¿Sí pueden con Nuevo León?

La aparente naturaleza apartidista del actual gobierno estatal se enfrenta cada vez con más frecuencia y fuerza a un Congreso local que se nota más unido que nunca, que más para bien que para mal está siendo un contrapeso a las ocurrentes propuestas del estado en materia de finanzas públicas que, bajo el estandarte cuasi mesiánico de que todo es culpa de la administración pasada, han rayado en lo incongruente.

Es curioso cómo la administración pasada no dejó de invertir ni un solo año, aún en los momentos presupuestalmente más complicados.

Recapitulando los dos primeros meses de la administración dijeron que se tendrán que realizar Asociaciones Público Privadas (APP´s) el próximo año dado que no hay suficientes recursos para inversión. Semanas más tarde aparece la noticia de que no se contemplarán las APP´s en el presupuesto porque no se quiere “endeudar” más al Estado, aun y cuando las APP´s no son deuda. No obstante, la Tesorería estatal envío un presupuesto deficitario el cual, irónicamente, se cubrirá en parte con deuda. Entonces, recordando las primeras palabras como Gobernador de Jaime Rodríguez cuando dijo que no habrá inversión el próximo año porque no hay ni un quinto (o una expresión similar de su notable vocabulario), el hecho de mandar un presupuesto deficitario no hace mucho sentido, al dejar al Estado sin inversión, con déficit y con impuestos nuevos. Es curioso cómo la administración pasada no dejó de invertir ni un solo año, aún en los momentos presupuestalmente más complicados.

Entonces, ¿cómo seguirán con el ritmo de inversión pública que un estado como Nuevo León requiere? No creo que la gente que votó por el actual gobernador se crea seis años seguidos, (o tres si le entra el delirio presidencial) que no se hizo tal o cual cosa porque dejaron al estado quebrado. Tanta crítica y ataque debería estar fundamento con una solución coherente y sobre todo rápidamente aplicada, sin embargo, el presupuesto enviado hace unas semanas al Congreso dice lo contrario.

Algunos se han pronunciado en contra de los nuevos impuestos disfrazados, otros cuántos han notado la división que existe entre los equipos de Jaime Rodríguez y Fernando Elizondo, unos más condenan la falta de acción contra los actos de aparente corrupción de la administración anterior, y mientras tanto el gobernador realiza consultas en Facebook para tomar decisiones trascendentes dotándolas de una apariencia democrática. Más aparte, cada vez que hay un tema álgido y de importancia para el futuro del Estado Jaime Rodríguez en lugar de actuar como estadista se “avienta” ocurrentes propuestas como, su más reciente, que los partidos políticos destinen su financiamiento para el pago de la verificación vehicular, ¿es en serio?

Nuevo León debe seguir creciendo, y no se vislumbra la forma en cómo la administración actual pueda lograr semejante tarea dejando ir importantes ingresos como la tenencia, queriendo enmendar ese error con nuevos impuestos.

Nuevo León debe seguir creciendo, y no se vislumbra la forma en cómo la administración actual pueda lograr semejante tarea dejando ir importantes ingresos como la tenencia, queriendo enmendar ese error con nuevos impuestos, peleándose con el mayor proyecto de inversión extranjera en el estado y reduciendo el presupuesto para Metrorrey, por nombrar algunas.

Ante un escenario poco alentador, la interrogante es: ¿si podrán con Nuevo León, o les ayudamos contestando sus consultas en Facebook?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Tenencia vs Municipios: 1+1=0?

En las últimas semanas se han propuesto cambios importantes desde el interior del Congreso de Nuevo León. Desde la disminución gradual de la tenencia hasta, más recientemente, la propuesta de cambios relacionados con la distribución de algunos fondos que se destinan a los municipios. De concretarse estos cambios en la Ley de Coordinación Fiscal se esperan fuertes implicaciones para las finanzas públicas de Nuevo León.

Es indudable que los ingresos de los municipios deben de ser fortalecidos, pero no es concebible que esto tenga como origen el debilitamiento de las finanzas del Estado. La perspectiva que se tiene sobre la situación económica de los diferentes órdenes de gobierno para 2016 obliga a que todas las decisiones que se tomen sean analizadas a fondo y se calculen los impactos financieros que tendrán en las ya debilitadas finanzas públicas.

La derogación de la tenencia no sólo afectará al Estado, también los municipios se verán afectados.

La propuesta del Congreso de disminuir gradualmente la tenencia pretende dar respuesta a un supuesto reclamo de la población que se ha pronunciado en contra de este pago. Sin embargo, lo anterior debe de hacerse en el momento adecuado, cuando la estabilidad de las finanzas públicas no esté en riesgo, ya que privará a Nuevo León de un recurso habitual de gran importancia que coadyuda a solventar el déficit. La derogación de la tenencia no sólo afectará al Estado, también los municipios se verán afectados.

El Congreso no sólo debe de analizar los beneficios que tendrán los municipios con el cambio en la distribución de fondos, también es importante que estime el impacto negativo que tendrá esto para el Gobierno del Estado y sus dependencias.

El Congreso ha mencionado que la disminución de los ingresos de los municipios, derivada de los cambios en el impuesto de la tenencia, será solventada con las otras modificaciones propuestas a la Ley de Coordinación Fiscal. El Congreso no sólo debe de analizar los beneficios que tendrán los municipios con el cambio en la distribución de fondos, también es importante que estime el impacto negativo que tendrá esto para el Gobierno del Estado y sus dependencias. En esencial, la generación de un debate en torno a cambios tan importantes, donde cada afectado pueda exponer las implicaciones derivadas de un cambio en la legislación y sea posible encontrar no sólo la mejor alternativa, sino también el momento idóneo para tomar las decisiones.
Más allá de buscar cómo repartir un recurso del que ya depende el Estado, se deben de buscar alternativas para generar mayores ingresos y contener el gasto no prioritario. Opciones para mejorar la eficiencia recaudatoria y mecanismos alternos de financiamiento como las APPs deben de estar sobre la mesa de discusión. Con el panorama del próximo año de bajos ingresos participables y la disminución del gasto federalizado, no es momento de prescindir de fuentes de ingresos.

Con el panorama del próximo año de bajos ingresos participables y la disminución del gasto federalizado, no es momento de prescindir de fuentes de ingresos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Eliminan la tenencia… con letras chiquitas.

Y se llegó el día. Ese tan esperado en que los diputados acordaron eliminar la tenencia. Lo que no nos dijeron fueron las famosas “letras chiquitas”. Cumplieron la promesa de eliminar este impuesto, pero lo que en campaña no se dijo es que sería “gradualmente”, es decir, por partes.

Y se llegó el día. Ese tan esperado en que los diputados acordaron eliminar la tenencia. Lo que no nos dijeron fueron las famosas “letras chiquitas”.

El acuerdo al que llegó entre el Poder Ejecutivo y Legislativo de Nuevo León, fue la eliminación de la tenencia pero de manera paulatina: para el 2016 se reduciría un 40%, el siguiente año otro 30% y finalmente en el 2018, se elimina el 30% restante.

El acuerdo al que llegó entre el Poder Ejecutivo y Legislativo de Nuevo León, fue la eliminación de la tenencia pero de manera paulatina: para el 2016 se reduciría un 40%, el siguiente año otro 30% y finalmente en el 2018, se elimina el 30% restante.

Según datos de Milenio (15 de octubre de 2015), 27 mil 348 ciudadanos pedían eliminar la tenencia totalmente, mientras que 2 mil 226 lo pedían de manera gradual. Es decir, el 86% de los ciudadanos exigía quitar este gravamen y solo un 7% lo pedía de manera gradual.

Jaime Rodríguez, en campaña aseguró que “más que una propuesta es un compromiso”. ¿Quién no recuerda el spot de Felipe de Jesús Cantú con “Las Golondrinas” de fondo? Los legisladores del Partido Acción Nacional se atribuyen esta promesa de campaña y aseguran que “¡Cumplimos!”, mientras las letras pequeñas nos dicen “Responsablemente, sin dañar las finanzas del Estado”. Cuando días anteriores afirmaron “¿Por qué SÍ se puede quitar la tenencia?”.

Por el lado del Partido Revolucionario Institucional, los Diputados Locales compartieron videos y fotos sobre las mesas de trabajo en la Comisión de Hacienda, tanto con el Tesorero, los Alcaldes electos y con la Asociación de Distribuidores de Automotores de Nuevo León, donde el intercambio de opiniones permitiría llegar a una conclusión que beneficie a todas las partes. Pero no mostraron una postura definitiva.

Únicamente el partido Movimiento Ciudadano, liderados por Samuel García, durante el análisis de este tema se inclinaban por eliminar la tenencia de forma gradual, para que sea una decisión responsable y estratégica, sin afectar las finanzas del Estado.

Únicamente el partido Movimiento Ciudadano, liderados por Samuel García, durante el análisis de este tema se inclinaban por eliminar la tenencia de forma gradual, para que sea una decisión responsable y estratégica, sin afectar las finanzas del Estado.

Y sí, se logró la eliminación de la tenencia… pero hasta el 2018. No estoy a favor o en contra de la tenencia y todo lo que implica a nivel económico, fiscal, ambiental y social. Solo queda exigir a los servidores y funcionarios públicos que dejen las letras chiquitas de lado, y expliquen a detalle las razones de esta decisión.

La raza pagó y, en esta ocasión, no mandó. Por eso elegimos al Gobernador y a los Diputados Locales para que tomen las decisiones adecuadas para Nuevo León y sus ciudadanos, pero sin las famosas letras chiquitas.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”