados. Una sociedad civil que ha forzado a la partidocracia a diseñar y aprobar la Ley 3de3, que ha forzado el sistema político corrupto a estructurar un Sistema Nacional Anticorrupción, una sociedad civil que no se quedará callada frente al rechazo del nuevo régimen de crear un sistema de procuración de justicia autónomo e independiente del poder político. 

El nuevo presidente llega al poder soportado por una ola anticorrupción, pero de entrada se reserva el derecho de definir cómo combatir la corrupción. ¿No habrá falta de congruencia entre el discurso y los actos? ¿Será el Gran Tlatoani el único con los criterios correctos para combatir la corrupción? ¿No será la sociedad civil, la que sufre en sus bolsillos los efectos de esta corrupción, la mejor colocada para definir quienes deben combatir a la corrupción? 

Desde Montesquieu, en el siglo XVIII, se dibujó una concepción de la sociedad moderna a través de la separación de poderes. ¿El nuevo modelo político mexicano, nacido de un proceso electoral indiscutible, no reconocerá esta concepción de la sociedad política equilibrada? ¿Seguiremos aplicando los principios que combatía Montesquieu de “L’État c’est moi”? 

Por lo menos, muchos de los dos mexicanos (de cada tres) que no votaron por AMLO tienen esperanzas que la modernización política derrumbará los viejos principios del poder absoluto. Las “benditas redes sociales” que fueron parte importante de la llegada del nuevo régimen, podrían formar parte del juego del contrapeso necesario.   

La sociedad civil responde así a criticas de AMLO

Comparte este artículo:

La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) respondió, a través de un comunicado, los dichos del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, sobre su desconfianza hacia la sociedad civil.

La COPARMEX argumentó que desconfiar de la sociedad civil equivale a despreciar la voluntad e iniciativa de mujeres y hombres que no se quedan pasivos ante la injusticia, la opacidad, el mal gobierno o la desigualdad, y recordó 10 cambios que, en primera instancia, fueron propuestas y exigencias de la sociedad:

  1. La creación del Instituto Federal Electoral y las políticas de paridad en el sistema electoral
  2. La autonomía de la Comisión Nacional de Derechos Humano y del Banco de México
  3. La reforma política de la Ciudad de México, sin la cual los habitantes de la capital no podrían elegir a sus autoridades
  4. La evaluación educativa y el servicio profesional docente basado en el mérito
  5. La evaluación independiente de la política social y la creación del CONEVAL
  6. La creación del INAI y la agenda de transparencia y rendición de cuentas
  7. La reforma en Derechos Humanos y denuncias de violaciones graves a los mismos (Ayotzinapa, Tlatlaya o Tanhuato)
  8. La Ley 3de3, la creación del Sistema Nacional Anticorrupción y la denuncia de grandes casos de desvío de recursos como los de ChihuahuaNuevo León, Quintana Roo, SonoraVeracruz o la Estafa Maestra
  9. El amparo que condujo a la obligación de legislar en materia de publicidad gubernamental
  10. La iniciativa de reforma legal para contar con una Fiscalía verdaderamente independiente

“Más que suspicacia y recelo, el trabajo de la sociedad civil debería ser considerado como una aportación para diagnosticar y resolver los problemas colectivos. Sólo los regímenes autocráticos o los defensores del status quo pueden percibir la participación cívica como una amenaza al orden y la estabilidad”.

Presidencia en Estado Vegetativo

Comparte este artículo:




Las cifras de rechazó a la Presidencia de Enrique Peña Nieto que público el día de ayer Grupo Reforma, son una muestra de la decadente y cada vez peor percepción que tienen los mexicanos sobre su actual Presidente.

La Presidencia de Peña Nieto está tan desgastada que cualquier escandalo es directamente relacionado con conflicto de interés y levante el repudió nacional.

El día de ayer el periodista, Federico Arreola, comentaba que los desaprobatorios a la administración de Enrique Peña Nieto, se debían al desgaste que han dejado las Reformas Estructurales y que si el “costo de no estar como Venezuela es tener un Presidente reprobado por la ciudadanía, lo vale”. Yo considero que el Sr. Arreola está equivocado y por múltiples razones.

Al contrario, el Presidente está reprobado por ciudadanos y líderes del país por la muy poca efectividad que han tenido las Reformas en nuestro país. Hoy la gasolina y luz suben de precio, a pesar de que con la Reforma Energética se prometió que sería todo lo contrario.

La Reforma Educativa, dejará de ser Reforma después de las negociaciones y pasará a ser más de lo mismo. El Sistema Nacional Anticorrupción es un conjunto de leyes a modo y se ignoró en gran parte la Ley 3de3 que era una iniciativa ciudadana.




Las reformas, efectivamente le han costado a Peña Nieto, pero no por eficientes, sino por ineficientes. Nadie espera resultados de la noche a la mañana, pero todo lo que está sucediendo actualmente va en contra de lo que se había dicho originalmente.

Otra razón por la cual el Presidente Enrique Peña Nieto esta reprobado es el “Caso de la Casa Blanca” en Lomas de Chapultepec. Aunque Peña ya se disculpó y pidió “perdón”, un nuevo caso salió donde se involucra a un potencial contratista del Gobierno Federal y un departamento en Miami, propiedad de la Primera Dama, Angélica Rivera.

La realidad es que la investigación hecha por el diario británico, The Guardian, deja muchos huecos y cosas sin explicar, pero ciertamente ha afectado de nueva cuenta la imagen Presidencial.

Lo interesante de esto, es que nadie lo duda, nadie reflexiona si fue o no fue conflicto de interés, si hay corrupción o no, la mayoría ya lo asegura y sanciona. Esto es solo un reflejo de la situación precaria en la que se encuentra la administración peñista y desde mi punto de vista está lejos de mejorar y Peña es consciente de esto, ayer en su visita al estado de Veracruz, evito ser recibido por el controversial gobernador de la entidad, Javier Duarte y durante la ceremonia se sentó lejos del mandatario estatal. Señal que parece como un, “aléjate, que si me ven contigo me va peor”.

Es ya casi seguro que Peña Nieto se ira con los niveles más bajos de aprobación de la historia reciente de México. Tal y como sucedió en estados como Quintana Roo, Veracruz y Chihuahua, donde los gobernadores fueron la razón primordial por la que el PRI perdió las elecciones, Peña será el culpable de la derrota del PRI en el 2018.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Chango viejo no Aprende Maroma Nueva

Comparte este artículo:

“Escuchamos claro y fuerte el mensaje en las urnas” dijo el entonces Presidente Nacional del Partido Revolucionario Institucional tras el revés que tuvieron en las elecciones del 5 de junio. Este mensaje poco se ha visto reflejado en las acciones del mismo partido político en el escenario nacional.

El primer revés a estas declaraciones fue la aprobación del PRI y PVEM de una Ley 3de3 rasurada que en el Senado y posteriormente en la Cámara de Diputados. Aunque muchos dicen que se aprobó tal y como las organizaciones de la sociedad civil querían, esto es lejos de ser realidad.

La ciudadanía firmó para apoyar dicha ley con el fin de que las declaraciones fuera obligatorias y no se prestara a huecos legales que permitieran que nuestros funcionarios públicos se salieran con la suya.

El siguiente tropiezo fue el veto presidencial, aunque la ciudadanía ahora se promulgaba a favor de que se vetaran los artículos 29 y 32 del Sistema Nacional Anticorrupción, el Presidente Enrique Peña Nieto vio por el lado que más le pudiera afectar, siendo este el lado de los empresarios. El poder legislativo en un afán de venganza solicitaron que la iniciativa privada declarará obligatoriamente sus conflictos de intereses, su patrimonio y su declaración fiscal, lo que causo molestia entre este sector. Peña Nieto ignoró la solicitud ciudadana y al contrario escucha al sector que más le interesa.

Los siguientes sucesos que muestran claramente la negativa a las declaraciones de Manlio Fabio Beltrones es lo que ha sucedido en Veracruz y Quintana Roo, donde Javier Duarte y Roberto Borge respectivamente, con el apoyo de sus respectivos congresos han colocado fiscales y auditores “a modo”, ya que son personas cercanos a ellos. El fin de esta maniobra política, antes de dejar el puesto de gobernadores, es protegerse por un buen tiempo de cualquier juicio o indagación a sus corruptelas durante las desastrosas administraciones que tuvieron.

¿Acaso alguien escucha los reclamos del PRI con el fin de que lo hagan? ¿Los Pinos ha hecho alguna declaración al respecto? Al contrario se mantiene el silencio total, casi como si no estuviera sucediendo y todo fuera en viento en popa.

¿Dónde quedaron las lecciones que aprendieron el 5 de junio del 2016? Definitivamente no se les ha metido del toco el chip de que no pueden seguir por el mismo rumbo y este debe de modificarse. El PRI más que nunca sigue siendo el mismo dinosaurio, pero ahora tiene muchas cabezas, cómo se representa en este dibujo de Brozo en su domingo graffitero.

13483235_1181301368588152_639953156690409363_o

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

MÉXICO: UN PAÍS EN LLAMAS

Comparte este artículo:

Es realmente increíble la facilidad que tiene el mexicano para enojarse, indignarse o resignarse cada semana con un sin número de sucesos que marcan la pauta para el ‘decrecimiento’ de las esperanzas en nuestro país.

Desde la mal votada Ley 3 de 3 que sufrió una rasurada importante por los Senadores y Diputados del PRI que decidieron darle la espalda a más de 630 mil ciudadanos (a los cuales deben su sueldo y su carrera) hasta la humillante actuación de la selección mexicana de fútbol en la Copa América, considerando que somos un país fanático de este deporte.

El mexicano promedio tiene verdaderas razones para sentirse decepcionado, enojado y frustrado. Recibe uno de los salarios mínimos más bajos del mundo por lo cual tiene que trabajar prolongadas jornadas laborales; convive con niveles de corrupción e inseguridad realmente altos e incluso vive en una sociedad donde la discriminación y el lenguaje despectivo son el pan de cada día.

El mexicano promedio tiene verdaderas razones para sentirse decepcionado, enojado y frustrado. Recibe uno de los salarios mínimos más bajos del mundo por lo cual tiene que trabajar prolongadas jornadas laborales; convive con niveles de corrupción e inseguridad realmente altos e incluso vive en una sociedad donde la discriminación y el lenguaje despectivo son el pan de cada día.

México es el país de las etiquetas: el gordo, el flaco, el joto, el pobre, la puta, la fea, la mantenida y demás calificativos sin un gramo de sensibilidad. Aunque nuestra constitución lo demande, no hay verdadera libertad de expresión. La comunidad LGBT sufre una de las épocas más difíciles en el mundo con masacres como la de Orlando o los asesinatos en Veracruz, ¿dónde está la libertad?

Somos un país hipócritamente religioso, y digo hipócritamente porque para nuestra cultura la religión sirve para limpiar nuestra mente los domingos de todos los “pecados” que cometemos el resto de la semana, ah, y para castigar y señalar a los impuros que se alejan del camino de Dios.

Mientras mantenemos los peores índices de seguridad los policías a su vez son de los que más tememos; aún con un rezago educativo preocupante y un analfabetismo en crecimiento, nuestros maestros se encuentran en las calles luchando por sus intereses sindicales mientras son reprimidos por el gobierno.

Somos un país hipócritamente religioso, y digo hipócritamente porque para nuestra cultura la religión sirve para limpiar nuestra mente los domingos de todos los “pecados” que cometemos el resto de la semana, ah, y para castigar y señalar a los impuros que se alejan del camino de Dios.

Sin olvidar que hasta hace poco vivimos una de las peores masacres a los normalistas de Ayotzinapa, los coches bomba y el narcotráfico en Tamaulipas, los fraudes millonarios de empresarios y políticos sin olvidar las casas blancas y los contratos multimillonarios a KIA.

Hoy, como ayer y mañana, la única posibilidad de cambiar la realidad de nuestro país es en base al trabajo de los ciudadanos, a las iniciativas sociales, al castigo participando en las urnas y a la transformación de nuestro propio entorno. A México solo lo salvamos los mexicanos de a pie, los que día a día sufrimos y soportamos un país en llamas.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Madruguete de los Senadores”

Comparte este artículo:

Bueno el madruguete, literal, que nos pusieron los senadores a la ciudadanía con la #Ley3de3 mocha que aprobaron durante la madrugada del miércoles. Y es que resulta que los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) no les gustó la idea de que nosotros los ciudadanos podamos saber cuanto dinero tienen en propiedades, que conflictos de intereses tienen y adicionalmente si cumplen con sus compromisos fiscales. ¿Cómo estuvo eso?

Desde hace ya varios meses los diputados de los dos partidos más corruptos de México, el PRI y el PVEM habían expresado su rechazó a la aprobación completa de la Ley 3de3 ya que desde un inicio veían que era inconstitucional y que ponía en riesgo la vida privada de los funcionarios. Ayer en la madrugada los dos partidos encontraron la forma de evitar que se aprobara en su totalidad, pues propusieron y aprobaron que los funcionarios puedan sacarle la vuelta a que se haga pública la información si ellos ven que puede afectar su “vida privada”.

Ayer en la madrugada los dos partidos encontraron la forma de evitar que se aprobara en su totalidad, pues propusieron y aprobaron que los funcionarios puedan sacarle la vuelta a que se haga pública la información si ellos ven que puede afectar su “vida privada”.

Es increíble como alrededor de 59 senadores que estuvieron en contra de aprobar la totalidad de la #Ley3de3 pudieron ignorar las más de 600 mil firmas que los ciudadanos firmamos para apoyar está importante ley que tiene como objetivo transparentar lo que tienen nuestros funcionarios y combatir la corrupción que es el peor mal que tiene este país, adicional a la pobreza, que es a fin de cuentas una de las consecuencias.

Lo interesante de todo este meollo son los senadores que estuvieron curiosamente ausentes durante la votación de la leí, en su totalidad fueron 17 los que se ausentaron, entre ellos Layda Sansores, la flamante senadora del Partido del Trabajo, que hace un año estuvo muy puesta para darle el libro del reportaje de la “Casa Blanca” a Enrique Peña Nieto, pero ayer para votar apoyar la iniciativa del PAN y su propio partido, le saco. Layda es oficialmente una traidora de los ciudadanos, por más que quiera explicar por qué estaba ausente.

Es increíble como alrededor de 59 senadores que estuvieron en contra de aprobar la totalidad de la #Ley3de3 pudieron ignorar las más de 600 mil firmas que los ciudadanos firmamos para apoyar está importante ley que tiene como objetivo transparentar lo que tienen nuestros funcionarios y combatir la corrupción…

Junto con Layda no podemos dejar atrás a otros senadores que de haber estado y de haber votado a favor, hoy yo no estaría haciendo esta columna criticando la decisión del Senado, al contrario estaría celebrando que por lo menos un puñado de senadores le hicieron caso a la ciudadanía.

Aunque el PRI dice que en las pasadas elecciones escuchó el mensaje ciudadano y que lo tomaría con responsabilidad, todo parece lo contrario, pues tiran propuestas ciudadanas y al final ponen su propuesta mocha, a conveniencia, a como se les antoja. Es hora de que revelemos los nombres de estos Senadores traicioneros a la ciudadanía y que no quieren escuchar.

Por cierto, en el 2018 recuerden que a Ivonne Álvarez, Marcela Guerra y a Cristina Díaz les vale un comino lo que ustedes quieran y lo que ustedes les pidan.

 

dimesyddyd2

dyd3dyd4

dyd5
______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”