La SCJN aprueba diputados plurinominales en Nuevo León

La Suprema Corte de Justicia de la Nación dio su visto bueno a la nueva Ley Electoral de Nuevo León, por lo que tendrá validez en las elecciones del 2018.

El ministro Ramón Cossío presentó ante el pleno la petición de inconstitucionalidad que promovieron por separado los partidos PRI, PAN, Movimiento Ciudadano, Morena y PT, así como la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Luego de la discusión, con seis votos en contra y dos a favor, fue desechado el proyecto, ya que se requerían ocho votos a favor para invalidar la ley.

Esta reforma fue aprobada en el Congreso Local el 29 de junio, generando la inconformidad de diferentes sectores de la sociedad, entre ellos el Gobierno del Estado.

En la sesión se ausentaron los magistrados Luis María Aguilar, presidente, Tomás Medina Mora y Alberto Pérez, por lo que Cossío, quien fungió como presidente, solicitó al pleno se retornara el tema.

La ministra Margarita Luna votó en contra basándose en el precedente 13/2001, en el cual la Suprema Corte estableció que “la obligatoriedad de las normas ocurre en dos momentos, uno al publicarse en el periódico oficial y otro en que la propia ley lo disponga. Por ese solo hecho adquiere obligatoriedad por imperio constitucional”.

Aunque Luna se dijo en desacuerdo con ese criterio e invitó a cambiarlo, consideró que se debía seguir el precedente para dar certeza jurídica al proceso electoral.

Además encontró extemporánea la acción de inconstitucionalidad, ya que dijo esta fue promovida cuando el pleno se encontraba en receso.

Luego de realizada la votación, el ministro Fernando Franco indicó que “el pleno esta desintegrado y faltan tres ministros que podrían definir una mayoría que me parece que por la importancia del asunto valdría la pena esperar”.

Sin embargo su petición igualmente fue desechada y se definió que el año electoral empezará, para Nuevo León, en Noviembre próximo como establece la ley vigente.

En esta resolución sólo se definió la ley en lo general, queda pendiente definir la validez de los diputados plurinominales, los límites de los candidatos independientes, el proceso de reelección y la paridad horizontal.

 

El INE planea pedir un presupuesto de 25 mil mdp para 2018, el más alto de su historia.

El Instituto Nacional Electoral (INE) prevé solicitar a los diputados federales el presupuesto más alto de su historia, con más de 25 mil millones de pesos para gasto ordinario, planeación y desarrollo de los comicios de 2018, cuando se elegirá al presidente de la república, a ocho gobernadores, al jefe de gobierno capitalino y se renovará el Congreso de la Unión.

Ese presupuesto es casi el doble de lo que solicitó para las elecciones de 2012 cuando fue de 15 mil 953 millones 899 mil pesos, pero ese año el órgano electoral federal no organizó ninguno de los comicios locales y se pueden convertir en los más caros en la historia electoral del país.

 El anteproyecto es discutido esta mañana en la Comisión Temporal de Presupuesto del INE y establece que de los 25 mil 45 millones 327 mil 986 pesos que pedirán al Congreso de la Unión, siete mil 696 millones son para la organización de las elecciones.

Más de seis mil millones son para recursos de los nueve partidos políticos nacionales; 345 millones 470 mil para el fortalecimiento de la confianza y la participación ciudadana y 283 millones 609 mil 80 pesos para la credencial de elector.

Sin embargo, el proyecto aún tendrá que ser aprobado por el Consejo General del INE en la sesión del 28 de agosto y se turnará a la Secretaría de Hacienda para que lo contemple en el proyecto de Presupuesto de Egresos 2018 que enviará a la Cámara de Diputados.