Monreal considera que México debe insistir en que Canadá forme parte del TLCAN

Comparte este artículo:

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado de la República, considera necesario que México insista en que Canadá forme parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan).

“En las próximas horas se definirá el rumbo del entendimiento comercial (trilateral o bilateral) de nuestro País con EUA y, quizá, Canadá“, escribió Monreal Ávila en su cuenta de Twitter.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado señaló que: “Consciente de que Canadá tiene elecciones locales, México debe insistir en su incorporación, en el carácter trilateral original del acuerdo“, insistió.

El pasado viernes, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, informó que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, conversó con él para llamar a Estados Unidos al entendimiento por la difícil negociación del Tlcan.

AMLO explicó que recibió la llamada de Trudeau la noche del jueves y encargó dicha intervención al futuro canciller de México, Marcelo Ebrard, porque “no dará la espalda” al Gobierno de Canadá.

“Él (Trudeau) me pidió que interviniéramos para llamar al gobierno de Estados Unidos al entendimiento, nos comprometimos a eso pero solo usando buenos oficios en los dos casos porque queremos llevar una muy buena relación con Canadá, desde luego, y una buena relación con Estados Unidos“, indicó.

Asimismo, Justin Trudeau también le comunicó a Andrés Manuel que la negociación con EU se encuentra en una difícil situación, pero ya habían presentado una propuesta al Gobierno de Donald Trump y estaban en espera de una respuesta, es decir que no está cerrada la negociación.

Por su parte AMLO le manifestó al primer ministro de Canadá que seguirá insistiendo en el que el Tratado de Libre Comercio sea trilateral y expresó su deseo de que se llegue pronto a un entendimiento entre ambas naciones.

La ONU condena la separación de familias en la frontera de EU

Comparte este artículo:

“Inadmisible” y “cruel” fueron los términos usados por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU para denunciar este lunes la política estadounidense de separar a los niños migrantes de sus padres en la frontera con México, una medida que genera gran polémica en Estados Unidos.

“Pensar que un Estado busca disuadir a los padres infligiendo tal abuso a los niños es inadmisible“, dijo Zeid Ra’ad Al Hussein en la apertura de una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Dando rienda suelta a su emoción, el responsable de la ONU reclamó al gobierno de Donald Trump “poner fin inmediatamente” a esta “práctica cruel”.

En Washington, la primera dama Melania Trump pidió el domingo una política que dé lugar al “corazón” y un rápido acuerdo bipartidista sobre las leyes migratorias en el Congreso, donde legisladores de la oposición demócrata han denunciado la práctica como “diabólica”.

En una inusual incursión en la escena política, la esposa de Trump dijo que “detesta ver a los niños separados de sus familias y espera que los dos lados del Congreso puedan por fin acordar una reforma migratoria exitosa“.

“Piensa que el país debe respetar la ley pero también debe gobernar con el corazón”, explicó a CNN la directora de comunicación de la primera dama, Stephanie Grisham.

El gobierno de Estados Unidos reveló el viernes que la nueva política de tolerancia cero en la frontera con México condujo desde mediados de abril a que 2,000 niños fueran separados de sus padres, arrestados por estar ilegalmente en Estados Unidos.

Enfrentado a la polémica, el presidente Trump acusó a los demócratas de ser responsables de esa situación, una acusación que ellos rechazaron en bloque, y reclamó una vasta reforma migratoria para poner fin al problema.

“Por una vez, los demócratas podrían aportan una solución a la separación forzada de las familias en la frontera trabajando con los republicanos para una nueva ley“, dijo el sábado en Twitter.

La Casa Blanca reivindica abiertamente esta política, sin negar su aspecto polémico.

“La gente no quiere ver a los bebés arrancados de las manos de sus madres”, dijo el domingo al canal NBC Kellyanne Conway, cercana asesora de Trump.

Los demócratas no han escondido su indignación, pero tampoco algunos republicanos.

“Ellos lo llaman ‘tolerancia cero’ pero un mejor nombre es humanidad cero, y también hay cero lógica en esta política“, dijo el senador Jeff Merkley (Oregon), quien lideró a un grupo de legisladores demócratas que visitaron estos días la frontera.

Tras ir a un supermercado transformado para la ocasión en centro de acogida para 1,500 niños de migrantes, Merkley afirmó que “herir a los niños para obtener beneficios legislativos es inaceptable. Es diabólico”.

Prevén analistas retiro de Estados Unidos del TLCAN

Comparte este artículo:

Estados Unidos se retiraría de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) debido a que las condiciones que exige a sus socios son imposibles de aceptar, de acuerdo con analistas del banco de inversión Goldman Sachs.

En una nota dirigida a inversionistas, parte de la cual fue publicada por varios medios de información, los analistas destacaron que las negociaciones llegarán a un punto de estancamiento, tras lo cual Estados Unidos anunciará su intención de retirarse del acuerdo.

“Por ahora, el representante de Comercio de Estados Unidos, (Robert) Lighthizer, parece dispuesto a dejar que las conversaciones fracasen, a menos que pueda garantizar grandes concesiones”, indicaron los economistas Michael Cahill, Karen Reichgott y Mark Ozero.

Destacaron que aunque esperan que la probable aprobación de la reforma fiscal quite presión a la agenda comercial del gobierno de Donald Trump, descartaron que este factor pudiera favorecer las posibilidades de que el TLCAN pueda ser renegociado de manera exitosa.

“Un anuncio de retiro parece más probable, incluso si la reforma tributaria se promulga pronto”, precisaron los economistas en una nota fechada el 6 de diciembre. Los economistas previeron que el retiro sería anunciado en unos meses.

Los economistas señalaron que el retiro de Estados Unidos presionará el peso mexicano a la baja, por lo que esta divisa se cotizaría entre 22 y 24 unidades por dólar. Consideraron que a esta decisión se añadiría la incertidumbre que conllevaría la celebración de elecciones presidenciales en México.

La próxima ronda de negociaciones del TLCAN está programada a realizarse del 23 al 28 de enero en Montreal, Canadá.

Estados Unidos impone sanciones económicas directas a Nicolás Maduro.

Comparte este artículo:

Estados Unidos ha declarado una guerra diplomática a Venezuela. El Departamento del Tesoro impuso este lunes sanciones al presidente venezolano, Nicolás Maduro, al que acusa de socavar la democracia al día siguiente de la votación de una Asamblea Nacional Constituyente.

Washington avisó el domingo, tras el polémico voto, que tomaría “medidas fuertes y expeditivas” contra Caracas. EE UU ha impuesto en los últimos años sanciones individuales a altos cargos venezolanos, pero hasta ahora se había resistido a golpear a la máxima autoridad del país.

La penalización supone la congelación de activos de Maduro bajo jurisdicción estadounidense y la prohibición de que ciudadanos o entidades estadounidenses puedan hacer transacciones con él. El Tesoro evitó revelar si Maduro tiene activos en EE UU. Pero, al margen de que los tenga o no, la penalización limita el acceso del ex vicepresidente de Hugo Chávez a los sistemas bancarios internacionales.

El Tesoro enmarca las sanciones en una orden ejecutiva que le permite castigar a altos funcionarios actuales y pasados de Venezuela por el deterioro democrático en el país caribeño. Maduro es el cuarto jefe de Estado sancionado por EE UU. Se suma a la lista negra que integran el presidente de Zimbawe, Robert Mugabe; Siria, Bachar el Asad; y Corea del Norte, Kim Jong-un.

Washington impuso la semana pasada nuevas sanciones a 13 altos cargos venezolanos y reveló que ascienden a “cientos de millones de dólares” los activos congelados al entorno del vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, a quien sancionó en febrero por sus vínculos con el narcotráfico.

El Gobierno de Donald Trump avanzó, además, que, en caso de celebrarse la votación de la Constituyente, podría imponer por primera vez penalizaciones sectoriales a Caracas, como en el comercio petrolero. Pero eso por ahora sigue sin ocurrir.

El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, explicó este lunes que se siguen revisando “todas las opciones” y advirtió de que cualquier persona que integre la Constituyente puede ser objeto de represalias estadounidenses. Pero pareció alejar la posibilidad de sanciones petroleras al asegurar que el “objetivo es no hacer nada que afecte a la gente de Venezuela“.

Pese a los ataques cruzados, ambos países mantienen un estrecho comercio petrolero. Estados Unidos es el primer destino de las exportaciones petroleras de Venezuela, que es el tercer suministrador para EE UU. El petróleo es el único sustento de la paupérrima economía venezolana.