#HojaDeRuta: “Trump: ¿inmune al escándalo?”

Comparte este artículo:

Al norte de la frontera la presión se acrecienta para la Casa Blanca de Donald Trump. En unas cuantas semanas, el libro “Fire and Fury” se ha vuelto la comidilla política en aquél país; se dio un rompimiento total con Stephen Bannon, quien fuera el artífice de la estrategia de ultraderecha que cimentó la victoria del magnate; el propio Bannon se ha visto obligado a declarar en la investigación sobre la intromisión rusa en las elecciones norteamericanas; el general John Kelly, Jefe de Gabinete de la Casa Blanca y la única figura que ha puesto un poco de orden al aparente manicomio que significa la administración de Trump, acaba de reconocer que México no pagará por el muro fronterizo, agregando que hay posibilidades de que los jóvenes “dreamers” indocumentados permanezcan en EEUU.

En medio del vendaval, un nuevo escándalo aparece: la relación extramarital de Donald con la actriz porno Stormy Daniels durante 2006. El silencio de la actriz habría sido comprado por los abogados de Trump por la friolera de 130,000 dólares.

Un análisis del caso en el Washington Post tiene como encabezado: “La nota de Stormy Daniels es un recordatorio de la inmunidad de Trump ante los escándalos tradicionales”. Ahí se afirma que al menos seis medios (sí, seis) conocían de la relación extra-marital de Trump con la estrella de filmes para adultos desde la campaña presidencial, y ninguno decidió publicarla.

Algunos porque Daniels no estaba dispuesta a salir en público, otros porque no pudieron confirmar la existencia del “Non-disclosure agreement” que le prohibía a la actriz declaraciones públicas. Pero Slate tuvo una razón más pragmática: en las semanas finales de la campaña Trump enfrentaba múltiples acusaciones de abuso sexual, y creyeron que la nota se perdería.

Para los estándares norteamericanos, es casi absurdo el razonamiento, pues los escándalos de índole moral -y particularmente, los maritales- suelen ser de tal impacto que dañan gravemente o incluso aniquilan la carrera de políticos.

Esta “inmunidad” de Trump a los escándalos ha sido una de las principales características de su inusual vida política. Un cambio tan abrupto de estándares obliga al análisis: ¿Se redefinieron los límites de lo permisible? ¿Es Trump, su estilo y lo que representa lo que los está redefiniendo? ¿Aplica solo para su figura o será un fenómeno cada vez más común?

Hace algunas semanas, Carlos Maza propuso en su videocolumna de Vox una explicación: la ventana de Overton. También llamada “La ventana discursiva”, es una teoría de ciencia política que busca explicar el rango de ideas que son toleradas en el discurso público.

La ventana define los grados de aceptación pública de las ideas como: política pública; popular; sensible; aceptable; radical e impensable. En este sentido, la estrategia política en términos discursivos indica que si el discurso público empieza a poblarse con ideas radicales e impensables, la ventana de lo que consideramos “normal” comienza a desplazarse.

Por ejemplo, quizá México no pague por el muro, pero la aberrante idea de su construcción ya se ha repetido hasta el cansancio, de manera que su realización dejó de ser una locura y se ve cada vez más como algo creíble y probable. Lo mismo podría decirse del comportamiento nefasto y sexista de Trump: se conduce con tal desfachatez soportado en la idea de la supremacía racial y el privilegio económico, que su presunción de abusar de mujeres y largo historial de misoginia hagan que un affair con una actriz porno no derrumbe su presidencia, cuando podría haber sido equivalente al caso Lewinsky.

Es innegable que la ventana discursiva se ha desplazado hasta extremos preocupantes, pero esto no significa que Trump sea inmune a todo, ni que pueda mantener un ritmo de escándalo tras escándalo político durante toda su gestión.

“Una cosa es hacer campaña y otra es gobernar. Es muy difícil”, declaró John Kelly en una entrevista reciente, reconociendo tácitamente que aunque su presidente siga en campaña, el desgaste de cada error, desvergüenza y alboroto que sucede alrededor de Trump tienen su costo. Al cabo del tiempo, la gota de agua agujera la piedra. Veremos.

Insiste Trump que México pagará por el muro

Comparte este artículo:

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reiteró esta mañana en una serie de tweets que el muro fronterizo con México es necesario y que de una u otra manera nuestro país pagará por el mismo.

Trump, quien en unos días cumple un año en la Casa Blanca, aseguró que el muro es necesario debido a que México es el “país más peligroso del mundo”. En el mismo mensaje en la red social Twitter, el mandatario estadounidense dijo que sin muro, no hay trato, que podría inferirse que hace referencia al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Necesitamos el muro para la seguridad de nuestro país. Necesitamos el muro para ayudar a detener el flujo masivo de drogas desde México, ahora calificado como el país más peligroso del mundo. Si no hay muro, ¡no hay acuerdo!”, escribió Trump.

En un tweet anterior, Trump aseguró que México pagará por el muro de una manera u otra, pues se trataban de “cacahuates” para nuestro país, puesto que nos aprovechamos de la Unión Americana con el tratado de libre comercio.

Las declaraciones del presidente estadounidense se dan un día después de que el Wall Street Journal, dirá a conocer que el jefe de Gabinete de Trump, John Kelly, dijo que México no pagaría por el muro.

John Kelly admite que México no pagará el muro

Comparte este artículo:

Monterrey N.L. (18 de Enero 2017).- Johon Kelly, jefe de Gabinete de la Casa Blanca admitió la tarde de ayer que México no pagará la construcción del muro fronterizo contradiciendo una de las promesas del Presidente Dondald Trump.

“(No habrá un muro) que México vaya a pagar”, dijo en una reunión privada que sostuvo con un grupo de congresistas demócratas.

Desde el inicio de su campaña Trump prometió que México seria quien pagaría por la construcción del muro que dividirá a México de Estados Unidos, incluso la negativa del Gobierno mexicano a considerar la opción provoco la cancelación de una visita de Enrique Peña Nieto al país.

“Algunas cosas se dicen en la campaña que no son plenamente informadas. Una cosa es hacer campaña y otra cosa es gobernar. Es realmente difícil”, habría dicho Kelly a los congresistas.

Justo apenas la semana pasada, el Presidente Trump dijo a el diario The Wall Street Journal, que tiene diferentes vías para que México pague el muro fronterizo, incluyendo las actuales pláticas de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC).

 

 

Según Trump, Peña le dio un “cumplido” durante llamada telefónica

Comparte este artículo:

El Presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, presumió este lunes un supuesto “cumplido” por parte del Presidente de México, Enrique Peña Nieto. El “cumplido” habría sido por los efectos que ha tenido la “dura” política de migración de mandatario estadounidense que ha provocado una disminución en el paso de personas por la frontera sur de nuestro país.

Antes de la toma de protesta de John Kelly como su nuevo Jefe de Gabinete y quien hasta el día de hoy fungía como Secretario de Seguridad Interna, Trump aprovecho para elogiar el trabajo de Kelly en la institución, al afirmar que gracias al trabajo del Departamento de Seguridad Interna, se ha disminuido paso de personas por la frontera sur de los Estados Unidos.

Trump, también dijo que el Presidente Peña Nieto de México, le había comentado por una llamada telefónica, que gracias a las duras políticas de migración, se había logrado disminuir el tráfico de personas por la frontera sur de México. Trump considero que esto había sido “el cumplido más alto”.

Caber mencionar que el mandatario estadounidense no presento pruebas de tal cumplido, y que los números que ha venido manejando desde la semana no corresponden a los de ninguna institución de su gobierno. En cuanto al “cumplido” por parte del mandatario mexicano, tampoco dio pruebas de ello. De igual manera sus afirmaciones sobre la disminución de cruces ilegales a territorio mexicano desde Guatemala y Belice, no tienen sustento alguno.