#HojaDeRuta: “Atravesar el cuerpo”

Comparte este artículo:

Una noche fría, a más de 7,000 kilómetros de casa, escuché una idea que no habría de abandonarme nunca: “la política también se trata de atravesar el cuerpo”. Estaba un pequeño auditorio a medio llenar en el centro de Santiago de Chile, donde atendía la clase de movimientos sociales, impartida por una profesora francesa.

¿Qué le queda a campesinos que van a ser despojados de sus casuchas más que atravesarse a los bulldozers que pretenden derrumbarlas? ¿Por qué un solitario anónimo hizo frente a una columna de cuatro tanques tras la masacre de la plaza de Tiananmén en Beijing?

Atravesar el cuerpo es la forma más primaria, más básica del ejercicio político. A veces la más precaria, y al tiempo, la más comprometida. Es la expresión máxima del albedrío: poner la integridad física al servicio de una causa, de una idea.

30 mil cuerpos se atravesaron el miércoles frente a la Rectoría de la UNAM para protestar por la violencia ejercida por grupos de porros en contra de estudiantes de preparatoria. Dos de ellos se encuentran en condición grave.

El conflicto escaló a partir del 27 de agosto pasado, cuando estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco protestaron por la presencia de porros en las instalaciones, así como la falta de docentes. Ante la falta de respuesta, el alumnado se manifestó frente a la Rectoría de la UNAM el lunes 3 de septiembre, donde fueron atacados a piedras, palos y artefactos explosivos por grupos de porros.

Tras la agresión, 41 escuelas de la UNAM (probablemente se sumen mientras se escriben estas líneas) han entrado a paro, configurando la mayor movilización estudiantil en la institución desde la huelga general de 1999. El movimiento #yosoy132 ocurrido a raíz de la campaña presidencial de 2012 había sido la más reciente expresión estudiantil de alto impacto.

La presión del estudiantado no dejará de subir en los próximos días. En la manifestación del miércoles se unieron contingentes del IPN y la UAM. Seguramente se sumarán diversas expresiones de solidaridad que desembocarán en una fuerte presión a la rectoría que encabeza Enrique Graue y múltiples problemas al interior de la Universidad, entre los que estaría la presencia de estos grupos clandestinos de choque, así como probablemente la venta de drogas.

También resulta necesario revalorar la huelga como instrumento de presión y negociación política. No dejo de pensar qué hubiese pasado si se hubiese llamado a una huelga de maestros y profesores quienes estuvimos en el movimiento que se desató tras el asesinato de Jorge y Javier por efectivos del Ejército.

¿Habría sido tan tibia la reacción de las instituciones involucradas? Probablemente no. Pero en aquél momento, como hacía mucho tiempo no ocurría, muchos hombres y mujeres jóvenes se animaron a atravesar el cuerpo marchando, manifestándose, exigiendo.

No fue en vano. Hoy los cuerpos caídos de Jorge y Javier no solo no se han olvidado, sino que la demanda de justicia fue pasando entre generaciones de estudiantes, manteniendo el latir de la memoria. 

Actualmente ha revivido el interés público por el caso gracias al documental “Hasta los dientes”, dirigido por Alberto Arnaut, que reconstruye el encubrimiento del caso. El filme estará en cartelera este fin de semana en Monterrey.

En un momento en que el país se enfila no solo a un cambio en la presidencia, sino a la exigencia de un cambio de régimen, resulta oxígeno puro que desde las y los universitarios surjan la indignación hacia la violencia y despierte solidaridad. 

A veces atravesar el cuerpo es la salida última, a veces, el primer paso. ¿Usted por qué causa atravesaría el suyo? (Este espacio estará fuera por vacaciones. Regresará antes que septiembre se haya ido)

gilberto@altiusconsultores.com

Convocan a asamblea el viernes en la UNAM

Comparte este artículo:

Tras un mitin frente a Rectoría, estudiantes de la UNAM acordaron celebrar una asamblea el viernes a las 12:30 horas en el Auditorio de la Facultad de Economía.

En el encuentro, cada plantel compartirá su pliego petitorio.

Los alumnos de las escuelas en paro y de otras instituciones, como el IPN, marcharon en CU en demanda de seguridad luego de la agresión de porros el lunes.

En un comunicado, la máxima casa de estudios difundió los nombres de los estudiantes que participaron en el ataque.

Asimismo, la PGR investiga las pruebas aportadas por la Procuraduría capitalina, la cual declinó el caso, para determinar si se trata de delitos federales.

Mientras los alumnos se retiran poco a poco de CU, en Avenida Insurgente un grupo de encapuchados bloquea la vialidad presuntamente en apoyo al movimiento.