Denuncia Ernesto Cordero a Ricardo Anaya

Comparte este artículo:

El senador panista Ernesto Cordero presentó una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra del candidato a la Presidencia de México por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, por presunto lavado de dinero.

Cordero solicitó que se tomen en cuenta los reportes de medios de comunicación y el video difundido la semana pasada en el que se vincula “sin ninguna ambigüedad” a Ricardo Anaya en actividades ilícitas.

Por otro lado, pidió que se llame a declarar a Anaya, y también a los hermanos Barreiro, además de que se revisen los estados de cuenta de la familia del candidato presidencial, ya que, dijo, existe una discrepancia importante entre los ingresos que han reportado y sus ingresos reales.

El senador también pidió a la PGR que no le dé miedo y acuñe como debe de ser, aparte resaltó que hay demasiadas evidencias en contra del ex dirigente nacional del PAN.

Cordero Arroyo, aseguró que el no le esta sirviendo al PRI y que al contrario Anaya le ha estado sirviendo al tricolor. Afirmó que el candidato de su partido no es una persona honesta, por lo que, afirmó, debería ser expulsado de Acción Nacional antes que cualquier otra persona que está buscando rescatar al partido blanquiazul.

Quitar un gobierno malo no garantiza un gobierno bueno

Comparte este artículo:

El populismo, o cómo sea que se le quiera llamar a la coalición heteróclita encabezada por Andrés Manuel López Obrador, no es más que una respuesta a la inconformidad generada por los malos gobiernos de los últimos sexenios y por la corrupción ilimitada que institucionalizaron, particularmente durante los últimos seis años. Y por el sistema de privilegios vergonzosos que protege una Nomenclatura voraz. 

En Nuevo León, en respuesta a dos sexenios de malos gobiernos y de corrupción sin control, echamos fuera a la partidocracia del poder ejecutivo para sustituirla por un gobierno inútil. Los electores no están arrepentidos de haber echado fuera a partidos corruptos. Sí, muy desilusionados de haber abierto espacios a una bola de inútiles poco productivos, que hasta el momento, no han mostrado capacidad para solucionar los problemas del estado. Y que, engaño más grave,  tampoco han mostrado capacidad para erradicar la corrupción y la violencia, a pesar de sus promesas. Promesas incumplidas.  

El echar fuera malos gobiernos no garantiza dar entrada a buenos gobiernos. Echar fuera un gobierno que ha endeudado el país de forma criminal y transformado el pago de intereses en una carga tan pesada que ni permite inversiones productivas o de infra estructuras, no asegura que un nuevo gobierno no siga en este camino de facilidad que consiste a trasladar el problema para las generaciones futuras. Echar fuera un gobierno que utilizó la corrupción cómo sistema de gobierno, no garantiza que un nuevo gobierno tenga éxito en su combate a la corrupción, solamente porque promete limpieza, pero no promete hacer de la corrupción un motivo de castigo ni de sanciones severas. Tampoco promete quitarles lo robado a los ladrones. 

Echar fuera un sistema de gobierno que hizo de la compra del voto una herramienta institucional sostenida con recursos estratosféricos desviados de los estados y de los municipios, sin que esto sea considerado un crimen, más bien que sea considerado cómo una aportación a la estabilidad del régimen,  no impide que el nuevo régimen sustituya esta compra del voto por otro mecanismo disfrazado de política social, cuyo costo, por ser más transparente no será menos destructor del progreso económico del país. Comprar el voto y comprar la voluntad de las personas mediante otros mecanismos de dadivas no es muy diferente, y el objetivo sigue siendo el mismo. 

La oferta electoral que tiene el país a su disposición no es muy atractiva. Se supone que el debate de este martes en Mérida debe portar sobre temas económicos. ¿Habrá alguna propuesta esperanzadora que no sea de más neoliberalismo o de más asistencialismo descarado e improductivo? ¿Alguno de los candidatos se acordará de la economía del conocimiento, de la innovación y de los emprendedores? 

Echar fuera un mal gobierno apoyado en un mal sistema político es necesario. ¿Los electores tendrán la capacidad y la tenacidad de dar seguimiento al gobierno que elegirán para impedir que sea peor que el gobierno saliente?   

La carta Peña Nieto, cuestión de tiempo

Comparte este artículo:

La figura del presidente de la República había estado relativamente ausente en el debate electoral. Después de un spot en el que enlistó a los candidatos sin mostrar favoritismo hacia aquel de su partido, se sumó como una figura bastante neutra en estas contiendas. 

A pesar del uso constante de su nombre como un argumento para presionar a José Antonio Meade, no se había “aprovechado” de mayor manera el descontento de la opinión pública mexicana. Tras distintos escándalos en su sexenio, varias crisis de corrupción y otras tantas de derechos humanos, tuvo uno de los índices de aprobación más bajos (si no es que el peor) en la historia mexicana, llegando a 17% en febrero de 2018.

Por la coyuntura, parecía extraño que ningún candidato de la “oposición” mantuviera un discurso firme con alusión a Peña. Lo mantenido por Andrés Manuel, a pesar de ser repetitivo, es generalizado y sin un rostro particular. La mafia del poder o el PRIAN dejan en ambigüedad al caso específico del presidente. Ricardo Anaya, por otra parte, había hecho hincapié en la relación de Meade con el PRI y en su postura en cuanto al desempeño del presidente, pero solo para presionar al otro candidato y no como un compromiso en su campaña.

Meade, ante esta insistencia, no supo aprovechar algo que solo ha podido utilizar en frases monótonas en spots y discursos: su calidad de ciudadano. No pudo deslindarse de la sombra de Peña Nieto. No fue capaz de aceptar las debilidades de su sexenio y ni siquiera se atrevió a enlistar errores puntuales.   

Será que López Obrador se ha conformado ya con las tendencias innegables en las encuestas. Será que Meade no tuvo la determinación para disociarse del sexenio de Peña. Será el sereno, pero Ricardo Anaya fue el único que (tarde pero seguro) jugó la carta Peña Nieto. 

El pasado 3 de junio, Ricardo Anaya publicó en su cuenta de Youtube su respuesta a lo que consideró una guerra sucia encabezada por Enrique Peña Nieto. El video es claro: habla de manera directa y responsabiliza al actual presidente por las acusaciones en torno al candidato. Además, desde su presencia en la Ibero, ha afirmado que, de llegar al poder, no dudaría en darle seguimiento legal a Enrique Peña Nieto. Incluso, en caso de ser determinado culpable, aplicar las sentencias correspondientes y que termine en la cárcel.

Creo que las declaraciones fueron inevitables. La campaña de Anaya ya no muestra el ascenso que tuvo, cuando se afirmó que la competencia sería entre dos. Se llegó a pronosticar un Ricardo Anaya creciendo en las predicciones provocando una elección reñida con López Obrador. Hoy, sorprendentemente, José Antonio Meade ha incrementado algunos puntos porcentuales, mientras que Anaya se mantiene igual, y en algunas encuestas hasta a la baja.

El deber ser, indicaría que este antagonismo claro y directo con Peña Nieto removerá algo en el imaginario colectivo de los votantes indecisos. Estrategia de marketing, intenciones honestas, declaraciones desesperadas. De la manera en que se considere, creo que la carta de Enrique Peña Nieto solo fue aprovechada por Anaya, y en estos días veremos si funcionó en términos de rentabilidad electoral.

“Es un vulgar ladrón”: Meade sobre Anaya

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, aseguró que su contrincante, Ricardo Anaya, es un “vulgar ladrón” y que debe de ser investigado por la Procuraduría General de la República (PGR).

“Evidentemente, y sin ninguna duda, lo que estamos viendo es un vulgar ladrón que desde el poder se robó dinero y que lo cacharon y debe de pagar sus consecuencias. Por supuesto que hay una exigencia para que actué la PGR, no queda absolutamente ninguna duda, se clavó una lana, lo cacharon y tiene que pagar consecuencias”, dijo Meade al llegar a Mérida, Yucatán, lugar donde se llevará acabo el tercer y ultimo debate presidencial.

Las reacciones del ex Secretario de Hacienda, se dan después de que el8 de junio se exhibieran extractos de audio y video de conversaciones de Juan Barreiro, hermano de Manuel Barreiro, empresario investigado por la PGR, en las que dice que han aportado dinero a la campaña de Anaya.

El candidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, responsabilizó al Presidente Enrique Peña Nieto del ataque en su contra y aseguró que lo hizo en contubernio con Andrés Manuel López Obrador.

El abanderado priista fue cuestionado sobre si Anaya debería de aspirar a la Presidencia.

“Es un vulgar ladrón”, contestó.

Ebrard se cree “fake news” y difunde noticia con actriz porno

Comparte este artículo:

El coordinador de campaña de Andrés Manuel López Obrador en la zona noroeste, Marcelo Ebrard, cayó víctima de una “fake news” en las redes sociales al darle retuit a un perfil falso donde aparecía la foto de una actriz porno.

El mensaje que compartió el ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y que contenía una fotografía de la actriz porno, Mia Khalifa, contenía lo siguiente:

“Ella es Miranda García Hernández, originaria de Oaxaca, estudio en UPIICSA y ganó el segundo lugar en competencia de Máquinas de Movimiento Perpetuo que se celebra en Rusia, pero como no es futbolista o actriz nadie la conoce hagámosla viral”.

Junto a la noticia, Ebrard escribió: “Extraordinario logro, estos esfuerzos son los que debemos apoyar. Innovación y desarrollo tecnológico son el camino. También eso será realidad muy pronto”.

A los pocos minutos el tweet fue eliminado de la cuenta del ex Jefe de Gobierno, pero ya era muy tarde, usuarios en la red social lo habían visto.

Se mete papá de Checo Pérez en polémica

Comparte este artículo:

El papá del piloto mexicano de Fórmula Uno, Checo Pérez, Antonio Pérez Garibay, causo polémica después de que durante una entrevista para Fox Sports Latino América, mencionará a Andrés Manuel López Obrador, como próximo Presidente de México.

“Estamos trabajando en la campaña, le agradezco al próximo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que me haya dado permiso de venir a festejar mi cumpleaños hoy a Montreal”, dijo Pérez Garibay en el marco del Gran Premio de Canadá.

Personas en redes sociales han reaccionado de manera negativa por las declaraciones del papá del piloto mexicano, algunos solicitando que se le denuncia ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y otros mencionando que ha arruinado la carrera de su hijo.

Antonio Pérez Garibay fue candidato a la alcaldía de Guadalajara por el Partido Nueva Alianza (PANAL) en el 2015. El año pasado salió en una foto con López Obrador, expresando su apoyo.

Propone Anaya crear fiscalía que investigue a EPN

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, planteó en un nuevo video que subió a sus redes sociales que se haga una fiscalía autónoma que investigue al Presidente Enrique Peña Nieto.

“Propongo una fiscalía autónoma que investigue al Presidente Enrique Peña Nieto y su papel en la Casa Blanca y en los demás escándalos del sexenio. Y si resulta responsable, pues como cualquier otro, terminará en la cárcel”, propone Anaya en el spot.

Por otro lado, el panista hace nuevamente referencia a los ataques que ha habido en su contra.

“Sé que por proponer esto, hoy me atacan por todos los medios, no importa. Con tal de combatir la corrupción desde el más alto nivel, es lo correcto. Soy Ricardo Anaya, hablemos de frente”.

El spot es parte de dos anuncios en los que el ex dirigente nacional habla sobre la corrupción. En el segundo se exhibe a Andrés Manuel López Obrador, afirmando en diferentes entrevistas que no enjuiciará al Presidente Peña Nieto.

Niega AMLO tener pacto con EPN

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, negó que el tenga un pacto con Enrique Peña Nieto, como lo señaló su contrincante, Ricardo Anaya, quién dijo que esta desesperado.

“Que se tranquilice (Anaya), ha cometido muchos errores y hoy no está yendo bien y por eso está desesperado pero, ¿yo qué culpa tengo?”, dijo López Obrador durante un mitin en Uruapan, Michoacán.

“Yo no hago pactos en lo oscurito, yo siempre planteo mis cosas de manera abierta, en las plazas públicas, y no tengo ningún acuerdo, ningún pacto, lo que pasa es que ya no ven lo duro, sino lo tupido”, expresó el abanderado de Morena.

Finalmente, el político tabasqueño le aconsejo a Anaya mantearse firma, “porque el que se aflige se afloja”.

El candidato a la Presidencia por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, aseguró en un video en redes sociales que López Obrador tenía un pacto con el Presidente Enrique Peña Nieto.

Propone Felipe de Jesús Cantú ampliar Río La Silla

Comparte este artículo:

Para ofrecer a los ciudadanos más áreas de esparcimiento y evitar que sus orillas sean utilizadas para tirar basura o cometer delitos, Felipe de Jesús Cantú proyecta ampliar al doble los kilómetros de recreación del Río La Silla, para beneficio de 25 colonias.

El candidato a la Alcaldía de Monterrey anunció que incrementará de 5 a 10 kilómetros el tramo utilizado por los visitantes.

“Tendríamos un circuito creciente de cinco kilómetros, que es el circuito total de hoy día, y crecería hasta 10 kilómetros”, dijo Cantú en rueda de prensa.

“Permitiría, no solamente la parte recreativa, sino además tener posibilidades para que aquellos que les interesa prepararse para competencia lo puedan hacer”.

El panista mencionó que de esta manera se promoverá la convivencia y el sentido humano en las obras.

“Con este esquema, al tener iluminación, seguridad y uso, se promueve el deporte, la integración social, la convivencia entre vecinos, entre desconocidos, que es muy importante en la Ciudad, y la necesidad de que al tener flujo se reduzca la inseguridad”.

Actualmente el tramo habilitado del Río va desde Villa Las Fuentes hasta Campestre Mederos, y con la ampliación se extendería desde el Parque Canoas hacia Camino El Diente.

Cantú indicó que el proyecto contempla la continuidad de la vitapista, alumbrado, limpieza del área, corrección de trazo del arroyo Los Elizondo y policías en bicicleta.

“Esta Ciudad tiene que ser más humana, tiene que ser empática con el ciclista, con el peatón”, refirió.
“Creemos que debemos enfatizar en que las siguientes obras tengan este sentido humanista, que le den oportunidad a la gente de vivir y convivir”.
Durante su Administración en el 2000, Felipe impulsó la rehabilitación del Río La Silla, de donde se retiraron 40 mil toneladas de basura y escombro.
De este manera se protegió la flora y la fauna, y se equipó el tramo para beneficio de los regiomontanos.
Los trabajos fueron costeados con gasto corriente y personal de Servicios Públicos y Ecología.

#ElTalónDeAquiles: “Cátedras electorales”

Comparte este artículo:

Los profesores somos como los padres: no nos gusta decir cuales son nuestros preferidos, aunque sí los tenemos. Hoy deseo hacer una excepción y recordar a los cuatro estudiantes que no olvidaré durante mi paso por México. Lo acepto, no recuerdo el nombre del primero, pero todos lo llamaban “El Tronco”. En cuanto a la segunda, María Derbéz, se trataba de una jovencita cuyo carisma rivalizaba con la de un ladrillo. Para aligerar este texto, me referiré a ella como “MADE”. Recuerdo también con afecto a Ana Yáñez (ANAYÁ), una cerebrito brillante. Y claro, ¿como podría olvidar a Amado Lobo (ÁMALO)? Ese era como el Benito Juarez de mis clases.

De todos, el más irresponsable era, sin duda, el Tronco. Se trató del típico estudiante que se pegaba un fiestón, llegaba trasnochado a clase y, para tapar su ignorancia, se posicionaba como el peacemaker que pedía abrazos para olvidar peleas. Simpático como solo él podía, cuando tomaba clases extracurriculares, era de los que juraba que las terminaría, pero desaparecía. Al final, regresaba pidiendo perdón por faltar a la mitad del semestre, solicitando una ayudita para pasar, e implorando comprensión. Una vez le pregunté cómo resolver el problema de los inmigrantes centroamericanos en México, y respondió: tratándolos bien. Otra, intentó venderme la cantinflesca idea de convertir a Chiapas en el California de México. ¿Pues como se hace eso? Si yo hubiera sido estudiante, el Tronco habría sido un amigo de fiesta, con el que me habría tomado más de una cerveza, pero con el cual jamás habría trabajado en equipo. 

MADE era una señorita de buena familia, culta y educada. Pero debo confesarlo, nunca me cayó bien. Puede ser que se tratara de alguien aburrido, pretencioso, a quien le costaba aceptar sus errores. Era el tipo de persona que, más que interrogantes, tenía siempre respuestas. También puede ser que su lineaje político no fuese de mi agrado. Su familia pertenecía al Partido Revolucionario Institucional (PRI), ese partido que hoy, en 2018, promete luchar contra la corrupción, pero que, además de casos federales como Casa Blanca, ha visto a 22 de sus gobernadores investigados en los últimos seis años por desvío de fondos (siete están presos). En fin, es posible que yo, siendo de una familia de clase media y habiendo tenido que luchar para ser lo que soy, sentí de su parte cierta desconexión con las vivencias reales de la gente como yo, y de los que están por debajo de mi categoría social. 

ANAYÁ también era de familia ricachona, pero nunca proyectó esa imagen pretenciosa. Al contrario,  siempre me atrajo su claridad intelectual. Prototipo de la nerda, sus respuestas en clase siempre fueron claras, bien estructuradas. Tenía además la capacidad de ilustrar lo abstracto con casos concretos. Pero esa podía ser su mayor debilidad, pues cansa toda persona que tenga siempre la idea correcta, el ejemplo pertinente, desarrollado en el mejor momento, con la técnica narrativa apropiada. Por así decirlo, y esto puede parecer injusto, ANAYÁ era la más brillante de todas mis alumnas, pero por ello parecía un producto sofisticado de marketing. Si hubiera entrado en política, se habría vendido como el shampoo que convertiría a México en un rubio despampanante: digno, firme, valiente, moderno, y limpio. Es decir, si tuviera que votar por el mejor PowerPoint del semestre, votaría por ANAYÁ. ¿Pero por qué tendría yo que votar por un PowerPoint?

En fin, si en mis clases hubiese alguien compatible con el universo de Roberto Gómez Bolaños, este habría sido ÁMALO. El Chavo del 8 es un niño de orígenes modestos, repleto de defectos y de falencias, pero honesto y de buen corazón. ¿Quién no lo recuerda enojado y con sus ticks, Ricky Rickín Canallín? El Chavo jamás robó, y aunque siempre fue poco claro, contradictorio, y esquivo, fue como es la mayoría de mexicanos. Ese fue el éxito de Chespirito: imaginar personajes de carácter universal, que al fin y al cabo funcionaron no solo en México, sino en el resto de América Latina. Una vez, ÁMALO se presentó a las elecciones estudiantiles para acabar con las “mafias de poder” y provocar un cambio “de verdad”. Su mensaje fue confuso, poco sofisticado, y disonante. Las familias de MADE y de ANAYÁ se sintieron amenazadas y lo atacaron. ÁMALO se enojó, a veces insultó. Pero nada lo detuvo, porque su mensaje, a pesar de todo, era fundamentalmente cierto, y su comportamiento, con todos sus errores, era natural. Sí existían mafias de poder, sí se requería de un cambio real, y el enojo sí era una reacción justificada. 

No indicaré quien ganó la elección o por quien habría votado yo de haberlo podido hacer. Pero sí indicaré, con mi ojo de extranjero pero con la experiencia de haber vivido en México por seis años, que de los cuatro alumnos que decidí recordar hoy, ÁMALO es el que más se me parece a ese país, con sus cualidades y defectos, y con sus fortalezas y debilidades. Porque no todos los mexicanos fueron presidentes de Coca-Cola ni se casaron con actrices de telenovelas. Y ÁMALO, para bien o para mal, con o sin razón, representa eso: al mexicano común y corriente, al de metro y autobús, al que llora y sufre, y al que se alegra y sí, al que también se enoja, por su país.

Fernando A. Chinchilla

Montreal (Canadá), junio de 2018