Pide la ONU que gobierno de Nuevo León investigue hechos en el Penal de Cadereyta

Las oficinas de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) Y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU-DH) exhortaron indagar los recientes hechos violentos que se han dado en los penales de Nuevo León.

Mediante un comunicado, condenaron el motín en el penal de Cadereyta, donde han fallecidos 17 personas y se calcula que más de 30 resultaron con heridas.

Las oficinas de la ONU consideraron que es necesario ir más allá de la investigación, sin embargo, esta debe ser pronta, diligente y respetuosa al duelo de los familiares, esto con el fin de que se haga justicia a las víctimas.

Tras el respaldo del uso de fuerza letal dentro del Penal de Cadereyta, las oficinas recalcaron la responsabilidad de la autoridad ante esta situación, por lo que se tendría que realizar una investigación pronta, exhaustiva, independiente e imparcial, esto con el fin de verificar si se aplicó la fuerza letal en orden de la ley.

Con anterioridad la CNDH en su Diagnostico Nacional de Supervisión Penitenciaria evidenció las graves deficiencias del Cereso de Cadereyta, esto en 2016. Ese mismo año el INEGI mediante su Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad marcaba que el 40.5% de los reos se sentían amenazados e inseguros dentro del Penal y un 28.9% dentro de su propia celda.

Ambas oficinas se solidarizaron con los familiares de las víctimas y reiteran su compromiso para brindar la asistencia técnica necesaria para el fortalecimiento de los Ceresos y de las capacidades institucionales del Estado en manejo de los sistemas penitenciarios.