Slim felicita a AMLO y afirma que seguirá con inversiones

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, dijo este viernes que el empresario Carlos Slim envió felicitaciones por su victoria en las elecciones del 1 de julio y que se comprometió a seguir invirtiendo en el país.

“Me escribió una carta (…) Carlos Slim, una carta manuscrita, personal, (…) felicitándome y además manifestando su compromiso de invertir en México para sacar adelante al país, de modo que vamos muy bien”, declaró a medios.

Durante la campaña a la Presidencia, el ex jefe de Gobierno y Slim mostraron su desacuerdo respecto a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

En abril, el empresario defendió el proyecto de la construcción del aeropuerto, que calificó como un detonante económico de la zona oriente de la capital del país y advirtió sobre los riesgos de su cancelación.

“Suspender el proyecto, yo creo que es suspender el crecimiento del país”, afirmó en conferencia de prensa.

Al respecto se pronunció el ahora virtual presidente electo, quien consideró las declaraciones de Slim como parte de una estrategia en contra de su movimiento.

“Lo están utilizando (a Slim) para tratar de contrarrestar el avance de nuestro movimiento, pero no les va a funcionar. La gente ya decidió que no va a haber corrupción en México, ya la gente decidió acabar con el bandidaje oficial”, argumentó.

Al respecto se pronunció Javier Jiménez Espriú, la propuesta de Andrés Manuel López Obrador para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, al declarar que se respetarán los términos legales de los contratos firmados para la construcción del NAIMincluso si se suspende la obra.

“Los contratos se respetarán (en) sus términos de todas formas. Incluso si se suspendiera la construcción del aeropuerto, se haría de acuerdo con lo que dice la ley, respetando lo que se plantea legalmente en los contratos. Independientemente, habrá después una revisión de los contratos para ver, en todo caso, que estén en orden”, mencionó en entrevista con Víctor Piz en el programa Al Sonar la Campana de El Financiero Bloomberg.

López Obrador también declaró haber recibido una carta de felicitación por parte de Germán Larrea, presidente de Grupo México.

A finales de mayo, el empresario envió una carta a empleados, colaboradores y accionistas, en la que advierte sobre los riesgos de un “modelo populista”.

El ex jefe de Gobierno respondió al escrito y pidió a Larrea que no asustara a la gente, además de que se comprometió a dar garantías para las inversiones.

Dueño de Palacio de Hierro pide no votar por AMLO

Comparte este artículo:

“Voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a Andrés Manuel López Obrador; es la mejor oportunidad que tenemos de preservar el sistema económico que nos permite emplearlos”. Ese fue el mensaje que recientemente el Palacio de Hierro, propiedad de Alberto Baillères, dirigió a sus empleados, de acuerdo con Bloomberg, uno de los medios especializado en negocios más importantes del mundo.

Según diversos medios, ejecutivos de una de sus empresasEl Palacio de Hierro, citó al personal de Perisur en el comedor para una reunión obligatoria en donde por 40 minutos, les repitieron una y otra vez, que votaran por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a López Obrador; pues según lo que les dijeron es la mejor oportunidad que tienen de preservar el sistema económico que les permite emplearlos.

El mensaje del Palacio de Hierro se suma al de Finsa, Herdez, Grupo Vasconia y Grupo México, cuyos CEO’s pretenden orientar el voto en la elección del 1 de julio, donde el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador encabeza las preferencias. Apenas hoy el diario Reforma publicó su más reciente encuesta: le da una ventaja de 52 por ciento.

El Palacio de Hierro pertenece al conglomerado Grupo Bal, que integra otras empresas como Petrobal, GNP, afore Profuturo, Casa de Bolsa Valmex y Peñoles, una de las grandes compañías mineras mexicanas que junto con Grupo México son responsables de desastres ambientales.

El dueño de Grupo Bal es Alberto Baillères González, quien posee una fortuna de 10.8 mil millones de dólares y es el tercer hombre más rico de México, de acuerdo con el listado de la revista Forbes.

Para López Obrador, Baillères forma parte de la “mafia del poder” en México que necesita ser controlada y se sumaría allanado que han hecho otros empresarios como Germán Larrea dueño de Grupo México.

#ElNidoDelGavilán: “Pasta de Conchos: La vida vale más que el carbón”

Comparte este artículo:

A las dos de la mañana del 19 de febrero de 2006, una explosión en la mina carbonera número 8 de Pasta de Conchos en Nueva Rosita, Coahuila cobró la vida de 65 trabajadores, de los cuales 63 cuerpos siguen sin ser recuperados.

En un tiempo donde las mineras extranjeras son objeto de crítica, en muchos casos, alentada por la xenofobia, este accidente aconteció en una mina de Grupo México de Germán Larrea, una empresa que se ha encargado de sacar el carbón de Coahuila arriesgando la vida de los mineros y apoyada por el corrupto gobierno estatal.

De acuerdo con la Fundación Heinrich Boll México, de los 3,103 mineros que han perecido en explosiones y otros siniestros en las minas de carbón de Coahuila registrados desde 1900, únicamente permanecen sin recuperarse los restos de los trabajadores de las minas operadas por Grupo México en las que ya no era rentable para la empresa continuar extrayendo carbón.

El carbón no solo es contaminante y uno de los principales contribuyentes al cambio climático, deja profundas huellas en el lugar de extracción y Coahuila no es la excepción.

Las asociaciones civiles tienen que seguir presionando al gobierno estatal, federal y a las mineras asesinas que como Grupo México trabajan bajo condiciones riesgosas. Así como impulsar la economía del Estado y reducir la dependencia al mineral, buscando fuentes alternativas de desarrollo.

Asimismo, el Sindicato Minero sigue brillando por su ausencia, el líder Napoleón Gómez Urrutia huyó justo después del accidente, dejando una estela de impunidad.

Activistas como el Obispo de Saltillo, Raúl Vera, repudiado por el clero conservador de Monterrey y afín a los “Millonarios de Cristo”, dedicó en estos días parte de su homilía al tema, siendo él mismo uno de los principales instigadores al gobierno estatal para que se investiguen los hechos.

A hoy, ningún funcionario ni de Grupo México, ni de la mina, ni de la secretaría del Trabajo de Coahuila, ni nadie en lo grande y ancho del estado ha sido encarcelado por los hechos de Pasta de Conchos.

Se muestra como se ha visto en Michoacán, especialmente, que los mineros son mercancía barata, usados, ultrajados y sometidos a los intereses de gobiernos locales corruptos, de narcotraficantes y líderes mineros maiceados bajo un desdén de la sociedad mexicana que le va y le viene lo que pase con estos hombres y sus familias. Y más en un estado de Coahuila donde pasó de todo, aunque mañana caiga una bomba atómica en Saltillo, no pasará absolutamente nada.

Lo dicho, dicho está.