De la Fórmula Uno y el apoyo federal

Comparte este artículo:

Las redes sociales son un cúmulo de desinformación. Sin embargo, me cuesta trabajo, habiendo cursado la carrera de periodismo, pensar que es culpa de Mark Zuckerberg o del tío raro de tu familia que comparte memes asumiendo automáticamente su veracidad. El ser humano tiende al sesgo confirmatorio: buscar información que ratifique su modo de ver el mundo. Por poner un ejemplo inerme: si eres de la CDMX y creciste con la idea de que las quesadillas no deben de llevar queso, vas a creer, compartir y repetir la falsa información que la palabra quesadilla tiene su origen del náhuatl “quetzaditzin”. 

La victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del 2018 ha traído consigo una serie de fenómenos interesantes. Uno de los que he percibido es el súbito interés por la vida pública de México. Por parte de la gente se pasó de un «pinches políticos siempre son lo mismo» y «el cambio está en uno, no importa quién gobierne», a un fatalismo apocalíptico o un optimismo desaforado. Y por parte de los medios masivos nos encontramos que, al perder gran parte de su ingreso por la disminución de los recursos públicos (aparte de rellenar sus webs de publicidad, te estoy viendo MILENIO), han apostado a un bombardeo incesante de cada detalle de lo que ocurra en la vida pública, sobre todo enfocado en los diferentes niveles de Morena. Donde antes se pregonaba una integridad periodística, ahora son pocos los medios que se toman el tiempo de investigar la veracidad de la noticia, o peor aún, si aquello vale la pena ser noticia. 

No quiero, ni pretendo ser la brújula que decida lo qué es válido publicar o no; además, entiendo y aliento los intereses que puedan mover la balanza de los medios. He seguido las noticias, a mi pesar, diariamente desde hace más de 15 años. Uno de mis primeros y más permanentes recuerdos es ver a mi padre leyendo El Dictamen y el Notiver, y de presenciar eternas y soporíferas discusiones políticas que tenía con mi abuelo. No me considero aún un experto en el análisis político, pero asumo que tengo cierta sapiencia para poder distinguir, analizar y profundizar la información, pese a mis propias inclinaciones y sesgos filosóficos. 

Para mucha gente este consumo de medios es nuevo y como todo lo que parece sencillo, no lo es. Esto ha pululado las redes sociales de desinformación, que comienza desde compartir noticias evidentemente falsas, asumir conclusiones de editorialistas sesgados, hasta creer que el número de retweets o de veces compartidas en Facebook, de alguna manera hace que un análisis mediocre, o falso, pase por verídico. Hay personajes, como Chumel Torres que, al tener un número significativo de seguidores, genera información que a su vez es compartida, repetida y asumida como verdad o trascendente por millones de mexicanos. Esto obvio, sin dejar en claro que su opinión es sólo eso, y que todo viene desde sus propios sesgos e intereses económicos. 

Uno de los recientes casos, y el que me llevó a comenzar a desmenuzar este tipo de desinformación es el de la cancelación de la Fórmula Uno en la Ciudad de México, ya que a través de Facebook y twitter se ha visto repetido en diferentes formas, muchos argumentos criticando la anulación de este evento, que a primera instancia podrían parecer válidos, pero que no toleran el escrutinio.

Cancelación del evento: se ha comentado que el Presidente decidió cancelar el evento, lo cual es falso. La Fórmula Uno en México fue traída por la empresa CIE (Corporación Interamericana de Entretenimiento), la más grande en ese rubro del país. La empresa y la F1, en el 2014, firmaron un contrato por 413 millones de dólares, para así traer a México el evento por cinco años. De esa cantidad, 213 millones de dólares fueron pagados por el gobierno federal, a través del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) (1).  Para renovar y asegurar la fecha del evento, y así mantenerlo en el país, se tenía que renovar el contrato con la F1 antes del 28 de febrero del 2019, y esta vez, el gobierno federal tenía que pagar 45 millones de dólares anuales, o 225 millones de dólares. (2)

El presidente, desde el 19 de febrero declaró que el gobierno federal no aportaría el dinero para dicho evento (2). Al pasar la fecha pautada para la renovación del contrato, la F1 en México no queda cancelada. Lo que sí sucede, anunciado el primero de marzo del año en curso, es que los organizadores pierden el derecho preferencial para conservar la fecha para el evento del 2020. (3) 

En resumen: el evento de noviembre del 2019 no está cancelado, pero sí se canceló el apoyo gubernamental para la renovación de los siguientes años. Según CIE, y el gobierno de la CDMX están buscando financiamiento alterno para dicho evento (4)(5). Los fondos previamente utilizados para este evento pasaron a la construcción del Tren Maya (1). 

La derrama económica: una de las críticas más aireadas que se repiten en las redes sociales, es la pérdida de la derrama económica que habrá, al menos, en la Ciudad de México. La idea, a primera instancia, parece lógica y correcta, aunque se arrojen unas cifras estratosféricas. La aritmética suena sencilla: gobierno invierte en un evento, la derrama económica aumenta y, por consiguiente, la recaudación de impuestos y el ingreso del mexicano también crece. Sin embargo, existen estudios especializados en la economía deportiva (6) basados en las ciudades cedes del Super Bowl, en los que economistas aseguran que los ingresos para las ciudades esta sobreestimado y que, en verdad, lo único que sucede es que se redistribuye la derrama y el gasto en la ciudad en diferentes meses. (7)

Tomando en cuenta estas investigaciones, busqué las cifras de los indicadores de turismo de la CDMX, enero-diciembre del 2008 al 2018 (8). Y para evitar cualquier posible filiación partidista, comparé la emisión del 2017, cuando aún estaba en turno el gobierno de Miguel Ángel Mancera. (9)

Aquí podemos encontrar que el crecimiento en la derrama económica de los turistas hospedados en hoteles en la CDMX, se ha mantenido con un crecimiento marginal. En la década fue de alrededor del 13%, lo cual indica un crecimiento anual promedio del 1.3%. Siendo aún más específico, del 2015 (el primer año de la F1) con respecto al 2014 hubo un decrecimiento de alrededor del 9%. Para el 2018 esta cantidad se habría recuperado, llegando a las cifras del 2014. Este mismo efecto se observa en el gasto promedio por turista.

En la gráfica de la creación de empleos, podemos observar un crecimiento en los últimos diez años de alrededor del 27%. Lo que significa un crecimiento del 2.7% promedio en cada año. Y si vemos el crecimiento de 3% del 2014 al 2018 el promedio se mantiene muy a la par al crecimiento laboral del resto del país. (9)

En los últimos años ha habido cambios en el tipo de turismo que llega a la ciudad, el más reciente: el hospedaje de hoteles de cinco estrellas superó a los de una estrella. Sin embargo, en el 2012 fue la primera disminución y comenzó una tendencia a la baja el hospedaje en los hoteles de una sola estrella, y el alza de los de cinco estrellas, tres años antes de la Fórmula Uno. Así también en el 2012 hubo un incremento significativo en el hospedaje en los hoteles de cuatro estrellas, rebasando a los de una y dos en cantidad de huéspedes, sin embargo, en el 2017 fueron superados, una vez más, por los de dos estrellas. Los hoteles de tres estrellas se mantienen en relativa estabilidad desde el 2015, siendo estos los que más huéspedes reciben en la ciudad.

En resumen, se puede apreciar que el turismo de la Ciudad de México ha tenido un crecimiento estable. Sin embargo, no se pueden observar efectos significativos desde la implementación de la F1 en la ciudad. Esto no quiere decir que no los tenga, ya que se podría argumentar que el crecimiento marginal de estos últimos cuatro años analizados es en relación directa a los eventos de Fórmula Uno, sin embargo, no he encontrado datos que lo vinculen.

Pérdida de ranking: Se repite el argumento que la pérdida del turismo extranjero por la falta de la F1 bajaría a México del ranking de los países más visitados del mundo. Del 2015 al 2017(10) México creció un 12% en captación de turistas, pasando del lugar 10 al seis en el ranking de la Organización Mundial de Turismo. Sin embargo, existen datos muy variados dentro de la misma Secretaría de Turismo mexicana (SECTUR) acerca de la reciente aceleración (11) o desaceleración (12) del turismo en México. Según datos de la INEGI en la Encuesta de Turismo de Internación (encuesta que excluye la zona fronteriza) (13), México recibió 31 millones 683 mil visitantes durante el 2018, y durante el 2017, 30 millones 163 mil.  Para comparar mes con mes vemos que, en enero 2018 y enero 2019, hubo un crecimiento del 3.73% en visitantes según la INEGI. Por el tema de la Fórmula Uno, hice un comparativo entre los meses de octubre y noviembre del 2017 y los del 2018, y se vio una disminución turística ligera del 0.9%. 

Por último, según datos de Stubhub(14)  en el gran Prix del 2018, de la asistencia total de 337,043 personas (en los tres días del evento), el 29% fueron de procedencia extranjera, por lo que nos daría un total de un poco menos de 98 mil extranjeros asistiendo este año. Un crecimiento de cerca del 8% con respecto al año anterior. Durante el 2018 la CDMX recibió 13 millones 982 mil 209 turistas hospedados en hoteles, de los cuales 3 millones 163 mil 907 fueron extranjeros (8). En caso que la pérdida de los asistentes a la F1 fuera irreparable, implicaría una disminución del 3.09%.

En resumen: La pérdida de turistas internacionales que aporta la F1 a la CDMX es significativo, aunque, nada parece indicar que no se reacomodaría y distribuiría en otros meses del año. Así también, durante el primer mes del año, según la INEGI no hay rastro de una pérdida de ingreso turístico. Aunque existen nuevos reportes que los datos de la INEGI deben ser tomados con ciertas reservas (15).

Mi interés por compartir mi recopilación informativa no es la de aplaudir una decisión del gobierno en turno. Tengo mis propios sesgos y mis propias ideas políticas con las que intento luchar casi a diario. Hago esto porque este es el periodismo que me gustaría que existiera en México, uno que encuentre datos y profundice. Espero, también, que esto se haga en las decisiones gubernamentales, aunque todo pareciese indicar lo contrario.  Considero que la información verídica y que expone sus preferencias partisanas o intereses económicos generará una población con mayor criterio electoral, y con una mejor capacidad de discernir de entre la bilis que genera la política y el (a veces poco) raciocinio que impera en esos rubros. El cinismo que la política genera, de cualquier lado de la balanza, no aporta sustancia a la discusión, ni a la resolución de problemas. Asumir que las cosas estarán mal por siempre, o peor aún, que mejorarán por arte de magia, o por algún caudillo héroe de pelo cano, es el verdadero peligro para cualquier democracia. Este es el inicio de una serie que espero que no tenga fin, en la cual abordaré de la manera más seria posible, las diferentes noticias falsas y malas interpretaciones de hechos que invaden mis redes sociales.

Fuentes:

1: https://www.excelsior.com.mx/adrenalina/mexico-pierde-fecha-preferencial-en-formula-uno/1299397

2: https://www.forbes.com.mx/la-condicion-de-amlo-para-que-la-formula-1-regrese-a-mexico-en-2020/

3: https://twitter.com/F1Latino_/status/1101651549841969152/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1101651549841969152&ref_url=https%3A%2F%2Fvanguardia.com.mx%2Farticulo%2Fmexico-pierde-su-derecho-de-conservar-fecha-para-grand-prix-de-f1

4: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/cdmx/sheinbaum-busca-alternativas-de-financiamiento-para-mantener-la-f1-en-mexico

5: https://www.razon.com.mx/mexico/jefa-de-gobierno-de-la-ciudad-de-mexico-claudia-sheinbaum-posibilidad-formula-1-f1-realizacion-cdmx-financiamiento-evento-400-millones-de-pesos-gobierno-busca-eventos-alternos-gran-premio-de-mexico/

6: https://www.nytimes.com/2018/01/29/sports/football/super-bowl-lii-minnesota.html

7: https://www.youtube.com/watch?v=74V2duDb4Lo

8: https://www.turismo.cdmx.gob.mx/storage/app/media/Estadisticas/Estadisticas%202018/Enero%20a%20diciembre%202008%20-%202018.pdf

9: https://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-mexico-como-vamos/2018/01/23/datos-laborales-imss-2017/

10: http://www.siimt.com/es/basico/Ranking_Mundial

11: https://www.jornada.com.mx/ultimas/2018/11/11/aumento-6-8-turismo-extranjero-en-mexico-en-2018-9582.html

12: https://expansion.mx/nacional/2019/02/11/mexico-recibe-menos-turistas-extranjeros-en-2018-que-en-2017

13: https://www.inegi.org.mx/programas/eti/2018/default.html#Tabulados

14: https://lideresmexicanos.com/noticias/la-f1-atrae-mas-extranjeros-este-ano/

15: https://www.jornada.com.mx/2019/03/13/economia/022n1eco

Descarta AMLO renovar contratos de la F1

Comparte este artículo:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no renovará los contratos con la Fórmula 1 para la organización del Gran Premio de México, debido a que los recursos previstos para ese espectáculo ahora están comprometidos con proyectos como el Tren Maya.

El mandatario fue cuestionado sobre la posición de su gobierno respecto a la renovación del acuerdo con la marca internacional durante la conferían de prensa matutina.

Los organizadores del evento tienen hasta el próximo 28 de febrero para refrendas la vinculación.

López Obrador dijo desconocer los términos generales del contrato, pero advirtió que si se requiere de participación económica del gobierno federal, la posibilidad de renovación es escasa.

“No sé cómo estén los contratos de la F1. Si no está firmados ya no vamos a poder, porque en algunos casos estos eventos se financiaban con el Fondo del Fomento al Turismo y ya ese fono está comprometido para la construcción del Tren Maya. Vamos a revisar los contratos. Si no implica dinero, yo avalo, estoy de acuerdo. El asunto es si tenemos que aportar. Yo soy un poco cicatero en estos caso.”, comentó el mandatario en Palacio Nacional.

Con respecto a la NFL, el político tabasqueño indicó que se respetarían los compromisos adquiridos, entre los que se incluyen diversos partidos de temporada regular en territorio mexicano.

El titular del Ejecutivo federal refrendó su compromiso con promover el deporte, siempre y cuando sea con austeridad.

Fórmula 1 en México, costos y ganancias según datos oficiales

Comparte este artículo:

En 2014 el Gobierno de México firmó un contrato para la realización de cinco carreras del campeonato mundial de automovilismo deportivo conocido como Fórmula 1. Las tres primeras ediciones dejaron al país y a la Ciudad de México una derrama económica superior a los 23 mil millones de pesos. Dicha cantidad es 600% mayor al monto de dinero público que se tuvo que pagar para realizar todo el evento.

Así lo detallan los datos oficiales del Gobierno Federal y el de la Ciudad de México, los cuales estiman además que con la derrama económica que dejó la edición de 2018 (que aún se sigue contabilizando) y la que tendrá la edición de 2019, la ganancia final de las cinco carreras será de casi 40 mil millones de pesos.

La Jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo el jueves pasado que la continuidad del Gran Premio de México de Fórmula 1 a partir del 2020 está en duda. Esto ya que el gobierno federal no seguirá costeando los “400 millones de pesos” que anualmente costaría el evento. Añadió que para la Ciudad de México asumir ese costo resulta “oneroso”.

La información obtenida por este medio vía transparencia muestra que el costo anual del evento es aún más alto al señalado por la jefa de Gobierno. No obstante, la derrama económica reconocida por el gobierno federal y por la administración de la capital es significativamente mayor a la inversión inicial.

La información proporcionada por el Consejo de Promoción Turística dependiente de la Secretaría de Turismo indica que en 2014 se firmó un contrato número 36/2014, con la empresa Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), para la realización de cinco carreras de Fórmula 1 en los años 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019.

El concepto preciso del contrato fue el siguiente: “Servicios de promoción de México por virtud de la realización y ejecución de los actos necesarios para la celebración del evento de Fórmula 1 Gran Premio de México en el Autódromo Hermanos Rodríguez en la Ciudad de México, en cada uno de los años 2015 a 2019″.

El monto total de dicho contrato fue de 213 millones 279 mil dólares. Esto sin tomar en cuenta la inversión que por su lado realizaron entidades privadas.

El monto del contrato fue calculado en virtud de la inversión que requeriría cada una de las cinco carreras en el autódromo Hermanos Rodríguez, y que se estipuló así: para la edición 2015 un monto de 44 millones 177 mil dólares; en 2016 y 2017 un monto de 40 millones 987 mil dólares respectivamente; y para 2018 y 2019 un monto de 43 millones 564 mil dólares respectivamente.

En total, y tomando en cuenta el tipo de cambio anual referido por el Banco de México  (la edición de 2019 se pagó el año pasado), el monto en pesos del contrato es de aproximadamente 3 mil 558 millones de pesos.

En la respuesta a la solicitud planteada el Consejo de Promoción Turística detalló la derrama económica que a nivel país ha dejado la realización de este evento año con año. Señaló que estos datos se obtuvieron a partir de los estudios realizados por la firma especializada AECOM y Formula Money.

De acuerdo con la información proporcionada, la primera edición del Gran Premio de México 2015 dejó una derrama económica para el país de 8 mil 100 millones de pesos;  la segunda edición correspondiente a 2016 dejó una ganancia de 6 mil 600 millones de pesos; y la de 2017 dejó un saldo de 8 mil 400 millones de pesos.

El Consejo agregó que la derrama económica de la edición de 2018 se conocerá con precisión hasta el segundo trimestre de este año, pero estimó que será “similar” a la de ediciones anteriores. Y en el caso de la quinta y última edición del Gran Premio de México, correspondiente a 2019, se estima también una derrama “similar”.

Si se toma en cuenta solo la derrama económica de las tres primeras ediciones, donde hay montos confirmados, esta fue de 23 mil 100 millones de pesos. Esta cantidad es casi ocho veces superior al monto de 3 mil 588 millones de pesos que se pagaron para la realización de las cinco carreras o, lo que es lo mismo, un incremento de más de 600%.

Y si se toma en cuenta que al cierre de las cinco ediciones se estima una derrama económica de entre 38 mil y 40 mil millones de pesos, este monto representaría un alza de casi 1 mil 200% en comparación con la inversión para su realización.

En 2016 la derrama económica específica para la Ciudad de México fue de 1 mil 577 millones de pesos, mientras que en el año 2017 el Gran Premio dejó una ganancia de 1 mil 632 millones de pesos.

Lo anterior significa que, tan solo la capital del país, hubo una derrama económica equivalente a más del doble de lo que anualmente se tuvo que invertir para realizar la carrera.

Se mete papá de Checo Pérez en polémica

Comparte este artículo:

El papá del piloto mexicano de Fórmula Uno, Checo Pérez, Antonio Pérez Garibay, causo polémica después de que durante una entrevista para Fox Sports Latino América, mencionará a Andrés Manuel López Obrador, como próximo Presidente de México.

“Estamos trabajando en la campaña, le agradezco al próximo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que me haya dado permiso de venir a festejar mi cumpleaños hoy a Montreal”, dijo Pérez Garibay en el marco del Gran Premio de Canadá.

Personas en redes sociales han reaccionado de manera negativa por las declaraciones del papá del piloto mexicano, algunos solicitando que se le denuncia ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y otros mencionando que ha arruinado la carrera de su hijo.

Antonio Pérez Garibay fue candidato a la alcaldía de Guadalajara por el Partido Nueva Alianza (PANAL) en el 2015. El año pasado salió en una foto con López Obrador, expresando su apoyo.

¡Pemex con pérdidas!… Gasta 198 millones de pesos en coche de Fórmula 1

Comparte este artículo:

A principios de esta semana la paraestatal, Petróleos Mexicanos (Pemex) reporto perdidas por 333 mil millones de pesos en el 2017, lo que representó un 74.4% mayor a las perdidas reportadas en el 2016, pero al parecer esto no evita que la empresa del estado patrocine un coche de Fórmula 1.

El pasado lunes 26 de febrero, el mexicano Sergio “Checo” Pérez y su compañero de equipo, el francés, Estaban Ocon, presentaron el nuevo bólido del equipo Force India para la temporada 2018.

El automóvil que tiene un costo promedio de 6 millones de libras esterlinas, es decir un poco más de 156 millones de pesos, luce en los espejos retrovisores patrocinios de Pemex, mismos que tienen un costo promedio de 3.8 millones de libras esterlinas por automóvil, siendo un total de 7.6 millones de libras, siendo sal tipo de cambio de cuando se realizó esta nota, 198 millones de pesos.

También los pilotos de la escudería lucen logotipos de la petrolera mexicana en sus uniformes y en los cascos.

De acuerdo a Pemex, los resultados negativos fueron derivados principalmente a un mayor endeudamiento, mismo que ascendió a 102 mil millones de dólares, 2.8% mayor al 2016.

Por otro lado, el resultado negativo se dio a pesar del aumento de 30% en los ingresos de la empresa, que alcanzaron los 1.4 mil millones de pesos, esto debido en parte al aumento del precio del barril de petróleo, pero también a la nueva política de precios de los combustibles, mejor conocido como el “gasolinazo”.

El patrocinio de Pemex a un equipo de Fórmula 1 viene como sorpresa, no solamente porque es una empresa con pérdidas y con un futuro oscuro, sino también debido a que a diferencia a otras petroleras como Shell y Exxon Mobil, que patrocinan a Ferrari y al equipo Red Bull Racing, respectivamente, Pemex no tiene realmente una presencia internacional.

El Misterio del Koeingsegg

Comparte este artículo:

En lo personal me considero un aficionado a los coches. Desde que tengo memoria me levanto en la madrugada para ver las carreras de Fórmula 1, por ejemplo. Por lo tanto la colisión de la semana pasada de un exclusivo y exótico Koenigsegg CCX en las calles de Nuevo Laredo, Tamaulipas me causó extrañeza, puesto que es muy extraño saber que un carro de ese calibre transite en México. La marca sueca Koenigsegg entra en el nivel de Pagani y Bugatti, es decir carros extremadamente exóticos y que son fabricados en cantidades muy limitadas.

La otra parte que causó extrañeza en mi fue quien conducía el automóvil, y más importante aún cómo se identificó esta persona. Los tripulantes del Koeingsegg CCX eran Leonardo Padilla Santamaría de 41 años y residente del Estado de México, y Juan Pablo Ocampo. Padilla Santamaría se identificó como trabajador del Presidente de la República y en específico miembro del Estado Mayor Presidencial.

Tanto Leonardo y Juan Pablo fueron trasladados al Hospital México-Americano en Nuevo Laredo, pero lo más extraño de la historia comienza a continuación. Después de ser atendidos en este hospital, a las 17 horas aproximadamente fueron trasladados en ambulancias de Protección Civil al Aeropuerto Internacional Quetzalcóatl, durante su trayecto fueron escoltados por elementos de la Policía Federal. Una vez en el aeropuerto abordaron un avión privado con destino a la ciudad de Toluca en el Estado de México, para ser posteriormente trasladados a un hospital de la Ciudad de México donde se les dio de alta a las pocas horas.

De igual manera la historia del automóvil es extraña. Según fuentes, el carro estuvo el año pasado en venta en la agencia Prestige Premium Exclusive Cars en la ciudad de León, Guanajuato. Casi un año después el mismo coche reaparece pero ahora en venta en la agencia Crave Luxury Auto en The Woodlands, TX al norte de la ciudad de Houston. La oferta por el automóvil se puede ver aún en la página web de esta agencia y tiene un costo marcado de 1.25 millones de dólares. Según fuentes el automóvil fue adquirido por un comprador no identificado, pero a través de la Agencia Muslanne de México, misma que tiene como razón social, Exclusive Motorsports S.A. de C.V. Y que tiene dirección en la calle Juan Salvador Agraz #97 en la Colonia Santa Fe, Delegación Cuajimalpa en la Ciudad de México.

Los dos factores que hacen interesante la historia del automóvil son: que aunque la agencia en los Estados Unidos ofrecía servicio de entrega “puerta-a-puerta”, mismo que el nuevo dueño del Koenigsegg CCX no quiso tomar, y prefirió enviar a sus empleados y trasladarlo por tierra, lo que para cualquier coleccionista o experto en este tipo de coches sabe que es peligroso. El otro factor es que el coche haya sido adquirido a través de una agencia en México y no una compra directa de una persona física.

Claramente se debe de seguir escarbando en esta historia. Hay muchas interrogantes alrededor de ella, siendo la principales: ¿Eran los tripulantes miembros del EMP? ¿Por qué los tripulantes fueron escoltados por Policía Federal al aeropuerto? ¿Quién mando el avión privado por los heridos? ¿Quién es el comprador del carro? ¿Quién es el dueño de Exclusive Motorsports S.A. de C.V.? ¿Cuál era el destino final del automóvil? Ya que claramente no era Monterrey, debido a que no se tiene registro de que haya habido alguna exhibición de autos exóticos como lo presumió el conductor.

Seguiremos investigando esta historia, porque definitivamente huele a gato encerrado.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”