Tiene Morena 48 horas para recolectar las 800 mil firmas para consultar juicio a expresidentes

Comparte este artículo:

Morena tiene 48 horas para reunir las 800 mil firmas para poder solicitar, por la vía ciudadana, el proceso para la consulta popular que decida enjuiciar o no a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

La senadora morenista, Citlalli Hernández, quien participara en las labora de coordinación de la campaña, dijo al periódico El Universal, que hasta el último conteo se había recabado un millón de firmas, es decir que a 48 horas de se cumpla el plazo legal para entregarlas esquematizadas y foliadas, la iniciativa ciudadana tenía un avance de 55%.

Hernández consideró que la iniciativa logrará cumplir este requisito, pues el plazo para presentar las firmas vence el martes.

“Hasta el conteo que teníamos anteayer había cerca de 800 mil firmas y en estos últimos dos días han estado llegando a todo el país: 150 mil Tabasco; 40 mil de Chihuahua, y una persona de Los Ángeles. A lo menos un millón de firmas sí se han juntado”, dijo en entrevista con El Universal.

Por otro lado, confió en que lograrán juntar los 2 millones de firmas, las cuales se seguirán entregando hoy y mañana: “Hay altas posibilidades de lograr los 2 millones de firmas necesarias. Hubo tres promoventes de la consulta en el Senado y los tres llegaron al acuerdo de utilizar la misma pregunta. Dos esfuerzos han estado caminando de manera conjunta (…) Con todos organizados se completa el otro millón”.

Detalló que la estructura partidista de Morena en la capital estará entregando firmas hoy, así como la estructura de la Unidad de las Izquierdas.

Una vez recabadas, se le notificará al Senado que se reunieron, éste acusará de recibido y las enviará al Instituto Nacional Electoral (INE) para verificar que sean reales, contactando de manera aleatoria a los firmantes.

Si el INE determina que las firmas son reales y las valida, entonces las enviará a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que determinará su la pregunta es o no constitucional. El siguiente paso será regresar la consulta al Senado para la dictamine y luego se le enviará al INE para que la aplique.

Incluye OMS a Zedillo en panel sobre gestión de pandemia

Comparte este artículo:

Este jueves, la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó a los miembros de un panel independiente que investigará la respuesta de la agencia internacional a la pandemia de coronavirus, aquí incluyó al ex Presidente mexicano Ernesto Zedillo y al ex Secretario de Relaciones Exteriores británico David Miliband.

La organizaicón incluye también como copresidentes a la ex Primera Ministra de Nueva Zelanda Helen Clark y la ex Presidenta liberiana Ellen Johnson Sirleaf.

Esta lista incluye a otros 11 integrantes, entre los que destacan el ex Ministro de Finanzas colombiano Mauricio Cárdenas, el profesor chino Zhong Nanshan, la ex Presidenta de Médicos Sin Fronteras Joanne Liu de Canadá, así como a Mark Dybul y Michel Kazatchkine, quienes anteriormente dirigieron el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, tuberculosis y malaria.

Clark dio a conocer en un comunicado que tienen “el objetivo de informarnos de todo acerca de las etapas tempranas de la emergencia, la propagación mundial, el impacto social y económico y cómo fue controlada y mitigada“.

El panel se reunirá aproximadamente cada seis semanas a partir de este mes hasta abril y hará una presentación a la junta ejecutiva de la OMS en octubre, aseguró Clark.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreysus, adelantó que en julio proporcionará un informe provisional en una reunión anual de Ministros de salud que se reanudará en noviembre y presentará un “informe sustantivo” en mayo próximo. Adicionalmente, el funcionario comentó que la revisión estaba en línea con una resolución adoptada por los 194 países miembros de la OMS en mayo pasado que pedía una evaluación de la respuesta global.

Con información de El Norte

Va Morena por 2 millones de firmas para enjuiciar a expresidentes

Comparte este artículo:

El Consejo Nacional de Morena determinó por unanimidad realizar una movilización nacional, con el objetivo de recabar las firmas necesarias para solicitar una consulta popular en busca de que los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto sean sujetos a juicio penal por corrupción.

El líder interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar dijo que buscarán recolectar 2 millones de firmas, y no un millón 800 mil como los requiere la ley, “para que no haya pretextos”.

Mientras que el partido tomaba esta decisión, militantes y simpatizantes de Morena en diversas plazas del país y hasta en Nueva York, Estados Unidos, colocaron mesas receptoras en plazas y parques públicos para comenzar a recabar las firmas.

Por otro lado, en redes sociales también promovieron la consulta y habilitaron el portal www.juicioexpresidentes.mx para descargar los formatos de recolección de firmas. En el Zócalo de la CDMX se instalaron dos mesas de recepción, una en la esquina de Madero y Plaza de la Constitución y la segunda en la esquina de 5 de Mayo e Isabela Católica.

Con camisetas de color blanco que tiene impreso el mensaje: “Juicio a expresidentes ¡Ya!”, los activistas dijeron que hubo muy buena participación, pues alcanzaron a recolectar más de 300 firmas en nueve horas.

“Nosotros somos activistas, por eso lo haremos los fines de semana”, declaró Enrique Calles, quien agregó que desde hace años quieren llevar a juicio a los expresidente, pero no se había podido hacer, ahora, comentar, van a cumplir con el requisito legal de juntar más de un millón y medio a 2 millones de firmas, labor que consideró titánica.

Según la Constitución, sólo se puede solicitar la consulta popular del 1 al 15 de septiembre próximo, esa es la fecha límite o de lo contrario tendrán que esperar hasta la siguiente elección.

No descarta AMLO promover consulta para juzgar a expresidentes

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador no descartó promover la consulta para enjuiciar a sus antecesores, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto por temas de corrupción, una idea que ha planteado desde antes de asumir la presidencia en 2018.

El mandatario ha insistido en responsabilizar a estos mandatarios “del periodo neoliberal”, de gran parte de los problemas que enfrenta su administración, como es el caso de la corrupción y la inseguridad. En ese sentido, ha propuesto realizar este ejercicio para el año próximo.

López Obrador explicó que la consulta se podrá realizar al mismo tiempo que la Fiscalía General de la República (FGR) y el Poder Judicial resuelven la responsabilidad de los expresidentes en casos de corrupción, como es lo referente a Peña Nieto, quien ha sido implicado en el pago de sobornos para el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, y de Felipe Calderón, cuyo secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, se encuentra preso en Estados Unidos acusado de trabajar con el crimen organizado.

“Al mismo tiempo se puede hacer una consulta ciudadana para que la gente sea la que decida. No quiero yo ser verdugo, que lo decidamos todos”, dijo durante #LaMañanera.

El mandatario dijo que, de acuerdo a la ley, para hacer una consulta solo se puede solicitar del 1 al 15 de septiembre. Por lo que recordó, que quienes pueden solicitarla son el presidente de la República, una tercera parte de los legisladores de una cámara o el 2% de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral.

Golpe de Estado energético

Comparte este artículo:

El golpe de Estado energético que propinó Rocío Nahle García, titular de la Secretaría de Energía a nombre de la cuarta transformación y por orden del presidente de México y de quienes desde sus escondites le dictan la política para avanzar en la instauración del socialismo totalitario en México, constituye un atropello grosero al orden jurídico vigente y desatará cientos de amparos, protestas de gobiernos extranjeros y posturas agresivas de empresas extranjeras que tuvieron fe en la reforma energética del régimen anterior. 

Al congelar inversiones por más de 7,000 millones de dólares, casi la misma cantidad que la que resulta de la absurda cancelación del NAIM de Texcoco, provocará demandas por la misma cantidad más daños y perjuicios, lo cual agregado a lo de Texcoco acabará haciendo parecer el FOBAPROA de Ernesto Zedillo como una tómbola de kermes parroquial. Obviamente, con cargo al contribuyente mexicano que acabará pagando la energía eléctrica más cara del mundo, además de la más contaminante. 

La cuarta transformación no respeta los Acuerdos de París, ni tampoco la salud de los mexicanos, como ya lo demostró su ausencia de manejo de la crisis del COVID-19. ¿Será este pronunciamiento autoritario una pifia de una funcionaria removible en caso de que las protestas internacionales pongan en peligro la estabilidad del gobierno, o será solamente un movimiento adicional que juegan los estrategas e ideólogos de la cuarta transformación (mexicanos y extranjeros de todo pelo), frente a la ausencia de reacción enérgica de la sociedad mexicana? 

¿Se puede creer que funcionarios mexicanos sean tan torpes que promueven con todo conocimiento de causa el uso del peor combustóleo capaz de envenenar a gran parte de la población? ¿Lo sabe y lo entiende AMLO? Si no lo entiende, que dios le perdone su ignorancia incorregible, si lo sabe, tendrá el presidente tanto afán de poder que sería capaz de perjudicar la salud de millones de los ciudadanos catalogados como pueblo sabio? 

El presidente se puso en un tobogán muy resbaloso. Ya no entiende cuales son los límites del poder. Anticipa actos futuros y asume que ya prevalece la dictadura a la cual anhela.

Revelan existencia de un grupo militar cazacapos

Comparte este artículo:

El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, reveló la existencia de un grupo militar creado por el gobierno en 1995, conocido como el Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico (GAIN), que ha estado encargado de rastrear a bandas criminales y planear operaciones para la detención de sus integrantes.

La creación de dicho grupo militar elite se dio en el segundo año del sexenio de Ernesto Zedillo y está confirmado por 540 elementos. En 24 años de existencia, este grupo ha capturado a 663 integrantes del crimen organizado, 18 relevantes, y fue el que estuvo a cargo del operativo fallido para detener a Ovidio Guzmán López, hijo del “Chapo”.

Entre la lista de personajes que ha detenido dicho grupo figuran Eleno Madrigal Birrueta, “el 20”, jefe de la plaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG); Adrián Alonso Guerrero Covarrubias, “el 8”, uno de los principales operadores de la misma banda criminal y Santiago Mazari, “el Carrete”, presunto líder de “Los Rojos, grupo relacionado con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En el gobierno de Ernesto Zedillo, detuvieron 10 objetivos en el lapso de 5 años, en el gobierno de Vicente Fox (2000 – 2006) se lograron 19 detenciones, en el sexenio de Felipe Calderón (2006b – 2012) se capturaron 262 objetivos, y en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012 – 2018), se capturaron 326 objetivos.

 

La frágil democracia mexicana

Comparte este artículo:

Nos encontramos en un punto de inflexión histórico, hasta hace algunos años las democracias se encontraban en un claro aumento a nivel global, pero la falta de resultados económicos y sociales llevó a que muchas votaran por alternativas de organización política, o simplemente se fueran por líderes carismáticos y autoritarios. 

Para entender qué es una democracia hay que irnos a la base de su creación. Primeramente tenemos que entender que el gobierno, así como la economía, los derechos humanos, el comercio internacional, son constructos sociales. Estas son estructuras e ideas que los humanos inventamos para identificarnos, relacionarnos y vivir en sociedad. No hay ninguna otra especie en este mundo que tenga bancos, ética, congresos, bonos, etc. 

El principal constructo social que promueve la cohesión social, política y económica de un grupo de personas es el Estado, algo que se entiende como esa idea de lo que es México en su gobierno, con su moneda, con su diversidad social, leyes, etc. El Estado está basado en el monopolio de la fuerza, la ética social, el Estado de Derecho, la soberanía del pueblo o la misma razón.

El Estado para funcionar requiere de un gobierno, que son las instituciones que administran la división político-administrativa de un país. O sea son las secretarías, organismos, institutos que administran nuestro México. Los gobiernos a su vez cuentan con ideologías políticas y económicas que utilizan para cumplir sus objetivos. Es por esto que existen los socialistas, capitalistas, progresistas, etc. que a su vez actúan mediante políticas públicas y leyes que reflejan esos ideales. 

Las ideologías se deben ver en un eje económico, que es quién administra los factores de producción (tierra, trabajo y capital) si individuos o el gobierno, y un eje político, que se basa en la capacidad de autorregulación humana y la necesidad de intervención del gobierno en la cohesión social. Hay centenas de tipos de gobierno que combinan sus ideologías, China es un gobierno autoritario con un amplio control de los derechos políticos y sociales, pero con una economía fuertemente capitalista. Alemania tiene una ideología de amplio reconocimiento de derechos políticos y sociales así como una economía mixta entre capitalista para el sector empresarial e industrial y socialista para el sector de salud, transporte, educación, entre otros. No es correcto pintar a China como comunista ni a Alemania como capitalista, el trasfondo es mucho mayor.

Lo que vivimos en México es que el PRI controlaba la totalidad del Estado Mexicano, dependiendo del presidente se marcaba la línea ideológica. Desde gobiernos prácticamente autoritarios y conservadores con Díaz Ordaz, el socialismo de Lázaro Cárdenas, hasta el neoliberalismo de Salinas y Zedillo.

Es por esto que hemos construido un México donde lo importante ha sido la forma y no el fondo. En papel tenemos una protección muy amplia de derechos, herramientas de defensa como el amparo y el reconocimiento de minorías, todo gracias a la mezcla ideológica de nuestro gobierno. Pero ese México sólo existe en papel y para quienes tienen dinero para contratar los abogados adecuados. Para el resto existe otro México, uno que no tiene ideología y todo se basa en el poder político y económico, uno en el que el PRI aún mantiene el poder, y uno en el que el pluralismo partidista ha llevado al borde del descontrol.

Apenas en estos últimos 20 años hemos probado lo que realmente significa ser una democracia. Ya hay una diversidad de partidos en el poder, el problema es la falta de instituciones democráticas fuertes que ayuden a madurar paralelamente a los votantes y a los partidos con el gobierno. Es por esto que contamos con gobiernos estatales que rechazan abiertamente el Estado de Derecho con la Ley Bonilla, la defensa a los derechos políticos con la Ley Garrote, la administración fiscal responsable con la deuda de Coahuila y la protección a sus minorías en el Congreso de NL. Ellos hablan a través del poder y no de valores democráticos como la honestidad, solidaridad, responsabilidad, pluralismo, libertad, justicia social, tolerancia, igualdad, respeto, bien común y la legalidad.

La democracia la construimos todos mediante instituciones fuertes, el INE, la CNDH, el CONEVAL, la CRE, la CNH, BANXICO, el IFETEL, la COFECE, la FGR, todas son de reciente creación. Si queremos que México siga siendo una democracia es necesario defenderlas. En una democracia no cabe el gobierno de uno, un presidente es humano y jamás será la respuesta. En cambio, las instituciones que son democráticas no están sesgadas, no discriminan y sobretodo promueven la justicia y equidad social. Pero es necesario seguir separando a estas instituciones del poder político para que lo regulen, por el bien común. 

¿Adversarios o enemigos?

Comparte este artículo:

Ya es tan visible el encono del presidente hacía sus “adversarios” que parecen más enemigos que adversarios. ¿Por qué será que comentaristas mesurados cómo Liébano Sáenz ya hablan de “reconciliación” cuando todavía ni han pasado seis meses de este nuevo régimen? ¿Ya se han convertido los adversarios en enemigos? 

Parece un llamado en el desierto frente a la obstinación de un presidente que tiene que recordar varias veces a la semana que garantizará la libertad de expresión pero sigue crucificando a diario al Reforma. ¿Libertad de expresión? 

En su editorial sabatino publicado en Milenio, “La inclusión y la reconciliación”, Liébano Sáenz le recuerda al presidente que “inaceptables no son los adversarios, los críticos o los inconformes …; los indeseables son esencialmente los criminales, los que han saqueado recursos públicos o han ensangrentado al país, y para ellos debe haber un único consenso: el de aplicarles todo el peso de la ley”. 

Oportuno recordatorio para un presidente electo en nombre del combate a la corrupción pero que pactó con los corruptos para asegurar su acceso al poder, un presidente impotente frente a la violencia y al fraude del huachicol y que no ha sido capaz todavía de encarcelar a ningún bandido de alto vuelo y cuyo régimen  permite la restitución de bienes mal habidos a una de las personalidades más odiadas del país, la maestra Elba Esther Gordillo. 

Liébano Sáenz, quien fue colaborador muy cercano de Luis Donaldo Colosio, secretario particular del presidente de la República en el sexenio de Ernesto Zedillo, advierte que la reconciliación se ve “subvertida por la complicidad entre ganadores y perdedores a costa de los principios de ética pública, y en ocasiones, hasta de la legalidad”. Pone en duda la legitimidad del proyecto del ganador, rebasado por su afán de estar en el poder. 

Es probable que se multipliquen las consultas chafas y grotescas cómo la del domingo en Oaxaca para que el presidente justifique decisiones irracionales, gracias a un apoyo popular cuya base numérica sería bueno revisar de manera fundamentada y no en base a mítines de acarreados al mejor estilo priista. 

Un presidente debe abanderar un proyecto constructivo. No una lista de objetivos a demoler. México está urgido de estrategias para asegurar el crecimiento. No de maniobras para buscar apoyos costosísimos basados en dadivas sin otro retorno que la permanencia en el poder. ¿El poder con qué fin?    

“Salinas padre de la desigualdad, Fox un traidor a la democracia”: AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó se le fue directo a la yugular a sus antecesores Carlos Salinas de Gortari y Vicente Fox, al primero lo llamó “padre de la desigualdad”, y al segundo “traidor a la democracia”.

“La lista de Forbes, cuando entró Salinas había uno, Garza Sada… terminó Dalias y ya había 24, ya tenían 48 mil millones dólares”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

“Vean el compartimiento de la desigualdad en México, incluso hecho por el Banco Mundial, y es el periodo en que mas se profundiza la desigualdad, en ese sexenio”.

Adicionalmente responsabilizo al ex presidente Ernesto Zedillo de estar detrás de la deuda millonaria del Fobaproa, mientras que a Felipe Calderón lo acusó  de convertir al país en un cementerio por su lucha contra el crimen, y a su antecesor, Enrique Peña Nieto lo criticó por la corrupción durante su administración.

#ElNidoDelGavilán: “Huachicoleros de influencias”

Comparte este artículo:

La definición de conflicto de intereses es aquella situación en la que el juicio del individuo y la integridad de una acción tienden a estar indebidamente influidos por un interés secundario, de tipo generalmente económico o personal.

Los conflictos de intereses básicamente son un problema del que adolece nuestros gobiernos por la presencia de agentes, funcionarios y personas que básicamente responden a “dos patrones”. En los últimos días el presidente Andrés Manuel ha comentado sobre los conflictos interés de secretarios específicamente de energía con empresas del ramo, ha mencionado incluso presidentes. 

Y es un gran debate puesto que es “dudoso” que un presidente tenga que entrar a la iniciativa privada específicamente en un rubro del cual sabe y del cual puede tener información privilegiada, la cual pone en desventaja a otros competidores y es más, pone en riesgo hasta el propio país y su futuro de políticas públicas en el tema.

Casos como el del ex presidente Zedillo que privatizó los ferrocarriles y luego trabajó para una empresa estadounidense del ramo y Calderón con su “asesoría” a una filial de Iberdrola retumban en las mentes de las personas que vivieron dichos gobiernos y que saben de los turbios manejos de los bienes públicos que hicieron estas personas. No olvidemos que en los últimos sexenios se desmantelaron casi todas las empresas productivas del Estado de gran calado.

El lunes se presentaron diversos nombres por parte de Bartlett como director general de CFE que no nos dicen nada…. porque son lugares comunes y figuras comunes que son fáciles de criticar, pero no de procesar. Lo que sí es que siguen poniendo el dedo en la llaga del desmantelamiento por parte de las políticas neoliberales y de estos políticos corruptos que viven inmersos en el conflicto de interés.

Es importante precisar que las empresas privadas no pueden ni deben dictar línea en situaciones públicas y menos en las empresas productivas del estado por más lobby que hagan. 

AMLO ha anunciado una iniciativa de ley para prohibir que exfuncionarios trabajen en empresas privadas al dejar sus cargos, por lo menos que no se incorporen de inmediato; sino 10 años después. 

Es increíble como la prensa y la opinocracia mexicana calla ante semejantes “machuchones” diría AMLO a los que a pesar de su dudoso y tibio desempeño como presidentes o gobernadores gozan aun de un respeto y de credibilidad. Ojalá, este nuevo gobierno pueda abrir carpetas de investigación contra el tráfico de influencias, que en resumen, huachicolean contratos y concesiones al amparo del dinero de todas y todos.

Lo dicho, dicho está.