Guerra Comercial EUA vs. China

Comparte este artículo:

El martes la administración de Estados Unidos encabezada por Donald Trump impuso aranceles punitivos del 25% a exportaciones de China con un valor de 200,000 millones de dólares, tras recibir represalias de Beijing que a su vez fueron respuesta a aranceles del 10% que impuso EUA el viernes con un valor de 34,000 millones de dólares. Las alzas mutuas amenazan con destruir el comercio entre ambos países y generar inestabilidad en el comercio mundial por la relevancia que tiene el comercio entre la primera y segunda potencia en el mundo. 

Para darnos una idea de la magnitud del regreso al proteccionismo por parte de EUA, en 1990 los aranceles representaban el 30% del valor total de las importaciones de ese país mientras que en 2016 no llegaba ni al 2% siendo el nivel más bajo desde 1776. Actualmente el déficit comercial entre EUA y China ronda los 335 mil millones de dólares, lo que representa un máximo histórico pero no necesariamente es algo malo para la economía norteamericana ya que parte importante de ese número son insumos que importa EUA para producir productos norteamericanos para la exportación y que generan miles de empleos anualmente a menores costos. Según The Trade Partnership estos aranceles afectarán de entrada 400,000 empleos estadounidenses. 

Menos competitividad y perder ventaja en precios son amenazas latentes, que podrían enfrentar ambos países si continúan imponiéndose aranceles de forma irresponsable. Aunque si bien todos los países deben proteger la apertura de ciertos sectores de la economía por proteger su seguridad nacional o por estrategia tampoco es cierto que querer regresar a las políticas del pasado hará que Estados Unidos sea “great again” como antes. Sigue siendo un gran país en muchos sentidos, la diferencia es que la competencia y el auge económico de nuevas potencias económicas sobre todo en Asia merma su poderío económico histórico global. 

Dimes y Diretes: “Semana de terror”

Comparte este artículo:

Por mucho esta será una de las semanas más difíciles para nuestro país. El viernes 20 de enero Donald “Pelos de Elote” Trump, toma protesta como Presidente de Estados Unidos.

Trump viene con todo contra México y ya desde la semana pasada dio a conocer que su postura sobre el muro no ha cambiado y que afirmativamente habrá una guerra comercial contra México.

¿Qué hacen nuestras autoridades ante Trump? La realidad es que mucho está quedando en el discurso, aunque Enrique “Henry Monster” Peña Nieto ya repitió que México no pagará ningún muro.




Su decisión de poner a Luis Videgaray en la Secretaría de Relaciones Exteriores, me parece como si el Presidente haya decidido colocar a su amigo ahí con tal de darle un punto a favor a Trump.

También otro de los detalles que hace que México este débil en estos momentos, es la falta de legitimidad y aprobación que tiene el Presidente. Desde el sexenio de Miguel de la Madrid, no se veía tal desaprobación hacia la embestidura presidencial.

La falta de legitimidad por obvias razones le pega al Peña Nieto en la confianza que tiene al momento de tomar decisiones. Además, él sabe que haga lo que haga se enfrentará a la desaprobación del pueblo y claro su decisión será cuestionada y rechazada.

La verdad es que México no tiene para donde hacerse. Trump y su odio irracional hacia México es una amenaza sería para la estabilidad del país.




Y con un gobierno débil y desaprobado la cosa no se facilita para el país, la realidad es que no nos queda de otra más que apoyar las decisiones que vaya teniendo el gobierno mexicano, que esperemos que con la tan presumida capacidad de Videgaray sean congruentes, fuertes y efectivas.

Hoy más que nunca se necesita unidad ante la adversidad que se nos avecina con Trump.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”