Descarta Anaya populismo en entrega de tarjetas

Comparte este artículo:

Sin dar detalles sobre el número de tarjetas que se están entregando, en qué estados, a qué costos se adquirieron ni quién es el proveedor, el candidato presidencial de Por México al FrenteRicardo Anaya, reconoció que la estrategia de repartir plásticos con la promesa de pagar a cada mexicano 1,500 pesos mensuales si gana la elección del 1 de julio forma parte de su campaña.

“Nosotros estamos proponiendo un Ingreso Básico Universal (IBU) y por supuesto que no se está haciendo entrega de dinero en este momento. Lo que se está explicando es en qué consiste el programa“, dijo en entrevista a su llegada a Los Cabos, Baja California Sur este viernes.

“Lo que no se puede es entregar dinero. Eso está prohibido por la Ley. Lo que sí se puede es explicar en qué consistiría el programa y esto, por supuesto, entraría en vigor hasta que ganemos la elección y entremos en funciones”, puntualizó.

Anaya evadió responder la pregunta de por qué algunas de las tarjetas que están llegando a los domicilios están personalizadas. Insistió que no está cometiendo un delito porque no coacciona el voto.

Brigadistas que recorren delegaciones en la Ciudad de México, han solicitado copias de credenciales de elector a cambio de otorgar las tarjetas, sobre todo a personas mayores de 18 años de edad.

“Estimada Alicia Denise: te escribo para saludarte y decirte que cuando sea Presidente tendrás derecho a tener DINERO SIEMPRE (DI SÍ) de forma mensual y garantizada de por vida, recibirás $1,500 (mil quinientos pesos) por el solo hecho de ser mexicano”, se lee en una carta personalizada que el equipo de Anaya entregó el lunes en un domicilio de Azcapotzalco.

El panista negó que el programa del IBU sea una iniciativa “populista”, como ha sido calificada por sus contrincantes. Cuestionado del por qué retomar esa estrategia en la recta final de su campaña, justificó que el ingreso básico universal ha sido exitoso en otros países y por eso quiere replicarlo en México, si gana la elección del 1 de julio.

Añadió que, como las tarjetas forman parte de sus gastos de campaña, las reportará al Instituto Nacional Electoral (INE).

Además de Anaya, la candidata de la coalición PAN, PRD y Movimiento Ciudadano a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales ha recurrido a la entrega de tarjetas en las que se depositará dinero a los beneficiarios en caso de ganar la elección.

Por otro lado, el candidato de Por México al Frente llamó a todos los candidatos a cargos de elección a resistir a las amenazas del crimen organizado.

“El llamado es que debemos de resistir con firmeza. Bajo ninguna circunstancia doblarnos ante las amenazas del crimen organizado. Lo que necesitamos es seguir actuando con firmeza, con patriotismo, con valentía para transformar a nuestro país“, señaló.

Descartó solicitar seguridad para cuidarse en los días que restan de actos proselitistas, previo a la elección del 1 de julio.